Curriellos (Asturias)


Deliciosa aldea perteneciente a la parroquia de Cerredo en el concejo de Tineo.
Ubicada en lo más profundo de un angosto vallejo que forma el río Barcena metros antes de juntarse con el río Besapie.
Cuatro casas (cinco contando la vivienda de la maestra) conformaban el lugar que padecía unos inviernos muy fríos y rigurosos, se quedaban varios días incomunicados por la nieve, había que abrir camino con la pala para poder moverse de un sitio a otro. Ello era debido a que el sol no daba en Curriellos prácticamente en todo el invierno. La abundante leña de roble ayudaba a calentar los hogares para combatir los rigores del clima.
Solo una de las cuatro casas no tenía horno para hacer el pan para lo cual ajustaba con alguna de las otras casas para poder hacerlo.
Tenían luz eléctrica en las casas proveniente de un molino cercano.

Las cabras y principalmente las vacas eran los animales en los que se sustentaba la ganadería del lugar. Los terneros se llevaban a vender bien a la feria de ganado de Pola de Allande (día 18 de cada mes) o al de Gera (primer domingo de mes). Para ello se salía de madrugada, antes de las cuatro de la mañana ya estaban llevando la res por los caminos para estar bien temprano en el mercado.
Trigo, maíz, patatas y judías principalmente era lo que se sembraba en sus tierras de cultivo.
Había un molino a doscientos metros del pueblo junto al río Barcena para moler el grano.
En los últimos años una malladora proveniente de La Mortera facilitó el trabajo de separar el grano de la paja en la época de la trilla.

Para hacer compras aprovechaban las visitas ganaderas a Pola o a Gera, o bien subían a Riocastiello o a La Mortera donde había tres comercios.

Para todo tipo de actos religiosos (boda, bautizo, funeral, misa, etc) se desplazaban a Santiago de Cerredo donde estaba la iglesia parroquial. Trayecto que realizaban en una hora por caminos de caballería.
Don Guillermo el médico venía en casos de enfermedad grave desde Riocastiello a caballo para visitar al enfermo.
El cartero venía desde Santiago de Cerredo a lomos de una yegua a traer la correspondencia. Tarea que desempeñó durante años Benjamin, al que le relevó su hijo Tino.

Carecía de cualquier tipo de fiesta patronal y solo los Carnavales variaban un poco la rutina diaria. Estos días se acostumbraban a hacer los dulces típicos de la zona como eran los frisuelos y las figüelas (postre típico de la matanza).
Un mozo de Casa Nalo, José, tenía un acordeón con el que amenizaba un baile de carácter local los domingos o festivos allá donde se le solicitara (Curriellos, Besapié, Coucellin). Se hacía en el interior de alguna casa y allí se juntaba la juventud de todas las aldeas.

A pesar de alguna de las incomodidades de vivir en tan recóndito lugar la emigración se resistía a llegar y la década de los 60 pasó de largo por el lugar. Tuvo que ser los primeros años 70 cuando se quedó vacío en poco tiempo Curriellos.
El cierre de la escuela fue un mazazo para las gentes que se veían obligadas a internar a sus hijos en Tineo o a que se desplazaran diariamente andando hasta la de La Mortera, por lo que más de una familia ya se tomó en serio lo de marchar. A ello se le unía las ganas de tener un poco más de calidad de vida y poder vivir en los lugares cercanos a la carretera para evitar largos desplazamientos y poder salir del aislado barranco en el que se encontraban.
En 1974 la familia de casa Rapariegos cerraba para siempre la puerta de su casa con lo que ponía punto y final a la presencia humana en Curriellos.
En la década de los 80 hubo una comuna de hippies que estuvieron viviendo durante varios años en el lugar, hasta que pusieron rumbo a otra parte debido a la dificultad de asentarse en el lugar y a que las viviendas estaban en muy malas condiciones.

Visita realizada en noviembre de 2015.

PUBLICADO POR FAUSTINO CALDERÓN.

Punto y aparte. La encantadora aldea de Curriellos es el primer despoblado que visito en Asturias ¡después de llevar 28 años visitando deshabitados!
Mejor elección no puede haber para empezar con los deshabitados asturianos. Es un lugar de una belleza extraordinaria, ubicado en el fondo de un barranco, por sus dos entradas naturales hay que salvar el cauce de un río por medio de puentes para entrar en el pueblo. Andando es la única manera posible de llegar. Se compone de una calle solamente, en ella se van alineando todos los edificios y donde contrasta el blanco de la escuela con el color oscuro de las viviendas. Paneras, cuadras, casas con corredores, todo da al conjunto una rusticidad y una hermosura reposada. Un pequeño museo al aire libre de la arquitectura tradicional de la zona. El tiempo se ha quedado detenido.
La tarde es típica otoñal, llovizna, temperatura fresca sin ser fría. Lugar para disfrutar con calma, dejando que la imaginación haga su trabajo. La cámara no deja de fotografiar, los ojos escudriñan todos los rincones en busca de cualquier detalle. El rumor del agua bien presente puesto que allí confluyen el Barcena y el Besapié. Difícil la vida en este umbrío paraje. Todo lo que el visitante encuentra ahora hermoso al nativo del lugar no le parecería tanto. Aunque si les hubieran hecho una carretera igual no estaríamos hablando de Curriellos deshabitado. Habrían marchado pero otros habrían aguantado como lo han hecho en el cercano Coucellin por lo menos como segunda residencia. Ya nunca se sabrá, todo son hipótesis, que hubiera sido si.....


Llegando a Curriellos por el camino de Recorba. Rustico puente para salvar el cauce del río Besapié.



Entrando a Curriellos por el camino de Coucellin. Casi irreconocible el primer edificio es casa Dionisio. Fue la primera vivienda que se cerró en el pueblo (1970). Vivían en ella el matrimonio formado por Emilio y Jesusa con sus tres hijos. Emigraron a La Mortera.



Calle de Curriellos. Casa con corredor cubierto. Viga perpendicular para sujetar el peso de la estructura. Escalera o patín de acceso a la planta superior. Panera al fondo y la escuela detrás. Empedrado de la calle ya muy desgastado. Belleza visual. De sorpresa en sorpresa.



Casa Nalo. Buen ejemplar de vivienda. Leñera adosada. Corredor cerrado casi en su totalidad con ventanas. Era la más pudiente del pueblo. Vivían en ella el matrimonio formado por José y Amparo con sus dos hijas y el abuelo de la casa (Manuel). En el año 1971 cerraron su casa y se marcharon a Sambliso.



Panera de Casa Nalo. Símbolo arquitectónico asturiano. Muy presente en el mundo rural. Similar al hórreo gallego. Se utilizaban para guardar el grano principalmente, pero también tenían cabida las patatas, el maíz, los productos de matanza, herramientas, utensilios, etc. Eran construidas en madera y con tejado a cuatro aguas. Se edificaban con cierta elevación sobre el suelo para aislarlo de la humedad y de los roedores, se sostenían sobre seis columnas llamados pegoyos. Ranuras de ventilación en los tablazones de madera. En los bajos se guardaba el carro de animales de la casa.



Casa Rapariegos. La última que se cerró en Curriellos, año 1974. Vivían en ella el matrimonio formado por Antonio y Luisa con tres hijos. Antonio murió en el pueblo y su viuda se marchó a Madrid con los hijos. Arquitectura popular en su máxima expresión. Parte del corredor de la casa se cerró por completo para ganar espacio interior. Empedrado original del suelo deteriorado. Belleza inusitada de la calle.



Panera de Casa Rapariegos. Al fondo la escuela.




Escuela de Curriellos. Quedaba en la planta baja. La de arriba era la vivienda de la maestra. Tenía retrete exterior. Después de la guerra civil estuvo seis o siete años sin funcionar debido a la ausencia de maestros generalizada que había en todo el país. Doña Luisa, fue una de las últimas maestras que estuvo impartiendo enseñanza aquí. Era gallega y estuvo algo más de diez años. Acudían a esta escuela además los niños de Coucellin, Besapié y en algunos años bajaban también los de Recorba. Los de las dos últimas aldeas tenían una hora diaria de caminata por el monte.



Casa Solana. Arquitectura rural para disfrutar. A la izquierda panera y bajo ella la puerta por la que se accedía al patio interior donde estaba la vivienda. A continuación la cuadra en la planta baja y pajar en la planta superior.



Casa Solana. Solidez de la piedra. Paraje boscoso junto al río Besapié. Vivían en ella el matrimonio formado por Emilio y María con dos hijos. Dieron la vuelta a la llave de la casa en el año 1972. Se marcharon al cercano pueblo de La Mortera.



Otra visión de la calle única de Curriellos. Arquitectura oscura en el fragor del otoño. Para deleitarse. Recorrer sin prisas.



Junto al río Barcenas mimetizado con el color otoñal del bosque, el pequeño molino en el que se producía la luz eléctrica para Curriellos por medio de un alternador.



Paraje del río Barcenas en las proximidades de Curriellos. Tanto este como el Besapié eran ríos trucheros, pero las gentes del pueblo no eran muy aficionadas a la pesca lo que aprovechaban forasteros que frecuentaban el lugar para pescar el preciado pez.



La fuente de Curriellos. Difícil de visualizar, oculta entre musgo, helechos y hojarasca. Apenas perceptible el pilón. El caño por donde salía el agua ya desapareció (apenas se ve la embocadura en color negro debajo del nombre).

53 comentarios :

  1. Que preciosidad!! Todo es bonito...
    Sin duda uno de los despoblados mas bonitos arquitectonica y paisajisticamente! Una pasada! Gracias Faustino por otro trabajo preciso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo es bonito en este lugar. Esa es la frase idónea Israel.
      Una muestra de arquitectura tradicional impresionante. El enclave no puede ser más apropiado, encajonado en un estrecho barranco, con el rumor constante del agua como banda sonora.
      Lugar para disfrutar.
      Saludos.

      Eliminar
    2. Y cual seria la de aquellos jipyes de Madrid, me acuerdo de ellos...una vez estuve en su casa...ahi en curriellos...habia que bajar y subir andando por un sendero...

      Eliminar
  2. Que belleza. El frio y la humedad tenian que ser terribles en invierno tambien por estar en la umbria. Que buen trabajo, Faustino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Das un poco con la clave en tus palabras. Que belleza pero también que duro tenía que ser la vida allí, sobre todo en invierno con la ausencia de días soleados en condiciones.
      Ahora nosotros lo vemos muy bonito como visitantes.
      Gracias peña del sol por tu comentario.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Un lugar muy bonito en un marco incomparable con contacto constante con la naturaleza .Pero pienso que la vida allí debía de ser muy dura. Realizar los trayectos a pie , sin caminos asfaltados , supondría muchos inconvenientes para desplazarse o incluso transportar cosas. Supongo que los inviernos también serían muy fríos , pero estoy segura que dispondrían de muy buenas chimeneas que darían un constante calor al hogar. Me ha encantado Faustino !

    Un Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, un lugar muy bonito para disfrutar pero no tanto para vivir. En aquellos años no se daba importancia a la belleza del entorno, se miraba más como es lógico las comodidades que se daban en el sitio para poder llevar una vida más cómoda y provechosa.
      El invierno si tendría que ser un poco difícil allí porque el poco sol que entraba no ayudaba lo bastante a combatir los rigores del clima.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Faustino,no es de extrañar que la gente fuera abandonando el pueblo ya que como siempre suele ocurrir,los buenos accesos brillaban por su ausencia y eso unido a la dura vida que solían tener les obligaba a dejar sus hogares,como bién comentas también es un bonito lugar para visitar aunque no tanto para vivir y más aún en pocas pasadas,de todas formas es una pena que se vayan quedando vacios lugares que antaño estaban llenos de vida,como siempre,un extenso y detallado reportaje el que nos ofreces,enhorabuena,un abrazo

    Roberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso concreto el cierre de la escuela fue un desencadenante muy importante para que la gente optara por marcharse, unido a la ausencia de un acceso rodado en condiciones. Creo que con una carretera estaríamos hablando hoy día de otro Curriellos.
      Coincido contigo en que lugares tan hermosos como este es una pena que vayan agonizado de esta manera, pero ahora nos queda disfrutarlo a los amantes de la despoblación.
      Mientras que haya buenos informantes seguirá habiendo buenos reportajes amigo Roberto, aunque es tarea cada vez más difícil.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Extraordinario Sr. Calderon

    ResponderEliminar
  6. Hola Faustino, el paisaje de Currielos es una maravilla, aunque la aldea es muy pequeña, en su tiempo tendría mucho encanto. Espero el próximo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tiene encanto ahora que esta sin mantenimiento imagínate cuando estuviera con vida.
      El paraje donde esta ubicado Curriellos magnifico.
      Un abrazo Conchi.

      Eliminar
  7. por fin ha aparecido Asturias. Es una aldea preciosa. y hablando de otra cosa, he visto una película española en la que trabajaba Alfredo Landa, en que aparece un pueblo abandonado. y también en el telediario, ha aparecido un reportaje sobre un pueblo en que pedían gente joven para habitar a la que darían trabajo.

    ResponderEliminar
  8. Precioso, como todo Asturias. En esta tierra tienes más de 500 deshabitados...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No situaría yo la cifra tan alta como tu citas Miguel Ángel, aunque si hay un numero muy considerable de deshabitados en esta tierra.
      Una cosa son las estadísticas del INE y otra la realidad.
      Pero aun así si todos los despoblados destilan la belleza que Curriellos tengo que hacer visitas a Asturias más a menudo.
      Gracias por dejar tu comentario.
      Saludos.

      Eliminar
  9. Me ha encantado este pueblo, por todo, sus casas, su ubicación. Mucho frío en invierno, pero los veranos muy agradables. Original el nombre de "paneras" la de casa Nalo me ha gustado mucho.
    Saludos y un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimo encanto este recóndito lugar de Curriellos. Su aislamiento ha propiciado que se conserven en relativo buen estado sus edificaciones.
      Las paneras son el edificio representativo de la arquitectura tradicional asturiana junto con el hórreo. Fenomenal trabajo de los maestros carpinteros.
      Las hay a cientos en todo el interior asturiano con diferentes variantes.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Por aquí, por castilla también se llaman paneras.

    ResponderEliminar
  11. Impresionante trabajo el que realizas,con tus reportajes,con ellos das un poco de dignidad por los pueblos y sus antiguos habitantes.Animo para seguir con ello y, GRACIAS, UN SALUDO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es el objetivo de este trabajo Joaquin. Que los pueblos aunque abandonados/deshabitados no sean olvidados, que siga vigente su memoria y su pasado. Un bonito homenaje hacía estos lugares y hacía las gentes que en ellos vivieron.
      Gracias por tus palabras.

      Saludos.

      Eliminar
    2. Mis tataarabuelos: José Menendez Fuertes y Maria Rubio Martinez, eran de curriellos. Aproximadamente en el año 1815...cualquier informacion se agradece....

      Eliminar
  12. Que barbaridad, como puede haber tanta belleza en un lugar tan pequeño...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal como lo ves Cristian.
      Hasta los dos caminos de acceso son preciosos.
      Saludos.

      Eliminar
  13. Se me ocurre preguntar ¿cual es la situación legal de estos pueblos?
    En tu reportaje consignas los últimos propietarios y habitantes de cada casa. ¿A quién pertenecen hoy en día estos sitios? ¿Al Estado?
    saludos y enhorabuena por la labor de rescate que haces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las casas siguen siendo de los mismos propietarios que un día cerraron con llave la puerta para emigrar a otro sitio. El que buscaran un mejor futuro de vida no quiere decir que abandonaran su casa. Ellos no dejaron la puerta abierta para que entrara todo el que quisiera. Es como si yo me voy a trabajar a un país extranjero y tengo que cerrar aquí en España mi casa. Yo no la abandono, la cierro temporalmente. La casa sigue siendo mía.
      Lo que pasó en todos estos lugares es que hubo un expolio cruel y vergonzoso en el que se violentaron todas las casas cuyas puertas estaban cerradas para robar todo lo que hubiera de valor en el interior. De ahí el estado actual de muchos edificios.
      Al Estado solo pertenecen los pueblos que previamente compró de mala manera para la construcción de pantanos o para la repoblación forestal.
      Saludos.

      Eliminar
  14. He encontrado un poco de información sobre este tema:

    http://www.aragob.es/edycul/patrimo/etno/abandonados/juridica.htm

    Viene a decir lo mismo, lógicamente los antiguos propietarios pueden reclamar sus propiedades.

    Saludos

    ResponderEliminar
  15. HOLA FAUSTINO PRECIOSO PUEBLO¿COMO HAS DIFRUTADO HACIENDO EL REPORTAJE TAN PRECIOSO DE ESTE LINDO PUEBLO ESCONDIDO EN LUGAR DE ESPAÑA¡Y GRACIAS A TI PODEMOS DIFRUTARLOS PUES ES UN PREVILEGIO PODERLOS VER DESDE EL ORDENADOR.AUN QUE TU NO LO CREAS SIENTO UN POCO DE PELUSA POR NO PODER DIFRUTARLO EN VIVO Y EN DIRECTO,PUEBLO ASTURIANO ,ESON SON LOS SITIOS CON ENCANTO EL QUE CUANDO SUEÑA SALIR DEL BULLICIO ES EL SITIO IDEAL PARA RELAJARSE ¡¡ MADRE MIA QUE RIO, NO QUIERO DECIR NADA MAS PERO ME A IMPRESIONADO MUCHO, ES PRECIOSO ¡¡ PRECIOSO EN HORA BUENA SIEMPRE SORPREDIENDO FAUSTINO UN A BRAZO MUIII GRANDE Y QUE SIGAS CON LA COLUMNA RECUERDOS Y VIVECIAS. ASTA LA PROCSIMA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, disfruté muchísimo visitando este lugar porque además se daba el condicionante de que era el primer deshabitado asturiano que veía.
      Mejor comienzo no pude tener. Curriellos es pura tranquilidad, relajación, disfrutar, vamos todo lo contrario al bullicio y el ajetreo de las ciudades.
      Amiga Natividad, mucha gracias por tus siempre calurosas y acogedoras palabras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Felices Fiesta; amigo Faustino hacía tiempo que no entraba en blog y veo que estas últimas fotos son estupendas para intentar representar tanta belleza con mis manchas de colores. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No cabe duda que estos lugares tan hermosos te pueden servir de mucha inspiración para realizar tu trabajo.
      Los mismos deseos para tí, Jose Maria.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Hace ya años que no voy a Potes, pero en la carretera de San Vicente a Potes, como a mitad de camino, pare en un bar en la carretera a tomar un café y más o menos enfrente, saltando una pequeña puerta de madera hay un gran edificio ababdonado(podría ser una antigua escuela, no lo se) y al lado un subterráneo como con compartimentos, volví a verlo otra vez más y siempre he tenido la curiosidad de que era ese lugar si alguien lo conoce?? Ahora mismo no recuerdo ni el nombre del pequeño pueblo, no se si era la Hermida, no recuerdo la verdad, pero a este lugar se accede desde la misma carretera. Creo que toca ya volver por allí.. Saludos a todos y muchas gracias Faustino. Feliz 2016.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te puedo sacar de dudas porque nunca he estado por esa zona de Potes.
      Los mismos deseos para ti Esther.
      Saludos.

      Eliminar
  18. Bueno,yo no creo que fuera tan dificil para ellos la vida de alli, puesto que nosotros lo vemos con otra perspectiva y comodidades que ellos no conocian, y para ellos resultaria mas normal... Por una parte admiro cuan natural seria la vida en esos tiempos, y todo lo que nos la complicamos en estos... A mi me queda muy atras ese tiempo, pero creo que la vida era mucho mas natural en todos los aspectos, mas básica.Cuando hace años tenia la suerte de poder hablar con mi abuela, por ejemplo...me decia como con sus hermanas y amigas podian hablar de ciertas cosillas cuando pasaban el dia fuera a lavar y bañarse en el rio que en otros momentos no podian(por razones obvias pues eran otros tiempos) Mi abuela por ejemplo se enamoro de su primo(mi abuelo) y eso era algo con lo que tuvo que luchar mucho para poder casarse y algo que no tuvieron facil..tuvo la suerte que mi bisabuelo era el cartero y podian intercambiar algunas cartas entre ellos... Estas cosillas ella podia hablarlas con sus amigas cuando pasaban el dia fuera para ir a lavar por ejemplo. No me digais que no es bonito!!!! Hoy en dia serian frios mails... Y vivir en un entorno asi..tiene que ser justo la leche!!!!! Si podria ser dificil, pero en paz que es algo que no tenemos ahora corriendo todo el dia...para llegar siempre tarde a todos lados... Todos deberiamos tener la posibilidad de vivir un tiempo en un lugar asi..que hace frio y llueve? al calorcito de una hoguera a contar historias.. Quizas lo vea de una forma muy idealista, no lo se, pero a mi si me gustaría probar :)

    ResponderEliminar
  19. Como siempre excelente reportaje.
    Felicidad y salud en este Nuevo Año. Que podamos seguir leyendo tus excelentes entradas. Que los Reyes sean generosos contigo y que el 2016 sea un gran año para ti. Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus brindar tus deseos. Los hago extensivos para ti.
      Un abrazo Katy.

      Eliminar
  20. Hola Faustino.
    Lo primero felicitarte por tu excelente reportaje.
    Encontré este articulo por casualidad buscando información sobre este precioso pueblo, que tengo intención de visitar,pero me asalta una duda (quiza me puedas ayudar)ruta desde Recorba o ruta desde la carretera a Coucellin. esta segunda era mi opción .
    Un saludo.Y mis felicitaciones por tu excelente trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El camino desde Recorba no lo conozco. Yo fui por Coucellin. Desde aquí son veinte minutos, la ida sería en bajada y la vuelta en subida y si es por Recorba creo que es algo menos de una hora.
      Ya depende del tiempo de que dispongas. Por las dos rutas seguro que vas a disfrutar de senderos en plena sintonía con la naturaleza.
      Gracias por tus felicitaciones Ricardo.
      Saludos.

      Eliminar
  21. Que maravilla, que quietud, felicidades por este bello trabajo, algun dia no pierdo la esperanza de visitarlo y disfrutar de esa belleza y tranquiliad que ese lugar ofrece, algun dia, y una vez mas felicidades por esas fotografias !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con estos paisajes y estas edificaciones las fotografías casi salen solas.
      Ni ruidos de coches ni de maquinas, solo el rumor del río y el canto de los pájaros es lo que se escucha en Curriellos, así que tranquilidad y sosiego toda la del mundo.
      Guardatelo en la recamara para cuando tengas ocasión y le haces una visita.
      Gracias por dejar tu comentario.
      Saludos.

      Eliminar
  22. ¡Enhorabuena por tu trabajo impresionante ! Abilio Lastra Tarrasa.

    ResponderEliminar
  23. Buenas tardes Faustino...

    Enhorabuena por tu blog...

    Tengo entendido que a fecha de hoy, el pueblo ya no está estrictamente deshabitado....

    http://pelescaleyes.blogspot.com.es/2016/03/mulleiroso-y-alto-del-hosppital-desde.html

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deshabitado esta por sus antiguos pobladores.
      Otra cosa es la gente que intente dar vida de nuevo al lugar.
      Ya estaba esta persona allí cuando visite Curriellos.
      Gracias por dejar tu comentario.
      Saludos.

      Eliminar
  24. Hola Faustino, soy asturiano de Navelgas, Zardaín, estuve una vez en Curriellos de visita, cuando vivían allí los naturistas que lo habían ocupado. Fuí, porque había conocido en Madrid, donde vivo, a Sabino Bueno, hijo de Luisa, que habían vivido como dices en casa Rapariegos. Conocí a Luisa, y sus dos hijos, (no sabía que tenía 3) vivían en Móstoles. Sus hijos trabajaban en la hostelería. Luego he perdido el contacto con ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Manolin.
      Ya veo que estuviste en Curriellos años atrás cuando el pueblo estaba ocupado por otras personas.
      Seguramente te hablaría muy bien Sabino de Casa Rapariegos sobre la exquisita belleza de este lugar y por eso te animaste a visitarlo y verlo con tus propios ojos. Y apostaría a que no te defraudó.
      Algún día a lo mejor leen este reportaje e intentan retomar el contacto contigo.
      Gracias por dejar tu comentario.
      Saludos.

      Eliminar
  25. Hola Faustino, me llamo Anita del Río Antomil. Darte las gracias por este trabajo sería poco , te estaré eternamente agradecida. Mi madre, que va a cumplir 88 años, nació en Casa Nalo de Curriellos. Le enseñé todo el reportaje y le hiciste volver atrás muchos años y recordar toda su infancia y juventud. A cada foto que veía, se acordaba de una historia y me contaba cosas sobre todas y cada una de las familias que nombras. Está bien que gente como tú saque a relucir toda la belleza que tuvo algún día ese pueblo y que los que tenemos allí nuestras raíces valoramos infinitamente. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anita. No sabes la alegría que me das contándome que a tu madre le ha hecho mucha ilusión ver el reportaje de Curriellos.
      Siempre digo que la opinión de los antiguos vecinos son el mejor barómetro para saber si el reportaje esta bien hecho o no. Quien mejor que ellos que han vivido lo que se narra para enjuiciar la calidad del trabajo.
      Un día muy satisfactorio para ella recordando el pasado en esta bonita aldea y también para ti por ver como ella se emocionaba.
      Gracias por dejar este hermoso comentario y un fuerte y cariñoso abrazo para tu madre.
      Un cordial saludo.

      Eliminar
  26. Una aldea con encanto, pero a día de hoy no está deshabitada ya.

    ResponderEliminar
  27. Hola Faustino,
    Mi nombre es Miguel Angel nieto e hijo de la familia que vivia en casa Dionisio, muchas gracias por este reportaje, estoy con la carne gallina, recordando las historias que me cuenta mi madre de cuando era niña, lo duros que eran los inviernos etc...
    Que buena informacion has encontrado.
    Muchas gracias otra vez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel Angel.
      No es para menos el que te hayas emocionado leyendo el reportaje.
      Teniendo buena parte de tus raíces en Curriellos los sentimientos se tienen que disparar al leer las dificultades que tenían tus antepasados para salir adelante pero a la vez la buena predisposición para vencer todas los inconvenientes que pudieran tener.
      Muchas gracias por dejar tu comentario.
      Un cordial saludo.

      Eliminar