Historias de la Alcarama


Historias de la Alcarama es un viaje a la melancolía y al recuerdo de tiempos pasados que ya no volverán. El libro se centra en el pueblo de Sarnago en las Tierras Altas de Soria, pueblo deshabitado en los años 60 y recuperado paulatinamente en los últimos años como segunda residencia en un trabajo encomiable de sus vecinos.
Pueblo natal del autor donde discurrió su infancia, es precisamente a través de los ojos de un niño como se ve el mundo de los mayores en un pueblo dejado de la mano de Dios donde a pesar de las dificultades para sobrevivir la gente tenía otro sentido de la vida, más humano, más sencillo y más solidario que el de hoy. Todo de una sencillez tremenda en el que Abel lo compara en ocasiones con el mundo tan enrevesado y complicado que tenemos hoy día.
Entre constantes evocaciones familiares nos habla de la casa, de la escuela, de la matanza, de los abuelos, del invierno, de las fiestas, de los días de mercado, de la muerte, de leyendas y misterios, del trasnocho junto a la lumbre oyendo contar historias, del lento discurrir de la vida en Sarnago, de como cualquier incidente por muy simple que fuera era todo un acontecimiento para el pueblo, finalizando como no podía ser de mejor manera con un capítulo dedicado a Aurelio, el último de Sarnago.
Bellísimo libro en el que pueden verse reflejados todos los que vivieron esa época y los que no lo vivimos nos hace admirar y valorar como era la vida en esos tiempos.

Contraportada del libro