La Solana de Burgasé y la Ribera de Jánovas


A pesar de ser un libro agotado hace unos cuantos años mi buen amigo Luis Buisán rebuscó ¨debajo de las piedras¨ para regalarme un ejemplar de su trabajo sobre su querido valle de La Solana (Huesca) y pudiera leer como era la vida en esta aislada subcomarca aragonesa.
Este valle tiene la particularidad de que los catorce pueblos que lo formaban todos se quedaron vacíos.
Fue una zona que indirectamente se vio perjudicada por el proyecto del embalse de Jánovas y por una política de repoblación forestal que se llevo a cabo en los montes de La Solana.
Luis Buisán no es un escritor que se ha documentado para escribir sobre la historia de La Solana y su despoblación sino que es una persona que lo ha vivido de primera mano, que se conoce todos los entresijos de la historia puesto que el nació y vivió en uno de los pueblos afectados (Ginuábel), así que su testimonio no es una recopilación de datos y apuntes que le han contado sino que el mismo lo ha vivido. Mejor fuente de información imposible.
En el libro hace una descripción extraordinaria de como era la vida en La Solana a través de sus costumbres, de sus gentes, de su modo de vida, de sus labores diarias en el campo y con el ganado, de su arquitectura, de su flora, de su fauna, etc, haciéndolo con más detalle de Ginuábel lógicamente pero dentro de un contexto general común a todos los pueblos del valle.
En definitiva un magnifico libro de costumbres y como bien dice Luis de nostalgia de un paisaje que desapareció y que ya no volverá a ser igual.
La memoria de Ginuábel en particular y de La Solana en general le debe muchísimo a Luis Buisán Villacampa.