Peguera (Barcelona)


Agradecimiento para Antonio Casoliva Treserra de Cal Gran, por sus aportación de datos sobre Peguera y a su mujer Carmen por su hospitalidad. Agradable tarde en el jardín de su casa, donde al amparo de una buena butifarra y una bebida refrescante iban saliendo relatos y anécdotas sobre el pasado, el presente y el futuro de Peguera.

Fue Peguera un tranquilo y apacible pueblo de montaña del Alt Berguedà hasta la llegada de final del siglo XIX en que se vio compartiendo protagonismo y presencia con un proyecto minero de primera magnitud. Porque en esos años se empezaron a explotar las minas de carbón existentes en la zona, creando un magno complejo de ingeniería, con todo tipo de infraestructuras e instalaciones de la época.
Casi todo el termino de Peguera y la colonia industrial era propiedad de Manuel Arumi, para en los años 30 pasar a manos de la familia Olano, conocidos como los condes de Figols.
Tres minas se abrieron para la extracción del carbón (Pepita, Eureka y Moreta) para lo que se creó todo un sistema de instalaciones en torno a ellas. Como quiera que había que salvar un desnivel de casi 1000 metros en apenas 7 km. para bajar la carga hasta Cercs donde estaba la estación de ferrocarril, se crearon más de diez planos inclinados en el terreno para suavizar la pendiente, amen de un novedoso sistema de bajada y subida de vagonetas por medio de teleféricos para transportar la carga y una compleja obra de vías de ferrocarril y túneles con estaciones intermedias, donde había cargaderos, almacenes y otras instalaciones.
Todo ello trajo un fuerte crecimiento demográfico y de servicios al termino de Peguera.
Aunque a lo que era el pueblo de Peguera propiamente dicho no le afectó sobremanera, pues seguían llevando una vida como habían hecho siempre.
Casi ninguno de sus vecinos iban a trabajar en la mina (eran casi todos gentes venidas de otras partes del país). El único contacto que pudieron tener las gentes de Peguera era que a los jóvenes que tenían que realizar el servicio militar los podían eximir de dicho servicio trabajando a cambio durante ese tiempo en la mina. A los jóvenes les venia bien porque podían quedarse cerca de casa y a la mina también porque tenia mano de obra barata y no tenia que darles sueldo ni alojamiento.
Su considerable altitud, 1640 metros (uno de los deshabitados más altos de España) da una idea de los crudos inviernos que soportaban en aquellos años.
Contaba Peguera con cerca de cuarenta casas, que se dedicaban a la ganadería, con las vacas como animal primordial y a la agricultura con el cultivo de patatas sobretodo y en menor medida trigo y guisantes.
Mucha fama tenían las patatas de Peguera, que se llevaban a vender a Berga y más tarde eran los propios comerciantes berguedanos los que venían con camiones a llevarse el preciado tubérculo.
También en época de matanza, se seleccionaba las mejores carnes y se llevaba a vender a Berga, para sacar unos ingresos extras. Asimismo a Berga iban sobre todo los sábados que era día de mercado a vender pollos, conejos y excedentes de productos agrícolas. Aprovechaban para realizar compras de productos de primera necesidad que no hubiera en el pueblo (aun cuando algún vendedor ambulante de Berga aparecía por Peguera).
Más tarde un minero cordobés que vivía en Cal Diana puso allí una tienda, donde vendía tabaco, latas de conserva y otros productos comestibles. Asimismo tenia instalada allí la barbería.
Unas dos horas y media tardaban en hacer el desplazamiento a la capital del Berguedâ, trayecto que se solía hacer en burro.
También a Berga les tocaba llevar a moler el grano.
De Berga venia el medico a caballo cuando la ocasión lo requería.
El cura subía desde Sant Corneli a oficiar los actos religiosos.
En Cal Pubill se realizaban bailes los domingos por la tarde entre los jóvenes.
Varias casas vendían vino para todo aquel que quisiera echar un trago.
Celebraban las fiestas patronales el domingo siguiente al 25 de julio.

"Cada año a dos vecinos se les nombraba priores y eran los encargados de hacer todos los preparativos de la fiesta.
Duraban dos días; domingo y lunes.
El domingo después de la misa, las prioras regalaban un clavel a la salida de la iglesia.
Venían músicos de Berga con acordeón, bombo y trompeta para amenizar la fiesta. El primer baile corría a cargo de los dos priores que sacaban a bailar a las prioras. Baile que se realizaba en una explanada en la parte baja del pueblo.
A la comida había costumbre de matar un cordero para compartir con familiares y allegados.
Se hacían carreras de sacos para niños, se jugaba mucho a las cartas (la señora, la manilla, la butifarra).
El lunes íbamos todos a la font de Bergues a comer coca y anís, y con el baile de tarde se daba por terminada la fiesta.
Teníamos la fiesta pequeña el día 8 de mayo, donde dos casas repartían pan que se había bendecido previamente.
La iglesia tenia dos prados que se subastaban ese día. Se ponía una vela pequeña encendida y cuando esta se apagaba el que más había pujado se quedaba los prados. Normalmente siempre les dejábamos que se llevaran las pujas las familias más necesitadas y que tenían menos prados para el ganado. Esos prados los utilizaban ellos desde el 8 de mayo hasta el día de Todos los Santos. Desde aquí hasta el 8 de mayo esos pastos pasaban a ser comunales". ANTONIO CASOLIVA.


En Pascua había la costumbre de bendecir las casas. El cura acompañado de dos monaguillos echaba una cucharada de agua con sal a las puertas para bendecirlas y los vecinos le obsequiaban con huevos o algún producto agrícola.
Con la decadencia de las minas, los condes de Figols ya no querían mantener el pueblo y se les ofrecía trabajo en las minas de Vallcebre a todo aquel que se quisiera marchar.
La gente ya no veía futuro en un pueblo que estaba mal comunicado y carecía de todos los servicios que hubieran hecho falta para seguir sobreviviendo en Peguera.
Así la gente se fue marchando, se repartieron hacia Berga, Navàs, Vallcebre, Manresa o Barcelona.
Peguera se mantuvo con vida hasta el año 1967 cuando se marcharon Pedro Freixa y su mujer Rosa Sanchez, inquilinos de Cal Penjorell.
Como curiosidad destacar que en Peguera, concretamente en Cal Peró nació Ramón Vila Capdevila, más conocido como Caracremada, el último maquis catalán, legendario guerrillero antifranquista que encontró la muerte en una emboscada de la guardia civil en el tardío año de 1963 cuando ya apenas había actividad de los maquis en España.
Después de muchos años de abandono y olvido se tuvo que llegar hasta el año 2003 para que volviera a sonar el nombre de Peguera. Ese año un jeque multimillonario de los Emiratos Arabes compró todo el termino de Peguera con la idea de convertir todo el lugar en un complejo hotelero de lujo con un hotel de cinco estrellas, rehabilitación de todas las casas como apartamentos turísticos, spa, cafetería, instalaciones hípicas, tiro con arco, pistas de tenis, además de un helipuerto y otras infraestructuras necesarias para mantener la urbanización.
Proyecto que de momento se encuentra paralizado debido a los tramites administrativos, pero que en poco tiempo podría suponer una catástrofe medioambiental para la zona irreparable, otra cuestión es los supuestos beneficios económicos que pudiera dar a la comarca.

Visita realizada en julio de 2013.

PUBLICADO POR FAUSTINO CALDERÓN.

En primer plano la restaurada capilla de Sant Miquel, en el medio el cementerio y a la izquierda la iglesia de Sant Miquel en ruinas.



Vista del pueblo desde el cementerio. Las casas situadas al cobijo del imponente Roc de Peguera. Según se cuenta, en el siglo XI se construyó en la cima el castell de Peguera, del que no queda ningún rastro.



Cal Gran. La vivienda de Peguera que mejor conservada se encuentra.



Cuadra de Cal Gran.




Cal Penjorell, la ultima casa que se cerró en Peguera. Era también posada.



A duras penas sobrevive alguna fachada todavía en pie.




Calle de Peguera.




Restos de alguna cuadra sobresalen entre la ruina generalizada.



La font de Cal Coix.




Vista de la vaguada en vertiginoso descenso donde daba comienzo toda la colonia industrial que se creó en torno a las minas.



La casa del ingeniero de la mina, don Luis Wagner, a la derecha viviendas auxiliares.



El edificio de la Cantina, ya escombrado. Fue el símbolo del complejo minero. Era donde estaban los servicios administrativos y comerciales de la colonia. Había oficinas, carpintería, botiquín, panadería, tienda y taberna. Detrás la casa Wagner. Desde 1956 en que ya no funcionaban los servicios citados, la familia Olano lo cedió para realizar campamentos de verano para los niños de la comarca. En los últimos años funcionó como albergue para excursionistas. Algún fuego incontrolado acabó con la estructura del edificio, en pie hasta fechas recientes.



Transformador de la luz, necesario para dotar de electricidad a todo el complejo minero. Sin embargo a pesar de estar situado a escasos 500 metros del pueblo de Peguera, nunca se suministró energía eléctrica al pueblo.



Cartel anunciador de la fiesta de Peguera de 2013.
"Llevamos unos cuantos años reuniéndonos el último domingo de julio para celebrar la Festa Major. Acudimos casi cien personas, allí nos juntamos antiguos vecinos y descendientes, y pasamos un día de confraternización realizando diversas actividades, hacemos misa, reparto de viandas, rifas, comida familiar, juegos y baile. Se trata de que no se pierda la memoria de nuestro pueblo, que tengamos todavía un pequeño vinculo con Peguera.
Como anécdota, este verano en una emisora de radio de Barcelona, preguntaron cual era el único pueblo de la provincia que no tenia habitantes pero seguía celebrando su día de fiesta. Llamaron varios oyentes sin acertar, hasta que uno ya dio el nombre correcto: Peguera". ANTONIO CASOLIVA.

34 comentarios :

  1. Muy interesante como siempre Faustino. Gracias por compartir.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Faustino,otro interesante relato sobre este pueblo que antaño tuvo que ser bonito,me ha llamada la atención toda la parafernalia que se montó para poder bajar el carbón de las minas debido al enorme desnive así como que a los mozos que tenían que hacer el servicio militar lo podían cambiar por trabajo en las minas,la verdad es que se codea en altura con Valdelinares y Griegos en Teruel aunque estos dos si que están habitados,pués como siempre,gracias por tu extensa y detallada explicación,un abrazo,Roberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que fíjate el desnivel que tenían que salvar para bajar al llano, no les quedaba otro remedio que ingeniárselas con novedosos sistemas de transporte en aquellos años porque además las carreteras eran muy deficientes y en invierno estaban impracticables. También bajaban por este sistema troncos de arboles que habían talado en los bosques. Hay muchos escritos en internet sobre todo lo concerniente al funcionamiento de las minas y su sistema de transporte. Yo no he ahondado más en ello porque a mi lo que me interesa es la historia humana del pueblo de Peguera.
      Ya que no en población si se codea en altitud con los más cercanos al cielo.
      Gracias Roberto una vez más y van....
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Magdalena Martínezlunes, 09 diciembre, 2013

    Interesante como todos tus reportajes. La fotografia del transformador y su explicación me ha sorprendido. Un gran transformador a 500 m. del pueblo y que éste no tuviera nunca luz eléctrica. Terrible pensar lo poco que interesa a veces el ser humano. ¿Porqué no lo exigieron?
    Un abrazo Faustino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿ A quien iban a exigir, si el dueño del pueblo y el de las minas era el mismo ? Al industrial lo que le interesaba era sacar rendimiento a las minas, A mi entender a los dueños el pueblo nunca les preocupó, siempre quiso que se marcharan, sino no se explica que teniendo la linea tan cerca, no haber hecho un esfuerzo y subirla hasta el pueblo.
      Un abrazo y otro más de quien tu ya sabes.

      Eliminar
  4. Se ve un lugar precioso, Faustino. Gracias por mostrarnoslo antes que desaparezca. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precioso es, está en un marco natural incomparable. Desaparecer no creo, pero si que la idea que tienen es hacerle un lavado de cara que no lo reconocerá nadie.
      Un abrazo David.

      Eliminar
  5. Hola Faustino, no me puedo imaginar cómo quedará todo lo que según nos comentas tienen pensado hacer en ese precioso lugar. Aunque creo que habrá gente que estará contenta.
    Berga si que lo conozco, pero por desgracias éste no, cuando vivía en Barcelona fuimos a ver muchos pueblos, pero nunca me dio por los despoblados, y en algunos de ellos ni me llevaba la máquina.
    Un abrazo y Felices Fiestas
    Paca Sapena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuanto valor tendrían ahora esas fotos que no hicimos en aquellos años!
      Si conoces Valdelavilla en Tierras Altas de Soria creo que Peguera puede llevar un camino parecido.
      Prefiero que se queden como esta, pierden toda su identidad con la transformación que les hacen y solamente el nombre es el vinculo que tienen con el pasado.
      Un abrazo y los mismos deseos para ti.

      Eliminar
  6. Hola Faustino, nunca escuché el nombre de Peguera, pero no me gustaría que hicieran ningún complejo ya que perdería el encanto que lo rodea y ¿donde iban a celebrar sus antiguos habitantes la fiesta?
    Feliz Navidad y venturoso año 2014.
    Un Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Faustino Calderóndomingo, 22 diciembre, 2013

      Los mismos deseos para ti.
      Se iban a perder mas cosas aparte de la celebración de la fiesta. Esperemos que la cosa quede en nada.
      Gracias por dejar tu comentario.
      Saludos.

      Eliminar
    2. Si mujer, la vuelta ciclista ha tenido algún año como meta final de etapa "en los Rasos de Peguera". Una etapa dura, como se puede ver, por la altitud de su carretera.
      Un saludo

      Eliminar
  7. Que lugar más bonito y bien resguardado. Repito lo mismo ... QUE PENA !!!
    Siempre quedará un montón de piedras como testimonio de que allí hubo vida, historias olvidadas que forman parte de la nuestra y tu blog con esos reportajes humanos y entrañables.
    Feliz Año Nuevo, Faustino.- Besicos.

    ResponderEliminar
  8. Buenas Faustino ,

    De nuevo un reportaje amplio y objetivo. Me pregunto si hay en la actualidad algun proyecto de repoblación y cual es el verdadero sentimiento de esta gente hacia estas tierras.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ignoro por completo cual pueda ser el sentimiento que puedan tener esta gente hacia Peguera pero supongo que primará el interés potencial y turístico que le puedan sacar a la zona, por lo que he leído en prensa el proyecto de momento esta paralizado y puede ser que ni se lleve a cabo. Más no te puedo decir porque no estoy viviendo la situación en primera persona.
      Saludos.

      Eliminar
  9. Soy de la provincia de Barcelona y nunca en mi vida había oído hablar de este pequeño pueblecito..

    Me gustaría poder visitarlo algún día..

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, no te queda lejos, rumbo al Berguedà y a visitar Peguera y todo su entorno.
      Saludos.

      Eliminar
    2. Te digo lo mismo que le he dicho a Priego. Final de etapa, vuelta ciclista,
      "los Rasos de Peguera"
      Saludos, Luis

      Eliminar
  10. Ola faustino como estamos pues yo como de costumbre le yendo lo de los pueblos des habitados pues me gusta por las tardes dar un bis tazo el cual la historia que as escrito es muy apasionante y preciosa pues baya paisajes tan bonitos verdadera mente el jeque que a comprado esto sabe lo que seaecho baya mina no de carbón sino de dinero. les doy la hora buena a los vecinos que cada año celebran sus fiestas . pues aunque el pueblo esta des trozado ellos lo llevan en el corazon pues ¿ si ?no dejarlo nunca pues son buestras raices que porcierto es unos delos pueblos de españa mas bonitos sola mente por ver los paisajes seda dinero . faustino en ora buena otro pueblo que as puesto en nel blo. te segire asta pronto a migo un abrazo nati

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso esta bien que por las tardes te entretengas echando un vistazo a los diversos pueblos que hay en el blog, porque hay muchas historias para leer, además algunas se van ampliando con respecto a cuando las publiqué.
      Peguera esta en un marco natural incomparable y es digno de hacerle una visita.
      Los que se fueron y sus descendientes no quieren bajo ningún concepto que se olvide la memoria del pueblo y todos los años realizan la fiesta, que por cierto la de este año ha sido hace unos días y tienen que ser muy amenas y entretenidas a tenor de lo que se ve en las imágenes que ponen en la red.
      Un abrazo amiga Nati.

      Eliminar
  11. peguera no fue pueblo bonito mas bien maldito los ultimos habitantes tubieron que hacer las maletas y largarse porque ocurrian cosas estrañas como brujeria o algo parecido.como en ochate condado de treviño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De maldito nada. Este pueblo se le quiere meter en el saco de los paranormales (Ochate, Belchite, El Alamin, Marmellar, etc), pero no va más allá de leyendas.
      En Peguera se marcharon por lo que se marcharon en media España; porque el progreso no llegaba y estaban alejados de todo.

      Eliminar
  12. hola faustino,me he alegrado al descubrir tu pagina y encontrar en ella el pueblo de peguera,
    figols fumanya sant cornelio y peguera,los llevo como parte de mi vida y mas concretamente de mi infancia adolescente,mis padres abuelos y tios llegaron de otras tierras para trabajar en las famosas minas de figols extrayendo carbon,mis hermanos mis primos y yo mismo lo pasabamos en grande por peguera y fumanya dos pueblos donde llegaban niños de la ciudad para pasar el verano en campamentos de verano,bajo la tutela del padre victor un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te hayas reencontrado con el recuerdo de tu infancia a través del reportaje de Peguera. Me imagino que de niño se veía todo más idílico y bucólico. Oí hablar de los campamentos de verano y del cura que lo regentaba.
      Gracias por dejar tu comentario.
      Saludos.

      Eliminar
  13. Me ha parecido muy interesante este artículo, tanto que he decidido ir este fin de semana mismo a visitarlo. Pero sabes cómo está el tema del jeque?
    Es muy interesante el valor que tiene este pueblo aún y la historia que tiene, que es un gran retrato de la industrialización catalana.
    Me encantaría saber más sobre este despoblado, sabes de dónde podría sacar información?
    Muchas gracias y ánimos con la página, es genial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé nada de como está el asunto actualmente sobre Peguera. Desde que lo visité el año pasado no he tenido ningún tipo de información nueva.
      Los antiguos vecinos y descendientes celebran allí la Fiesta Mayor el último domingo de julio. Allí podrías recabar todos los datos que necesitaras. En facebook me parece que tienen una pagina sobre el pueblo, o sino en Berga viven varios de los que fueron de Peguera.
      Es todo lo que te puedo decir, no se más información que la que muestro en la pagina.
      Laia espero que sea fructífera tu próxima visita a Peguera.
      Saludos.

      Eliminar
  14. Hoy estuve alli, precioso pueblo y que paz desprende, camine entre los muros de sus casas y por sus calles que apenas se dejan ver ya debido a la maleza. Sentado en una de sus casas, mirando hacia el cementerio, he imaginado el pueblo lleno de vida, niños jugando, vacas pasturando, mujeres cocinando, hombres labrando la tierra. Visitadlo, os espera y os saludara a modo de batir los porticones de madera que aun quedan movidos por el viento.

    ResponderEliminar
  15. Oh.....qué hermoso!. Alguien sabe si ese horrible proyecto sigue adelante (lo dl jeque)?. Somos un colectivo, enfermos de Sensibilidad Química Múltiple que buscamos un lugar saludable para crear una aldea en zona blanca. Es desesperante no encontrar ningún sitio sin químicos. Lo reconstruiríamos respetando la naturaleza y todo el entorno. Con materias primas del lugar. Cultivos orgánicos, etc. Con quién podríamos contactar?. Mi email es tiakati@hotmail.com

    ResponderEliminar
  16. Gracias por todo tu trabajo, me ha impresionado TODO en general, las historias y las fotografías.

    Un saludo.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Juan Antonio.
      Me satisface enormemente que sepas valorar y reconocer todo el trabajo que hay detrás de cada reportaje.
      Un cordial saludo.

      Eliminar
  17. Faustino, felicitarte por tu labor encomiable y preguntarte una duda:
    "Aunque algunos antiguos habitantes iniciaron un proceso de demanda por ocupación ilegal, sus pretensiones fueron finalmente desestimadas en primera instancia y en casación por no poder probar la titularidad de sus viviendas." - See more at: http://www.sembrandotierrasaltas.org/valdelavilla.html#sthash.4lwFtkLm.dpuf

    Como pasó esto...no existe anotación en ningún lugar, consejo,iglesia...de la propiedad familiar de esas casas para no poder probar nada ???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desconozco el caso particular de Valdelavilla y su litigio con el ayuntamiento de San Pedro Manrique.
      En Tierras Altas el Estado expropió las fincas y los montes pero no las viviendas por lo que estas seguían siendo de propiedad particular de cada vecino.
      Hay pueblos que de hecho están siendo recuperados por sus antiguos vecinos, Sarnago es el mejor ejemplo, en otros casos la recuperación es más tímida y lenta (Armejún, Villarijo).
      No se que intereses pudo haber en Valdelavilla ni que proceso se dio para que el pueblo acabara en manos privadas.
      Es todo lo que te puedo decir Antonio.
      Un cordial saludo.

      Eliminar
  18. Gustavo argentinalunes, 20 marzo, 2017

    Inpresionante pagina felicitaciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Gustavo.
      Un cordial saludo

      Eliminar