El Cañizar (Cuenca)


Seiscientos metros separan los dos barrios que componen El Cañizar. El de arriba subido en un cerro y el de abajo en el llano junto al río Cabriel.
El pueblo fue creado para albergar las fabricas y a los trabajadores que se dedicaban a la extracción de la resina de los pinos. El Cañizar era propiedad de la familia Romero-Girón, siendo administrado por don Vicente Romero-Girón, pasando después a su hijo Álvaro Romero-Girón. Hacia la mitad del siglo XX fue comprado por La Unión Resinera Española, empresa importante en el procesado de resinas naturales y la explotación maderera. Tenía más de veinte fábricas repartidas por toda la geografía española dedicadas al mismo cometido.
Unas veinte viviendas formaban los dos núcleos de El Cañizar, donde aparte de la dedicación al trabajo resinero también había un pequeño hueco para la ganadería (ovejas) y la agricultura (trigo, patatas, judías, girasol).
El río Cabriel les proporcionaba abundantes truchas y cangrejos que servían para variar la dieta alimenticia.
En los años 40 había en El Cañizar un destacamento de la guardia civil para combatir a los maquis que a menudo frecuentaban la zona por ser territorio de amplia presencia de guerrilleros antifranquistas (la Agrupación Guerrillera de Levante y Aragón).
En El Cañizar paraban a menudo para suministrarse los gancheros, que transportaban la maderada por el río Cabriel para llevarla a Valencia.
Don Álvaro, el administrador de El Cañizar era el encargado de traer el suministro en un jeep para la gente de su entorno, por lo que estos apenas tenían que desplazarse a Cañete a realizar compras.
Don Policarpo, el cura de Pajaroncillo se desplazaba en un burro hasta El Cañizar a oficiar los actos religiosos.
A don José el médico de Cañete había que ir a buscarle en un jeep cuando la gravedad de algún enfermo lo requería.
Con un laúd y una guitarra que sabia tocar algún mozo se preparaban animados bailes los domingos por la tarde.
El declive de la industria resinera y la búsqueda de un mejor futuro en las ciudades supuso la decadencia de El Cañizar en los años 60, aunque hasta entrados los 90 hubo vida en el pueblo de forma testimonial por medio de un matrimonio de guardeses que estaban al cuidado de la finca.
Barcelona, Valencia y Cañete fueron los destinos mayoritarios elegidos por los habitantes de El Cañizar para iniciar una nueva vida.
En la actualidad El Cañizar sigue siendo propiedad privada y está prohibido el acceso a la finca de El Cañizar de abajo.


Visitas realizadas en mayo de 2009 y mayo de 2013.

PUBLICADO POR FAUSTINO CALDERÓN.

Llegando a las casas de arriba de El Cañizar.




Escenario de película el que aporta el núcleo central del caserío, con escalinata de acceso a un amplio patio donde se encuentran las majestuosas viviendas de la familia Romero-Girón.



Vivienda de los Romero-Girón, dueños de El Cañizar.




Las dos viviendas se comunicaban por este paso elevado cubierto sobre la calle.



Cerrando el patio por el otro lado estaba esta otra edificación que sirvió durante la guerra civil como improvisado hospital de campaña para atender a los heridos del frente de Teruel.



Escuela de El Cañizar (planta baja). Natividad, Isabel y Luisa fueron algunas de las maestras que impartieron enseñanza aquí.



Solo queda la rampa como huella de la escalera por la que se accedía a la segunda planta. Por detrás a la izquierda un secadero de tabaco que se quedó sin acabar de construir.



La casa del tío Miguel, guarda de la finca, hombre de confianza de los Romero-Girón.




La finca de El Cañizar de Abajo.




Nave central donde se hacía el proceso de destilación de la resina. La altiva chimenea sobrevive como vestigio del pasado resinero del lugar.



La fuente de El Cañizar.




Viviendas de los trabajadores.




Viviendas de los trabajadores en el exterior de la finca.




Conejeras y gallineros.

28 comentarios :

  1. Impresionante lugar, Faustino. Estas colonias fabriles siempre me traen a la mente explotación y abusos, tal vez demasiadas historias leidas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay de todo en estos poblados de explotación del medio natural. En general dependía mucho del dueño del lugar, hay gente que ha vivido y trabajado en estos lugares y no les ha ido mal y otros no tanto, cada uno tiene su experiencia. En estos casos, tenias sueldo asegurado pero nada era tuyo, ni casa, ni tierras, ni ganado.
      Un abrazo David.

      Eliminar
  2. Hola de nuevo Faustino,como siempre esperando que nos ofrezcas una nueva muestra de tus andanzas por esos pueblos deshabitados,por lo que comentas está cerca de Cañete y Pajaroncillo,dos poblaciones no muy lejanas de Albarracín por lo que me lo apunto para visitarlo cuando pueda,también deduzco que por tus palabras que el Cañizar de arriba se podrá visitar sin problemas,pués nada,te animo a que sigas ofreciéndonos esas maravillas de lugares,un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, esta entre Pajaroncillo y Cañete. El Cañizar de arriba se puede visitar sin problemas y es un lugar con un aire enigmático. Visitalo cuando tengas ocasión que te va a encantar. El Cañizar de abajo se puede visitar por su parte externa, puesto que es un recinto cerrado y tiene verja pero desde fuera se ve prácticamente todo su interior.
      Ya me contarás algún día.
      Un abrazo Roberto.

      Eliminar
    2. Se encuentra entre Boniches y Pajaroncillo

      Eliminar
  3. Leído y visto , Faustino , con la admiración y el inerés que me causa tu blog . Un saludo que es abrazo.

    Guillermo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tus comentarios siempre tan reconfortantes y valorados. Algún día me gustaría tener un detalle con los que siempre estáis ahí, dando ánimos y valorando el trabajo.
      Un abrazo Guillermo.

      Eliminar
  4. Magdalena Mart.inezmartes, 26 noviembre, 2013

    IInteresante y distinto de otros deshabitados, la construcción, el medio de vida, el paisaje,... pero. siempre ciudando la parte social y humana. Pareces el Caballero Andante.
    Como siempre muy buen trabajo.Un abrazo Faustino.
    Magdalena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es un pueblo al uso como los de toda la vida, fue creado por una necesidad determinada, pero tiene un encanto tremendo.
      El lado humano es lo que más me interesa de estos pueblos.
      ¿Caballero andante? que curioso.
      Gracias una vez más por tus palabras, Magdalena.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. ¡Buenas¡ tengo una duda que me gustaría me explicara, si el Cañizar de abajo esta vallado y no se puede entrar como tiene foto de la iglesia y de la fuente,veraneo en boniches y conozco la zona, me gusta pasear por la orilla del Cabriel, siempre lo he visto cerrado y no he podido ver el interior

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy sencillo, la primera vez que visité El Cañizar, allá por el 2009, la puerta estaba abierta y no había ninguna prohibición de entrar, que es cuando tomé esas fotos, ahora ya si permanece cerrado.

      Eliminar
  6. Enhorabuena por tu tu trabajo, a ver cuando te animas con Asturias.
    Un saludo
    Belén

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Belén. Llevas razón con lo de Asturias, tengo que darme una vuelta por allí, ya que hay deshabitados en abundancia, te cuento que es la única comunidad autónoma que todavía no he puesto un pie en ella, pero no ya solo de ver despoblados, sino pueblos de cualquier tipo o zona de costa, el motivo: no te podría decir ninguno en concreto, ni yo mismo se porque todavía no he hecho ninguna escapada por Asturias.
      Saludos.

      Eliminar
  7. Yo he debido de haber pasado de pequeña por esa zona, ya que recuerdo el nombre de Cañete, y también recuerdo los pinos todos con sus cuenquecitos para recoger la resina. Algún verano hemos estado veraneando en Cuenca, y mi padre una vez paró el coche y estuvimos mirando cómo se recogía.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Ante todo felicitarte por tu blog.
    Tengo una duda que espero puedas contestar referente al padre de Álvaro. ¿Vicente Romero-Girón, el último ministro de ultramar, es el padre o el abuelo?
    Saludos
    Vicente González

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que la persona por la que preguntas es el abuelo de Álvaro, luego estaba su padre que se llamaba igual y también estuvo metido en política en la provincia de Cuenca.
      Gracias por tu felicitación Vicente.
      Saludos.

      Eliminar
  9. hola, me gustaría preguntarte que sabes sobre la historia que confirman por el lugar de que Alvaro Girón tubo un hijo con una persona de su servicio . que no reconoció pero si ayudo en su mantenimiento y lo colocó de recoge pelotas en el club donde jugaba al tenis en Madrid. Siempre tuvo fama de ejercer derecho de pernada, " El señorito". Saludos Amapro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amparo, me contaron en Cañete la misma historia que tu describes en el segundo comentario, pero creo que eso entra dentro del ámbito privado de las personas y que no aporta nada a la historia de El Cañizar, por eso no he creído conveniente hablar de ello.
      Saludos.

      Eliminar
    2. Asi fue, y el nunca ha reconocido nada ni ha hablado del cañizar, donde se le construyo una pista de tenis y debio de tener sus inicios tenisticos. Don Alvaro le pego un dia un tiro a un caballo por perder una carrera a la entrada del pueblo, nos lo contaba mi abuelo, mi padre mis tios, mi usegro... trabajaron en el cañizar en las postguerra

      Eliminar
  10. Me ha hecho mucha ilusión poder visitar El Cañzar por las fotos que publicas, aunque me da mucha pena ver que parte de las casas ya se han caido, en concreto ya no existe la que era la habitación de mis hermanas y mia, en la cocina de mi casa recuerdo haber celebrado uno de los bailes que se organizaban, en contadas ocasiones, aprovechando que uno de los habitantes sabía tocar el violín.
    Cuando El Cañizar estaba en su pleno apogeo (alla por los años 1960 a 1964 que es cuando yo lo conocí) era una delicia vivir en este lugar, nunca fuimos conscientes de echar nada de menos y era muy gratificante vivir en plena naturaleza. Un recuerdo muy afectuoso para todos los que coincidimos en estas fechas.

    Ana Delgado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana si quieres aportar más datos a la historia de El Cañizar para enriquecer el reportaje puedes escribirme al correo electrónico que hay en la columna de la derecha.
      Gracias por dejar tu comentario.
      Saludos.

      Eliminar
  11. Tengo un video publicado en you tube,es de la primavera del año pasado.
    lo podreis encontrar por. EL CAÑIZAR 2013 Garaballa
    julio carrascosa alvarado.

    ResponderEliminar
  12. hola soy una persona que viví siete años en este lugar la cual visito cada año con mis perros para que disfruten de las aguas del cabriel podria contar muchas cosas de este lugar mi padre estaba con los camiones bajando madera de los montes de selva pascuala y otros conozco bien el lugar las fiestas que se montan los veranos con los señoritos las corridas de toros en una plaza echa con barricas de la resina las cacerías del zorro a las que venían personas muy importantes de Madrid de la época como ministros médicos militares de alto rango tengo muchos recuerdos que no acabaría de contar por cierto el reñorito alvaro vivia en la casa que hay en la entrada a la fabrica a la derecha con sus padres don alvaro romero giron hermana paris con sus hijas silvia y regina con las que yo jugaba con ellas y nos bañabamos en el rio por cierto si os refereis que el señorito tenis un hijo con una empleada del servicio no es asi os refereis a manolo santana que pasaba alli los veranos hera como de la familia yo tambien jugaba con el bueno no me alar go mas por que no terminaria nunca tengo muchos recuerdos y muy bonitos si quieres saber algo mas respondeme y seguimos muchas gracias mi nombre es josefina un saludo

    ResponderEliminar
  13. Mi suegra que ahora tiene 92 años nació y vivió su infancia en El Cañizar porque su padre era resinero, también vivía mucha más familia ya que se dedicaban todos a esa actividad. El verano pasado la llevamos para que viera como está ahora y nos habla que ellos ni siquiera vivían en casas, vivían en chozos hechos con palos y maderas al abrigo de una ladera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu suegra tendrá muchísimas historias que contar sobre El Cañizar y vista desde el lado más humilde, el de los trabajadores y sus precarias condiciones de vida. Son memoria viva que podrían aportar muchos recuerdos y vivencias sobre estos lugares.
      Gracias por dejar tu comentario.
      Saludos.

      Eliminar
  14. La fábrica de resinas de El Cañizar ya aparece en un documento de 1930 "Apuntes para el momento

    ResponderEliminar
  15. Magnifico blog. Muchas gracias Faustino por tu dedicacion!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras. Me alegra que te guste.
      Saludos.

      Eliminar