Avellanosa de Rioja (Burgos)


Agradecimiento muy cordial para Nati San Martin. A través de sus recuerdos de infancia, sus poemas y la colaboración de datos aportada por su madre (Justa Monja) podemos hacer un fascinante viaje para conocer la historia de Avellanosa de Rioja. Excelente colaboradora.

Esplendido conjunto de arquitectura popular.
Uno de los pueblos mejor conservados arquitectónicamente de la provincia de Burgos. Es un pequeño museo al aire libre con un muestrario extraordinario de viviendas con entramado de madera.
Avellanosa se encuentra en los montes de Ayago en las estribaciones de la sierra de la Demanda por su cara norte. Es uno de los pueblos que forman la comarca llamada la Riojilla burgalesa.
Aunque siempre fue pueblo independiente, al quedarse sin población pasó a ser un barrio de Eterna, que a su vez pertenece al ayuntamiento de Belorado.
Un pueblo aislado (esta en el fondo de un estrecho valle abierto por el río Relachigo), y con malas comunicaciones, en invierno se suele quedar incomunicado frecuentemente con las nevadas y para comunicarse con Eterna tienen que dar un rodeo de casi 30 km. pues el camino natural que los unía se encuentra borrado por la vegetación.
En sus mejores tiempos contó con 40 viviendas, dividido en tres barrios: barrio Encimero, barrio Bajero y barrio de la Fuente. Tenían en la ganadería su mayor fuente de riqueza con abundante ganado vacuno, teniendo la agricultura para trigo y centeno y algo de legumbres además de poseer algunas familias varios colmenares aprovechando el abundante romero y espliego que había por los montes.
La fiesta principal de Avellanosa era la de Gracias. Se hacían en septiembre, duraban tres días (27,28,29) en honor a San Cosme y San Damián.

"El primer día se iba a la ermita de la Santisima Trinidad. A esta fiesta acudía muchísima gente de Quintanar de Rioja, ellos no tenían ermita y siempre la hemos compartido. Ellos se encargaban de subir bebidas y dulces, se daba la particularidad de que solo venían los hombres y los niños de Quintanar.
El día 28 era el día grande. Todos de punta en blanco, con sus mejores ropas para ir a la iglesia. Se sacaba a la virgen del Rosario en procesión y en el trayecto se tiraban cohetes.
Después de la misa, fiesta en la taberna y música en la plaza con la dulzaina de Benito y el tambor de Baldomero, músicos que venían desde Fresneda de la Sierra.
Aparte de la gente de Quintanar acudían familiares y allegados de Anguta, Fresneda, Amunartia, Santurde, Eterna, etc.


POR SAN COSME Y SAN DAMIÁN
¡Hoy es fiesta!
¡Día de romería!
¡Que alboroto, que algarabía!
Después de asearnos, nos podrán “bien pinchos”
Nos vestirá mi madre con el vestido y los zapatos nuevos, y a las niñas con lazos en el pelo.
Los caballos cargados están, con las alforjas llenas de comida, nos mandan los primeros para la ermita.
Vamos alegres.
Vamos cantando.
Hoy tendremos buena comida.
Comeremos dulces, jugaremos y cantaremos a la virgen.
Por el camino de la ermita volvemos satisfechos, cantando y riendo.
Ya llegando al pueblo, las campanas de la torre, nos reciben anunciando que mañana seguirá la fiesta.
Daremos Gracias por la cosecha.
Por la mañana tendremos misa y tirarán cohetes en la procesión, tras el cura iremos portando a la virgen, el Estandarte y el Pendón.
Tendremos música. Tan sólo reinará la alegría.
Benito tocará la dulzaina y Baldomero el tambor.
Se abrirá la taberna.
Beberemos gaseosa y como extra compraremos golosinas.
Tendremos buena comida, servida en vajilla.
Tomaremos café y copa.
Al acaecer el día, cerraremos las gallinas.
A la cama nos iremos, tal vez, con algunos caramelos.
NATI SAN MARTIN.


Había otras fiestas menores durante el año como eran San Esteban, San Marcos, La Trinidad, Santiago y la Virgen de Agosto.
Se llegaban a hacer hasta ocho procesiones durante el año.
Hasta los años 60 había cura residente en el pueblo (don Vicente), cuando este murió a causa de un infarto, ya no hubo más curas viviendo en Avellanosa y a partir de entonces venían desde Redecilla del Camino, para lo cual había que ir a buscarle con un caballo.
De Redecilla también venia el médico, al cual asimismo había que ir a buscarle con un caballo.
Andando venia el cartero desde Fresneda de la Sierra.
Había fragua en el pueblo pero no herrero, por lo que venia Fermin de Fresneda y Pedrin de Castildelgado, con el paso de los años se dejó de usar la fragua e iban a herrar a Castildelgado, en ocasiones a Ezcaray.
A Castildelgado se llevaba a moler el grano.
Para realizar las compras se desplazaban a Ezcaray y a Castildelgado, normalmente se hacían los trayectos en yeguas. Se aprovechaba para traer pescado fresco.
Por Avellanosa venían vendedores ambulantes y componedores, que vendían y arreglaban todo tipo de cacharros para la casa.
De Valgañón venia un señor a comprar lana y cera de abejas.

"Recuerdo un señor que venia a vender sobretodo ropa para el hogar; le llamaban ¨Justo Peseta¨.
El último que vino a vender, con su pequeño camión, era Celedonio, de Castildelgado. Vendía más que nada comida no perecedera. También vendía fruta y ropa. Venia una vez por semana y en verano dos. A todos, sobretodo a los niños, nos alegraba el día cuando le oíamos tocar la bocina.
El panadero, nos dejaba el pan en Quintanar, una vez a la semana. Cada semana le tocaba bajar a un vecino y ya subía además el vino y el tabaco. Esto fue una vez que se dejó de utilizar el horno del pueblo. Antiguamente se hacia el pan cada dos semanas; cada día le tocaba a una familia, algunos días se juntaban dos familias haciendo pan, tarea que llevaba todo el día". NATI SAN MARTIN.


Muy duros eran los inviernos en Avellanosa. El frío y la nieve hacían su aparición.

"Caían siempre unas nevadas muy copiosas. De los tejados colgaban unos carámbanos (chuzos) de más de un metro de largo.
Había que hacer camino con las palas para poder salir de casa y atender a los animales, que se mantenían encerrados en las cuadras y los corrales.
Para coger agua del río había que romper el hielo con un picacho. La ropa se lavaba en casa, en calderos.
Los niños nos lo pasábamos en grande haciendo resbaladizos por la nieve, formando placas de hielo que tardaban mucho en deshelarse. Esto enfadaba mucho a las personas mayores, que amenazaban con pegarnos si nos pillaban.
Pasábamos mucho frío, siempre estábamos con los mocos colgando. Muy a menudo nos salían sabañones en los dedos de las manos y de los pies. Los niños solíamos usar zapatos de goma con borreguillo por dentro, pero a veces los zapatos se nos rompían y no teníamos la tienda al lado para poder comprar otros, así que íbamos con los pies mojados, aunque mi madre nos confeccionaba unos gruesos calcetines, y también unos buenos jerséis. Estos solían picar bastante, pues llevaban pura lana de oveja, cardada e hilada por mi madre, que se le daba de maravilla".
NATI SAN MARTIN.


Con buena nevada se celebraba casi siempre las Navidades. Fiestas donde se hacia comida especial. Además no faltaba el turrón, los polvorones, las castañas cocidas o los higos secos entre otros productos típicos de esas fechas. No faltaba el coñac y el anís en las casas y era costumbre el jugar a las cartas.
A los niños les tocaba ir a coger musgo y montar el belén en el altar de la iglesia.
Además de las Navidades había otras fiestas que eran muy esperadas por los niños:

"El Jueves de Todos (jueves anterior al domingo de Carnaval), íbamos por las casas pidiendo y las mujeres nos solían dar huevos, pan y chorizo, y también caramelos y alguna que otra peseta.
Por la tarde hacíamos una merienda en la escuela con la maestra.
En carnavales se disfrazaban los jóvenes e iban por las casas asustando a los niños. Así que yo nunca los vi, porque cuando decían que venían, echaba a correr escaleras arriba.
En Semana Santa, las mujeres iban a rezar varias veces al día a la iglesia.
El Viernes Santo, nos mandaban a los niños a tocar la matraca por el pueblo, para avisar de ir a la iglesia. Se decía si era la primera, la segunda o la tercera. El motivo era que no se podían tocar las campanas, además se les tapaba los cencerros a las vacas. Tampoco se podía cantar. Ni que decir tiene que para los niños tocar la matraca era toda una diversión. También se rezaba el Vía Crucis.
Existía en el pueblo una cofradía y el Sábado Santo repartían a todos los cofrades pan y vino.
El día del Corpus se engalanaban las calles con altares y se esparcían por el suelo flores de lavanda (cantigüeso), que el día anterior recogíamos en sacos, todos los niños por el monte". NATI SAN MARTIN.


Entre las costumbres del pueblo estaba el ir de vereda. Cada cierto tiempo se convocaba a los hombres y adolescentes a través del llamamiento de la campana de la iglesia. Muy de madrugada se reunían todos en la plaza del pueblo, provistos de suficiente herramienta, para ir a limpiar los caminos por los que había que pasar con los caballos. Caminos vecinales, por los que la gente podía ir a los prados, tierras y montes, y también a otros pueblos.
La matanza tampoco podía faltar como un acontecimiento extra en el quehacer diario del pueblo.

LA MATANZA
Con anterioridad se preparan los atavíos.
Mañana, de madrugada, nos levantarán de la cama.
En la escuela tendremos fiesta,
porque estamos de matanza,
¡De matanza! Como suena.
Así lo vivo yo.
Están matando al cochino.
Empezará la función, llamando a Eugenio,
por ser el experto, en clavar el cuchillo, directo al corazón.
Se tomarán la copita de anís primero,
para empezar bien el festejo.
-Niña, se valiente y ven a tirar del rabo al cochino.
-No. Padre, no.
Que sus chillidos me asustan.
-¡Pero niña! Tendremos carne para mucho tiempo.
Podrás comerte el chumarro, las morcillas, los chorizos, el jamón y el lomo.
-¡Padre! ¡Que bien! Pero yo iré, cuando el cochino entre los helechos ardiendo esté. NATI SAN MARTIN.


Los hombres solían ir a la taberna a beber vino y jugar a las cartas. Las mujeres después de arreglar a los animales se juntaban a hablar de sus cosas y hacer labores de costura.
Los jóvenes acostumbraban a ir a diario al Rosario para estar todos juntos: chicas y chicos. Las chicas lo llamaban el Entrenoche. Muchos de los domingos de invierno se metían en el horno y hacían baile. Siempre había alguno que sabia tocar la guitarra y el acordeón. En el buen tiempo lo hacían en la plaza. Regularmente venían mozos y mozas de otros pueblos, para ver si encontraban novio o novia, esto solía crear alguna desavenencia.
La tradición oral también estaba presente en Avellanosa y así los niños del pueblo temblaban de miedo cuando se les nombraba al Sacamantecas, a Marin que se escondía en el alto, a Galandrin que estaba por todas partes o a la misma Guardia Civil.

En los años 50 ya empezó a haber emigración, unas cuantas familias se fueron a la República Dominicana, aunque la mayoría volvieron a los pocos años.
En los años 60 es cuando se empezó a producir el éxodo migratorio hacia Logroño, Burgos, Madrid y el País Vasco principalmente. Los jóvenes ya no querían seguir llevando la misma vida que habían llevado sus padres y en cuanto tenían ocasión se iban hacia las ciudades en busca de un progreso de vida. Cuando ya estaban asentados acababan arrastrando con ellos a sus padres.
Lo que acabó de rematar a los que se quedaron fue la repoblación forestal que hizo Icona, que acabo con los pastos, imprescindibles para el mantenimiento del ganado.
A partir de entonces el pueblo entro en un letargo, donde Juan y Eugenio se quedaron como los únicos habitantes del pueblo, aumentando la población en 1981 con la llegada de Fray Ramón, una persona que fue clave en el resurgir de Avellanosa de Rioja.

"Ramón Alexandre (fray Ramón) llegó al pueblo en el 81 y murió en el 99. Sus cenizas reposan en el cementerio de Avellanosa. Era natural de Bergüenda (Alava). Estuvo tres años en un monasterio (La Camándula) perteneciente a Haro. Iba buscando un lugar lejos del mundanal ruido, y después de buscar en algún otro pueblo, eligió quedarse en Avellanosa. El mejor acierto para todos los que de allí procedemos, pues solo podemos estar agradecidos por su generosidad y buen hacer.
Tenia amistades con personajes importantes dentro de la vida publica. Dentro de su sencillez, tenia mucho magnetismo y era muy cautivador.
Personaje peculiar, de gran carácter. Gracias a él, hoy tenemos agua corriente, teléfono y un nuevo tendido de luz eléctrica. Como el no quiso carretera seguimos sin carretera. Y creo que su decisión fue acertada, porque gracias a eso Avellanosa sigue teniendo la magia de un pueblo desconocido, inexplorado, escondido en el bosque. Y todos los que allí llegan quedan fascinados.
También se preocupó de que la iglesia no se cayera e hizo algún arreglo por su cuenta.
Era muy buena persona, yo lo recuerdo con mucho cariño.
Fray Ramón forma y formará parte de la bonita historia de Avellanosa".
NATI SAN MARTIN.


En el año 2000 el pueblo se quedó sin población estable con la muerte de Eugenio y de Fray Ramón y con la marcha de Juan a Belorado. Aunque solo duró un año tal circunstancia porque se asentaron nuevamente en el pueblo gentes venidas de fuera que recuperaron el calor humano en Avellanosa. En la actualidad son tres los habitantes permanentes que tiene Avellanosa de Rioja, aumentando considerablemente su población en temporada veraniega. Los vecinos siguen tratando de mantener viva la memoria de Avellanosa, desarrollando y manteniendo con buen acierto las mejoras de las viviendas y siguen realizando la fiesta en agosto en la que realizan la procesión con la virgen del Rosario.

Visita realizada en abril de 2009.

PUBLICADO POR FAUSTINO CALDERÓN.

Foto cedida por Nati San Martin

Fray Ramón, persona clave en el renacer de Avellanosa de Rioja.




Entrada al pueblo por el camino de Quintanar. Calle de la Paz.




Entrada al pueblo por el camino de Anguta. Calle de la Salud.




La iglesia parroquial de San Esteban.




Foto cedida por Nati San Martin

Vecinos de Avellanosa delante de la puerta de la iglesia.
Hacia 1951.




Foto cedida por Nati San Martin

Sacando a San Esteban en procesión. Año 1965. Portando las
andas: Lucilo a la derecha, Juan a la izquierda e Ignacio detrás.



Fachada trasera de la iglesia, con el cementerio adosado.




Foto cedida por Begoña San Martin

Pila bautismal.




Plaza de Avellanosa. De frente la taberna. Cada mes la regentaba una familia. Se suministraba vino y tabaco, en verano también gaseosas y cerveza. En la planta de arriba estaba la casa de la Villa, que hacia las veces de ayuntamiento y demás funciones. Había un pequeño habitáculo que servia de morada para el pastor comunal.



Foto cedida por Nati San Martin

Plaza de Avellanosa. Danzadores en las fiestas de 1946.




Calle de la Salud.




Escuela de Avellanosa. El aula se componía de una pizarra grande en la pared, una foto de Franco y otra de José Antonio, un crucifijo, un armario de libros de lectura, la mesa de la maestra, dos filas de pupitres con dos asientos cada uno, con sus tinteros con tinta (solo la utilizaban los mayores) y en el medio de la escuela una estufa de leña que se encendía todo el invierno (leña que era llevada por los niños). En las paredes había unos cuantos mapas geográficos.

"Yo hasta los nueve años aprendí más bien poco. Leer, escribir, la tabla de multiplicar, las cuatro reglas y algo de geografía.
Los más mayores llevaban una enciclopedia que era un compendio de todas las asignaturas.
Yo recuerdo que en primero, llevaba la cartilla, un cuaderno de dos rayas, un cuaderno de caligrafía y un cuaderno para hacer cuentas y resolver pequeños problemas. Y para escribir, una pizarra y un pizarrín y después cuando aprendías a escribir, medianamente bien, te dejaban usar el bolígrafo. A medida que ibas aprendiendo a leer, la profesora, mandaba leer en voz alta y yo era muy torpe, así que lo pasaba mal cuando me tocaba.
Cuando la maestra castigaba, era de cara a la pared, con los brazos en cruz, de rodillas y de vez en cuando pegaba con la regla. Quiero recordar que no eran demasiado severas.
Por las mañanas al entrar a clase, pasaba revista y si alguno le parecía que no se había lavado la cara, le mandaba a lavarse al río.
A las doce, rezábamos el Ángelus y salíamos al recreo y, nos gustaba jugar, sobretodo a pillar. Lo llamábamos: el Pilladito, y al Esconderite. Pero... nuestra madre nos tenía mandado que a la hora del recreo teníamos que ir a casa a echar la patata al puchero, para que se cocieran con las alubias que ya llevaban tiempo arrimadas al fuego, y así estarían listas para la hora de comer, que era sobre las dos. Por cierto, aunque había un reloj en la torre, que el bueno de Eugenio, se encargaba de darle cuerda todos los días, nos solíamos guiar por el Sol. Mis padres nos decían la hora que era, según por donde iban las sombras.
Recuerdo que algún invierno, el gobierno repartía leche en polvo en las escuelas, supongo yo, que era, para que todos los niños de España, tomaran leche, aunque nosotros teníamos leche en abundancia, este acontecimiento lo vivimos con alegría, pues nos mandaban llevar de casa un tanque (que era, un vaso con asa de lata, bañado de porcelana) con azúcar o Cola Cao. Ponían una olla grande de agua a calentar en la estufa y nos tomábamos la leche, tan contentos".
NATI SAN MARTIN.


La planta de arriba era la vivienda de la maestra, aunque prácticamente ninguna la usaba, solían ser chicas jóvenes recién terminada la carrera y preferían estar de patrona en alguna casa para no estar solas.
"María Isabel de Pablo es la maestra de la que tengo un grato y cariñoso recuerdo. Con ella empecé primero y con ella hice la primera comunión, me regaló unos lapices de colores y unos calcetines blancos".
NATI SAN MARTIN.


La escuela se cerró en el año 1970, pero aún quedaban algunos niños en edad escolar. El nuevo destino escolar fue nada menos que a Villadiego, a más de 100 kms. de distancia:

TOMANDO LAS DE VILLADIEGO
Verano de 1970.
A mi casa ha llegado una carta del Estado.
Educación y Ciencia ordena: que, el próximo curso, sus hijos deberán ser escolarizados en la escuela hogar de Villadiego.
La escuela del pueblo se cierra por falta de clientela.
A cada uno, le hará la maleta con la lista completa.
A cada uno le pondrá enseres de aseo y ropa nueva. Ropa para diario y el uniforme para el paseo del domingo.
Todo debe ir bien marcado, desde los calcetines hasta el gorro; con el nombre, el apellido y el número.
A mí, me toca el 28.
Es octubre y hacia el camino de Castildelgado vamos con la yegua y las maletas.
Vamos a lo desconocido.
Vamos entusiasmados, vamos con miedo.
En Castildelgado se queda la yegua; tardaremos a verla.
A Burgos vamos en autobús, donde nos esperan otros niños de otros pueblos.
Adiós decimos a mi madre, porque nos mandan con las maletas en autobús para Villadiego.
En Villadiego nos recibe una señora muy seria que da órdenes.
-¡Niños! Formen en fila. ¡Los niños para un lado, las niñas para otro!
Nos han engañado, esto no es un hogar, esto es un cuartel.
-¡Formen fila!, ¡guarden silencio!
Nos ordenan que vayamos a la ducha para desparasitarnos. Para mí, ¡que vergüenza!, yo que siempre me había lavado en el río o en el caldero.
Nos mandan a la peluquería a cortarnos el pelo, niños y niñas, todos por igual.
El domingo ha llegado, un abrigo azul marino nos dan que huele a alcanfor que tira para atrás.
A la escuela pública vamos a aprender. A mí me toca 4º curso que aprobaré, no sé cómo, porque no me acuerdo.
NATI SAN MARTIN.





Foto cedida por Nati San Martin

Alumnos y maestra de Avellanosa en la puerta de la iglesia.
Hacia 1965.




Foto cedida por Nati San Martin

Para 1969 solo quedaban cuatro niños en el pueblo: por un lado los hermanos Pedro y Carlos y por otro, las hermanas Begoña y Natividad San Martin.



Calle de la Paz. Extraordinaria belleza.




La misma calle en sentido inverso. Excelente muestrario de entramado de madera con ladrillo de tejar.




La casa de la ¨seña¨ Alejandra a la izquierda y a la derecha la casa de la ¨seña¨ Rosa.




Foto cedida por Begoña San Martin

La casa de la Justa. Ella y su marido (Lucilo) se marcharon en 1985 a Logroño donde pasaban los inviernos, retornando durante el verano a Avellanosa.



Las viviendas se rehabilitan procurando respetar el modelo tradicional.




La casa de la ¨seña¨ Maria y del ¨seño¨ Gapitin. Tuvieron cinco hijas. Se marcharon a Oyón (Alava).




La casa del ¨seño¨ Vicente.




La casa del ¨seño¨ Claudio y de la ¨seña¨ Florencia. Calle de la Umbria. Barrio de la Fuente.




Puente sobre el rio Relachigo y casa de la ¨seña¨ Estéfana¨.




Foto cedida por Nati San Martin

Lucilo San Martin, trillando en la era. Hacia 1965.

LA TRILLA
Ha llegado Agosto para la trilla.
Atrás queda la hierba con toda su retahíla.
Segaremos el centeno, la avena, la cebada y el trigo.
Con el trigo, haremos un pan bien rico.
Se prepara la era.
Se extiende la parva.
Se saca la veldadora,
maquinaria muy necesaria.
Mi madre, de la paja del centeno, mascones haciendo está,
para el año que viene para la remesa.
El trillo enganchado está, a la Rojilla y a la Romera.
La Rojilla por dentro, la Romera por fuera.
Mi padre se monta en el trillo,
firme, seguro, tranquilo.
Da la orden.
¡Vamos Rojilla! A romper la paja para que el grano se suelte,
y la tralla no suene.
Los chiquillos, entre trabajo y diversión,
corren, corren detrás del trillo,
darle alcance no pueden,
pues las yeguas veloces corren.
Mi padre de la mano nos coge.
¡Vamos, corre, sube al trillo,
que es muy divertido!
Divertido el trillo es,
como montarse en un carrusel.
Las yeguas ya descansan.
Mañana volverán a la batalla.
Ya se pone en marcha la maquinaria,
por un lado sale el grano por otro la paja.
La paja recogeremos.
El grano en sacos al alto lo subiremos.
La era barreremos.
A las gallinas las sobras les daremos.
Picotean, picotean sin parar.
Y, para cenar una buena tortilla, podremos preparar.
NATI SAN MARTIN.




La fuente vieja.




Foto cedida por Begoña San Martin

La ermita de la Trinidad, también llamada del Padre Eterno.

235 comentarios :

  1. Me alegra saber que estás de vuelta. Como siempre te comento, necesito tiempo para leer con tranquilidad tu entrada.
    Estos días pensaba yo en Avellanosa, quiero poner en mi blog todos los pueblos de La Riojilla Burgalesa.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes leer con toda la tranquilidad del mundo, además aquí vas a tener un buen rato de lectura. Aunque no sea riojano, por cercanía para ti como si lo fuera.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Cuesta creer que un pueblo tan bien conservado este abandonado.
    Me alegra que estes ya de vuelta amigo Faustino, ya había ganas de leerte.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que en verano me gusta desconectar un poco de todo y volver con las pilas recargadas como he hecho ahora.
      Cristian, Avellanosa no esta abandonado, ni deshabitado. Es un pueblo que siempre ha estado coqueteando con la despoblación, pero prácticamente no ha estado vacío nunca. Ahora tiene tres habitantes de manera permanente y buena presencia veraniega.
      El pueblo esta tan bien conservado porque sus vecinos así lo han querido, nunca se han olvidado de él.
      Pueblo recomendable cien por cien para hacerle una visita. Es una pasada.
      Saludos.

      Eliminar
    2. Veras no está abandonado solo que a veces hay muy pocas personas pero por ejemplo este verano ha habido overbooking
      y cuesta comprar cualquier casa o terreno, siempre ponen dudas, veremos que pasa con la siguiente generación. Saludos.

      Eliminar
    3. Yo también pienso que no es del todo un pueblo abandonado...
      Esta Juan Luis, las brujitas buenas... ¡Y TODOS LOS ANIMALES!
      No quiero que cambie nada de eso... esta bien asi

      Eliminar
    4. Y Marín ,Galandrín,¿ Gamusinos ?creo que este era en el pueblo de al lado Eterna y mucho despistado.

      Eliminar
  3. a si era la vida en la mayoría de los pueblos de la llamada castilla la vieja, me a cuerdo yo de mi pueblo cuando era crio ,si nos daban leche en el tiempo del invierno a las 12 cuando se salía al recreo por lo demás todo igual aunque donde naci yo aun no esta deshabitados pero va para abajo a marchas forzadas los de toda la vida van cayendo poca a poco y nacer no nace nadie,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es verdad Tebaes que el futuro se presenta muy negro para muchos pueblos. Muchos de ellos van a quedar como segunda residencia para que vuelvan los veranos los que un día se fueron y sus descendientes. Con eso por lo menos los pueblos no morirán completamente.
      Saludos

      Eliminar
  4. Hola Faustino,ya hechaba de menos tus amenos reportajes sobre los pueblos deshabitados,fantástico, extenso y detallado reportaje nos ofreces acompañado como siempre de unas fantásticas fotografias,enhorabuena y gracias por compartirlo,saludos,Roberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues aquí estoy de nuevo amigo Roberto después del paréntesis veraniego, que viene bien para hacer una desconexión con internet y recargar baterías.
      Y la vuelta tenia que ser con un pueblo especial como es este de Avellanosa.
      Como bien dices ha quedado fantástico, extenso y detallado pero es que he tenido una colaboradora de primera.
      Gracias por dejar tu comentario.
      Saludos.

      Eliminar
  5. Como siempre un artículo muy trabajado en lo técnico y lo artístico. Tenía pendiente visitar este pueblo y tras leer el artículo aún lo tengo más claro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Montacedo. Visita este pueblo que te vas a quedar sorprendido de todo lo que transpira: su belleza, su arquitectura, su tranquilidad, su ubicación, en fin... Nada más entrar en el pueblo ya te das cuenta de que estas en un sitio mágico.
      Estaré atento a ver como se ve Avellanosa a través de tus ojos.
      Saludos.

      Eliminar
    2. este pueblo es mas bonito que la Alhambra de Granada, sobretodo por el conste de mantenimiento,sin previo pago de entrada aunque todo se anduviera.

      Eliminar
    3. Bueno....mas que la alhambra de grana... Creo que te has pasao !! Lo cierto es que no hay que pagar entrada .pero si te quieres compar una casa o terreno dicen por a qui que nadie vende.
      Ah! Yo saque soy de grana.. Y a cada uno le tira lo suyo ,a unque a mi no me importaría vivir hay

      Eliminar
  6. Hola soy nacida en Avellanosa y claro que es el rincón mas bonito, en estos momentos es un placer disfrutar y relajarse en sus paisajes, te funcionan todos los sentidos y sentimientos, y se pone en marcha el ayer el hoy y el mañana, mientras tanto pasa la vida en este pueblo muy mágico casi de cuento. Os aseguro te transformas como ser humano. Un saludo a todos los Avellánenses.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con todo lo que dices y en especial con una frase: Pueblo mágico casi de cuento.
      Así es como lo vemos los visitantes.
      Saludos.

      Eliminar
    2. lo visite el Domingo lleváis razón ,no puede ser mas especial hasta los animales parecen diferentes será por esa gran paz. Gracias volveré.

      Eliminar
  7. Los nativos de este lugar tienen un caracter muy propio no visto en ningun lugar,amables,naturales,observadores,elegantes,cultos,sencillos,cordiales,tratables,comprometidos os lo aseguro solo lo da esta tierra hay que pacer de ella sin mezcla de ahí su valentia..........................no hay lugar igual en toda la sierra.¿se nota mi enamoramiento?saluuuuuuuuuudos.

    ResponderEliminar
  8. En este lugar te enseñan a estar sin miedo sin ruido sin violencia sin prisa se puede dar mas yo creo que no.

    ResponderEliminar
  9. Visité avellanosa por recomendación tuya hace 3 o 4 años por recomendación tuya ,y la verda que no sali defraudado ni muchomenos y de hecho he vuelto alguna vez mas subiendo a Anguta(un camino precioso);alguna vez las fotos mejoran lo que es el aspecto del pueblo ,pero en este caso no ,afortunadamente el pueblo esta como en las fotos.Una maravilla,ideal para desconctar ,muy bien conservado que ojala se conserve muchos años.cracias Faustino ,despues del verano es una alegria volver a encontrarte en Internet.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este pueblo se puede visitar varias veces en un corto espacio de tiempo que no se le hace a uno pesado. Es un lugar único, una arquitectura popular como ya quedan pocas, porque en muchos sitios ya están muy adulteradas y poco se parecen a su primitiva construcción. Aquí afortunadamente todavía se conserva muy integra. Además el entorno como habrás podido comprobar es para ´´perderse´´ y desconectar.
      Pues si Blas después del parón veraniego aquí estoy otra vez con esta bendita locura nuestra.
      Saludos.

      Eliminar
  10. Yo creo que las vivencias de estos pueblos fueron y son de sus gentes, cuando se intenta recordar a las nuevas generaciones(nietos)en general, "como se suele decir no lo han mamado"y es muy complicado tratar de hacerles querer o gustar este tipo de pueblos, sigue siendo de los nacidos en ellos. Son lugares para la paz y sobretodo el dialogo. Aunque su belleza sea tan inmensa las nuevas tecnología agarran mas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo. El arraigo ya no será lo mismo con las generaciones venideras y todo lo verán con mucha frialdad, esto lo verán como ¨batallitas del abuelo¨, yo creo que ellos se lo pierden si no saben valoran y admirar el legado que les dejan sus abuelos.
      Saludos.

      Eliminar
  11. Hola Faustino, excelente información de avellaneda. ¡Que paz debe de reinar allá!! Unas fotos preciosas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, paz y tranquilidad no faltan en todos estos lugares.
      Gracias por dejar tu comentario Priego.
      Saludos.

      Eliminar
    2. perdoooooooooooona Avellaneda?Avellanosa de Rioja vamos no confundir es casi un delito. Saludos cordiales .

      Eliminar
  12. Un pueblo maravilloso .tal como vivimos hoy en dia dan ganas de irse a vivir alli

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno como relax es inigualable pero para trabajar en las condiciones que esta un poco durillo. Mejor ir de vez en cuando, a nuestros padres les costo el cambio pero nosotros ¿nos adaptaríamos? lo dudo y eso que dicen que ahí, esta la inteligencia en el ser humano. En la adaptación. Venga saludos.

      Eliminar
    2. Amoldarse a una situación de trabajo en Avellanosa es un poco lioso, máxime si se ha vivido en la abundancia y comodidad, cambiar el chic cuesta muchísimo, como bien decimos esto es para relajarse y disfrutar enormemente. Nuestros antepasados no tuvieron otra preocupación que buscáramos nuevos horizontes convencidos nos iría mejor.¿acertaron? Como en todo unas veces se gana y otras se pierde.

      Eliminar
  13. Gracias Faustino una vez mas, por descubrirnos este bello rincón, pero en esta ocasion, gracias tambien a Nati porque a traves de ella hemos vivido sentimientos que se van borrando en el tiempo. Un saludo a ambos.

    ResponderEliminar
  14. Siiiiiiiiiiiiii todo es muy bucólico, pero ganarse la vida en este pueblo solo para lo necesario, tarea difícil,idealizamos todo, si fuese fácil estaría súper poblado ya que los seres humanos hacemos de espejo. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola y la caza claro que ahora no matamos ni una araña pobrecitas ,bien eso es harina de otro costal. Ni cortamos flores ¿tenemos mas respeto que antes por todo ser vivo? Claro que antes sobrevivían y poder ser tan bondadoso con la comida............no se cuestionaba.

      Eliminar
  15. Hola Nati cuéntanos ya que me dijo tu hermana que tienes una prodigiosa memoria como se hacia el pan, alimento imprescindible en Avellanosa y si te acuerdas de la receta las tortas de manteca muuuuuuuuuuuuu cosa rica rica creo que los sabores de entonces los tenemos almacenados en el cerebro como superiores a todos los presentes. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de hacer el pan, ya hace de eso una porrada de años.
      Para poder hacer pan es necesario tener levadura "sanchadura" que decíamos nosotros. Esta se guardaba de un poco de masa sin cocer, de una vez para otra. Se envadurnaba de aceite y se envolvía con una hoja de berza. Si te disponías a hacer pan y no tenías sanchadura, sin ningún problema se lo pedías a una vecina, después se la devolvías.
      Mi madre nos decía: ir a casa de la seña Florencia y que os dé la sanchadura para mañana. Era seguro que tenía.
      La noche anterior se preparaba parte de la masa con la sanchadura de lo que iba a ser el pan(las proporciones no las sé). Al día siguiente a las seis de la mañana se encendía el horno con escobas secas. Se gastaban un montón de escobas, se llenaba todo el horno de llamas, salían hasta por la boca del horno. Mientras el horno se calentaba, mi madre, preparaba la masa grande con la masa del día anterior y el resto de la harina. La trabajaba mucho amasándola bien y después la dejaba reposar, creo que unas dos horas, tapada con unas telas gruesas de lino que se usaban solo para eso. Después se iban parntiendo trozos de masa, todos iguales y se le iban dando forma a las hogazas, debían salir de catorce a quince y dos tortas para merendar ese día, ¡qué ricas estaban con un buen plato rebosante de miel!
      Una vez terminado el dar forma al pan, se barría bien el horno y se apartaban las ascuas por las orillas, se introducían las hogazas, a las que previamente se les había untado con huevo, con una pala para tal fin, cada cierto tiempo se le daba la vuelta para que se hicieran bien por todos lados. Creo que tardaban unas dos horas en cocerse, las tortas se hacían mucho antes.
      Las tortas de manteca, se solían hacer con las chichorras de manteca de la matanza, así que se hacían pocas veces. Esas no sé como las hacía mi madre, solo sé, que estaban deliciosas.
      Hacia las cinco o las seis de la tarde teníamos pan recién hecho. Olía la calle del horno divinamente.
      Creo que si hoy tendría que hacer pan, no sé lo que saldría.

      Eliminar
    2. Referente al pan: se tapaba bien la masa, a parte de la tela de lino, se le echaba también mantas, esto era para que mantuviera la temperatura y la masa subiera bien.
      Otra cosa: cuando mi madre metíia la última hogaza en el horno, le hacía la señal de la cruz y se santiguaba para que el pan saliese bueno.

      Eliminar
    3. Graaaaaacias que bien huele y sabe claro me traslado¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡no se puede tener mejor memoria.Como dice tu hermana prodigiosa un abrazo.

      Eliminar
  16. La organización de estos pueblos ha estado ninguneada, a los niños cultura la básica y a los mayores educación la necesaria, por eso sigo pensando que lo que sirve en la vida es el instinto de las personas y los genes de esta sierra dan para mucho. Se lucha para que este pueblo se conserve como esta físicamente,algún día será un rincón priviligiado,aunque ya lo es, de momento no hay cobertura y quitando los coches, lavadora y frigo poco mas.
    saludos.

    ResponderEliminar
  17. Hola Faustino, ya veo que empiezas con ganas un nuevo año de trabajo y como veo te superas cada reportaje.
    Dar las gracias a las personas que se involucran en estos pueblos para que no se pierdan y acaben con sus tejados en el suelo, como tantos otros.
    La vida es muy dura y nosotros ya nacimos ya acomodados. Entonces que los descendientes de los naturales de estos lugares se implique en su conservación es ya un gran triunfo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel Angel, pues si ya estoy de vuelta después del descanso veraniego, había que empezar el ¨nuevo curso¨ y que mejor que hacerlo con un lugar especial como es Avellanosa de Rioja.
      No puedo estar más de acuerdo con tus palabras sobre las personas que luchan para que no se vengan abajo estos pueblos.
      Me imagino que tu también vendrás con novedades en tu blog, así que ya estaré pendiente de ello.
      Saludos.

      Eliminar
    2. Miguel la vida es dura para quien? y de que físicamente,psicologicamente,moralmente o de que, llegando a mayor solo es dura la salud y en estos pueblos es lo que mas abunda gente muy mayor.

      Eliminar
    3. Estas gentes se fueron con todos los oficios aprendidos desde carpintero,pasando por albañiles,labradores,ganaderos,bordadoras,peluqueras,administracion de fincas,vendedores,compradores,jefes de mantenimiento,jefes de equipos,guardabosques,cazadores,jueces de paz,lavanderias,panaderas,segadores,horticultores,moralistas,queserias,artesanos de madera o hierro,pastores,musicos¿les quedaba tiempo para el ocio?pues si,eran muy organizados habiendo incluso grandes conversadores.Un gran recuerdo a todos.

      Eliminar
    4. Sabían hacer tanto porque no tenían televisión.
      Aunque, si se quiere, a través de la TV también se puede aprender, solo hay que saber elegir bien el canal apropiado.

      Eliminar
  18. Es un lugar precioso, solo da miedo el fuego, la vegetación puede cada rincón, la naturaleza siempre manda, por lo demás os animo un pueblo que con respeto no hay leyes, aúpa.

    ResponderEliminar
  19. La mentalidad ha cambiado muchísimo hemos pasado del arado romano a internet en una generación, creo nunca ha ido tan rápido, como explicar lavar a mano o cuatro horas para comer alubias o toda la mañana cavando para dos lechugas o dos horas para ir a por el pan oooooooooooooo toda una vida con lo mismo sin dar tiempo a terminar, estamos en la época de la rapidez todo lo opuesto a este pueblo que va lento lento lento.Saludos

    ResponderEliminar
  20. cuando voy a este lugar tengo que mentalizarme y cuando me voy triplico la mentalización ,dos mundos tan opuestos y tan cerca.

    ResponderEliminar
  21. Mi abuelo trajo la luz eléctrica a Avellanosa
    era alcalde, creo que junto a la escuela y el puente fueron los acontecimientos mas relevantes de esa época, las inauguraciones era algo así como bienvenido Míster Marshall,ah y también pasaba en ruta el ejercito de tierra con caballos, esto era algo impactante, entre ellos el rey cuando era joven. Luego muchísimos años mas tarde el arreglo de la pista de Quintanar de Rioja a Avellanosa fue muy buena comunicación.

    ResponderEliminar
  22. Hola Faustino gracias por generarnos esta ilusión aunque somos ya mayores
    seguimos con el cordón umbilical sin cortar, donde vamos allá esta nuestro querido pueblo. Es una necesidad emocional visitarlo de vez en cuando. Viéndolo con una gran belleza a veces me pregunto si será falta de objetividad pues el amor es ciego o era tuerto venga un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  23. Miro a través de la ventana del cuarto de arriba. La lluvia arrecia. El goteral chapotea sobre el aguadojo de la era.
    El viento hace bailar las ramas de los chopos más altos. Se bambolean, por entre sus ramas ya desnudas, pasan de vez en cuando algunos pájaros, que todavía canturrean.
    Es un día gris, pero noviembre es así. El nos trae lluvias, días tranquilos y serenos que invitan al recogimiento, a encender el fuego, a no tener prisa, a sentirse solo, porque no te hace falta nadie, porque en noviembre se instala la melancolía.

    ResponderEliminar
  24. ¡Ay...! Primavera.
    Que llegas con tanta exuberancia.
    Tan presuntuosa.
    Que llevas música en el aire,
    de las aves pequeñas y grandes.

    Nos regalas abundancia,
    en aromas y colores de las flores.

    Te prodigas y presumes de luz propia.
    Te sobra savia y fuerza,
    que emana de la naturaleza.

    No hagas de menos al invierno,
    que atrás has dejado
    muerto, vacío y sereno.

    Qué hubiera sido de ti hermosa Primavera,
    que del Invierno somnoliento reverbera,
    de no haber sido agraciada por sus nieves,
    no podrías presumir de tantos bienes.

    Las aguas fluyen de las fuentes.
    Las abejas acuden a las flores.

    Las aves adornan el cielo
    y yo contemplo agradecida el milagro
    y por eso... Primavera, te quiero.

    Nati.

    ResponderEliminar
  25. Tarde de otoño.


    Tarde de otoño,
    tarde de tormenta,
    tarde de sueño y siesta.

    Afuera la lluvia arrecia,
    el granizo cae salpicando el suelo con fuerza.

    Arroyitos surcan los caminos de Avellanosa,
    que al río irán a parar
    haciendo pequeños remolinos.

    Sigue tronando,
    sigue lloviendo,
    y el río... sigue creciendo.

    El viento furioso,
    los árboles va desnudando de sus hojas otoñales.

    Tarde de otoño,
    tarde de sosiego,
    frente al fuego siento que se ha parado el tiempo.

    Aquí, metida en mi vieja casa,
    no quiero nada,
    no espero nada,
    sólo escuchar y ver...
    pasar la tormenta.

    Nati San Martín.

    ResponderEliminar
  26. ABRIL


    Abril. Abril.
    De los cerezos caen pétalos mil.
    El suelo se torna blanco,
    sobre el verde manto.
    Abril. Abril.
    No corras tanto.
    Que las flores del cerezo se van volando.

    A la vera del río,
    Los pan-cuco ya han salido.
    Las calles se han vestido,
    Con alfombras verdes.
    Estampadas de violetas y chiribitas,
    Tan pequeñas, tan graciosas, tan bonitas.
    A las que las abejas acuden listas.

    Las ortigas salen por doquier.
    Salen, salen y salen.
    Ya no podemos cocerlas,
    Pues los cochinos,
    ya no están para comerlas.

    Nati san martín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que lastima que duren mas las piedras que las personas ves fotos de hace mas de 100 años no queda nadie de esa época pero el lugar esta intacto es alucinante hasta las mismas resquebrajas en las paredes de las casas o el mismo rio en su recorrido oooooooooooooooooooooo eso si sin gusarapas y eso que estos animales son de aguas frías y oxigenadas, no se porque desaparecen, también los pájaros se han ido y lagartos lagartijas, ya no quedan ni ratoncitos pobrecillos, para consuelo tenemos muchas garrapatas que cuando se encuentran con uno apropiado trepan sobre él y ala a darse buen festín y las moscas ves una en tu cara ipso facto piensas de que boñiga vendrá por lo demás un lugar con mucho encanto.

      Eliminar
    2. se que es un mes muy especial para ti y no por la primavera muchísimos besos.

      Eliminar
  27. Que placer dar una vuelta por este blog, cuanta cosa interesante de mi pueblo gracias chicas, bien y a este señor. Me apunto aunque esta casi todo dicho.

    ResponderEliminar
  28. Muy bonita tu entrada, para mí, una de las que más me ha gustado. Puede ser que sea por el hecho de que como ya conozco Avellanosa y su entorno, me he podido meter en la vida de ellos.
    Te felicito por tu trabajo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. Como se puede transmitir tanto queeeeeeeeeeeeeeee bueno, que sensibilidad
    que maravilloso. Esto es llegar a traspasar toda neurona.

    ResponderEliminar
  30. que suerte¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ tenemos de todo de ahí las familias numerosas de antes con tantos hijos, que por tener hasta poeta. Felicidades.¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  31. He estado dentro de alguna casa, da la sensación de trasladarte a otra época pero sin irse los espíritus entre miedo y magia que si el alto uuuuuuuuuuuuuuu los pajares, las cuadras, alcobas, chimeneas de grandes campanas, pasillo sin luz, ventanas chiquititas, eso si el entorno espectacular lleno de todo luz u oscuro, es grande este sitio. Os lo recomiendo con compañía.

    ResponderEliminar
  32. Que divertido este ultimo mensaje, a los foráneos nos parece todo normal y mientras lo vivimos era lo que tocaba, ahora toca tener melancolía no por lo que se vive ahora, sino porque entonces estábamos sin maliciar, con mucha naturalidad y transparencia. No exigíamos nada solo lo básico o necesario, eso era aquello y ahora es esto mañana se vera, saludos.

    ResponderEliminar
  33. Gracias Faustino este verano hicimos la romería, se va a través de la montaña ¡
    ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡,un día muy sentimental con mucha emoción, aunque no se hacen grandes cosas la misa ,comer, partida de brisca, buenas charlas y cantar la Salve Castellana que apenas la sabemos y ala buenas caminatas, vuelves a casa con la sensación que el Padre Eterno te concede todo lo que aquí le pides, y claro solo pasa en este sitio, venga un abrazo.

    ResponderEliminar
  34. chicas pero que bonito asi que mi hija le gusta tanto ir, no me lo podia creer
    claro ahora entiendo tanta escapada,no se puede tener tanta tranquilidad,cuanto bueno.

    ResponderEliminar
  35. El otro día estuve en una conversación comparando Avellanosa con otros lugares, no hay por esa zona ninguno tan primitivo y tan cerca de la civilización, las calles sin asfaltar, las casas parecen hechas por las gentes sin regla, ni medidas "un poco a ojo "de ahí su encanto para paredes perfectas ya están en la ciudad, en Avellanosa es mas natural e ideal como esta, vaya mejor imposible es el pueblo no, no tiendas no bares no internet no transporte no gente y si mucho aire puro será bueno para el cerebro?

    ResponderEliminar
  36. Todas las estaciones tienen su aquel en Avellanosa invierno asamos, verano que fresquito, primavera que exuberancia, otoño colores de paleta.

    ResponderEliminar
  37. La sensación que tengo yo en Avellanosa es de pueblo fantasma, te vienen recuerdos de la abuela, el abuelo la tía la vecina, piensas pobres cuanto lucharon si vieran todo abandonado casi derruido, sus ilusiones su vida, quizás no entenderían nada o los extraterrestres nos han invadido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. siiiiiiii nosotros nos sucede lo mismo cada cosa que tiramos o no queremos ooooooooooo no arreglamos por falta de interés, comentamos si lo viera madre o el abuelo por supuesto "de aquel entonces" ahora para que.

      Eliminar
  38. como quieren estas gentes a este lugar supongo pasara en todos los sitios parecido, como duplican sus vivencias, sus descendientes son de otra pasta,
    son como un clan antes de ayer ayer hoy y mañana. Saludos.

    ResponderEliminar
  39. La vida va y viene una vez me comentaron épocas y circunstancias, podría ser bueno que esta vida fuese un ensayo ¿pero se aprende algo? Buscamos situaciones cómodas físicamente olvidándonos de nuestro estado emocional, mi padre se fue de Avellanosa y solo tenia ilusión cuando volvía aunque solo fuera por unas horas a pesar de tener una vida "acomodada "claro que los sueños nunca son completos.

    ResponderEliminar
  40. Mira al mío le pasaba igual prefería no ir para no sufrir tanto, nunca acepto la ciudad. Recuerdos

    ResponderEliminar
  41. otros muchos ya no volvieron nunca mas derruyéndose las casas muy rápido
    tampoco sus descendientes, ni venden ni mantienen¡¡¡que tristeza¡¡¡¡¡¡quizás lo pospongan cada día y haya algún nieto que se anime, aúpa. Para los niños y mediana edad es ideal, sobretodo en verano.

    ResponderEliminar
  42. Hooooooola y cuando te encuentras alguien en la ciudad que es de nuestro pueblo siempre siempre sale el mismo tema, como van las personas mayores y seguido el físico del pueblo y claro para ser un sitio tan pequeño siempre hay noticias de todo tipo por ejemplo dos gallinas incubando los mismos huevos o se ha caído una casa ufffffffffffff que pena oooooooooooo quien lo ha visitado
    venga saludos.

    ResponderEliminar
  43. Los que nos fuimos de pequeños y hemos vuelto con asiduidad tenemos mas sabiduría la de pueblo y ciudad esto es lo mejor, lo peor que no te identifican ni aquí ni alla,solemos ser los de...............madrileños,vascos,riojanos.........o los del pueblo,saludos.

    ResponderEliminar
  44. Las casas caídas se arrodillan ante la partida de sus dueños de este mundo, solo quieren coexistir con ellos. Y algunos edificios son rápidos .

    ResponderEliminar
  45. Me ha encantado el pueblo y el relato y los poemas de Nati. Me gustaría algún día poder visitar el pueblo.
    Y por qué no también recuperar, si se puede, el camino que va a Eterna. Parece que a la entrada del pueblo a la derecha sale un sendero que ascendiendo llega al cortafuegos y permite bajar a Eterna por el camino de las Zurzas. No se si ese sería el recorrido tradicional o es resultado de reforestaciones y concentraciones posteriores, pero sin duda tiene que ser una pequeña aventura por el bosque :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un pueblo recomendable cien por cien Asier para visitar.
      No te va a defraudar en absoluto.
      Respecto al camino que me comentas no te puedo decir nada porque lo desconozco. Nati o alguien del pueblo te podrán sacar de dudas.
      Saludos.

      Eliminar
    2. Gracias Faustino! Sin duda que lo iré a visitar :D
      Aprovecharé, como suelo hacer, para hacer una ruta por la zona, que cuando estuve por Pradilla me pareció especialmente bonita.
      Saludos.

      Eliminar
  46. Ahí va otro poema dedicado a nuestra yegua Romera.

    ROMERA

    Por la mañana temprano,
    mi madre me manda al prado,
    a llevarle las sopas para mi padre y mis hermanos.
    -Coge la yegua niña,
    la cesta y el puchero y no pierdas tiempo.
    A regañadientes obedezco.
    Casi montarme en la yegua no puedo.
    Pequeña soy, mas estatura no tengo.
    Marcho con la cesta manteniendo el pulso como puedo.
    La yegua no la domino.
    Se me para a pastar en el camino.
    -Romera, anda, que llegamos tarde.
    Entre arrearle y mantener el pulso, las sopas se van cayendo.
    Ya hay tantas en la cesta como en el puchero.
    Yendo por el camino,
    entre el sol y el rocío, yo tengo mucho frío,
    me entra mucho sueño y me pierdo.
    Consigo llegar al prado.
    Recibo una regañina.
    -¡Niña ¿por qué has tardado tanto?!
    -Padre, porque la yegua no me hace caso,
    y por el camino se entretiene entre bocado y bocado.
    -Niña tienes que espabilar y ser fuerte.
    Soy una niña pequeña, tengo frío y estoy triste.

    Nati san martín

    ResponderEliminar
  47. España en recesión y Avellanosa llena de obras ,este pueblo puede prometer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja que bueno tan chiquitica y con semejante responsabilidad

      Eliminar
    2. Que ricas son las nueces.avellanas y miel de este pueblo tienen el mismo olor y sabor de antaño son naturales como el entorno que los rodea.

      Eliminar
  48. es un placer leeros detenidamente entre el sentido del humor , esa gran información, los poemas¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡bueno bueno y la fotografía¡¡¡¡¡¡¡¡ que diferencia entre el ayer y el hoy ¿sentimientos los mismos?..........

    ResponderEliminar
  49. Queréis más.
    Un poema para el río de mi pueblo. Por cierto, confluyen dos ríos dentro del pueblo: "De toda la vida" el río Anguta y el río la Umbría.

    RELÁCHIGO


    Reláchigo, río de la niñez.
    Tus hielos y el acarreo de tu agua,
    Tantas veces padecido.
    Niña, coge el caldero y tráeme agua del río.
    Niña, lleva a la yegua para que beba en el río.
    Niña, lava los calcetines mientras yo lavo las sábanas.
    La niña lloriqueaba.
    Madre, que no puedo, que el caldero pesa mucho.
    Madre, que la yegua no me hace caso y se va a pastar en vez de beber.
    Madre, que los calcetines lavarlos no sé.
    Hoy la niña ha crecido,
    Y viene a mirarse en el río como en un espejo limpio.
    Cuidarte yo quiero, para que corras río.
    Corre, corre hasta el Tirón,
    Que el Tirón lleva las aguas al Ebro,
    Y el Ebro,
    Tan majestuoso,
    Tan importante,
    Sus aguas, lleva hasta el mar.

    Nati san martín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que buenísimo¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ también pasa por mi pueblo ahora le miro con mas hermosura bonito y precioso.

      Eliminar
    2. Ahora se puede patinar sobre el rio ¡¡¡¡¡¡que helado natural sinsabor claro¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

      Eliminar
  50. Este lugar engancha a las personas que buscan paz en un estado de estres y se consigue gratis.

    ResponderEliminar
  51. Hola Faustino es un placer,sobretodo desde que esta mi pueblo, he leido todo y como se puede estar enamorado de ruinas,vale de su forma de vida de antaño,de sus lugares,de lo que transmiten sus gentes pero de edificios caidos a mi me produce tristeza y poca armonia,y aqui decimos "eres mas vago que una casa caida" o "pareces una puerta caida" ya ves lo razonare mejor,cada cual tiene su vision de las cosas y hay una sola palabra para todo respeto.Un saludo sentido y de mi madre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Begoña, creo que tu misma lo dices en una frase en el comentario, cada uno tenemos una visión distinta de las cosas. Para los que habéis nacido en estos pueblos las ruinas son sentimientos, para mi son sensaciones. Yo las veo con otros ojos a como las podáis ver vosotros. Las ruinas pueden conllevar mucha belleza.
      Un cordial saludo y otro para tu madre.

      Eliminar
    2. Y los arqueólogos siempre entre las ruinas descubriendo vestigios de todo. En Avellanosa las ruinas son casi sagradas no se suelen tocar se han caído, pues ahí te quedas hasta que la vegetación se apodera poco a poco pero siempre alguna pared se resiste como memoria de.........................

      Eliminar
    3. A mi no me parecen ruinas, a mi me parece un monumento esas casas , son simplificadas, sin ordenadores portatiles, sin internet, e incluso sin covertura...
      cuanto me gustaria vivir alli rodeada por naturaleza..

      Eliminar
  52. A mi me pasa lo mismo una ruina un fracaso, por supuesto si la levantan no es lo mismo, claro no tiene la misma esencia, es como cuando un gran edificio emblemático cambia de tema.

    ResponderEliminar
  53. Recordando viejos tiempos.
    Corre el año de 1968 y en el pueblo se va a celebrar la ceremonia de la Primera Comuniñon de Jaime y Natividad. Será la última, porque ya no habrá más niños pequeños.

    -Me gusta ver el lado poético de la vida.

    La comunión

    Hoy, 30 de mayo, mi madre, antes de irse a comprar a Castildelgado (Villipún), las viandas, para el banquete que se celebrará en honor a los niños y hermanos Jaime y Nati, por su día de comunión, me ha puesto rulos en el pelo para hacerme tirabuzones luego. Cuando vuelve por la tarde, los rulos me ha quitado, pero mi pelo no se ha rizado. ¿Y ahora qué hacemos niña con ese pelo tan lacio? Mañana, ya que tirabuzones no pueden ser, un moño te haré.

    31 de mayo, día de la Ascensión.
    Día de mi Primera Comunión.
    Me levanto contenta y alegre.
    Ha salido un sol radiante.
    La maestra, María Isabel De Pablo, nos ha obsequiado, a mi hermano y a mí, con unos lápices de colores y unos calcetines blancos.
    Rita, nos ha hecho, con mucho amor, un brazo de gitano, tan bueno o mejor que los de pastelería, para rematar el festín.
    A la iglesia vamos, como niños buenos, muy compuestos con nuestros trajes nuevos. Don Vicente nos dará la comunión, y al salir de la iglesia nos espera un día ¡grande! Al banquete no faltará nadie. El cura y la maestra están invitados.
    Hoy, en el día de mi Primera Comunión, me siento importante.

    Nati.

    ResponderEliminar
  54. Un lugar tranquilo aunque poco a poco va llegando internet y gente nueva con otras
    aspiraciones con otra forma de vida de la ciudad,queriendo tener mas comodidades
    pero todos respetando el medio, quizás solo haya un pero que no es el caso en este blog "los cazadores "hacen mucho ruido vaya que quitan toda la paz de Avellanosa ya que están por todas partes caminos bosques tierras prados en fin.Saludos.Todo no se puede tener.

    ResponderEliminar
  55. Es muy cierto que en pocos años España, sufrió la gran emigración a las ciudades o, a otros países.
    Quedando así (sobretodo pueblos pequeños) deshabitados por completo, sin rastro de vida humana.
    Llega el siglo XXI, y de la mano de personas como Faustino Calderón, con una labor encomiable, sensible y muy loable, nos rescata del olvido nuestros pueblos, que un día, tuvieron mucha vida en sus casas, calles y campos.
    La forma de vivir avanza muy deprisa y aquellas maneras de hacer las cosas ya no nos sirven, es por eso que, los pueblos se han convertido hoy para quien así lo veamos, en lugares de esparcimiento. Parajes de gran belleza. Sitios donde despojarse del stres. Donde llenarse de paz. Donde puedes cambiar los ritmos del tiempo, los valores del día a día que nos llevan de cabeza en nuestra rueda de la vida.
    Nuestros pueblos existieron y... existen, pero... de otro modo.
    Gracias Faustino, por tu trabajo.

    ResponderEliminar
  56. Antonia,Lourdes..................martes, 24 septiembre, 2013

    Estábamos en el trabajo agobiadas y he propuesto ver un rato el blog con un café que buen rato ,Nati cada escrito es un placer nos traslada a los mayores y para los que son de la ciudad les divierte como una gran novela real así que con el cafetito fue un rato muy agradable ,hoy mas. La pena que nos lo tenia que leer
    "Sandalio "el mejor lector de Avellanosa.

    ResponderEliminar
  57. Que pena la gente pidiendo en la capital y los pueblos vacíos no me gusta esta cultura

    ResponderEliminar
  58. Es la herencia de esta generación solo preparamos para el éxito pero ah cuando llega el fracaso ,
    cuantos pueblos acogerían a gente honrada se suele decir cuatro gallinas un tomate un cerdo y una vaca aderezado con mucho amor e ilusión.

    ResponderEliminar
  59. Aquella generacion estaba muy preparada para todo tipo de trabajo fuese arduo o no costara que venga otra tan sacrificada va desapareciendo como sus pueblos .SE debiera proteger.

    ResponderEliminar
  60. Hay que reconocer que los tiempos cambian y, casi siempre para bien. Las gentes de antaño eran muy trabajadoras en lo que respecta al trabajo físico, tal vez vivían, principalmente, para trabajar. Yo creo que la gente de hoy en día está mucho más preparada y tiene muchos más conocimientos. Ellos tenían sus maneras y disciplinas distintas de las nuestras. A ellos les sirvieron en su momento. Ahora, los tiempos ya no son los mismos, y las personas tampoco somos las mismas, cambiamos con los tiempos, siempre para mejorar. En eso consiste la evolución: adaptarse a los cambios. Nunca hay que menospreciar el esfuerzo que supone para cada generación, el modelo de vida que les tocó y que ahora nos toca vivir a nosotros. Ellos nos dejaron su legado y nosotros dejaremos el nuestro, pero siempre mirando para adelante. Es un continuo avanzar.

    ResponderEliminar

  61. Memorias venerandas de otros días,
    soberbios monumentos,
    del pasado esplendor reliquias frías,
    donde el arte vertió sus fantasías,
    donde el alma expresó sus pensamientos.

    Al veros ¡ay! con rapidez que pasma
    por la angustiada mente
    que sueña con la gloria y se entusiasma
    la bella historia de otra edad luciente.
    Que mientras sueño para ti una palma,
    y al porvenir caminas,
    no más se oprimirá de angustia el alma
    cuando contemple en la callada calma
    la majestad solemne de tus ruinas- salome ureña

    ResponderEliminar
  62. Quiero tener empatia pero este lugar para niños y mayores
    Quizas tenga demasiada naturaleza para los que hemos mamado el asfalto y todo viene de la nevera o quizas sea envidia

    ResponderEliminar
  63. Si esta todo tan mal por qué no se vuelve al sistema donde hay pan por lo menos? En Avellanosa es un terreno fácil para cabras u ovejas podría vivir alguna familia y en tantos otros pueblos y no la amargura del paro.

    ResponderEliminar
  64. Bueno el tema es como vivían nuestros abuelos o padres luchando por mejorar económicamente socialmente culturalmente que se llevaron una forma de vida que dejaron su herencia y como dice Nati suma y sigue. Y por supuesto yo elijo siempre sumar sin que por ello me cargue nada ni me sienta culpable.

    ResponderEliminar
  65. im pre sio nan te estoy emocionado de ver así mi pueblo gracias a todos

    ResponderEliminar
  66. Esta Avellanosa que se sale de bonita y animada.

    ResponderEliminar
  67. Una curiosidad en este pueblo el 90% vive en el barrio bajero menos favorecido antiguamente ,el mas bonito actualmente, quedando otras zonas despistadas(no va unido el dinero a la cultura) o se le llama armonia.

    ResponderEliminar
  68. Ayer pasamos un día precioso en Avellanosa como siempre hubo una gran tertulia matutina y de media tarde recordando con los mas veteranos el léxico de la zona ,la vida de nuestros antepasados que por supuesto siempre presumen del esfuerzo que han hecho en fin de todo y en su dialogo te nombramos- Faustino casi vas a ser un héroe de Avellanosa."tienes que entrar en pueblos deshabitados"ah vale, bueno te encantara" etc. etc.es para darte una idea por donde van los tiros ,gracias un placer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Begoña yo creo que los héroes sois todos vosotros que no habéis dejado que Avellanosa se venga abajo. Me gustaría volver algún día a vuestro pueblo y participar de esas tertulias tan ricas y entrañables que seguís practicando.
      Saludos.

      Eliminar
    2. ¡ME GUSTA ESA CONFIANZA,NO SERE YO QUIEN TE LLEVE LA CONTRARIA!

      Eliminar
  69. En Avellanosa la brisca era el juego reina,bueno pues también cambia con el tiempo ahora es el mus que no tienen nada en común solo que son cartas. A la brisca jugaban todas las edades. Sabiéndolo a la perfección como grandes profesionales.

    ResponderEliminar
  70. Avellanosa es el mejor pueblo que hay en la historia del mundo,me encanta porque no se escuchan ruidos de coches, ni los olores ``que tiran pa tras´´de las fabricas, es todo como a la vieja usanza, chimeneas de campana, camas con colchones de lana, 3 habitantes en invierno(que eso es super molon).
    Los habitantes(JUAN LUIS,NATI,LEO,BEGOÑA,LUIS,``JOSEBA,ANA,YO´´... Son un corazon con patas y cara, buenoi Leo cada vez se parece más a Pantxo el perro de Joseba... ¡bah!
    es una pequeña excepcion...
    Y aunque no es muy seguro,si de verdad viene Azabache se le tratara como el sirviente al monarca.Y si quereis saber mas sobre Avellanosa entrar en josebamiel eroa
    Y si os gustan mas los animales os recomiendo cedanimales o danielarioanimalsblog.

    ResponderEliminar
  71. GRACIAS POR PUBLICAR EL COMENTARIO, INTENTARE ESCRIBIR TODOS LOS DIAS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Daniela pero bueno que ilusión ver tus comentarios pero a Leo pobrecillo mejor lo comparas con "Mini "o con "Claude "ideal pero con "Pantxo"no se donde le ves algo parecido es pelirrojo ,tranquilo bonachón y apenas aúlla será por su don de personaperro.

      Eliminar
    2. daniela rio ramirezsábado, 19 octubre, 2013

      Yo creo que deberiamos hacer un pequeño experimento.
      Llevar a Avellanosa a 5 niños de entre 12 y 15 años sin portatiles , ni telefonos y menos tabletas.Y llevar a los mismos niños en un piso.
      Y cuando se hibiera acabado preguntarles donde se lo han pasado mejor

      Eliminar
    3. pues mira han estado en campamentos y desde luego se van queriendo repetir,como te pasa a ti, creo que depende de la actitud de cada persona,saludos Daniela.

      Eliminar
  72. Para Rosa

    En Quintanar, hay una casa que siempre está abierta.
    En ella, habita un hada mágica que regala sonrisas.
    Rosa, se llama.
    Mujer hermosa por dentro y por fuera.
    Rosa, la de Quintanar.
    -Pasad niños -nos decía al vernos llegar camino de Avellanosa.
    -Subir a calentaros un rato, mientras os secáis los zapatos mojados.
    -Entrad majos, entrad, que os voy a dar de merendar.
    Qué alegría nos da llegar a la casa de Seño Hipólito y de Seña Damiana.
    Ellos, se comportan como abuelos que nunca hemos tenido,
    con mucho cariño.
    Y... esta mujer tan amable que nos acoge como si fuera una madre.
    Año tras año nos han atendido como si fuéramos... buenos vecinos.
    Haciéndonos favores sin pedir nada a cambio.
    Después de tantos años, no sé si os hemos correspondido.
    Por eso, hoy quiero daros las gracias, de ayer, hoy y mañana,
    por ser gente tan maja.
    Gente como vosotros: Gregorio y Rosa, en el mundo hace mucha falta.

    Gracias, de todos los hijos de Lucilo y de la Justa.

    Nati

    PD. Gentes de Avellanosa y Quintanar, ejemplo de buena vecindad.

    ResponderEliminar
  73. Los de Avellanosa han sido buenos vecinos buena gente buenos mozos y mozas, ahí si había problema con otros pueblos vecinos pues todos querían las mozas de Ávellanosa de ahí la canción la tiraron al pilón matarile rile ron...............hoy en día siguen considerando que era necesario el apedreamiento y el remojón desde luego no volvían jamás.

    ResponderEliminar
  74. Jaja que buenisimo a mi me lo contaron el otro dia cada generacion arregla los temas segun su cultura seguramente lo que hoy nos parece tremende en aqurlla epoca seria un alago.

    ResponderEliminar
  75. Begoña San Martínjueves, 03 octubre, 2013

    En los pueblos siquititos y de montaña mas, se encierran grandes acontecimientos ocultos que entonces se consideraba de baja moral,era muy importante dar una imagen respetuosa aunque luego se hiciese de la capa un sayo,en eso yo creo que les ganamos somos mas naturales ,tambien hay excepciones y no creo que fuese Bego un halago echar a uno al pilón mas bien una humillacion y un buen catarro y un buen susto,lo que es de brutos es en aquella generacion y en cualquiera.

    ResponderEliminar
  76. No hay nada mas agradable que dialogar en un pueblo de las vivencias de antaño y es porque son comunes pudiendo participar todos los que estan presentes asi que nadie se aburre ni se deistrae es la mejor leccion de la clase

    ResponderEliminar
  77. Es lo que mas se ha perdido yo recuerdo de pequeño que la gente salia a la fresca a dialogar de todo eso si la mayoria eran señoras claro que en este pueblo siempre hace frio aunque sea agosto

    ResponderEliminar
  78. Ayer intente publicarun comentario,pero no pude...
    Me deprimio un poco saber que no se habia publicado por que era de los larguitos...
    Bueno aqui esta su replica:
    Cuando vi Avellanosa por primera vez pense, "esto es el paraiso" Me encanto por la falta de maquinetas.
    ¿para que necesitamos internet teniendo mil cosas por descubrir?¿Quien me puede negar eso?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Daniela, el que sea extenso el comentario no tiene nada que ver para que no se publicara, algo falló en el envío porque a mi no me llegó.
      Pruebalo otra vez si quieres.
      Saludos.

      Eliminar
  79. Daniela coméntale a tu padre que cambie de pueblo quizás consigas su veredicto pero a que colegio irías o instituto cuando nieve o hiele que hacemos empieza a razonar y tus amigos, la compra ya ves cuando se nace en una familia "acomodada" hay que seguir las normas por lo menos hasta que termines los estudios, luego ya decidirás así que Avellanosa para algún fin de semana ¡¡¡¡¡¡¡¡¡que pena ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡con la gran ilusión que tienes pero el futuro ya vendrá besicos.

    ResponderEliminar
  80. Daniela a mi me pasa lo mismo si no fuese por responsabilidad,me iria a AVellanosa la proxima vez que nazca meee lo piiiido me gusta los animales y la naturaleza.chaito

    ResponderEliminar
  81. ES UN LUGAR PRECIOSO Y AHI SE QUEDA CUANDO TE VAS COMO CUANDO TE QUITAS UNA JOYA PRECIOSA,HASTA LA PROXIMA ,DE VEZ EN CUANDO QUIERES VERLA GRACIAS .

    ResponderEliminar
  82. En la situacion de estos nucleos pequeños son todos o la mayoria familia en Avellanoda los Garcia .San Martin y pocos mas estan acostunbrados a tratar siempre con familia y se nota pues siempre hay ayuda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bonita y los Garrido,Sancha,Monja ,Fernández etc.Gomez

      Eliminar
  83. aúpa esa carrera ciclista espectacular como no es Avellanosa.

    ResponderEliminar
  84. Iba con mi abuelo de pequeño en verano estaria muy orgulloso de este blog

    ResponderEliminar
  85. daniela rio ramirezdomingo, 06 octubre, 2013

    Holitaaaa!!!!!
    Me gustaria comentar un poco sobre la plaza y la iglesia...
    La iglesia:Yo misma he subido asta allí arriba, alguna escalera abria que arreglarla y las puertas chirrian un poco, pero las vistas son preciosas, y le da un aire mas rustico...
    La plaza: es una zona super bonita elevada por una colina, me gusta mucho estar allí arriba escuchando los cantos de los pajaritos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La iglesia esta como todo esperando su turno que nunca llega y nuevamente será alguien del pueblo quien con su sacrificio la arregle pues la diócesis ni se acuerda que tiene este edificio ¡¡¡¡¡¡¡que dejadez¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

      Eliminar
    2. El domingo vi dos señores subidos al tejado quitando goteras ¡¡¡¡¡¡¡¡le caían al Señor en la cocorota "les dará el perdón por todo.

      Eliminar
  86. Despues de muchisimos años avellanosa crece pasando de dos a tres pax quien es la siguiente persona en animarse.......

    ResponderEliminar
  87. En este pueblo el ayuntamiento no invierte nada no es rentable si no fuese por los vecinos no tendriamos
    ni calles.Tampoco hay ninguna ley se rige un poco po el respeto.y la ilusion

    ResponderEliminar
  88. Como que no es rentable si es un pulmón súper gigante y si no mira otras zonas de la Rioja o Burgos todo tipo de bosque alto y bajo, todos los animales desde ciervos hasta ardillitas vamos para jAvellanosa¡¡¡¡¡reserva de la naturaleza protegido junto con sus casas y gentes vamos anda...............................................

    ResponderEliminar
  89. Hola Daniela espero que puedas ir pronto a Avellanosa con tu pasión seguro crearas reacciones en cadena importantes "eeeeeeeeeeeepa con esos comentarios agur."

    ResponderEliminar
  90. ¿a que siglo te trasladas en este lugar? No conozco nada igual realmente parece de otro mundo
    hay tiendas? Y bar? Y autobús? Como llegar ahí? No encuentro nada.............................y para dormir..............

    ResponderEliminar
  91. ¿Donde está Avellanosa? ¡Nadie lo sabe! ¡Ni falta que hace!
    Si lo supieran, querrían quedársela.
    Es un lugar privilegiado, paradisíaco. Está escondida en el bosque.
    Es sólo para gente capaz de despojarse del orgullo. De las banalidades. De la avaricia. De la codicia. De la envidia. Del temor al prójimo.
    Es sólo para gente pacífica que ame la Tierra como si hubiera nacido de ella.
    En Avellanosa, estás sólo tú, y la Tierra.
    Por la mañana te saludan los pájaros y por la noche te despide el cárabo.
    Las vacas pasean por las calles, y los gatos son de todos y de nadie.
    Cuando te encuentras con el lento caminar de un sapo. Te paras a contemplarlo, le saludas y dejas que siga su destino por el estrecho camino.
    En la oscuridad de la noche, contemplas el cielo, y te crees, en parte, dueña del universo.
    Yo, me pregunto: ¿hay algún humano capaz de tener un mejor sueño?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. que escrito tan precioso y con mensaje.

      Eliminar
  92. Este pueblo es difícil encontrarlo en el mapa, porque cuando se folrmó, no debían existir ni los cartógrafos.
    Ahora, si quieres encontrarlo, preguntando se llaga a Roma.
    ¿Tiendas? ¿Te parece que no vamos ya sufientes veces de tiendas en la ciudad?
    ¿Bar? Siii... pero... no tiene provisiones, ni tampoco tiene camarero.
    Ahora, bien, montamos el bar en cualquier sitio del pueblo que nos venga a mano.Todas las casas que están abiertas, hacen las veces de bar.
    ¿Autobús? Podría haberlo, pero resulta que no cabría por el estrecho camino que lleva desde Quintanar a Avellanosa.
    Si no tienes coche, siempre estará bien adentrarse en el camino del bosque que te conducirá a ese, "otro mundo".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. además de pasear y leer los adultos los niños que pueden hacer? Se aburrirán no?

      Eliminar
    2. Los niños, si les dedicas tiempo a estar con ellos, no tienen porqué aburrirse. Hay que saber cambiarles el chip de que sin consola también se puede vivir.

      Eliminar
  93. Si lo llamamos las estaciones cada una tiene su pintxo clasico en la taberna la era las brochetas regadas con vino jovenEn la siguiente la cervecita fresquita con queso idiazabal .en la taberna de chito delicias con crisnza.en la siguiente a elegir con gran surtido de tapas y bebidas quedando aun algun que otro lugar tipico abierto solo domingos alternos.bueno y medejaba el chocolate cqlentito con tarta casera de la taberna Joseba rico rico¿A que os recuerda a los años 60 pues hasta el domingo.

    ResponderEliminar
  94. Avellanosa pueblo bilingue ,frances,aleman,vulgaro,italiano,ingles español ,avellanense vaya solo nos falta el chino.............

    ResponderEliminar
  95. Begoña San Martínmartes, 15 octubre, 2013

    Ha llegado un caballo a quedarse claro jubilado después de creo treinta años o mas quien lo sepa lo corrija, todo un acontecimiento algo maravilloso, pues en Avellanosa los caballos competían en inteligencia y virtudes con los humanos.

    ResponderEliminar
  96. Es un caballo que, a pesar de su edad, tiene buen porte. Nos ha trasladado a la nostalgia de cuando éramos niños y teníamos nuestros propios caballos.
    Este es un caballo, tranquilo y, muy comilón. No se sacia de comer hierba fresca, que en Avellanosa es de lo que más abunda.
    Le estaremos muy agradecido si nos mantiene las calles limpias, con el césped recortado como si fuera los jardines de la Gran Vía.

    ResponderEliminar
  97. que gran diferencia con otras zonas que bonito, que todo, bueno con verlo me conformo, pues es tan tan tan........ es difícil expresar lo que se ve aquí hay que sentirlo y verlo.

    ResponderEliminar
  98. bien¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡han arreglado otra casa, ya no se cae¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ la casa de la "villa "o me equivoco de nombre .

    ResponderEliminar
  99. estoy contigo a mi tampoco me gusta ver edificios caídos no siento ese romanticismo quizás no sepa pensar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la vida. Si nadie lo impide, tarde o temprano, todo acaba por derruirse.
      El romanticismo está en querer seguir manteniendo en la memoria la hstoria de esos edificios y quién los ocupó.

      Eliminar
  100. Buaj Avellanosa lleno de cazadores a las palomas ,nos quitan esa paz tan preciada solo se oyen disparos que deporte tan absurdo menos mal eso si que almuerzan

    ResponderEliminar
  101. en la próxima vida los cazadores serán mamas con hijitos (ciervas o palomas o corzas o jabalinas)
    ya verán que estrés y dolor.

    ResponderEliminar
  102. Yo, la caza no la entiendo ni la comparto. Me resulta del todo carente de sensibilidad el hecho de matar por matar y que, el que mata, disfrute matando. Tampoco apruebo las fiestas en las que se maltrata e incluso se martiriza a los animales. Pongamos por caso: el toro de la Vega o las corridas de toros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siguiendo con lo de la caza, quiero advertir que existe un peligro en el monte en esta época del año.
      ¿Cómo se puede permitir que personas que rondar los ochenta años, que es sabido que están faltos de suficiente vista, oído y puntería, salgan con sus escopetas a cazar?
      ¿Quién es la autoridad que hace las revisiones pertinentes a estas personas?

      Algo que me indigna:
      ¿Por qué los cazadores tienen el privilegio de coartar el derecho que tenemos todas las personas de andar y disfrutar libremente por los caminos de los montes?
      ¿Se puede comprar el derecho de transitar por los bosques que son de todos?

      Eliminar
    2. Es verdad conozco algun caso¿y conducir?con lo bien que estarian en Avellanosa tomando el solcito de otoño como antaño en la puerta de casa desgranando alubias,contando batallitas de su juventud,haciendo ganchillo en fin llevando una vida de "abuelo"" vaya con la eterna capacidad".

      Eliminar
    3. oooooooooooooooo limpiando su amado pueblecito si les queda alguna energía después de la caza..................

      Eliminar
  103. Begoña San Martínmiércoles, 23 octubre, 2013

    Qué ¡¡¡¡¡ comparación¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡buenísima ............................. la sensibilidad por los seres vivos
    en ciertos humanos es carente ,siempre la supremacía ante los animales.

    ResponderEliminar
  104. En Avellanosa falta casa rural, hoy hemos comentado en hacer una escapada de fin de semana unas cuantas y no hay donde quedarnos ,así que visita de Domingo. Lo trataremos quizás funcione.

    ResponderEliminar
  105. Bueno teneis en pueblo cercanos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay una casa en Quintanar de Rioja, el pueblo anterior al nuestro. Pero sintiéndolo mucho, no se puede comparar. Quintanar, es casi, como dormir en la ciudad.

      Eliminar
    2. Están remozando un edificio, quizás mas adelante se pueda utilizar, estaré al tanto y os lo comunico Gracias por vuestra ilusión en Avellanosa.

      Eliminar
  106. Si alguna vez pudiera elegir donde situarme no cabe duda lo haria en Avellanosa incluyendo sus largos inviernos y la forma de ganarse la vida .

    ResponderEliminar
  107. Gracias a este Blog he visitado algunos pueblos deshabitados que no conocía. Este, en particular, es de los más bonitos que he visto. Todo se encuentra tal y como lo explicas: la taberna aún tiene los bancos y mesas dentro, incluso fotos de los hijos del pueblo; el riachuelo baja sin prisa; la iglesia es poco común; y el conjunto es-tal como dices- un museo de la arquitectura popular al aire libre.
    Gracias por esta ventana Faustino
    Aitor

    ResponderEliminar
  108. Tambien nos auna a las personas del pueblo teniendo un nexo

    ResponderEliminar
  109. Begoña San Martínsábado, 26 octubre, 2013

    Hola Faustino queremos agradecerte muchísimo este blog nos sirve de una gran terapia

    lo visitamos todos los días siendo un momento especial. Un saludo.

    ResponderEliminar
  110. lo dicho es muy bonito y diferente es verdad te trasladas a otra época,maravilloso.Un saludo

    ResponderEliminar
  111. yo no recuerdo en Avellanosa visitar el cementerio por los Santos solo el día del entierro y así hasta el próximo entierro .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora eso ha cambiado. En pocos años, no es ni soñado a lo que fue. Al paso que va, necesitaremos agrandarlo.

      Eliminar
  112. no,no el día de las animas que es el día dos de noviembre si se visitaba lo que pasa que igual erais muy niños y no os acordáis pues esto hace mas de cuarenta años.

    ResponderEliminar
  113. Hola faustino llevo un tiempo visitandote y poco a poco me voy haciendo idea de otra epoca
    y creo que fueron gentes felices hasta que tuvieron que dejar estos lugares tan maravillosos
    supongo por falta de medios,una emigracion obligada que pena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si es una vida de otra época, pero relativamente reciente y que no debemos dejar que caiga en el olvido.
      Efectivamente fueron gentes felices mientras no conocieron otro medio de vida, luego ya decidieron buscar mejor calidad de vida en otros lugares, porque además todo hay que decirlo no recibieron ningún tipo de ayuda ni se les dio facilidades para que tuvieran una vida un poco más cómoda. No interesaba potenciar la vida en el campo y se les empujaba hacia las ciudades.
      Saludos.

      Eliminar
  114. Hubiera sido impensable para estas gentes volver al pueblo en cenizas¿que cambio cultural tan brutal? Bueno la inteligencia esta en la adaptación.

    ResponderEliminar
  115. Está Avellanosa precioso,en pleno colorido y encima han empezado a limpiar algún cortafuego
    hay que luchar para que se puedan dar largos paseos por sus bosques.

    ResponderEliminar
  116. Bieeeeeeennn este pueblo tiene siempre alguien que se siente encantado y entusiasmado siendo una de las causas por la cual sigue susistiendo.

    ResponderEliminar
  117. Existen varias rutas por los caminos de los montes que son espectaculares. Son bonitas en cualquier estación del año.
    Cumbreando los montes en invierno con todo nevado, tienes la sensación de que se une la tierra con el cielo y tú, en medio.

    ResponderEliminar
  118. os recomiendo ver ahora los hayedos están impresionantes.

    ResponderEliminar
  119. Tenemos a un vecino del pueblo que es un enamorado de la naturaleza que este fin de semana nos ha llevado a ver una zona toda de hayas.
    A quien no lo sepa, los frutos de las hayas, en mi pueblo, se les llama: africes. Su nombre debe ser: ayuco.

    ResponderEliminar
  120. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ya están aquí las primeras nieves¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡por los Santos la nieve por los altos¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
    uno de los pocos refranes que sigue intacto.

    ResponderEliminar
  121. Avellanosa, es uno de los primeros en recibir la nieve, pues se encuentra a 1050 m de altitud.
    Pero no hay que temer, bienvenida sea, tenemos una buena pila de leña para poner la cocina bien calentita.

    ResponderEliminar
  122. ah eso siiiiiiiiiiiiiiiiiii unos buenos esquís ,caldito bien calentito ese jamón ibérico de bellota y unos buenos amigos para conversar ,quien como Di...............................

    ResponderEliminar
  123. con la nevada que ha caído, tampoco hay luz con la avería y vosotros tan animados iiiiiiiiiique valor¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ ya se que es un reto semanal (un aislamiento total) suerte...... hacer humo para que os vean.....

    ResponderEliminar
  124. La vida es bonita en ciertos momentos seguro que así lo veían estas gentes, vi la exposición de fotografía en la taberna y en ese entorno parecen reales ya que está todo igual ,casi si las ves con alguien muy mayor hablas en presente, felicidades un gran acierto.

    ResponderEliminar
  125. Me pregunto como hacian para curarse y las emergencias

    ResponderEliminar
  126. Dentro de lo que pudiera parecer, no nos accidentábamos tanto. En las heridas que nos hacíamos, muchas veces eran profundas, pero nos echaban un poco de agua oxigenada, un poco de mercromina y a correr.
    Cuando había alguna emergencia, tardaba horas en venir el médico. a veces, éste, no llegaba a tiempo.

    ResponderEliminar
  127. Una gran cura era vino con azúcar y una penca de berza, mano de santo decían ya ves y no los puntos de hoy en día menuda cicatriz eso si se puede presumir de lesión infantil.

    ResponderEliminar
  128. Holaaaa se recolectaba todo tipo de infusiones te,manzanilla,boldo,cola de caballo ,hinojo, diente de león...............todas tenían su cometido y siguen teniendo pero es mas cómodo la pastillita y a los niños no nos gustaban las infusiones ahí no hemos cambiado nada ,saludos.

    ResponderEliminar
  129. pues con la miel tan exquisita están las infusiones buenísimas una delicia para el paladar o placer de Dioses.

    ResponderEliminar
  130. venga pero que chuli he estado un monton de rato leyendo es verdad transporte total ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡que bueno¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡que calladito lo teniais graaaaaaaaaaaaaaacias por este privilegio.

    ResponderEliminar
  131. Los edificios de este pueblo son de bastante humildad están hechos casi todos con lo que daba la tierra adobe,madera,teja, paja menos los cristales y los albañiles seguro que también eran del pueblo,tienen una gran belleza. Y seguramente muchísimo trabajo.

    ResponderEliminar
  132. Begoña San Martínsábado, 30 noviembre, 2013

    Mi madre me comenta de que me sirvió tanto saber hacer de todo si no he podido transmitirlo ,ya no se hace nada de aquello ni ganchillo ni segar nininini......es como si contara un cuento ,toda la vida aprendiendo para no entender nada. Hay una frase que dice mucho" tanto ir y venir tanto decir tanto explicar y luego que verdes las han segado "un gran homenaje a ella y toda esa generación.

    ResponderEliminar
  133. ¡¡¡¡¡¡¡¡FELICIDADES¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  134. La vida, o la manera de vivir, avanza tan vertiginosamente que, las enseñanzas de estas gentes, se pierden irremediablemente en la memoria de los descendientes. Los más allegados, los hijos, contamos la historia de nuestros padres, incluso la nuestra propia, como si se tratara de una antigua historia que pasó hace muuucho tiempo. Puede que los nietos no lleguen ni siquiera a conocerla.
    ¿Es una pena? Para nosotros puede que sí, pero para las siguientes generaciones, no lo sé.

    ResponderEliminar
  135. LA NAVIDAD


    -¡Vamos niños, que es Navidad y el Belén vamos a montar!
    -¿El Belén? ¡Que bien!
    Musgo cogeremos de entre la nieve, y en la iglesia en el altar, colocaremos el Portal.
    Por todo el Altar se distribuyen los pastores con sus ovejas, el arriero con su burra vieja, el molinero con su harina y la lavandera en el río pasando frío.
    En el cielo se divisa una estrella con su estela.
    A lo lejos está un castillo en el que habita el rey Herodes que no tiene buenas intenciones.
    Al castillo se acercan tres reyes. Reyes de oriente. Reyes que parecen ser Magos, porque, esos Reyes, traen desde muy lejos regalos.
    Los Reyes se han enterado que en Belén ha nacido un niño, que dicen que es un niño divino.
    En el Portal está con su padre y con su madre. Es un niño que resplandece, y nosotros al mirarlo, nuestros corazones enternece.
    Todos frente al Portal, en coro cantaremos: 25 de Diciembre fun, fun, fun…

    En Navidad está por llegar, un día señalado, que para los niños será dedicado. Anunciado por los padres: ¡mañana será el Día de Reyes!
    -Niño, tienes que ser bueno, esta noche en la ventana colocarás los zapatos nuevos.
    -A la cama temprano irás y después de rezar dormidito te quedarás, y así, vendrán los Reyes, los Reyes Magos a dejarte los regalos.
    -¿Regalos? ¡Que bien! ¡Que bien!
    Por la mañana, corriendo a abrir la ventana voy. Mis zapatos, junto con los de mis hermanos, se han llenado con un duro de cinco pesetas y dulces.
    ¡Que buenos son los Reyes! ¡Los Reyes Magos!.

    ResponderEliminar
  136. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡qué bonito¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡yo los llegue a ver igual que a la cigüeña con el bebe, que infancia tan bonita.

    ResponderEliminar
  137. también nos decían que con tanta nieve ,no pueden venir, que inocencia siendo Reyes y Magos y ala a conformarse con castañas y pesetas que igualmente era maravilloso. Bendita Navidad ahora es todo un desbordamiento en la economía de las familias.

    ResponderEliminar
  138. jajajaja y cuando veías a los demás niños con juguetes ni te lo planteabas el por que? Éramos rápidos en asumir la situación y creo que en general sin celos hacia los niños "mas pudientes"
    en Avellanosa en general no había mucho exceso los Reyes Magos siempre era el ultimo pueblo con lo cual llevaban poco. Saludos a tod@s.

    ResponderEliminar
  139. que mal les iba a las gallinas en invierno o poner huevos o para caldo ¿que rico? O se las llevaba el raposo .y al caparrón con tocino ,se necesitaba ingerir muchas calorías había que hacer capa de grasa para pasar las bajas temperaturas era muy largo el invierno entre cuatro o cinco meses.

    ResponderEliminar
  140. como cuesta llegar a este pueblo no hay información en ningún cartel por ningúna parte ¿es secreto de estado?con lo precioso que es o estas gentes no quieren turismo?queeeeeeee alguien me lo cuente.

    ResponderEliminar
  141. CÓMO LLEGAR
    Es necesario salir de Burgos por la carretera de Logroño, N-120, y tras pasar por Belorado alcanzar la localidad de Castildelgado. En este último lugar hay que desviarse hacia Bascuñana y entrar en La Rioja. Después de atravesar el riojano Quintanar de Rioja, una pista de tierra vuelve a entrar en territorio burgalés y llega hasta el aislado caserío de Avellanosa de Rioja.

    ResponderEliminar