Valdecantos (Soria)



Agradecimiento para Emilio Diago, hijo del pueblo y autentico alma máter de la timida recuperación que va realizando Valdecantos.

Por encima del barranco de Peña Negra, subido en el Cerro del Corvejón se sitúa el bonito pueblo de Valdecantos. Espectador privilegiado de la cuenca del rio Baos y de los pueblos de Villartoso, Santa Cruz de Yanguas y La Laguna. Su considerable altitud (1255 m.), unido a estar expuesto al azote de los vientos, le hacia padecer unos inviernos de mucha dureza para lo que contaban con abundante leña de roble, del cual se hacia una poda al año en el monte.
Diez viviendas componían Valdecantos, dedicadas a la agricultura, principalmente cereal (trigo, cebada, avena) y a la ganadería (ovejas).
Tenia iglesia, ermita, casa concejo y fragua, no así escuela, para lo cual los niños en edad escolar tenían que desplazarse a la de Santa Cruz de Yanguas.

"Cinco niños íbamos en mi época a la escuela de Santa Cruz, una media hora escasa tardábamos en llegar, si nevaba no íbamos por el camino habitual sino que nuestras madres nos sacaban a la carretera y por ella llegábamos a Santa Cruz, lo primero al llegar era calentarnos en la estufa. Comíamos allí en la escuela o en casa de algún familiar o conocido, por la tarde vuelta para arriba a Valdecantos".
EMILIO DIAGO.


De Santa Cruz de Yanguas venia el cura a dar misa, también de este pueblo era el cartero, que primeramente tenia que ir hasta Villar del Rio a recoger la correspondencia.
De Villar del Río cuando la situación lo requería venia el medico, en casos muy extremos, si la cosa era más leve se apañaban con las buenas artes del practicante de Santa Cruz.
A Santa Cruz eran frecuentes las visitas dada su cercanía, porque allí estaba el ayuntamiento, al que había que ir para resolver asuntos administrativos, a abastecerse de productos básicos a la tienda que había en aquel pueblo, también a moler el grano al molino de dicho pueblo (otras veces bajaban al molino del Tano en Villartoso), y los jóvenes acudían por allí en las tardes de los domingos buscando un poco de diversión.
El día grande de Valdecantos era el 24 de junio, donde celebraban a su patrón: San Juan.
Se celebraba una procesión por el pueblo y una misa.
La noche anterior se ponía un ramo en las casas de las mozas casaderas y se les cantaban coplas, por la mañana se iba pasando por las casas, donde les obsequiaban con rosquillas y anís, a veces algo de dinero.
En la plaza se plantaba el mayo, poniendo en lo alto algún premio, que solía ser unas rosquillas, el tronco se untaba de alguna sustancia resbaladiza para desafío de los mozos, que aunque costaba, siempre había quien lograba llegar a la cúspide.
La víspera no faltaba tampoco la hoguera de San Juan en la plaza.
El cordero era el plato típico en las casas para ese día, lo mismo que la cocha era la bebida representativa en la fiesta (parecido al zurracapote).
En la plaza se realizaba el baile que solía estar animado por los gaiteros de Diustes.
El día del Corpus se realizaba una pequeña fiesta, donde acudían casi al completo los vecinos del cercano pueblo de La Laguna. Aquel día se hacia una procesión desde la iglesia hasta la ermita de El Cristo, en la que se hacia una misa, volviendo la procesión hasta la iglesia.
También era costumbre acudir en mayo a la cercana ermita de El Santo, donde se juntaban con los de Villartoso y Santa Cruz de Yanguas y allí se realizaba la bendición de los campos. Esta fiesta se perdió con el paso de los años y últimamente se ha vuelto a recuperar.
Con los dos pueblos cercanos (Villartoso y Santa Cruz) había buena armonía, pero también una sana rivalidad, como daba muestra estas coplillas que según se entonaran por los de un pueblo u otro cambiaba la letra. Vista por los de Valdecantos era así:

Los de Villartoso raposos que ni a perro ni a gato dejan pasar
Los de Santa Cruz apedrean la Cruz
Los de Valdecantos adoran los Santos.


El pueblo, como la mayoría de los de Tierras Altas fue sufriendo una severa emigración en los 50 y 60 y los valdecantoseños fueron marchando en busca de un mejor medio de vida ya que las tierras no daban para vivir en familias donde había varios hijos, emigraron a Logroño, Arnedo y Zaragoza principalmente. Aun así Valdecantos se mantuvo habitado hasta el año 1993 por medio del matrimonio formado por José Verguizas e Isidra Martinez, que aguantaron en el pueblo casi hasta el final de sus días.
En la actualidad, después de haber pasado unos años de olvido, el pueblo esta volviendo a recuperarse de manera muy entusiasta gracias a la labor de algunos de los que se fueron y en especial de Emilio Diago que esta poniendo todo su empeño y su ilusión en revitalizar lo que un día fue el coqueto pueblo de Valdecantos. Han recuperado la fiesta de San Juan y están realizando una serie de mejoras en el pueblo.

Visitas realizadas en junio de 1994, abril de 2013 y en compañía de Emilio Diago en mayo de 2013.

PUBLICADO POR FAUSTINO CALDERÓN.

Valdecantos visto desde la ermita de El Santo.




Valdecantos visto desde Villartoso.




Entrando a Valdecantos por la Calle Real.




Entrando al pueblo por el camino de Villartoso.




Plaza Mayor de Valdecantos.




Otra panorámica de la plaza vista desde otro angulo, la fuente en medio.




En la planta de arriba estaba la casa concejo a la que se accedía por la rampa, la planta baja era la fragua.



La casa del tío Pepe, la última que se cerró en Valdecantos.




La casa del Cura a la izquierda y la casa de la tía Maria a la derecha cerrando un angulo de la plaza.




La casa del tío Hilario. Se marcharon para Logroño.




La casa del tío Benigno.




Buen ejemplar de vivienda, aunque no se recuerda habitada. La compró el tío Hilario y se utilizaba para guardar paja y grano.



Separada cien metros de las casas, la iglesia parroquial de San Juan. A su alrededor las eras, que al estar en terreno alto y despejado eran bien batidas por los vientos, aunque a algunos había veces que se les presentaba inconvenientes.
"Cuando venia el viento del norte, nosotros no podíamos aventar al tener la era detrás de la iglesia, nos quitaba el aire, todos los demás aventando y nosotros esperando que cambiara el viento, hasta teníamos que mover toda la parva más hacia el norte, saliendonos ya de nuestra era para poder terminar de separar el grano de la paja". EMILIO DIAGO.



San Juan de Valdecantos.




Foto cedida por Emilio Diago

Vista de la parroquial por su lado oeste, cementerio adosado.




Foto cedida por Eduardo Alfaro

Preciosa pila bautismal románica de la iglesia de Valdecantos que fue trasladada a la iglesia de San Martín en San Pedro Manrique. Según apunta Eduardo Alfaro en su pagina Idoubeda Oros es muy posible que esta pila procediera de la ermita de Santa Maria situada en el cercano despoblado de Los Casares.




Ermita de El Cristo.




Nieve en Valdecantos, los últimos coletazos del invierno.




Lavadero.




Foto cedida por Emilio Diago.

Valdecantos, junio de 2015. Misa celebrada con motivo de la celebración de la fiesta de San Juan.

26 comentarios :

  1. Hola Faustino,como siempre nos ofreces una extensa y detallada información sobre los restos de ese bello pueblo soriano que antaño fué,gracias por compartirla,enhorabuena,saludos

    Roberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada Roberto, gracias a ti por dejar tu comentario.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Como siempre tus reportajes y tus historias me dejan sin habla,intentando imaginarme esas calles cuando aún tenian vidad.gracias por rescatarlos del olvido.Un saludo.Helen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tus palabras Helen, es fácil paseando por el pueblo y dejando volar la imaginación ver a los valdecantoseños en sus quehaceres diarios.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Sin duda debió ser un lugar duro para vivir, aunque esas vistas y ese aire puro que se intuye hagan pensar lo cotrario. Estupendo reportage, Faustino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy duro David, como todos los de esta comarca de Tierras Altas, ese aire puro y esas vistas que desde allí tenían les aliviarían algo de las fatigas del día a día.
      Gracias por tu comentario.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Hola Faustino, felicidades una vez mas!! Que magia tan espectacular envuelve los despoblados de tierras altas!! He tenido la opurtunidad de visitarlos en numerosas ocasiones... Pero valdecantos en concreto no! Me queda tambien por visitar leria y uno que creo q ahora es un complejo hotelero q es valdelavilla...
    Como es q en esta entrada no has puesto las distancias, accesos, comarca, etc?
    un abrazo Faustino FELICIDADES!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tienen mucha magia los despoblados de Tierras Altas, tienen un encanto especial.
      Leria es bonito también para hacerle una visita,esta olvidado y escondido, lo que le da ese plus de autenticidad, pero Valdelavilla si vas esperando encontrar rescoldos de un despoblado ni te asomes, ha perdido toda su identidad y del antiguo Valdelavilla solo conserva el nombre, aunque la restauración no ha quedado mal pero las sensaciones no te transportan hacia un antiguo pueblo abandonado.
      Gracias por dejar tu comentario Israel.
      Saludos.

      Eliminar
  5. Otro pueblo mas de Tierra Yanguas despoblado y van..,de los veintitantos pueblos que bajaban con sus pendones a la fiesta del Cristo en Yanguas ahora se podrían contar con los dedos de una mano ,en fin,cosas del progreso;el otro dia comentaba con mi madre que curiosamente la gente de Tierra yanguas emigro en su mayoria a La Rioja y sin embargo los de Tierra San Pedro emigraron mayoritariamente a Navarra:Tafalla ,Tudela.!Sera cosa de los rios!.Tengo pendiente ir a Valdecantos,quizas este verano ,mientras tanto lo disfrutaré en tu blog.Un saludo Faustino

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tenia que ser una fiesta digna de ver juntándose gente de tantos pueblos, una de las muchas cosas que se pierde ya sin vuelta atrás, porque ahora ya no es lo mismo.
      Muy curioso lo que comentas de la emigración de que los pueblos de Yanguas tiraran para un lado y los de San Pedro para otro, también pudiera haberse dado un efecto dominó, por vecindad y cercanía unos iban arrastrando a otros hacia el mismo punto de destino.
      Hazle una visita a Valdecantos que aunque pequeño es muy coqueto.
      Gracias por dejar tu comentario Blas.
      Saludos.

      Eliminar
  6. Ya por fin nos has dado a conocer Valdecantos, igual este verano me acerco a conocerlo.
    Seguro que este fin de semana Emilio estará por allí, celebrando San Juan. Hace algunos años estuvo con unos amigos logroñeses, y luego subieron unas fotos muy bonitas de la fiesta en una página Web. La primera foto de la iglesia con los montes al fondo es preciosa.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Magdalena, lunes 15 de Julio de 2013

    Otro bonito rincón, que gracias a tu estupenda dedicación la has sacado del olvido. Entrañable y evocadores todos los recuerdos que narras. Gracias y felicidades por ver lo autentico y descubrir la esencia de sus ruinas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. He tropezado con este blog de casualidad. Después de curiosearlo un buen rato he de confesar que me ha encantado. La idea es original, fotos bonitas y bien documentadas. Te animo a que sigas adelante. Volveré e visitarte. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchas gracias por tus palabras musalma. Son de agradecer. Puedes volver a hacer la visita cuando quieras. Si te gusta la despoblación tienes unos cuantos reportajes aquí para leer.
      Saludos.

      Eliminar
  9. Hola Faustino, soy una curiosa de los pueblos y a través de INTERNET me he encontrado con tu blog que me ha encantado por el tema, fotos y paisajes muy bonitas, buena documentación, si me lo permites me quedo para visitarte siempre que pueda y si te apetece pásate por mi blog.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He echado un vistazo rápido a tu blog y lo primero que me sale es uno de los pueblos medievales más bonitos de España (Calatañazor), así que la cosa promete, por ahí también he visto Pals (otra joya), y como soy un apasionado de los pueblos medievales voy a entrar con más calma a tu blog porque además veo que tienes muy bien documentado cada pueblo.
      Gracias por dejar tu comentario amiga.
      Saludos.

      Eliminar
  10. Desconocía este blog y este lugar encantado, en el cual detecto que es un lujo poder refugiarse.Mis felicitaciones a los creadores

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se yo si tanto como refugiarse pero si pasar un día fabuloso visitando este pueblo y la comarca en sí.
      Gracias por dejar tu comentario.
      Saludos.

      Eliminar
  11. buenas Faustino, soy Juan Manuel Más Valdecantos y estoy maravillado con la publicación de mi pueblo originario, soy de Tucuman -Argentina nacionalizado Soriano - Español estuve hace 9 años buscando mis orígenes que fueron en una bella casa de Rollamienta lugar donde se asentaron mis tatara abuelos ,luego de abandonar Valdecantos ,bueno cuando fui nadie pudo decirme si existía este pueblo pero al ver estas fotos ,estoy maravillado porque seguir buscando un pedasito mio, es gratificante ya baje las fotos y las estoy encuadrando me gustaría saber si hay algún aporte mas que puedas hacer con respecto a la historia del pueblo ,eran ej.: celtas de granja? lo del consejo de ancianos que mencionabas? ba nose me emocione de mas creo jajaja, mi tio abuelo tiene 102 años Mariano Valdecantos todavia vive en Sevilla y en verano va para esos hermoso valles, fui en mi viaje hospedado por un Valdecantos de Logroño el me ayudo mucho ,a recorrer la zona, parezco denso pero es la intensidad con la que vivo mis recuerdos mas valiosos , gracias, esta pagina la distribui por todos los Valdecantos de Argentina (facebook), si vos puedes aportar mas con mayor gusto, gracias saludos.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan Manuel. Todo lo que se de Valdecantos es lo que esta aquí publicado. No tengo más datos extra.
      No entiendo algunas de las cosas que me preguntas; ¿celtas de granja? ¿consejo de ancianos que he mencionado? No se que quieres decir con esto.
      Bueno me alegra enormemente que te hayas emocionado viendo el reportaje del pueblo de donde provienen tus orígenes. Me imagino que en la distancia estas cosas disparan más los sentimientos.
      Que la disfruten todos los Valdecantos repartidos por Argentina.
      Las gentes de Valdecantos y sus descendientes han vuelto a recuperar el día de la fiesta del pueblo para lo cual se reúnen todos ese día de San Juan allí en el pueblo.
      Muchas gracias por dejar tu comentario.
      Saludos.

      Eliminar
  12. Hola Faustino, me es grato ver tu respuesta..., con respecto a celtas y consejo de ancianos me refería a épocas Numantinas... muy viejo no? y si! como tu dices; es verdad que desde lejos esto impacta mas, porque se lo vive con mayor efervescencia las costumbres de cualquier índole (aquí se festeja aun San Juan), lo que te mantiene permanentemente parte del espíritu de uno, allá; me gustaría pedirte sin mayores interés si me puedes enviar por correo interno estas hermosas y coloridas fotos del Pueblo y darte nuevamente las gracias por tan bella y emotiva publicación de Valdecantos, espero nunca abandones lo que haces pues Dios te dio el don de NUNCA OLVIDAR y de buscar esos OLVIDOS, gracias soy feliz!

    ResponderEliminar
  13. POR ULTIMO FAUSTINO ESPERO ESTÉS EL 24 JUNIO ALLÍ PARA QUE CAPTES IMÁGENES DEL FESTEJO DE SAN JUAN O SI TIENES ALGUIEN AMIGO LAS TOME Y LAS PUBLIQUEN, GRACIAS.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo sé si podré estar ese día de la fiesta en Valdecantos. No dispongo de tanto tiempo libre como me gustaría para hacer muchas cosas. Pero si no es este año si me gustaría acudir en otra ocasión.
      Si me mandas tu dirección de correo electrónico te enviaré las fotos que me solicitas.
      Saludos.

      Eliminar
    2. Hace unos dias conoci un señor que se llama Jose Maria Valdecantos Miguel, creo que es hijo de allí tambien..., saludos.

      Eliminar
    3. Si no me equivoco esta persona que comentas es de Yanguas, lo que pasa es que el apellido Valdecantos es muy común en esta zona.
      Saludos.

      Eliminar
  14. Mi abuelo se llamaba Venancio García Cura y nacio en Valdecantos. Era hijo de Raimundo García y Teresa Cura.

    ResponderEliminar