Retamalejo (Murcia)


Agradecimiento para Antonio Marin Martinez, excelente y dispuesto informante sobre su pueblo.

Retamalejo es una pedania de Caravaca de la Cruz situada en un pequeño llano junto a la loma de Retamalejo.
Población situada a bastante altitud (por encima de los 1000 metros) que padecía unos inviernos muy fríos con abundantes nevadas.
Veinticinco viviendas conformaron Retamalejo que vivieron siempre del cultivo de cereal (cebada) y de los almendros, complementándose en la ganadería con el ganado ovino. Los corderos se vendían a marchantes que venían a por ellos de Barranda, de Los Royos y de Caravaca.
En los años 60 disfrutaron de la luz eléctrica (cuando ya habían cerrado la mitad de las casas), por medio de una linea que venia del pueblo de La Almudema y que pasaba por Los Royos.
No pudieron sin embargo disfrutar de agua corriente en las casas, y no solo eso sino que además tenían que ir a buscarla a un manantial llamado la zanja que estaba a unos 800 metros del pueblo con el añadido de que con el tiempo se secó y tenían que hacer desplazamientos más largos a buscarla, concretamente a la fuente de La Capellania.
No tenían iglesia y acudían a oír misa a la ermita de Los Poyos de Celda, distante a una media hora en las cercanías del pueblo de La Capellania.
Tampoco tuvieron nunca escuela y a los niños les tocaba ir a la de Los Royos, escuela de la que nunca pudo disfrutar Antonio Marin como bien comenta:
"A la escuela irían desde Retamalejo una decena de niños aproximadamente, yo no podía ir porque tenia que ayudar a mi padre en las faenas del campo, después cuando ya tenia tiempo de ir apenas quedábamos unos tres niños en edad escolar, pero los otros niños no querían sus padres que fueran y entonces mi padre no quiso que fuera yo solo porque la escuela estaba a cinco kilómetros de distancia, lo poco que aprendí a leer y escribir fue por medio de un maestro rural que venia de Benablon una vez por semana, con esta persona dábamos clase por la noche tres niños, al final me quedé yo solo dando clase, hasta que un día le dijo a mi padre que no iba a venir más, porque según él yo le hacia muchas preguntas que no sabia explicarme".
El médico venia del pueblo almeriense de Topares, pero solo en casos extremos, venia en un coche de caballos y luego en un biscuter, por lo general eran los retamalejeros los que iban en mulo o en bici a consulta a Topares que esta a unos 15 km.
El cartero venia de Los Royos, pero solo cuando era algo certificado, sino la correspondencia la mandaba con alguien que subiera para Retamalejo.
Para hacer compras acudían a Los Royos y también los lunes aprovechaban para ir a Caravaca que era día de mercado, llevaban a vender los borregos y de paso aprovechaban para comprar todo lo que necesitaran.
Para ir a Caravaca de la Cruz tenían que ir hasta Los Royos y allí coger el coche de linea.
Aunque también aparecían vendedores ambulantes por Retamalejo, como podían ser el tío Ravisco que venia con un carro desde el pueblo de Navares vendiendo un poco de todo o intercambiando productos por almendras, debido a la abundancia de este fruto que había en Retamalejo.
También se dejaba ver por allí el tío Vivillo que venia en moto vendiendo pescado desde La Almudema.
A moler el grano les tocaba desplazarse hasta el molino Clavellina en la cañada de Tarragoya y otras veces al molino de El Moralejo.
Carecían de fiestas patronales, por lo que asistían a la de Los Royos el 8 de diciembre, aunque la fiesta a la que acudían mayormente los retamalejeros era para San Isidro a la ermita de los Poyos de Celda, así lo recuerda Antonio Marin:
"Salíamos de mañana temprano, se iba andando, en caballerías, en bicicleta, acudía gente de todos los pueblos: de La Capellania, de Mancheño, de la Casa de Mula, de La Junquera, de Torre Girón, aquello se llenaba de gente, al mediodía se celebraba una misa, se sacaba a San Isidro a la puerta y se hacia la bendición de los campos, luego se hacia una pequeña procesión junto a unas casas que hay al lado de la ermita, y después el baile hasta la tarde, allí instalaban los tenderetes los turroneros de Caravaca, de esto si me acuerdo bien porque de niño me gustaba mucho comer turrón. Esta romería dejo de celebrarse a últimos de los 50 porque ya fue mermando mucho la población en todos los pueblos".
Los pocos ratos que había libre, que solían ser los domingos y no todos, se entretenían jugando a la brisca y al julepe, escuchando cuentos al tío Palanquin o echando unos bailes que dejaron de hacerse en cuanto se fue marchando la gente joven.
Así como los jóvenes, también acabaron marchándose todos de Retamalejo, el tener carretera y luz no fue estimulo para quedarse en el pueblo, pues en contra estaba el problema del agua que tenían que ir a buscarla lejos, así como que la agricultura dejo de ser rentable, no había trabajo para todos.
Los retamalejeros fueron emigrando a distintos lugares: Caravaca de la Cruz, Murcia, Molina de Segura, Barcelona, Francia....
Hasta el año 1980 hubo vida en Retamalejo, que fue cuando marcharon los últimos que quedaban: el matrimonio formado por Antonio Marin y María Martinez y por otro lado un pastor
(El Caracol).

Visita realizada en solitario en julio de 2009.

PUBLICADO POR FAUSTINO CALDERÓN.

Llegando por el camino de La Capellania.




Entrando a Retamalejo.




Calle de Retamalejo.




La casa del tío Juan Miguel, cuadra y cochera anexas.




La casa del tío Antonio, la última que se cerró en Retamalejo. Asi contempla su casa Antonio Marin pasados los años:
"Antiguamente eran dos casas, por eso se ven dos chimeneas, mi padre compró la casa de al lado, las unió y quedó una casa bastante buena, en la planta de arriba teníamos un palomar para la cría de pichones, a la derecha estaban las cuadras para las caballerías y el pajar para almacenar la paja. Eran casas bastante frías y se vivía en precario, a mi no me gustaba mucho la vida allí, no tenias comodidades ni servicios, si querías divertirte tenias que ir a Caravaca, a Los Royos o a Topares. Yo tenia muy claro que mi futuro no estaba en quedarme en Retamalejo. No me fui antes por no dejar a mis padres solos, me marché en el año 71 cuando me casé y me vine a vivir a Murcia, mis padres no se querían ir, estaban más apegados a la tierra, estuvieron unos años más hasta que se marcharon a Caravaca de la Cruz".



La casa de Pedro Palanquin.




Calle de Retamalejo. Al fondo la casa de Francisco (el tío chico) y en primer lugar la casa de la tía Visitación. Boquete en la cuadra, seguramente para arrancar la puerta o para sacar algo que no cabria por ella.



La casa de la tía Daniela y al fondo la trasera de la casa de la tía Maria Antonia.




La casa del tío Isidro.




La casa de la tía Agustina.




La casa de la tía Ignacia.




Viviendas retamalejeras. La piedra y el yeso presentes.




Pozo para la extracción de agua. Antonio Marin puede hablar de primera mano sobre él:
"No era agua potable, solo era para consumo de los animales, lo hicimos mi hermano y yo a golpe de pico y pala. Nos llevó un mes y medio aproximadamente, era terreno muy duro, sacábamos la tierra con un capazo y una carrucha. Tiene unos cinco metros de hondo haciendo tinaja. Lo hicimos para evitarnos de ir a por el agua de los animales a un pozo que había más abajo y así tenerlo más cerca de casa".

25 comentarios :

  1. Que pena de pueblo, como todos dan mucha pena !!
    En mi entrada de hoy hay una foto de Lanuza hecha por ti, me la pasaron ayer, vi que, casualmente, era tuya y me alegré mucho. Besicos.

    ResponderEliminar

  2. yo nací allí

    ResponderEliminar
  3. Yo recuerdo con mucho cariño, mis vacaciones de verano allí, disfrutando de las historias de mi abuelo Antonio sentado en su silla baja de esparto y con una olla junto al fuego. Por la mañana a madrugar, sacar la burra a los rastejos y después se sacaban las ovejas a los pastos. El día que se hacia pan era una fiesta para mi. Como ha contado mi tio no había agua entonces una vez cada 15 días o así, cogíamos la burra, las agüeras y toda la ropa sucia y nos ibais a la fuente de la Capellanua a lavar, eso era una gozada.... Me alegro poder haber disfrutado de mis abuelos en mi Cortijo "El Retamalejo", mi padre nació allí y mi madre es de el Mancheño otro pueblo abandonado y aun hoy disfruto cuando en alguna comida damiliar empiezan a contar alguna historia de aquellos pueblos.
    Seria muy bueno que los niños de hoy puedan vivir eso, se le da otra importancia a las comodidades y las oportunidades que teneMis hoy.
    Antonia Marin Mota

    ResponderEliminar
  4. Hace poco en Zabrana, un pueblo vasco me encontré con un vendedor ambulante, en su camión no faltaba de nada todo muy ordenado. Me comentó que poco le quedaba para continuar con su trabajo, le pregunté si es qué se iba a jubilar, y me dijo que no, que solo las mujeres mayores le copraban, que los jóvenes no lo hacen,ya se van a los grandes almacenes
    Al venir a La Rioja, me sorprendió ver que todavía hay vendedores ambulantes, pensaba que eso ya no existía.
    Saludos y Feliz Navidad
    Paca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no fuera por los vendedores ambulantes que quedan todavía, seguramente habría más pueblos vacíos, porque la gente mayor que va quedando en los pueblos no se podrían abastecer por si solos.
      Saludos.

      Eliminar
  5. que recuerdos casa de mi tia ignacia la casa de mi abuela visitacion que pena de pueblos vacios desabitados es una pena tanto sacrificio para estar en ruinas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quien eres?. Yo soy nieta de tu tía Ignacia

      Eliminar
  6. yo era pequeño cuando tu tia Ignacia se fué al Moralejo que si no se a muerto debe de tener mas de 80 años menudos bailes hacian en la casa de tu abuela visitacion

    ResponderEliminar
  7. Bueno, yo apenas recuerdo los bailes pero entonces la gente se divertia
    de otra forma

    ResponderEliminar
  8. Ha sido una sorpresa muy grata encontrarme con el pueblo donde yo naci. Mi nombre es Damián, nací en el 1955, soy hijo de Antonia y mi padre se llamaba Pedro José (su apodo era Los Serrano), que murió cuando yo era muy pequeño. Mi hermana es Cándida.

    Me ha gustado mucho leer la historia, ha echo que reviva situaciones como la fiesta del pan, me acuerdo de algunos nombres como la casa de Isidro, casa de Isabel, de Trinidad, de Francisco (tio chico) y Pedro Palanquin.

    Yo también iba con ese maestro y eramos 3 niños, pero no se si por edad hemos podido coincidir. Uno de los que iba conmigo se llamaba Pepe.

    Os doy las gracias por el escrito, me ha gustado mucho leerlo, si alguien se acuerda de alguna anécdota conmigo ya que era un niño me gustaría que me la contaran.

    Gracias,
    Un Saludo.
    Damian.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Damián yo soy Antonio Marin . Yo de ti apenas me acuerdo, de la que si me acuerdo es de tu hermana Candida siempre lo comento por una razón una vez fue con tu padre a Caravaca y cuando volvió por la tarde dijo !como an crecido los centenos¡ y nos hizo tanta gracia que siempre lo he recordado .Otra anécdota es cuando tu padre estaba ya muy enfermo le dijo el medico que le quedaba un mes de vida y luego se murió el medico antes que el y decía tu padre que se joda el que se a muerto es el

      Eliminar
  9. Hola Antonio Marín, muchas gracias por el mensaje, me ha gustado mucho leerte y con las anécdotas, yo realmente era un niño y no me acuerdo de esas cosas. Mi hermana Candida está bien, vivimos en Benidorm, hace muchos años que no voy, me gustaría visitarlo próximamente con ellos para enseñarles donde yo nací.

    Saludos,
    Damián.

    ResponderEliminar
  10. Me encanta el reportaje,me ha hecho recordar a mi familia materna,si mi madre aun viviera te podria contar todo lo que quisieras de esos pueblos...para eso tenia una memoria impresionante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El reportaje de Retamalejo ha quedado muy guapo, en gran parte debido a la colaboración del amigo Antonio que aportó sus recuerdos y vivencias.
      Ya me gustaría haber hablado con tu madre, me hubiera encantado escuchar todas las historias que tendría para contar.
      Lastima que es una generación que no espera como decía mi amigo Fernando.
      Gracias por dejar tu comentario.
      Saludos.

      Eliminar
  11. Muy bueno el blog. Estos pueblos, sus historias y su gente no deben de caer en el olvido, forman parte de nuestra historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es el objetivo primordial del blog. Salvaguardar su memoria, que el día de mañana se sepa algo más de como era la vida en estos lugares.
      Gracias por tus palabras.
      Saludos.

      Eliminar
  12. ammjjs@hotmail.commiércoles, 03 junio, 2015

    gracias Faustino por este blog de mi pueblo, soy Antonio Marin un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hombre Antonio! Ya hacía días que no tenía noticias tuyas. Ya sabes que la mitad del merito del reportaje es tuya.
      Saludos.

      Eliminar
  13. todo puede volver a crecer si se quiere, igual ay agua a mas profundidad, es querer

    ResponderEliminar
  14. Me ha gustado muxo la publicacion. Mis abuelos eran Trinidad y Pedro el palanquin, ellos ya murieron pero me ha encantado saber como era su forma de vida. Mi padre y mis tios nacieron alli y ellos tambien me cuentan como se vivia y q los vecinos eran todos como una familia.

    ResponderEliminar
  15. Todos los valores y alguno de los defectos que la sociedad actual carece.

    ResponderEliminar
  16. ¡Qué buen estudio antropológico el de esta entrada! Los comentarios del señor Antonio Marín engrandecen este trabajo. En todos ellos se ve la dura realidad del día a día de sus moradores y cómo el afán de superación y mejora de la juventud hace que ésta siempre busque otros horizontes. Cruel realidad y razón de ser de la mayor parte de los pueblos deshabitados de nuestro país.
    Su entramado urbano, la arquitectura de sus viviendas y el material de construcción empleado en ellas m recuerda bastante algunos pueblecitos de mi tierra extremeña,
    Gracias por mostrarnos estos lugares olvidados por el mundo pero siempre en el corazón de los que los habitaron.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Hola...soy sobrina de Ignacio..ella murió.2011..diciembre... Mi padre era Francisco..hermano de ignacia..también.. Murió este año..febrero...próxima semana..iré ver esos sitios..tengo familia...moralejo

    ResponderEliminar
  18. Hola...OS voy pedir ..algo..puede ser .difícil no imposible..porque...los que...hemos nacido.somos..hijos nietos de familia de retamalejo..juntarnos..unirnos...comer..juntos si..comer..y..conocernos....digo..de verdad..de corazón....vamos...a lo que echó Antonio MarinMarin Martinez...no se quede olvido..contrario..recordad... Juntarnos...bueno si queréis..yo vivo Cartagena.. Cualquier decisión..contar conmigo..me gustaría conocer..conocería..gente..familia.....de Retamalejo.. Bessos..esperó vuestra respuesta......hasta siempre...por cierto...yo ..nieta.. Hija...sobrina.de familia de Retamalejo....

    ResponderEliminar