La despoblación de la A a la Z



Abandonado. /--- Uno de los dos términos con los que se suele referir a un pueblo vacío y que muchas veces lleva a equivoco. Pueblo abandonado es aquel en el que todas sus edificaciones se encuentran en estado de abandono y no mantenidas en uso por sus dueños.


Belchite. /--- El conocido como Pueblo Viejo de Belchite es un caso casi único en la historia de la despoblación, pues este pueblo fue zona de intensos combates durante la guerra civil, donde se desarrolló la famosa batalla de Belchite. El pueblo quedó completamente arrasado y el régimen franquista decidió construir un pueblo nuevo al lado y dejar este como símbolo de la contienda. Los propios presos republicanos fueron los encargados de construir el pueblo nuevo. Fue un pueblo de cierta importancia con varias iglesias y conventos entre sus calles, con una población en torno a los 4.000 habitantes. Actualmente se encuentra en estado de avanzada ruina pero es un lugar muy frecuentado por miles de turistas.


Colonización, Pueblos de. /--- En los años 50 mientras muchos pueblos se despoblaban, se creaban otros nuevos, como fue el caso de los pueblos de colonización, creados por el régimen franquista para reorganizar y aprovechar las tierras secas y estériles dotándolas de infraestructuras para hacerlas tierras de regadío. Más de 300 pueblos se llegaron a construir, siendo Andalucia, Aragón y Extremadura donde se concentraban la mayoría de ellos. Dándose la paradoja de que muchos de estos colonos procedían de pueblos que habían sido desalojados para la construcción de un pantano o de vecinos de pueblos muy aislados de la montaña que habían echado la solicitud para cambiar de vida. Así no es raro encontrar hoy día en los numerosos pueblos deshabitados de España datos de familias que emigraron a estos pueblos, en algunos casos en más de la mitad de la población se trasladó al nuevo pueblo. Como ejemplos pueden ser los de Tiermas (Zaragoza) recolocados en el Bayo, los de Granadilla (Caceres) recolocados en Alagón del Rio o los de Cillas (Huesca) recolocados en Curbe.

Deshabitado. /--- Es el otro termino usado para referirse a un pueblo vacío y que no hay que confundir con abandonado. Deshabitado es aquel pueblo que carece de población estable pero algunas de sus edificaciones se encuentran en buen estado y en uso esporádico por sus dueños. Como es el caso de numerosos pueblos que sin mantener población permanente durante todo el año, hay una o varias familias que tienen arreglada su vivienda para pasar temporadas allí, arreglos que en otras ocasiones se limitan a la iglesia, ermita, escuela o cualquier edificio comunal que pudiera servir de lugar de encuentro y de visita de los antiguos vecinos.


Expolio. /--- Una gran lacra para los pueblos a medida que se iban quedando vacíos fue el expolio. Los amigos de lo ajeno y las aves de rapiña no dejaron nada de valor (y de no valor) en los pueblos. Se lo llevaron todo y lo que no lo rompieron. Así saquearon puertas, ventanas, tejas, escudos, dinteles, muebles de interior, utensilios, aperos de labranza, objetos de culto en las iglesias, etc. Al día siguiente de vaciarse un pueblo ya estaban estos buitres llevándose todo lo que pudieran, incluso quedando todavía alguna familia viviendo en el pueblo forzaban las casas donde no había nadie en busca de todo lo que pudiera interesarles.


Florida, La. /--- Este pueblo minero abandonado en las cercanías de Rábago (Cantabria) puede servir de ejemplo de otro grupo distinto de poblaciones al uso. Fueron pueblos creados normalmente en torno a una mina o a una central hidroeléctrica para albergar a los trabajadores y sus familias que allí se empleaban. Mientras que estuvieron con vida fueron pueblos normales y corrientes, con su iglesia, su escuela, su ayuntamiento y sus fiestas patronales, lo único que variaba era el medio de vida, aquí no había agricultura ni ganadería salvo excepciones y estaban asalariados a la mina o a la central correspondiente y no eran propietarios de las viviendas. Fueron pueblos de corta vida pues cuando se acabó la minería se acabó la vida en estos pueblos, y en el caso de las centrales hidroeléctricas cuando ya no hacia falta mano de obra y todo se controlaba con maquinaria pues también dejaron de tener vida. En el caso de los pueblos mineros hay más de un centenar de ellos completamente abandonados por toda la geografía española y en el caso de los pueblos de las hidroeléctricas algunos se quedaron abandonados pero otros se consiguieron salvar y se quedaron como lugares de segunda residencia.


Granadilla. /--- El precioso pueblo amurallado de Granadilla es uno de los muchos casos en los que la construcción de un pantano acabó con siglos enteros de vida. De nada le valió su belleza (catalogado conjunto histórico- artístico después de su abandono). La construcción del embalse de Gabriel y Galán supuso la expropiación forzosa de las tierras de cultivo y de sus casas. El pueblo después de estar muchos años en el abandono fue elegido en el año 1984 para un programa educativo para la recuperación de pueblos abandonados en donde numerosos alumnos procedentes de toda España aprenden la técnica de rehabilitación y conservación de edificios y lugares comunes.


Huesca. /--- Esta provincia aragonesa es una de las que esta en cabeza en cuanto a mayor número de pueblos deshabitados de España. En torno a los 200 se pueden citar en su territorio sin contar a pardinas y caserios,


Inclemencias meteorológicas. /--- Las condiciones adversas de la meteorología han sido un ejercito de destrucción para los pueblos que se quedaban vacíos. Así el hielo, la nieve, el viento, la lluvia, la humedad entre otros factores han dañado muchísimo las construcciones de los pueblos, una simple gotera puede dañar todo un edificio, una ráfaga de viento puede tumbar una pared de un momento a otro, no es raro visitar un despoblado de un año a otro y encontrarnos con tal o cual edificación en el suelo cuando el invierno anterior estaba en pie.


Jipis. /--- Conocidos así vulgarmente los llamados hippies que poblaron muchos pueblos de los que se habían quedado vacíos en los años 70 y 80. Tenían una forma de entender la vida muy diferente a lo que se llevaba en aquellos años. La vestimenta, la imagen personal y la manera de enfocar la vida chocaba mucho con las gentes que habitaban el mundo rural. No era raro oír frases como: en el pueblo tal se han instalado unas gentes muy raras, van medio desnudos y se pasan el día sin hacer nada. Eran jóvenes desencantados con el consumismo y el sistema y querían experimentar nuevos métodos de vida alejados del mundo urbano, para ello se instalaban en pueblos que se habían quedado sin gente y ocupaban las casas de los que se fueron, viviendo en una vida totalmente al aire libre con unos medios muy precarios y sin ninguna comodidad pero en armonía con lo que ellos querían.


Kayaköy. /--- Aunque el fenómeno de la despoblación del mundo rural es en España y en Italia donde más se ha cebado , hay otros países de Europa que tambien tienen despoblados en sus territorios, sirva como ejemplo esta población de Turquía que llegó a contar con 500 casas y en el que alguna guerra entre los griegos y los turcos unido a un terremoto que hubo en los años 50 hizo que su población emigrara casi en sus totalidad, quedando el pueblo actualmente como un museo al aire libre.


Labordeta. /--- El juglar de la despoblación. Nadie ha cantado al abandono del mundo rural como el maestro Jose Antonio Labordeta. Canciones llenas de rabia, de tristeza y de sentimiento por el movimiento migratorio que se producía en Aragón dejando numerosos pueblos vacíos. Bien sea dedicándoles canciones enteras o en algunas estrofas, no se olvidaba nunca de este problema tan sangrante en su tierra:
{ De cien vecinos que eramos ya solo quedamos dos }
{ Si será duro San Juan que de tanto San Juan pobre están los pueblos vacíos }
{ El San Juan pobre nos mete a todos en las ciudades, haciendo que el campo cruja de tristeza y soledades }
{ Allá arriba, en el pueblo vacío del lento Somontano enterramos la abuela en aquel cementerio cubierto de yerbajos, arbustos y lápidas deshechas por el tiempo, las nieves y el olvido }
{ aquí lo único que anda es la gente que  se va, que camina con su casa y nunca más volverá }
{ Maria me dice ´´coñe   marchémonos de una vez ``. Yo me hago el sordo y me digo : ´´ Esto no se puede perder ``. }
{ Escúpele al pantano y a quien lo hizo que nos quito la tierra, casa y panizo }
 Son solo unos cuantos ejemplos de su manera de ver la despoblación. Escuchando a este magnifico cantante en aquellos años uno se podía llegar a aficionar a visitar los despoblados
(experiencia personal).


Lluvia amarilla, La . /--- Esta todo dicho y escrito sobre esta obra maestra de Julio Llamazares. De imprescindible lectura para todos los amantes de la despoblación. No pierde vigencia con el paso de los años. Acompañamos con su lectura al protagonista del monólogo hacia los abismos de la soledad y de la muerte.


Muedra, La . /--- Uno de tantos pueblos que hoy día yacen bajo las aguas de un pantano y del que nada queda salvo la memoria de las cada vez más escasas personas que un día habitaran este pueblo soriano, actualmente bajo las aguas del embalse de la Cuerda del Pozo. Solamente con el estiaje de las aguas en época de sequía se puede ver la torre de la iglesia para recordar que allí estaba La Muedra. Ya son más de trescientos los pueblos que fueron ´´engullidos`` por las aguas devastadoras de los pantanos en toda España en el siglo XX.


Neo-rurales. /--- Gentes que están dinamizando un poco el alicaido mundo rural. Gentes desencantadas de la ciudad, buscando vivir en contacto con la naturaleza o mejorar en calidad de vida, son frecuentes los casos de personas que teniendo buena posición económica y social en la ciudad lo dejan todo y se van a vivir a pueblos con los que nada les unía en muchos casos hasta entonces, buscando una vida más bohemia sin las ataduras de las ciudades. Artesanos, escritores, pintores, escultores, turismo rural, etc, van cambiando los medios de vida que habían existido siempre en los pueblos. Se han dado varios casos de pueblos completamente vacíos que un grupo de estas personas lo han recuperado y lo han sacado adelante.


Olvido. /--- A lo que han estado condenado siempre estos pueblos. Primero por parte de las instituciones competentes de la época, que no les llevaron las comodidades para vivir que si había en las ciudades (carreteras, luz, agua, servicios sanitarios, escuela, transporte, etc) lo que obligó a muchas gentes a emigrar en busca de estas modernidades. El olvido luego siguió con muchos de los antiguos vecinos (no todos, porque también hay mucha gente que luchó porque su pueblo no se muriera en el fango del olvido) que se fueron, que no quisieron volver a saber nada de su pueblo y dejaron que sus casas se vinieran abajo y el olvido siguió en la actualidad con la poca difusión que se le ha dado en los medios culturales (salvo excepciones) a la memoria de estos pueblos que lentamente se iba borrando con la desaparición de la última generación que en ellos vivió.


Pantano. /--- Arma mortífera para la despoblación. En el siglo XX para que unos pudieran sobrevivir había que condenar a otros. Es lo que pasó con los pantanos. Había un problema muy grande de regadío en muchas zonas del país, donde había escasez de agua y no daba abasto para satisfacer todas las tierras de cultivo, en otros había que controlar y regular el nivel de los ríos sobre todo en época de crecidas y en otros casos había que proporcionar electricidad a muchos lugares que carecían de ellas lo que se conseguía con la energía hidroeléctrica proveniente de los saltos de agua de los pantanos. Pero todo esto tenia un coste altísimo: llevarse por delante a decenas de pueblos, siglos de vida sepultados para siempre, pueblos de gran valor cultural, paisajistico. Daño irreparable en las gentes apegadas a su tierra, un desarraigo del que ya no se recuperaron en algunos casos. Muchos pueblos quedaron para siempre bajo las aguas del pantano y otros lograron escapar de las aguas avasalladoras pero como les habían expropiado sus tierras de cultivo recibieron ´´ la gracia`` de perdonarles la vida pero sin poder vivir en ellos.


Quien te cerrara los ojos. /--- La más hermosa canción que se haya escrito nunca sobre la despoblación. Un canto a la tristeza, a la soledad, al olvido y al abandono el que muestra Jose Antonio Labordeta en esta joya de canción.
 { En los muros crece yedra y en las plazas no hay solanas, contra la lluvia y el viento se golpean las ventanas }.


Ruedas de Enciso, Las. /--- El siguiente pueblo en la lista de espera para desaparecer para siempre bajo las aguas de un pantano. Este bellisimo pueblo riojano a orillas del Cidacos tiene los días contados, y de hecho parece que tiene una moratoria puesto que las obras de finalización del pantano tenían que estar terminadas para el 2011 pero van con retraso y todavía podremos disfrutar durante algún tiempo de este precioso pueblo (la foto de cabecera del blog es la calle mayor de las Ruedas de Enciso).


Sesenta, Década de los. /--- Después de la guerra civil el fenómeno de la despoblación y la emigración fue imparable, pero esta década de los años 60 fue la más sangrante para los pueblos. Son muchísimos los pueblos en los que se acabó su ciclo de vida en algún año de esta década y donde se produjo la mayor avalancha migratoria hacia las ciudades debido a la emergente industria que allí se daba.


Tres mil. /--- Aunque es muy difícil de hacer un censo sobre el número de despoblados que puede haber en España, la cifra anda rondando esta considerable cantidad. No ha habido nunca un censo fiable de pueblos abandonados-deshabitados ni lo habrá nunca porque es una labor muy difícil, unos pueblos entran y otros salen en esta lista, pueblos que estuvieron con vida hasta fechas recientes engrosan la lista de los despoblados y otros pueblos que estuvieron sin vida durante muchos años ahora saldrían de esa lista al haber recuperado otra vez población. Aquí se incluirían pueblos, aldeas y caseríos y nos llevaría a una cifra muy cercana a la citada en el encabezado.


Ultimo habitante. /--- Siempre habrá alguna persona que tenga el honor de ser el ultimo habitante de un pueblo que se haya quedado despoblado. En muchos casos suele ser una familia entera, en otros casos un hombre solitario y en menos casos una mujer solitaria. Fueron los últimos que cerraron la casa y mantuvieron un soplo de vida en el pueblo, en algunos casos viviendo más de veinte años en soledad desde que se marchó el penúltimo vecino. Gentes arraigadas a su tierra que no querían marchar hasta que no tenían más remedio que hacerlo.


Vegetación. /--- Otro de los enemigos de los despoblados es la vegetación. Cuando ya no quedan gentes ni animales, la vegetación en cierta medida trata de recuperar lo que un día fue suyo y se va apoderando de las calles y los edificios. Es frecuente entrar en una iglesia y ver su interior dominado por todo tipo de vegetación. Muchas calles de estos pueblos vacíos están intransitables debido a la exuberante maleza que se ha apoderado de ellas e incluso pueblos enteros a los que no se puede acceder porque la vegetación a taponado todas las vías de entrada.


Xanovas / Jánovas. /--- Uno de los casos más sangrantes y dolorosos de la historia de la despoblación es el de este pueblo de Jánovas en el Sobrarbe de Huesca, a orillas del río Ara. Obligadas a marchar toda su gente para la construcción de un pantano, la resistencia numantina de alguna familia y en especial el último matrimonio que allí vivió (Emilio Garcés y Francisca Castillo) hizo que encrespara los ánimos de Iberduero y hubiera episodios dramáticos dentro del pueblo, con desalojo por la fuerza como la de los niños de la escuela en plena clase o dinamitando algunos edificios cuando había gente viviendo en el pueblo. Todo para al final no construirse nunca el pantano, pero el daño que se había hecho a Jánovas y a su gente ya era irreparable.


Yeba. /--- Hay muchos pueblos que después de haber estado muchos años durmiendo en el silencio y en la soledad se han ido recuperando lentamente y han ido levantando el vuelo con una serie de mejoras como el arreglo de los caminos de acceso, rehabilitación de edificios y mejoras de infraestructura urbana y servicios básicos. Uno de estos casos es el de Yeba, uno de los pueblos más hermosos del Alto Aragón que había perdido toda su población y estuvo unos cuantos años en un letargo de abandono, donde apenas algún antiguo vecino lo visitaba en temporadas y que poco a poco ha vuelto a revitalizarse y a ver como vuelven los que se fueron y sus descendientes aunque sea en temporadas veraniegas.
Es uno de los muchos pueblos que estuvo y ya no lo esta.


Ziroz. /--- Al igual que nosotros conocemos ahora muchos pueblos despoblados en el siglo XX, nuestros antepasados también conocieron despoblados en el siglo XIX o anteriores. Pueblos que se abandonaron por estar en mal terreno o por historias malditas de plagas y pestes y cuya historia fue pasando de boca en boca por las distintas generaciones a través de la tradición oral. Aun hoy día los más ancianos siempre recuerdan algún despoblado del que ya no queda apenas nada. Una ermita solitaria o algún muro de alguna edificación suelen ser las señas de identidad de que allí en siglos pasados hubo algún pueblo. Por medio de algún historiador sabemos alguna reseña de estos lugares. Sirva como ejemplo este despoblado medieval de  Ziroz en el valle navarro de Ibargoiti.

6 comentarios :

  1. Qué información tan buena nos has ofrecido en esta entrada, tienes mucha razón en todo lo que cuentas.
    Yo siempre he recordado el pueblo de Loriguilla en Valencia que fue cubierto por las aguas a primeros de los 70 del siglo pasado, un domingo fuimos al pantano, y me impresionó ver lo que quedaba de sus viviendas con algunos de sus enseres tirados por los suelos, pero lo que más me impresionó, fue ver tumbas abiertas y restos de huesos tirados por el suelo del cementerio.
    Un saludo
    Paca

    ResponderEliminar
  2. Es divertido, instructivo y además toca, a todos nos toca muy dentro.

    ResponderEliminar
  3. Gran idea Faustino, he pasado media hora muy entretenido.
    Un saludo amigo mio.

    ResponderEliminar
  4. Esfuerzo de sintesis muy de agradecer,Faustino,aunque supongo que podrias haber hecho 20 o 30 abecedarios sobre el fenomeno de la despoblacion ,yo añadiria en la I ,impotencia que sientes cuando ves tanto patrimonio y tantas vivencias perdidas despues de mas de mil años de vida

    ResponderEliminar
  5. Me gusta mucho el blog. Le propongo que se interese por Villasecas Somera y Villasecas Bajera, de la Provincia de Soria.
    En Villasecas Bajera hace unos años solo vivian dos habitantes y últimamente me comentaron que ya no vivía nadie. ( Este, entiendo que sería el caso de pueblo deshabitado) Villasecas Bajera está abandonado hace muchísimos años.
    Un fuerte abrazo. Gran Blog, enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras amigo Fernando, me alegra que te guste el blog.
      Conozco bien Villaseca bajera porque sus ruinas estan a la vista cuando uno se introduce en las Tierras Altas rumbo a Yanguas. Si tenia en mente hacer un reportaje sobre este despoblado, me haria falta algun informante que hubiera vivido en este pueblo cuando estaba habitado.
      En cuanto a Villaseca somera no le conozco interiormente pero le echare un vistazo cuando vaya por alli.

      Saludos.

      Eliminar