Oreja (Toledo)


Situado sobre unos riscos en la margen izquierda del río Tajo se encuentra este histórico pueblo de Oreja (sobre su actual emplazamiento se asentó la villa romana de Aureliae), excelente mirador de toda la vega del río.
El castillo de Oreja situado a escasos 300 metros del pueblo y visible desde muchos kilómetros a la redonda es lo que ha salvado de caer en el olvido a esta población compuesta por unas catorce viviendas en forma de U con dos calles exteriores y una central sin salida.
Al tener el Tajo cerca tenían agricultura de regadío (remolacha, maíz, coliflor, repollo, viñedos) y de secano en la parte de arriba del pueblo (trigo, cebada, centeno) quedando las ovejas y en menor medida las cabras en lo relativo a la ganadería.
Varios orejanos trabajaban a jornal en la poderosa finca agrícola de Soto de Oreja propiedad de la familia Monegre, situada por debajo del pueblo junto a la ribera del Tajo.
Celebraban su fiesta patronal el día 15 de agosto en honor a su patrona la virgen de la Asunción.
Ese día se celebraba una misa y una procesión por las calles del pueblo y por la tarde se hacia el baile que ya había dado comienzo la noche del día anterior. El ¨Galguete¨ de Aranjuez con un organillo era el encargado de hacer bailar a los presentes en una explanada junto a la ermita, fiesta muy concurrida por ser en época veraniega y donde no faltaban los turroneros y almendreros de Aranjuez que instalaban allí sus tenderetes.
Tenían maestra y cartero residentes (iba hasta Noblejas a recoger la correspondencia), pero carecían de médico que fuera a hacerles una visita debido a las distancias que había para llegar a Oreja y a los nulos caminos que había entonces, teniendo que ir el enfermo de la manera que pudiera a consulta bien a Aranjuez o bien a Ontigola.
Algunos domingos, no todos subía el cura desde Aranjuez a oficiar misa y otras veces era algún fraile de la residencia El Deleite de Aranjuez el que se pasaba por Oreja a tal menester.
Tampoco aparecían apenas vendedores ambulantes por allí por lo que eran los orejanos los que tenían que acercarse hasta Aranjuez o hasta Ontigola a suministrarse.
Hubo un proyecto frustrado de haber subido la luz desde la finca de Soto de Oreja por medio de un transformador pero los vecinos no quisieron acometer el gasto que ello suponía, por lo que hasta el final de sus días Oreja no conoció más luz que la de los candiles y quinqués.
Algo parecido ocurrió con el agua, no se llevo a buen término el proyecto de canalizar una fuente cercana hasta Oreja por lo que siguieron suministrándose para consumo directamente del río Tajo adonde bajaban con cantaros en caballerías.
Esto unido a los malos caminos que había y al envejecimiento de la población llevó al declive a Oreja. Los más ancianos murieron en el pueblo y los hijos fueron marchando en busca de mejor futuro y más comodidades. Para 1959 se había quedado vacío el pueblo aunque muchos vecinos que habían emigrado a Aranjuez, Noblejas y Ontigola siguieron yendo al pueblo a trabajar las tierras.
Actualmente los antiguos vecinos y sus descendientes se siguen reuniendo el 15 de agosto para celebrar el día festivo del pueblo y colaborar para que no se apague la llama de la memoria de Oreja.

Visita realizada en febrero de 2012.

PUBLICADO POR FAUSTINO CALDERÓN.

El pueblo y el castillo en su elevada posición vistos desde la finca de Soto de Oreja.




Llegada a Oreja.



La ermita de la Asunción de Nuestra Señora.



El castillo de Oreja, construido por los musulmanes hacia el siglo X para proteger y dominar el paso del río en su defensa del reino de Toledo, por delante los escasos restos que quedan de la parte antigua del pueblo.




El pueblo visto desde el castillo.



La calle de Enmedio, las viviendas daban a esta calle y también tenían salida por detrás a través de un patio.



El final de la misma calle.



La calle de Enmedio vista desde la otra punta. Al fondo la ermita.




Una de las casas más pudientes del pueblo.



La casa de la maestra y la casa de la tía Cipriana.



Muchas de las casas eran dos viviendas independientes, una en la planta baja y otra en la planta de arriba a la cual accedían por las escaleras situadas en el patio.




Poco queda en pie de la escuela de Oreja.



Por debajo del farallón calizo donde se asienta el pueblo se encuentran las ruinas de la Casa del Soto con amplios rediles para las ovejas y sencillas viviendas para los pastores. Por medio pasaba el antiguo sendero que subía directamente al pueblo.

22 comentarios :

  1. Hola Faustino;

    Yo había leído algo sobre el castillo, lo tenía por ahí anotado para visitar en alguna de mis próximas visitas a Alcala, unos 80 Km creo que son. Desconocía lo del pueblo, lo cual hara que aproveche el viaje para visitarlo. Por cierto el mes pasado visite Fresno de Torote, que también conocí gracias a esta fantastica página.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Buenas:
    Este fin de semana pasado casualmente he estado en el pueblo de Oreja. Me comentó un amigo que había encontrado un pueblo abandonado y que se podía ir allí a pasar el día. Estuvimos viendo el pueblo entrando en las casas e hicimos fuego para cocinar en las chimeneas que aún siguen en pie.
    La verdad es que el pueblo me encantó y me recordó mucho a mi infancia cuando mis abuelos vivían en una casería de Jaén arrendada. Son casas de trabajadores labriegos, que vivían del campo y de lo que éste le daba.
    Muy bonito el Castillo con todas las ruinas de lo que tuvo que todo el poblado antiguo, construido en una divisoria.
    Tengo que reconocer que todo lo antiguo y que tenga historia me encanta y me fastidia mucho que lugares que han albergado durante ciento de años a seres humano y que en ellos se han ganado la vida tanta gente, quede ahora reducido a escombros porque según parece ya no son útiles ni sirven.

    Por cierto he dado con esta página buscando más información sobre el pueblo y me ha gustado bastante.

    Saludos. Jesús Morales.

    ResponderEliminar
  3. felicidades por la información sobre Oreja y su castillo

    ResponderEliminar
  4. Me encanta este blog!

    Muchas gracias Faustino :)

    ResponderEliminar
  5. Buenas noches.
    Alguien me podía decir cuando es la misa de la virgen mañana día 15 en oreja.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Me ha gustado mucho esta entrada del blog,porque me ha traído bonitos recuerdos de una excursión que hice hace ya muchos años con mis primos que son de colmenar de oreja,un pueblo cerca de allí.Yo tendría 14 o 15 años y recuerdo como me impresionó ya que era el primer pueblo abandonado que veía.Me alegra saber que sus descendientes se siguen reuniendo para mantener viva su memoria.Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El primer despoblado que se ve siempre le deja a uno un recuerdo especial. Las gentes de Oreja y sus descendientes ya que no se puede recuperar el pueblo por lo menos tratan de que no se apague el vinculo afectivo y emocional que les une a su pasado.
      Gracias por dejar tu comentario Cristina.
      Saludos.

      Eliminar
  7. Yo jorge vecino de Aranjuez frecuento mucho la zona. Me alegra que usted fomente esta zona ojala nunca se pierda su romeria y alguna vez se recuperase su legado historico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo con usted, este pueblo encierra mucha historia en sus muros para que se pierda así como así por el túnel del olvido y la indiferencia.
      El día festivo que siguen celebrando los orejanos y sus descendientes estará vigente todavía unos cuantos años. Ya veremos las siguientes generaciones si continúan con la tradición.
      Gracias Jorge por dejar su comentario y que siga disfrutando en sus paseos de toda esa hermosa zona ribereña.
      Saludos.

      Eliminar
  8. Buenas Faustino,

    Enhorabuena por tu web, es la guía de guías para saber de pueblos abandonados y lugares realmente interesantes.

    Estuve hace unos días. Hice una buena ruta desde Ocaña. Almorcé a los pies de la torre del castillo imaginando a las tropas cristianas y musulmanas abajo en el soto pensando cómo alcanzar lo alto del risco. Las vistas son impresionantes. Un lugar totalmente recomendable para visitar.
    Eché de menos más cuidado por parte de la administración. Hablamos de un sitio que puede haber estado habitado durante más de dos mil años. No sé, me vinieron a la cabeza los molinos de Consuegra, que sí se conservan bien. Por el sitio en el que está, el Castillo y la ciudad de Oreja es uno de los sitios que más me ha impresionado de la zona.

    Saludos y seguimos tus reportajes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un lugar que impresiona mucho. Sus vistas desde allí son espectaculares de toda la vega del Tajo. Con un poco de imaginación puedes estar contemplando las guerras que se dieron en siglos pasados, como bien dices unos pensando en como atacar el castillo y otros fortaleciendo su defensa.
      De las administraciones poco hay que decir, se gastan el dinero en recuperar cosas que no sirven para nada y el patrimonio arquitectónico y cultural se le deja morir en medio de una desidia tremenda.
      Si hiciste una buena excursión desde Ocaña, si.
      Gracias por dejar tu comentario Jesús.
      Saludos.

      Eliminar
  9. Hola Faustino. He visto tu blog. Solo comentarte que yo de pequeño iba de vacaciones a Oreja. Te hablo de hace unos 35 años. Resulta que mi tío abuelo era el párroco de la Ermita, y tenía allí una casa. El iba con sus hermanos (mi abuela una de ellos), y luego mis padres, tíos, hermano y primos.
    Pasabamos el mes de agosto y septiembre. El agua para el aseo nos lo subía un vecino del pueblo con un tractor, en un remolque que era una cuba para agua, cogida directamente del Tajo. El agua para consumo era embotellada. La luz y el gas para cocinar salía de las bombonas de camping gaz, y la televisión funcionaba enchufada a una batería de coche. Mi que decir que las necesidades fisiológicas, en medio del campo.....
    Y detrás de la iglesia, en el descampado que hay, teníamos nuestro campo de futbol. Imaginate cuando el balón se caía monte abajo. La ley de la botella, ya sabes.....
    A pesar de todo lo que pueda parecer incomodidad, lo recuerdo con mucho cariño y añoranza.
    Un saludo y gracias por rescatar estos recuerdos de mi infancia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entrañable y emotivo comentario el que has escrito. Gran recuerdo te dejó tus años de vacaciones allí durante la infancia y es que como bien dices se carecía prácticamente de todo pero era todo mucho más entrañable y sencillo. Que poco hacía falta para ser feliz.
      Relatas tus experiencias fechándolas en el año 1980 arriba abajo, con lo que aunque el pueblo hace años que se había quedado vacío, varios vecinos mantenían en buen estado la casa como apoyo a las faenas agrícolas o para pasar allí pequeñas temporadas.
      Carlos, gracias por dejar este bonito y nostálgico comentario.
      Saludos.

      Eliminar
  10. Hola Faustino.
    Magnífico tu blog! Conozco el pueblo de Oreja y el Castillo. Voy a menudo. ¿Sabes si existía un cementerio en el pueblo? ¿Tienes algún dato sobre el mismo?
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose.
      No tengo ni idea sobre si Oreja tenía cementerio propio o iban a Noblejas u Ontigola para enterrar a los fallecidos.
      No le dí mayor importancia cuando estuve por el pueblo ni indagué nada al respecto.
      Saludos.

      Eliminar
    2. Yo os puedo contestar. Sí tenía un cementerio propio. Creo que aún se puede ver. Es muy pequeño y está a las afueras del pueblo, por la parte contraria al castillo (por el este, si no me situo mal). Al salir de Oreja no cojas el camino principal, sino otro más pequeño hacia la izquierda. Y fuera de ese caminito, sin acceso directo está el cementerio. En google maps, si haceis un vistazo del pueblo, vereis a su derecha y algo alejado un pequeño recinto cuadrado tapiado. Eso es el cementerio de Oreja.

      Eliminar
    3. Gracias Carlos por el apunte.
      Saludos.

      Eliminar
  11. Hola buenas, ayer fui para visitarlo (es la segunda vez), y escribo para que sepan que ya no está desocupado, hay algunas familias de etnia gitana,y no creo que fuera de un día el estar allí porque tenían la ropa tendida y demás, un saludo

    ResponderEliminar
  12. El hombre sin nombredomingo, 19 febrero, 2017

    Faustino no se si conoces el pueblo abandonado de Jumela.
    Esta cerca de Menasalbas por si es de tu interes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo referencias de Jumela pero no lo conozco personalmente.
      El hecho de que no quede en pie nada más que la iglesia y que seguramente ya no haya nadie con vida de los que habitaron este pueblo debido a su temprano abandono a principios de siglo XX es lo que ha hecho que no haya mostrado un especial interés en ir a conocerlo.
      Gracias Hombre sin nombre por tu indicación.
      Un cordial saludo.

      Eliminar
    2. Hola Faustino, de Jumela permanece en pie la iglesia con su torre y una vivienda, que creo que datan del s XIV y tengo entendido que se despobló dos veces la primera en el s XVII y la segunda y definitiva a principios del s XIX de ahí los pocos restos que quedan.

      Eliminar
    3. Muchas gracias por el apunte.
      Con lo que me confirmas, sobre todo lo de su lejana despoblación (s. XIX) me reitero en el escaso interés que tengo en conocerlo. Si un día paso cerca de allí lo visitaré pero de cosa hecha no creo.
      Un cordial saludo.

      Eliminar