Casas de la Sierra (Avila)


Agradecimiento para María Rosa Martín García, nostálgica informante de su aldea, a la que a pesar de la distancia la ha llevado siempre en su corazón.

Casas de la Sierra es un anejo que perteneció antiguamente a Santa Lucia de la Sierra y en la actualidad lo hace a Solana de Avila.
Mirador privilegiado del valle del Aravalle y de la sierra de Gredos se sitúa esta aldea escondida entre un espeso robledal, ubicada a considerable altitud (1450 metros), lo que la hacía padecer unos inviernos muy rigurosos y muy fríos con abundantes nevadas por lo que durante muchos días se encontraban aislados.

"Era tal las nevadas que caían, que muchas mañanas mi padre tenía que coger una pala y quitar la nieve para poder salir de casa, en muchas ocasiones hacer una especie de túnel, todos los vecinos desde su casa hacían camino para poder ir donde los animales y darles comida y agua. Como teníamos mucha leña estábamos bien provistos para soportar las bajas temperaturas. Siempre me acuerdo de mi madre cuando iba a lavar la ropa, se ponía ladrillos calientes envueltos en papel sobre la suela de los zapatos para calentarse los pies, además llevaba un cubo de agua caliente para meter las manos de cuando en cuando, solía ir a lavar a un manantial que teníamos en una huerta, allí el agua no estaba tan fría.
Los niños a nuestra manera le sacábamos entretenimiento a estos días tan duros, aprovechando los estanques helados que se formaban como pista de patinaje". MARÍA ROSA MARTÍN.


Dieciséis viviendas llegaron a formar la aldea en sus buenos tiempos, reducidas a diez las habitadas en la segunda mitad del siglo XX:
-La de la tía Paulina.
-La de el tío León.
-La de el tío Coleto.
-La de la tía Brígida.
-La de la tía María.
-La de la tía Justa.
-La de la tía Rosa.
-La de la tía Regina.
-Casa el Bueno.
-Casa de Victoriano.


Se dedicaban principalmente a la ganadería con ovejas, cabras y vacas.
En la agricultura obtenían algo de trigo, centeno, cebada, patatas, judías y garbanzos.
Como no podía ser menos, en un lugar tan aislado la convivencia y la armonía entre los vecinos era fundamental para que la vida fuera un poco más fácil.

"El vecindario era bien avenido, yo no recuerdo conflictos importantes, más bien éramos como una gran familia, nos ayudábamos entre todos, si a alguien le ocurría algo acudían todos para ayudarle. Recuerdo una vez que se cayó una ternera a un pozo y tuvieron que sacrificarla, todos los vecinos compraron carne para que la perdida no fuera tan grande". MARÍA ROSA MARTÍN.


No había escuela en Las Casas y los niños en edad escolar tenían que bajar a la de Santa Lucía de la Sierra.

"Bajábamos a la escuela entre cinco y siete niños desde Las Casas, con edades entre los 5 y los 14 años. Íbamos todos juntos y los mayores siempre cuidaban de los más pequeños. Si había nevado íbamos también a la escuela a no ser que fuera una nevada muy grande, los padres hacían camino y nos llevaban con burros o mulos, y por la tarde si el tiempo estaba malo nos iban a buscar.
Las madres nos bajaban la comida a mitad de camino y dos o tres de nosotros solíamos subir a buscar la de todos. Si hacia buen tiempo comíamos al lado de una fuente en las afueras de Santa Lucia y si hacia mal tiempo comíamos en casa de algún familiar o conocido, pero siempre con la comida nuestra. Como eran tiempos de posguerra a la escuela llegaba leche en polvo y mantequilla, nos obligaban a llevar de casa una rebanada de pan y un vaso y en el recreo nos daban leche con mantequilla untada en la rebanada". MARÍA ROSA MARTÍN.


Para los oficios religiosos también tenían que coger el camino que les bajaba a Santa Lucia.

"Los domingos era obligatorio acudir a misa, cuando bajábamos llevábamos las medias en el bolsillo y nos las poníamos antes de entrar a Santa Lucia, lo hacíamos para que no se hicieran carreras, era obligatorio entrar con medias, manga larga y velo en la cabeza a la iglesia.
Cuando paria una vaca mi madre nos daba una botella de leche que ofrecía a San Antonio, la poníamos en el altar del Santo y cuando acababa la misa el sacristán la subastaba a la puerta de la iglesia, teníamos que mirar quien la llevaba para que devolviera la botella vacía". MARÍA ROSA MARTÍN.


Los Reyes como es de imaginar eran días muy entrañables para los niños de esta aldea tan apartada y alejada de todo tipo de progreso.

"La noche del 5 de enero cogíamos cencerros y campanillas de los animales y salíamos a hacer ruido a los canchales que hay a la entrada del pueblo para dar la bienvenida a Los Reyes Magos y el día 6 volvíamos hacer lo mismo para despedirlos. Esa noche tan esperada dejábamos los zapatos delante del fuego y mi madre nos ponía la naranja más gorda que encontraba en el mercado, un plátano, (naranjas y plátanos no comíamos casi nunca, había otras frutas, por eso era algo especial) chocolate, caramelos y varias chucherías, también nos ponía dinero que al día siguiente nos lo recogía otra vez, esto puede parecer extraño, pero eran otros tiempos, hace 60 años. En Navidad a la familia de Madrid, mi madre les enviaba productos del campo y de la matanza y ellos nos enviaban turrón, dulces navideños y lotería". MARÍA ROSA MARTÍN.

La matanza también era un ritual muy importante en la vida cotidiana de esta aldea serrana.

"Para la matanza se mataban los cerdos en la calle, todos los vecinos ayudaban, uno de ellos llevaba las muestras al veterinario para analizarlas y cuando volvía, si el cerdo estaba bien, asábamos su cola y los niños de la familia la repartían entre todos los niños de la aldea, se hacia una gran fiesta y se invitaba a todos los parientes y vecinos. Los hombres descuartizaban el animal, picaban la carne, preparaban el lugar para colgarlo y conservarlo todo, preparaban leña para el fuego...., las mujeres lavaban los intestinos del animal, preparaban el mondongo, adobaban y hacían los embutidos. La noche anterior a la matanza, toda la familia la pasaba pelando cebollas y calabazas y cociéndolas para hacer las morcillas". MARÍA ROSA MARTÍN.

Carecían de fiestas patronales pero participaban conjuntamente con las de Santa Lucia de la Sierra donde estaba el ayuntamiento y que englobaba varias aldeas.
Bajaban a celebrar a Santa Lucia el 13 de diciembre y a San Antonio el 13 de junio.

"Cuando un joven forastero pretendía a una moza del pueblo, los jóvenes del pueblo le hacían pagar una cena para todos, que consistía en un asado de carne y vino. Las bodas se celebraban en alguna casa vacía, la limpiaban, la adornaban lo mejor que sabían, mataban algún animal: corderos, pollos o algún ternero, hacían pastas y bebida y las mejores cocineras hacían la comida, también se solía celebrar la 1ª amonestación". MARÍA ROSA MARTÍN.


Los lunes era el día que se aprovechaba para bajar hasta el Barco de Ávila que había mercado.
Solían llevar el burro cargado con cargas de escobas (leña) y huevos y compraban los productos de los que carecían en la aldea: aceite, azúcar, arroz, petróleo para el candil, pescado, hilo, ropa, etc, algunas veces llevaban a vender una ternera o un cordero.
Por Las Casas solían acudir por temporadas vendedores ambulantes con un carro desde el pueblo cacereño de Tornavacas vendiendo vino y aceite.
Eran años muy difíciles y a pesar de que había para comer, la gente se las tenía que ingeniar para salir adelante y mejorar un poco la calidad de vida.

"Mi padre era productor de trigo, le obligaban a declarar la cantidad que cosechaba y entregarlo en la harinera estatal, en El Barco. Allí calculaban el pan que le correspondía según el numero de familia que tenia y el resto se lo daban en harina negra, no sé qué clase de harina era, venia de África y la gente enfermaba, mi padre la recogía y con ella mi madre la amasaba para los perros. Naturalmente siempre declaraba menos cantidad de lo que recogía, lo que quedaba en casa lo llevaba a moler al molino donde molían el grano para los animales, de esta manera el molinero también tenía pan blanco. Mi padre con esto del pan hacia contrabando y lo digo muy orgullosa porque era trabajador y honesto y hacia lo que cualquier persona para sacar a su familia adelante sin hacer mal a nadie. En Becedas había una mujer viuda con dos hijos mozos, esta mujer era panadera, cada día amasaba el pan y por la noche sus hijos y mi padre se encontraban en el monte y cambiaban la carga de las mulas, ellos volvían a su casa y mi padre iba toda la noche de pueblo en pueblo a vender pan, campo a través, vadeando ríos y evitando los caminos para no ser descubierto por la Guardia Civil (por suerte nunca lo cogieron), las clientas lo esperaban como agua de mayo, para dar pan blanco a sus hijos, eran tiempos muy difíciles y no había dinero, si no podían pagar en monedas, pagaban con lo que tenían, azúcar, aceite.... lo que fuera, por eso en casa nunca nos faltó nada". MARÍA ROSA MARTÍN.


Debido al aislamiento que padecían y la ausencia de infraestructuras la gente se fue marchando de la aldea.

"La gente no emigró por pobreza como ocurrió en otras partes de España, la gente emigró por falta de infraestructuras y servicios. La comida no nos faltaba, vivíamos muy bien, pero nos faltaba todo lo demás. No había carretera, no había luz, no había agua corriente, para ir los niños a la escuela, las personas a la iglesia, al cementerio, al médico, a cualquier gestión al ayuntamiento, etc, teníamos que bajar a Santa Lucia por un precario camino, lo que hacía todo muy difícil y la vida muy dura". MARÍA ROSA MARTÍN.

Unos se bajaron a Santa Lucia de la Sierra, algunas familias a Barco de Ávila y otras a Madrid.
Hasta la década de los 80 hubo vida en Las Casas por medio de la tía María y sus tres hijos (Pedro, Eduvigis y Eduardo) que fueron los últimos en marchar y lo hicieron a Santa Lucia de la Sierra, aunque Paulino Sánchez que se había bajado al pueblo de Los Loros siguió subiendo durante años a atender el ganado que allí tenia, fue la última persona que deambuló por sus calles y mantuvo presencia humana en la aldea.
Posteriormente en el año 2002 un incendio que hubo en toda esta parte de la sierra de Béjar dejo lo que era una muy bonita aldea serrana herida de muerte para que la vegetación y las inclemencias meteorológicas terminen de hacer el resto.


Visitas realizadas en julio de 1997 y en julio de 2011.

PUBLICADO POR FAUSTINO CALDERÓN.

Llegada a Casas de la Sierra.




Bajando por el camino de la fuente.




Calle de las Casas. Abundantes canchales de piedra granítica como el del fondo que servían para trabajar las fachadas de las edificaciones.



Acceso a una vivienda. Dintel y jambas de la puerta hechas con piedra granítica trabajada.




De frente la vivienda mencionada en la fotografía anterior. (Foto hecha en el año 1997).




La misma imagen en la actualidad.




Edificación con la fachada del segundo piso y el tejado desaparecido.




El mismo edificio en el año 1997.




La casa de la tía María, la última que se cerró en la aldea. Tejas vueltas en la fachada para aislarla de las inclemencias del tiempo.




Vivienda. El patio engullido por la vegetación.




La misma vivienda en el año 1997.




Mampostería en seco sin argamasa. Piedra trabajada en la esquina y en el dintel y las jambas de la ventana.



Entrada al corral. Gruesas piedras graníticas que se aprovechaban para formar parte del muro de la fachada.



Un poco separada del núcleo urbano y rodeada de una envolvente vegetación se encuentra la casa de la tía Paulina.



Inmejorables vistas desde las Casas. En primer término el pueblo de Serranía y a la derecha el embalse de Santa Lucia, al fondo la sierra de Gredos.

49 comentarios :

  1. Cristian Lagleralunes, 03 octubre, 2011

    Gran idea la de poner fotos antiguas para comparar, asi todos vemos mas facilmente el efecto devastador del paso del tiempo;
    La vegetacion devorando todo, los tejados en el suelo...
    Fantastico reportaje.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Insisto en el comentario anterior. Impresiona ver el deterioro causado por el paso de 14 años. Es fácil adivinar, a ese mismo ritmo, qué va a a quedar de Casas de la Sierra y de otros muchos despoblados a corto plazo. Fundamental salvaguardar la memoria de estos lugares; e importantísimo el papel que juega este blog en este empeño. Una vez más... ¡enhorabuena, Faustino!.

    ResponderEliminar
  3. Dice un colega mío que hay que hacer nuchas fotos que luego las cosas se pierden. El poder cotejar fotos antiguas da clara idea de como pasan los años por encima de los despoblados.
    Por cierto...¿Tejas vueltas?¿Pegadas con pasta?.
    Buena entrada en tu línea.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Aparte del deterioro, hace unos años hubo un incencio que provoco la caída de la mayoria de los tejados.

    ResponderEliminar
  5. el domingo hubo otro incendio. Osea que imaginaos como puede haber quedado. Es una pena que el trabajo de nuestros abuelos acabe así.

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Que tristeza ver así mi querida aldea!!, yo nací allí, allí viví hasta los 19 años y fuí feliz, en abril de 1966 me fuí a Barcelona, hoy tengo 65 años y vivo en un pueblecito precioso de Tarragona pero vuestro reportaje me ha tocado el corazón, mis sentimientos en este momento no se pueden explicar, gracias de todo corazón. Soy Rosa del tio Paco, así me llamaban

    ResponderEliminar
  7. Marcos(marcos.blasco.moya@gmail.com)lunes, 26 marzo, 2012

    El incendio de febrero no a dañado mas el pueblo :D A nosotros nos pillo en Casas de la Sierra con todos los perretes y tubimos que irnos de alli por patas rompiendo monte hacia Los Loros porque nos pillaba el fuego.
    Estube este fin de semana y aparte de los bajos de una puerta un pelin quemada no a dañado mas de lo que ya esta.
    Me encanta este pueblo, las vistas, la gente (que aunque hablamos poco)
    Nos encantaria saber mas sobre el pueblo (sus habitantes, sus costumbres, anecdotas)

    ResponderEliminar
  8. yo soy hija del ultimo habitante del pequeño pueblo que me vio nacer y crecer.nunca olvidare los buenos momentos que alli vivi junto ha mis hermanas y mis padres,ni el tilo que nos recibia a la entrada del pueblo.cuando mi hija sea mayor la enseñare la verdadera belleza de la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy Rosa del tio Paco, no sé quien eres pues cuando yo marché aun quedaba gente, ahora vivo en un pequeño pueblo de la provincia de Tarragona, precioso tambien, un verdadero paraiso, pero al contrario que el nuestro, este es un pueblo vivo en el parque natural "Los ports de Tortosa-Beceite", si te quieres comunicar conmigo te dejo mi correo electronico: mmartingarcia@hotmail.es
      Un saludo Mª Rosa

      Eliminar
  9. para Rosa de Tio Paco tu aldea sigue siendo una bellezaa a pesar del abandono que tiene el lugar , nos gustaria que hablaras a tus hijos o nietos de tus pueblo y algun dia los puedas traer a visitarlo .
    un saludo de una vecina que volvio a su pueblo
    en Santa Lucia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, muchisimas gracias mi queria vecina, seas quien seas, en agosto de 1995 llevé a mi hijos para que lo conocieran, les encantó, es un lugar de una belleza que solo se puede ver, no se puede explicar, desde entonces no he vuelto, pero me gustaria que mis nietos tambien lo conocieran, ¡¡¡ cuantos recuerdos vienen a mi mente !!! y las lagrimas de emoción a mis ojos.
      Ya sabes, soy Rosa del tio Paco y por si te quieres poner en contarto conmigo y contarme cosas mmartingarcia@hotmail.es, un fuerte abrazo querida vecina

      Eliminar
  10. el otro dia llegué al pueblo por casualidad,recorro los viejos caminos que iban de un pueblo a otro y se encuentran abandonados,
    cuando de repente apareció el pueblo me quedé sorprendido.
    tengo que volver con más calma a recorrer sus calles
    Me gusta el blog, es una buena idea.

    ResponderEliminar
  11. Buenas,
    Hace poco subí, ya que me encanta y cada vez que puedo voy. Deciros que Paulino a sus casí 80 años sigue subiendo habitualmenta porque aún tiene su ganado en la zona.Que Agilidad!!!

    Lo único que no ha cambiado es que el agua de la fuente sigue estando igual de buena y de fresquita. Y el tilo que sigue en pie

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paulino es mi abuelo, y es la persona mas ágil y con mas fuerza que conozco,ojala siga así muchos años.es de las mejores personas que hay en mi vida,mi abuelo mi padre,le quiero..

      Eliminar
  12. Siento decir que se han vuelto a quemar

    ResponderEliminar
  13. ¡¡ Que pena!!, la casa de la 2ª foto, la que tiene el tejado caido era de mis pasres, allí cerrabamos las vacas el carro, el burro, las cabras y las gallinas, en la parte de arriba se cerraba el heno, esa casa la llamabamos "La Teña", teniamos 4 casas. La Casa el Urdidor, La Casa de Arriba, La Teña y la casa donde viviamos que era Casa La tia Rosa (mi abuela materna).
    ! Ojala! cojan a los criminales pirómanos y les dén un castigo ejemplar.
    Muchisimas gracias por preucuparos de este lugar y mantenerme informada.
    Soy Rosa del tio Paco

    ResponderEliminar
  14. hace un tiempo que esta este blog con fotos de Santa Lucia..

    http://santaluciadelasierra.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  15. Naci y creci en LosLoros, pero tengo que decir que Las Casas de la Sierra tienen un encanto especial,no se si alguien que lea esto recordara una excursion que hicimos con la escuela con nuestra querida maestra a este bonito pueblo, subio tambien el sacerdote e hizo una misa en la era para que una anciana que vivia alli pudiera asitir,pues ella ya no podia bajar a la iglesia a Santa Lucia; tambien nos gustaba subir alli el dia del hornazo.somos muchos los que sin haber nacido alli somos descendientes de este pueblo, mi abuelo materno era de alli.

    ResponderEliminar
  16. He encontrado esta pagina por casualidad.
    mis padres pasaban parte del tiempo en los loros y en la sierra.recuerdo cuando era pequeña nos subíamos los veranos a las casas de la sierra. que bien me lo pasaba corriendo por las calles,en los canchales.
    cada vez que voy subo a las sierra,tiene algo mágico ,sus vistas,el agua fresquita,el tilero.
    a pesar de haber sufrido dos incendios sigue siendo un lugar maravilloso.la primera vez que lleve a mis hijas me dijeron(mama y aquí vivía la gente y los abuelos. el pueblo de los abuelos aunque no tiene luz es muy bonito)bonito es poco.a un a dia de hoy mi padre sigue subiendo a su puebloy el de muchos que se fueron

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. querida vecina, espero coincidir alguna vez ahi en los loros y comentar sobre esta pagina, que ya veo nos ha gustado a las dos

      Eliminar
  17. he encontrado esta pagina por casualidad y me ha recordado mi juventud ya lejana, que tambien subiamos a comernos el hornazo, y que bien lo pasabamos en las heras del cirgunal, y claro como no pasar por las casas de la sierra a beber el agua tan fresquita.yo naci en la serrania, y me gustaria ver fotos de alli que tambien es muy bonito todo aquello. saludos
    madrid 17/6/2013

    ResponderEliminar
  18. no tengo palabras para expresar,todo lo que a la mente se me viene .Aunque no soy nativo de aqui estuve un año concretamente en el año 1963 y los recuerdos me han retrotraido a aquello felices años.Yo residia en Santa lucia pero hice algunas visitas a las casas de la sierra y por supuesto a los loros, los cerrudos y la serrania !ay! !ay! el baile el dia DE SANTA LUCIA trece de diciembre que recuerdos maravilloso asi como maravillosos eran todos los habitante de aquellos lares por aquellos benditos dias un saludo muy cordial para todo el que recuerde estas tierras jojuza@gmai.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese baile que usted añora se celebra ahora en agosto, concretamente este año es este fin de semana, no sera como antaño pero yo coincidi las vacaciones un año en estas fechas y me encantaria volver a repetirlo, asique si quiere volver a recordar al año que viene en agosto para alla si le fuera posible.

      Eliminar
  19. hola quiero dejar este comentario por que me parece una falta de respeto,de egoismo y de ser muy poco coerentes,.
    mucha gente se fue de las casas de la sierra,del que era y es su pueblo.muchas personas van de excursion,senderismo a este vello y lindo pueblo.y despues de recorrer el pueblo verle,sacarle fotos no sevan de el sin ir a la fuente esa fuente que da un agua tan fresca y buena.
    para que unos cuantos sinverguenzas quieran llevarse el agua a santa lucia,y no eso no es asi la gente no puede hacer las cosas a su antojo y pensar solo en ellos.eso no lo debemos permitir.
    EL AGUA DE LAS CASAS DE A SIERRA ES DE LAS CASAS DE LAS SIERRA.
    Espero que muchos penseis lo mismo y agamos todo por las casas de la sierra y su fuente.

    ResponderEliminar
  20. HACE MUCHO TIEMPO QUE NADIE DICE NADA DE MI PUEBLO AGRADECERIA QUE ALGUIEN COMENTE COSAS YO COMO MUCHOS OTROS LO LEEMOS SOY HERMANO DE ROSA

    ResponderEliminar
  21. Pues Gracias a la situacion actual, puede que algunos de esos pueblos vuelvan a ver la vida por sus calles, yo lo veo cada vez mas claro

    ResponderEliminar
  22. Seria un sueño hecho realidad ver de nuevo vida en las casas de la sierra..yo tengo tantos recuerdos;cierro los ojos y se me agolpan en la cabeza...esa casa donde naci hace 44 años con su cocina alta y las trebedes colgando sobre la lumbre el portal con sus repisas y su cantarera esos cuartos oscuros donde no entraba ni un rayo de luz.La sala donde mi madre tenia un baul lleno de ropa limpia lavada en la chorrera con ese agua helada, pobre ,hoy cumple 80 años y cuantas penas ha pasado para sacarnos adelante. ROSA tengo pendiente mandarte un correo y hablarte de mis padres saber si los recuerdas como ellos ha ti.
    Que bien olia todo ha limpio ha bolas de alcanfor, ese desvan de madera donde se guardaba de todo.Cuantas noches de verano sentadas en la puerta del tio paco viendo un mar de estrellas..esa chiringuita que florecia en el mes de junio y que ramos cogiamos para llevarlos a la iglesia..AISSS tantos y tantos recuerdos .AMO ha mi pueblo mis raices ,alli naci y cuando muera que espero pasen muchos años para ello mis cenizas se quedaran alli. esa es mi voluntad y espero que los mios la respeten.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, soy Rosa del tio Paco, tu comentario me ha emocionado, ha traido a mi mente muchos recuerdos, tu solo tienes 44 años y yo ya hace 49 que me marché del pueblo por lo que es imposible que te conozca pero seguro que a tus padres si los recuerdo si son de allí, los míos ya hace años que murieron, supongo que tu tampoco los conocistes ya que se marcharon también antes de que tu nacieras, recuerdo la chirínguita y el rosal que mi madre tenia en la puerta de casa y la acequia de agua clara que pasaba al lado, por debajo de aquellas 2 rocas, yo aquí también tengo una chiringuita en su recuerdo.
      Yo dudo que ese pueblo vuelva a ver la vida en sus calles, el terreno y las condiciones, pese a su belleza, es demasiado salvaje, solo alguien muy aventurero y con espíritu ermitaño podría vivir allí.
      Me alegraría mucho que me escribieras a mi correo y me contaras cosas de allí, quién eres, o quién era tu familia, puedes hacerlo al correo que figura mas arriba, en algun otro comentario o a: 46temis@gmail.com
      Un saludo

      Eliminar
  23. La verdad es muy bonito el pueblo. Hemos estado allí este fin de semana pasado y he visto que hay como una especie de minianfiteatro en la roca, como preparado para que se sentara la gente. ¿Se usaba para algo esa zona? Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La tranquilidad que allí se da unido a las inigualables vistas hacen de este sitio un lugar único y eso que la aldea esta muy machacada por el incendio que sufrió años atrás, no se puede apreciar ya la belleza que tenía antaño.
      Por encima de las casas hay una buena selección de grandes piedras graníticas naturales, pero ignoro el lugar concreto por el que preguntas. No te puedo decir porque yo no recuerdo este punto que mencionas, igual alguien de los que allí vivieron lo puede aclarar.
      Gracias Alberto por dejar tu comentario.
      Saludos.

      Eliminar
    2. Hola, soy Rosa, yo nací y viví en la aldea hasta el año 1966 y creo que os puedo aclarar algo sobre esas rocas, si son las que hay mas arriba de las casas, estas rocas tenían varias funciones
      Al lado había unos estanque o pozas donde se retenía el agua para el riego de los huertos de mas abajo, que a su vez servían para que las mujeres lavasen la ropa, la ropa blanca la lavaban la 1ª, y enjabonada la extendían al sol para blanquearla, el sol y el jabón hacían el efecto blanqueante natural, también los niños jugaban mientras sus madres lavaban, otro de los usos que se les daba era secar las judías y los garbanzos y con la ayuda de palos separarlos de las vainas y linpiarlos tirándolos al aire, otro era tirar sal para que las ovejas la comieran, los rumiantes la necesitan.
      Muchísimas gracias Alberto por tu interés y a Faustino por su gran labor, espero haber sido de ayuda.

      Un saludo a los dos
      Mª Rosa

      Eliminar
    3. Creo que habrá quedado saciada la curiosidad de Alberto con tu amplia información.
      Un cordial saludo Rosa.

      Eliminar
  24. Muchas gracias Rosa. Los nostálgicos del campo añoramos esos rincones en los que se vivía en ese contacto tan estrecho con la naturaleza, aunque la vida era más dura. Una nota... no me gusta la cabaña metálica que hay en la parte de arriba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No recuerdo ninguna cabaña metálica, podría ser que la hayan puesto después de mi marcha, la ultima vez que estuve allí fue en el verano de 1995.
      Tienes razón, aunque a vida era muy dura fueron años muy felices, desde entonces yo he vivido varios años en Barcelona pero ahora vivo en un pueblo, que como bien dices tu, en estrecho contacto con la naturaleza, claro que en condiciones muchísimo mas cómodas, me encanta.

      Un saludo, Rosa

      Eliminar
  25. Hola me llamó Tere y tengo 41 años,santa lucía a sido mi pueblo de vacaciones todos los veranos desde pequeña,para mi no hay pueblo igual por su encanto su misterio.no se...mi madre era de ahí y por cuestiones de la vida pues he estado mucho años sin ir pero el año pasado volví para las fiestas del pueblo y la verdad a cambiado muchas cosas pero yo sólo tenía que cerrar los ojos y ver a mi abuelo con las vacas ,con su burrito y a mi abuela peinando su larga cabellera para hacerse su moñito y preparar los pucheros con la comida madre mía que recuerdos,los lunes nos bajaba Martín que hacia de taxista al barco para hacer la compra e ir por el mercadillo y luego los camiones que subían como un ultramarinos en el que pensabas en algo que querías y lo tenían a mi me parecía fascinante,que llevará de todo,recuerdo las tardes cuando mi madre nos ponía en el corral hacer los deberes de vacaciones y como las gallinas venían y a mis hermanos más pequeños les quitaban la merienda,para nosotros salir de donde vivíamos e irnos al pueblo era toda una aventura el como nos inventábamos cosas para hacer ya que ahí no había nada para ir a jugar salvo nuestra imaginación y valla si imaginábamos y jugábamos buff que recuerdos y añoranzas.......

    ResponderEliminar
  26. hola Tere! la verdad es que no te recuerdo y mira que yo tengo 45 años. no se si te has dado cuenta que aqui se habla de las casas de la sierra no de santa lucia ,que aunque estan cerca no es lo mismo .ya mi diras quien es tu familia y quien era tu abuelo.pero las casas de la sierra son las casas de la sierra no confundamos .un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, se que mi pueblo no era la casas de la sierra, pero si que subía muchas veces con mis hermanos y mis primos arriba hacíamos excursiones por la tarde aunque ya no había ninguna casa habitada,mis abuelos se llamaban pelayo Martín y petra y mis tíos se llaman celes, tiburcio que esta casado con puro hija de paulino y de Eusebia mi tía Teresa que ya murió y mi madre dolores que murió hace dos años de todos modos un saludo y encantada de que me contestarás.Un saludo.

      Eliminar
  27. Dedicado a Faustino Calderón por el escrito de esta semana en el apartedo, "REFLEXIONES, RECUERDOS Y VIVENCIAS":

    ¡Que suerte tenemos los antiguos habitantes de pueblos deshabitados!, sin esa rareza tuya, nuestros pueblos habrían quedado para siempre en el olvido, es una gran labor la tuya, y ojala sigas haciéndolo muchos, muchos años.

    Hace ya 20 años que no he vuelto a ver mi pueblo y las esperanzas de volverlo a ver, son escasas, por eso sé cuanto vale este bog.

    Muchas gracias y sigue con esa rareza tuya.

    Soy Rosa del tío Paco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguiré siempre con esta rareza mía. Esto es un "vicio" que ya no se puede dejar. Llevo ya 28 años con esto y me sigue ilusionando como el primer día cada vez que visito un despoblado nuevo. Esa es la mejor señal. Cuando ya haya indiferencia por lo que ves, se acabó.

      No puedes perder la esperanza de volver a tu querida aldea. Hay que dejar una puerta abierta siempre porque el sentimiento es muy fuerte y más para los que estáis lejos.
      Yo por supuesto que te animo a que vuelvas algún día al lugar de tus orígenes. Ibas a tener una "recarga de batería" impresionante.
      Muchas gracias por tus afectuosas palabras Rosa.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Gracias, mil gracias por tus rarezas y por tus ánimos, pero cada día veo menos la posibilidad de volver, estoy lejos, tengo bastantes años y con algunos problemas de salud, pero te agradezco tus ánimos, un abrazo.

      Rosa

      Eliminar
  28. Faustino ami también me encantan estas cosas mas me gusta ir de día y verlo primero y luego frecuentarlo de noche.soy de navarra y tengo que ir los pueblos que comentas que hay por aquí aunque ya estado en dos.por cierto hay otro abandonado se llama barrio de aserradero que esta pegado a un pueblo llamado Aoiz,si usted viniese a navarra le enseñaría yo mismo dicho pueblo ami me encantaría visitar sitios que usted conozca y explicándome los sucesos buenos y malos que ay en dicho lugar ocurrieron,si quiere quedar usted para lo comentado ami me encantaría donde sea de la geografía española en primer lugar que no descartaría el ir a otros países a visitar pueblos,sanatorios etc soy fanáticos un saludo por lo que sea contésteme me encanta todo lo echo en general de esta pagina.me llamo daniel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Daniel gracias por tu ofrecimiento pero sinceramente creo que no seriamos buenos compañeros de viaje. Visitar pueblos de noche, visitar sanatorios, visitar pueblos en el extranjero, no va con mi manera de ver la despoblación.
      Me parece que a lo mejor tu sitio esta en el Urbex (Exploración urbana).
      Saludos.

      Eliminar
  29. Hoy he estado en este pueblo. No llegó a tener ni carretera.
    Es difícil dejar atrás lo que se tiene y empezar de nuevo y desde cero, pero creo que tomasteis una buena decisión.

    ResponderEliminar
  30. Buenas noches Faustino. Ayer visité este hermoso pueblo que en otra ocasión tanto se me resistió por no haber encontrado el camino adecuado. Habiendo llegado a Santa Lucía de la sierra y buscando el camino de Los Cerrudos al cual no pude ir a causa que se me echó el día encima. Como decía, llegado a Santa Lucía, pregunté a una chica joven de nombre Nuria, si conocía el camino a Los Cerrudos, que buscaba pueblos abandonados y me comentó que éste, ya no estaba abandonado que vivían tres personas del pueblo que había regresado. Nuria me comentó que ella y su pareja habían vivido y tenían en mente un proyecto para poco a poco rehabilitar y vivir en ellos. Me habló de Casas de la Sierra y que lo habían limpiado de maleza. Entonces vi el cielo abierto y con sus comentarios de la belleza de este pueblo emprendí camino a el.
    El camino es duro pero con las vistas de fondo, se hizo menos cuesta arriba. En cuanto llegué puede admirar la belleza de Casas de la Sierra y su entorno que no podré olvidar nunca.
    También me comentó que ellos lo conocieron gracias a ti y vinieron aquí por tu blog.
    Cuando bajé y llegué al Santa Lucía, encontré una nota en el parabrisas invitándome a pasar un rato con ellos, pero no pudo ser, era ya tarde, ellos estaban en una charla sobre cultivos sostenibles y no nos fue posible conocernos mas.
    Solo agradecerte otra vez y no me cansaré, el trabajo que realizas en no dejar morir, por lo menos en la memoria, estos pueblos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Miguel Angel, el camino es un poco duro por la empinada subida que tiene pero es bastante llevadero. Si es verdad que hay una bifurcación de senderos y es fácil equivocarse.
      Una vez allí ves lo que queda de este hermoso lugar que padeció un terrible incendio que dañó todas las construcciones, no dejando apreciar lo que era una hermosisima aldea serrana abulense.
      Las vistas desde allí impresionantes.
      Los Cerrudos, situado junto al embalse de Santa Lucía lo visité hace unos cuantos años y apenas había una casa de nueva construcción de lo que fue el antiguo pueblo, lo demás en ruinas.
      Gracias por tus palabras.
      Entre todos contribuimos a sacar estos pueblos del pozo del olvido.
      Saludos.

      Eliminar
  31. Un enclave maravilloso. El detalle del dintel tallado pero no retirado de la cantera es, de alguna forma, conmovedor. Como si el tiempo para la vida del pueblo hubiese llegado súbitamente a su fin. Algo parecido vi hace muchos años en el también abulense castro de Ulaca, aunque ahí se sospecha que fue la guerra la que obligó a clausurar el poblamiento.
    Me llamó la atención que en un corral cercano a la casa de la tía María se ha instalado una tienda de campaña de lona basta, que alberga un saco de dormir, un mono de trabajo y algunas piezas de menaje y de cocina. ¿Será un campamento improvisado de la persona que cuida de las vacas que pastan por el pueblo?
    También es intrigante la choza recubierta de retamas que se ha instalado en lo más alto del pueblo. Diríase un puesto de observación ornitológica si no estuviese en un prado cerrado y no estuviese fabricado de aluminio o de un metal similar.

    ResponderEliminar
  32. hola Roberto,no se de quien pudiera ser esa tienda de campaña,pues las vacas que pastan por hay son de mi padre,.y la choza que hay a mi parecer no debería estar. es una fastidia el encanto y vistas del pueblo .y no se como los del medio ambiente los dejan. yo pasaba los veranos cuando era pequeña en el pueblo,con mis padres y hermanas.te tumbabas en los canchales de noche y veias un cielo lleno de estrellas.tengo muy buenos recuerdos.hace dos años que no subo pero tengo en mente subir pronto.porque es un lugar maravilloso de paz y tranquilida.

    ResponderEliminar
  33. Buenas,
    La choza está en un terreno privado, no entiendo que vistas puede llegar a estropear cuando está en lo alto de los canchales, como tampoco porque se dice que estropea las vistas cuando está toda cubierta con escobas y al menos da una pincelada de vida.
    La tienda de campaña creo que son de unos chavales, que el año pasado se encargaron de limpiar y arreglar la regadera que sale desde la fuente. Asi que creo que ni a Medio Ambiente le pueda molestar.
    A mi me molestan otras cosas, pero este blog trata de revivir los recuerdos de nuestros familiares y los nuestros propios.
    Con lo cual no lo veo oportuno.
    Os invito a que vayáis a hacer la ruta, "NO LO PIENSES, HAZLO".


    ResponderEliminar