Torrolluala del Obico (Huesca)


Torrolluala del Obico es una pequeña población de cuatro casas situada en una cresta sobre el barranco de San Juan cuando este va perdiendo altura. Una única calle dispuesta en forma de media luna conformaban las viviendas, acompañadas de diversos edificios secundarios (molino, herrería, horno, pozos, bordas) que llegaron a disfrutar de la luz eléctrica proveniente de la central de Boltaña. Sus tierras estaban sembradas de cereal principalmente (trigo, cebada, avena) y la ganadería estaba conformada por ovejas y cabras en menor medida.
No tuvieron nunca escuela y los niños acudían a la de Torruellola de la Plana con casi una hora de caminar diario.
De Las Bellostas acudía el cura, donde tenían la residencia los sacerdotes del contorno. El médico venia desde el otrora pueblo importante de Secorún y hoy día abandonado. El cartero venia con la correspondencia desde Laguarta. El herrero acudía desde Letosa.
El 30 de noviembre celebraban las fiestas mayores en honor a San Andres y en enero hacían la fiesta pequeña en honor a San Fabian. El baile se hacia en el interior de alguna casa dado que en esa época del año la climatología impedía idealizarlo en la calle.
Al igual que sus vecinos de Torruellola de la Plana se desplazaban de cuando en cuando a Boltaña a la compra, venta o intercambio de productos.
A últimos de los 50 y primeros 60 se empezó la construcción de la pista que bajaba desde la carretera por medio de una empresa maderera para sacar la madera desde la pardina Albás, lo que revitalizó un poco a estos pueblos, dio trabajo a varios vecinos en la elaboración de dicha pista a golpe de pico y pala para hacer accesible lo que siempre fue un camino de caballerías a vehículos, como por ejemplo a los del Molino Escartin que tenían panadería y con un camioncico llevaban el pan a Torrolluala y otros lugares.
Pero aun así Torrolluala ya estaba herido de muerte y la emigración acabo por llamar a sus puertas, llevándose a sus vecinos en busca del mejor futuro de las ciudades (Lleida, Huesca y Barbastro), siendo Jose Campo y su familia (Casa Cebollero) los últimos en marchar del pueblo hacia el año 1965 aproximadamente.

Visita realizada en mayo de 2011.

PUBLICADO POR FAUSTINO CALDERÓN.

Entrada al pueblo por el camino de Torruellola de la Plana.




Casa Cebollero. Era la más pudiente del pueblo y tenían posesiones en las cercanas Casas de Montalbán. Fue la última en cerrarse en Torrolluala. Esplendida fachada con el interior ya derrumbado.



Casa Javierre.




Casa Javierre. Preciosa portada en arco de medio punto. Dovela central (clave) tallada con motivos vegetales.



Casa Sanchez, fuera de la calle única del pueblo.




A 100 metros del pueblo en el camino hacia Torruellola de la Plana se encuentra la iglesia de San Andrés, con el pequeño cementerio adosado.



Acceso a la parroquial, tiene la particularidad de que se accede al templo por debajo del coro.




Interior de la iglesia. Capillas laterales y coro.




Interior de la iglesia, la vegetación recupera el terreno que un día fue suyo. Nada queda ya de las pinturas murales que consiguió fotografiar Arturo Gonzalez en su esplendido libro: La montaña olvidada, Despoblados del Alto Alcanadre y que como bien vaticinó su ruina seria total en pocos años.



Lateral de Casa Sanchez y horno a la derecha.




Casa Sampietro a la derecha, es la que peor conservada se encuentra, se ha caído gran parte de la vivienda, al fondo borda de Casa Cebollero.



Magnifico pozo cubierto y pila adyacente. De este pozo y otro que hay en la otra parte del pueblo se abastecían los vecinos de agua para consumo.



La herrería, en ruina total. Pedro Alastrué y luego su sobrino eran los herreros que venían desde el pueblo de Letosa.



Molino de Torrolluala, escondido entre la vegetación y de difícil acceso, era propiedad de Casa Cebollero, a él venían desde diversos pueblos a moler el grano que se utilizaba para dar de comer a los animales.



Una vez más Arturo Gonzalez llegó a tiempo de fotografiar para su libro el interior del molino con varias piezas en buen estado: tolva, guardapolvos, distribuidor, etc. Hoy día el tejado se ha hundido y todas las piezas se han mezclado con las vigas y los cascotes.

9 comentarios :

  1. ¡Cuánta belleza!....
    La iglesia, parece sacada de un cuento.
    Y qué tristeza da ver estas imágenes.

    Muchas gracias por mostrárnoslas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Que fotos más esclarecedoras, hablan por si solas. Me hace recordar al abuelo Melchor que nació en Torruellola de la Plana, en casa Melchor precisamente. Gracias Faustino.

    ResponderEliminar
  3. Gran reportaje, imagino que disfrutaste mucho en este pueblo, muchas sensaciones se sienten al pasear por sus calles, ¿verdad?. Es un lugar espectacular como también lo es otro pueblo vecino que tu también conoces bien, Torruellola de la Plana.
    Gracias por seguir con esto Faustino, ya sabes que te admiro mucho.
    Un abrazo.

    Cristian Laglera.

    ResponderEliminar
  4. Magnifico blog,hice un trabajo para la Junta de Castilla y león en el año 1986 sobre despoblamiento ya te mandares documentos, ultimamente he estado visitando los despoblados de las Merindades . En Castilla y león va a mas
    Tengo un blog sobre la trashumancia que me gustaria vieras. Ete patrimonio nadie le hace caso y es de una bella. gracias por enseñalo
    mi blos htto://teson-ilustrados.blogspot.com
    Santiago Bayon Vera

    ResponderEliminar
  5. Viendo las fotos... me recordaban a Bergua: su iglesia, Escartín: sus casas, me recordaban...
    Saludos desde Madrid: PAQUITA

    ResponderEliminar
  6. Me gusta muchísimo la cita del principio, no todos los pueblos deshabitados están abandonados. En Lanuza nunca hubo abandono, en cuanto nos sacaron, nuestro lucha común fue volver. La unión hace la fuerza.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por las fotos , cuando vaya al pueblo de mi abuelo entrare a verlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que disfrutes la visita al pueblo de tu abuelo. La ocasión lo merecerá y Torrolluala también.
      Saludos.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar