Baniel (Soria)

Agradecimiento para Julian Mateo, agradable y cordial informante sobre su pueblo, del que dice que si se hubieran dado otros condicionantes en aquellos tiempos no se habría marchado nunca.

Pequeño caserío situado en un llano en las proximidades del río Duero.
Ocho viviendas, todas ellas orientadas hacia el sur componían este pueblo que en la actualidad es pedania de Viana de Duero.
Trigo, cebada y algo de patatas componían la base de su agricultura mientras que la ganadería estaba repartida entre las tres variantes principales: ovejas, cabras y vacas.
Las fiestas patronales en principio se celebraban para la Trinidad en el mes de junio, pero se cambiaron como bien comenta Julian Mateo:
¨Se encontraban todos los vecinos en esas fechas en plena faena con las tareas del campo y se pasaron para el último fin de semana de septiembre. Duraban dos días y se hacia lo que en cualquier fiesta de pueblo, una procesión por las calles del pueblo, una misa, la comida con familiares y el baile por la tarde con la orquesta del tío Chato formada por dulzaina, tambor y bombo que provenían del pueblo de Centenera de Andaluz. También había una costumbre de realizar la gallofa, que era una especie de ronda con los músicos por todas las casas del pueblo y donde se sacaban unas rosquillas, tortas, magdalenas o cualquier otro dulce acompañado de una copa de anís o moscatel. Por la noche en la cena igual, con todos los familiares y además se repartían los mozos llegados de otros pueblos en cada casa, no se quedaba nadie sin cenar. En mi casa a lo mejor nos juntábamos cerca de cuarenta personas¨.

En el mes de junio hacían la romería a la ermita de la Virgen de Velacha en la llamada Concordia de los ocho pueblos (Borjabad, Valdespina, Viana de Duero, Baniel, entre otros). Cada pueblo acudía con su pendón, había que cruzar el Duero en la barca de Velacha por encontrarse la ermita en el otro lado del río.
Actualmente esta romería se sigue celebrando en el mes de julio.
El cura venia cada quince días a oficiar la misa desde Viana de Duero (don Victor, don Francisco, y don Jose Maria fueron los últimos que acudieron a Baniel).
El medico venia con su coche cada cierto tiempo desde Almazán.
Andando venia el cartero (tío Joaquin) desde Viana de Duero, recogía la correspondencia en la carretera general y la repartía en los dos pueblos, además de en La Milana, Perdices y Moñux.
Muchas idas y venidas tenían los vecinos de Baniel hacia Almazán como narra Julian Mateo:
¨Es que Almazán siempre ha sido como una pequeña capital, allí había de todo. Íbamos los martes que era día de mercado, donde se daban cita gentes de toda la comarca. Se vendía y se compraba de todo, y ya se aprovechaba para hacer compras para la casa, también íbamos a moler el grano y a la fragua, los jóvenes a buscar algo de diversión los domingos. Y cuando no pues eran los vendedores ambulantes los que venían de Almazán hasta Baniel vendiendo azúcar, arroz, fruta, chocolate y otros productos, como el tío Segundo que venia con una mula o el Valenciano que venia con un carrillo tirado por una mula¨.

Conocieron la luz eléctrica en las casas pero no el agua que tenían que ir a buscarla a un manantial que brotaba junto al río Duero.
Precisamente al estar tan cerca Almazán se fueron marchando para allí todos los vecinos de Baniel, donde disponían de todas las comodidades y podían seguir yendo a trabajar las tierras a su pueblo. La gente joven fue la primera que marchó porque el campo no daba trabajo para todos y solo quedaron dos casas abiertas al final: la de Doroteo Mateo y la de Ventura Garcia que resistieron a marchar pero que tuvieron que hacerlo cuando no les quedó más remedio y que dejaron su pueblo allá por el año 1975.
El pueblo se quedó sin gente pero una nave de viveros forestales y una granja de ganado porcino hacen compañía a Baniel en su soledad, además de seguir acudiendo los labradores a trabajar las tierras y recibir el ultimo domingo de septiembre a los que se fueron y sus descendientes para seguir celebrando el día festivo del pueblo y servir de reencuentro de las gentes que un día no muy lejano dieron vida a Baniel.

Visita realizada en marzo de 2011.

PUBLICADO POR FAUSTINO CALDERÓN.

La iglesia de San Esteban Protomártir, se mantiene muy entera en su aspecto exterior, pero el expolio fue tremendo en su interior cuando el pueblo se quedó vacío, se llevaron todos los santos, crucifijos y lo que había de valor.



Fachada principal de la iglesia, entre la puerta de entrada y la sacristía estaba situada la casa del cura, ya nada queda de ella, dio cobijo también a la escuela, pues aunque aquí no hubo nunca escuela y los niños siempre habían ido a la de Viana de Duero, en los últimos años se habilitó una dependencia de esta casa como lugar de enseñanza.



La parroquial por su lado este. Ábside cuadrado.




Vista parcial de Baniel.




La casa de la tía Clara a la izquierda y la del tío Lorenzo a la derecha.




La casa de la maestra. Doña Pilar, natural de Muriel Viejo estuvo impartiendo enseñanza durante bastantes años en Baniel.



Calle de Baniel. Al fondo la casa del tío Doroteo, una de las dos últimas en cerrarse en el pueblo.




Las dos casas del tío Ventura, la nueva a la izquierda y la vieja a la derecha, fue la otra familia que aguantó hasta el final en Baniel.



La casa del guarda. La poderosa familia de los Azagra de Almazán tenia un monte de su propiedad junto al pueblo y tenían un guarda para vigilarlo, vivía en esta casa con su familia.



El río Duero a su paso por Baniel. Estrecha relación tenían con el río como bien dice Julian Mateo:
¨Pescábamos barbos, truchas, cangrejos, etc, que servían para variar un poco el menú de las comidas en las casas, llevábamos a beber allí al ganado, en la orilla estaba el manantial de donde nos abastecíamos de agua para consumo y allí íbamos a bañarnos de niños, aunque es un poco traicionero, tenia hoyas y remolinos que había que andar con cuidado¨.



Baniel visto desde la orilla del río Duero.

10 comentarios :

  1. Hola, soy Yoli Mateo y me ha hecho mucha ilusión ver tu reportaje de Baniel, con un montón de información y unas fotos preciosas.

    Soy nieta de Doroteo y sobrina de Julián y me he emocionado al verlo y leerlo, por eso quiero agradecer tu trabajo y animarte para que lo continues.
    Aunque Baniel sea un pueblo abandonado, todos los fines de semana los hermanos Mateo y algunos amigos se reúnen en Baniel, en casa de los abuelos, cenan, juegan a las cartas y al menos mantienen un poco viva la casa y la memoria del pueblo.

    Muchas felicidades por tu trabajo.

    Un abrazo. Yoli Mateo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola y felicitación a Julián Mateo por el magnífico recordatorio de Baniel. Mi abuelo paterno, Juan Gallego, nació y se crió en Baniel aunque se casó en Almazán y allí vivió y murió. Yoli, me gustaría contactar contigo para conocer más detalles se Baniel y su gente. Vivo en Lleida-Lérida
      Luis Gallego

      Eliminar
  2. Santiestebaniel parece que fue el nombre antiguo de este pueblo, que viene a ser como san Estebanillo, y creo que no tiene categoría de pedanía sino de simple barrio de Viana. El Duero discurre a un ciento de metros de las casas y cerca, el manantial que abastecía de agua a la población. El agua es femenino por tanto se va a buscarLA.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Muy bonito y muy trabajado este reportaje de Baniel.
    Hay pueblos muy bonitos por la provincia de Soria. A ver si el verano que viene puedo coger unas vacaciones y recorrer varios de ellos durante unos días.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los hay muy bonitos Cristian, tanto en los deshabitados como en los que todavia se mantienen con vida ( Calatañazor, Medinaceli, Rello o Yanguas por ejemplo no tienen nada que envidiar a cualquier pueblo medieval de España ).
      Es una provincia un poco olvidada, pero eso la hace tener más encanto, yo soy un enamorado de esta provincia.
      Saludos.

      Eliminar
    2. Tienes mas razon que un Santo ,Faustino

      Eliminar
  4. Aquí otro enamorado de Soria y toda su provincia, un flechazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya somos unos cuantos amigo Bilko los que opinamos igual, Soria es mágica .

      Saludos.

      Eliminar
  5. Baniel oficialmente es un paraje del término municipal de Viana de Duero, Hasta hace 4 décadas fue entidad local menor de este, pero actualmente es un rinconcito mas del pueblo de Viana desde que dejó de ser entidad.
    Recursos como es el monte, pastos aprovechamientos cinegeticos, gestion forestal, y algun que otro descubrimiento arquologico reciente, son gestionados por el ayuntamieto de Viana de Duero.
    Ubicado en un llano, a la margen izquierda del rio duero, rozando el arrollo molinillo , resguardado por unos de los mejores montes de la provincia, zona de origen cristiano, agicola y ganadero, con algún merendero en pie que frecuentan familias y una expotación porcina en el mismo pueblo

    saludos, Miguel Angulo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miguel, gracias por esta información detallada sobre Baniel.
      Saludos.

      Eliminar