Gallisué (Huesca)


Agradecimiento muy cordial para Miguel Buisán Villacampa de Casa Antolin, amable informante sobre su pueblo.

Gallisué es una minúscula población situada bajo la sierra del mismo nombre. Perteneciente al municipio de Valle Vió, formado por tres viviendas alineadas en hilera entre carrascas y encinas.
Es un pueblo que ha padecido un aislamiento muy severo con precarios caminos de caballerías para comunicarse con los pueblos cercanos. Tenían una economía de pura subsistencia con cultivos de trigo, cebada, patatas y judías. Las cabras era el animal más numeroso en la ganadería.
Celebraban sus fiestas patronales los días 17 y 18 de agosto en honor a San Mamés, al que dedicaban una misa, para la comida se mataba un cordero o un cabrito para compartir con los familiares y amigos que venían de fuera. Los músicos de Buerba y Vió con acordeón, guitarra y violín amenizaban el baile que se celebraba en una era.
Los jóvenes de Gallisué acudían también a las fiestas de los pueblos cercanos como Vió, Buerba, Puyarruego, Muro de Bellós y Morillo de Sampietro, pueblo este último con el que siempre mantuvieron una gran relación.
Otra celebración muy concurrida y celebrada por sus vecinos era la matacía (matanza) del cerdo, donde se hacia una riquísima sartenada de mondongos.
No había escuela y los niños de Gallisué tenían que desplazarse a la de Buerba, con una hora diaria de camino.
El cura venia desde Fanlo para oficiar los actos religiosos.
De Fanlo venia también el médico. A este respecto Miguel Buisán cuenta una anécdota sobre ello :
¨En Gallisué nunca tuvimos médico en el pueblo, pero en los años 60 durante una semana si tuvimos médico permanente debido a que un día de invierno había venido a visitar a una abuela de Casa Agraz que se encontraba enferma y fue tal la nevada que cayó ese día que el pueblo se quedó incomunicado durante una semana por lo que este hombre se tuvo que quedar aquí durante ese tiempo. Tenia fama de hombre serio y hosco, pero aquí se lo pasó bien e intimó con las gentes del pueblo, echábamos partidas de guiñote (juego de cartas) y esa semana estuvimos muy bien atendidos de cualquier dolencia o malestar, hasta que amainó el temporal y pudo volver a Fanlo.¨
 El cartero también venia desde Fanlo y más tarde desde Buerba, de este pueblo acudía el herrero una vez al mes.
Se recuerda ver aparecer a un vendedor ambulante de Labuerda vendiendo paños, telas y baratijas.
Bajaban a las ferias de Ainsa a comprar y vender animales y a realizar algunas compras importantes debido al gran comercio que había en este pueblo.
A Escalona también bajaban con las caballerías a comprar vino, aceite y azúcar entre otros productos.
El aislamiento que padecían debido a lo abrupto del terreno y las malas comunicaciones que tenían, unido a la fiebre que había en aquellos años por emigrar a las grandes ciudades, hizo que las tres casas fueran cerrando sus puertas y marchando cada una hacia un lugar distinto, siendo Doro y su madre María de Casa Antolin los últimos en marchar, haciéndolo en el año 1978 hacia el pueblo de Escalona.
Gallisué en la actualidad es de propiedad privada y esta dedicado a la explotación ganadera.

Visita realizada en solitario en junio de 2010.

PUBLICADO POR FAUSTINO CALDERÓN.

Llegando a Gallisué.




Calle única, con las viviendas alineadas en hilera.




La misma calle vista desde el lado opuesto al de llegada.




Casa Agraz, es la primera que aparece al llegar y es la que peor conservada se encuentra. Sus inquilinos emigraron a Barbastro.



Casa Campo, situada en el medio de las tres. Fue casa importante en tiempos pasados como denota la magnitud de su fachada, aunque en los últimos años venida a menos. Fue la primera en marchar y sus dueños cogieron rumbo a Francia.



Casa Campo. Puerta en arco de medio punto, formado por seis grandes dovelas de buena sillería.




Casa Antolin, la última casa que se cerró en Gallisué y actualmente rehabilitada por sus propietarios. Manteniendo su chimenea cilíndrica original.



La ermita de San Mamés, tras estar muchos años abandonada, fue rehabilitada gracias al empeño de gente como Doro, persona muy querida y recordada en todo el Valle Vió y Valle de Puértolas.

3 comentarios :

  1. Pase cerquita de Gallisue hace unos meses cuando me dirijia a Sercue, tenia intencion de visitarlo a la vuelta pero entre la noche (que se me venia encima) y la valla que nombras en tu reportaje me hicieron dejarlo para otra ocasion.
    Enorabuena, me ha gustado mucho.

    Cristian.

    ResponderEliminar
  2. Hola:
    Creo que este post sobre pueblos abandonados os puede interesar.
    Un saludo y ánimo con el blog.

    http://misobjetospreciados.blogspot.com/2010/12/pueblos-olvidados.html

    ResponderEliminar
  3. En el mes de abril 2010 visite con mi hermana Avelina nuestra prima Alicia Villacampa en Barbastro y pasalos por Gallisue donde nacio mi madré Avelina Villacampa Ceresuela.


    Nos gusto mucho ya que lo visite en el ano 1963 cuando ténia 20 anos y que vivia Doro con su madre y me parece Maria.
    El espagnol que escribo es muy malo , estudie ingles y frances en la escuel francessa.

    jose Gelis-diaz
    jose Gelis-Diaz

    ResponderEliminar