Picazo (Guadalajara)


Agradecimiento para Dionisio Jalvo y Victoria Henche, antiguos vecinos de Picazo, amenos y muy agradables informantes.

Picazo es un pequeño pueblo situado en un escondido valle en lo más profundo del corazón de la Alcarria. Fue siempre un anejo de Valdelagua y en la actualidad lo es de Budia.
Nueve viviendas componían este aislado núcleo, dedicados al cultivo de cereal (trigo, cebada) y buen número de olivos, y además al pastoreo de ovejas y cabras.
El 13 de junio era la fiesta principal (un solo día), teniendo por patrón a San Antonio, celebraban una misa y una procesión por las dos calles del pueblo, para la comida había costumbre de sacrificar un cordero o un cabrito para compartir con los familiares y allegados venidos de fuera. Para el baile sonaba el violín y la guitarra de los músicos llegados unas veces de Gárgoles, otras de Valdelagua y otras de Castilmimbre según el ajuste que se hiciera para cada año.
No tenían escuela por lo que la media docena de niños en edad escolar les tocaba coger cada día el camino de Valdelagua para asistir a la escuela de allí y cuando este pueblo se despobló los niños de Picazo tuvieron que asistir a la de Castilmimbre.
El cura (don Enrique) acudía a oficiar la misa desde Castilmimbre, mientras que desde el pueblo de Gualda venia el médico en una mula a visitar a los enfermos, de aquí también acudía el cartero y asimismo de Gualda aparecía por allí el tío Fausto con una yegua vendiendo arroz, fideos, naranjas y otros productos.
Eran buenos productores de aceite y lo vendían a los pueblos de La Olmeda del Extremo y Barriopedro o bien lo intercambiaban por patatas.
Debido a su aislamiento y a la falta de servicios básicos como la luz (siempre se sirvieron de los candiles y los faroles como fuente de iluminación), la gente fue emigrando en los años 60 en busca del futuro a las ciudades, marcharon principalmente a Guadalajara y a Madrid. No obstante hasta el año 1983 hubo dos casas abiertas en Picazo, por un lado Daniela y Claudia dos hermanas mayores, viuda una y soltera la otra, y la otra casa el matrimonio formado por Bibiano e Irene, estuvieron unos años manteniendo con vida al pueblo, hasta dicho año en que se cerraron las dos casas con muy poca diferencia una de otra.
En la actualidad y aunque se asfaltó la carretera hacia el año 2004, Picazo no ha corrido la misma suerte que su vecino Valdelagua que a pesar que se despobló catorce años antes (1969) ha visto como el pueblo se ha ido recuperando lentamente con numerosas casas arregladas y buena presencia en los meses veraniegos lo que no ha sucedido en Picazo donde apenas una casa se ha levantado para temporada estival.

Visitas realizadas en febrero de 1996 y febrero de 2009.

PUBLICADO POR FAUSTINO CALDERÓN.

Un rustico letrero de madera da la bienvenida a Picazo.




La iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, sobre un montículo en la parte más alta del pueblo.



Interior de la iglesia. Altar mayor y altares laterales sobre los que se desplomaron las vigas y las tejas del techo.



Interior de la iglesia. Puerta de acceso y coro.




La ermita del Niño Jesús, siempre se la conoció en ruinas.




La casa del tío Bibiano, la última en cerrarse en Picazo.




La casa del tío Mariano.




Calle de Picazo.




Entrando por el camino de Castilmimbre, viviendas en avanzada ruina pero que antaño tuvieron buena presencia.



Aspecto urbano de Picazo.




La fuente de Picazo, más de un siglo la contempla (1894).




El molino de aceite, situado a unos doscientos metros del pueblo.

3 comentarios :

  1. Muy bonito este pueblo tambien, todos los pueblos de la zona centro Guadalajara, Soria... son de mis preferidos, no he podido visitar muchos pero espero poder hacerlo poco a poco.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. visite este pueblo la semana pasada, me encanto. me fije y hay una casa en la que vive gente no tube la suerte de encontrarmeles para hacer preguntas sobre ese pueblo, es muy interesante recomiendo su visita.
    un saludo

    ResponderEliminar
  3. He estado varias veces en ese pueblo… a mediados de los 90 la pila bautismal todavía estaba en la iglesia… la siguiente vez que fui había desaparecido y se veían rodadas de algún camión para cargarla, imagino… tengo que volver para hacer un reportaje fotográfico.

    ResponderEliminar