Lomeda (Soria)


Agradecimiento muy cordial para Águeda Peregrina, emocionada y nostálgica informante del pueblo que la vio nacer y donde vivió sus primeros veinte años de vida.

Lomeda esta situado sobre un cerro, es un pueblo curioso, tiene forma cuadrangular y era propiedad de la marquesa de Lapilla. Sus habitantes eran quiñoneros, no eran dueños de las casas ni de las tierras, una modalidad de arrendamiento en la que tenían contrato vitalicio y tenían que pagar todos los meses una cantidad a determinar, en especies antes de la guerra civil y en dinero después.
La marquesa solía acudir algunas veces por el pueblo, aunque solamente por unas horas, saludaba a todo el mundo y se reunía con los cabeza de familia de cada casa.
En el pueblo solo podían vivir nueve familias, en las casas donde había más de un hijo era el pequeño el que se quedaba en la casa, cuidando a los padres y trabajando las tierras, indistintamente del sexo, el resto de hermanos se tenia que ir a trabajar y a vivir a otros lugares.
Tenían buenas tierras dedicadas al cultivo de trigo, cebada, patatas y garbanzos. En la ganadería era la oveja el animal fundamental, pero en pocas cabezas, pues cada familia tenia derecho a tener un máximo de 60 ovejas, 1 cabra y 5 caballerías, esto era debido a que había poco terreno para pasto. Buena fama tenían los corderos criados en este pueblo que se vendían a carniceros de Arcos de Jalón.
A Sigüenza les tocaba ir una vez al mes para pagar las rentas al administrador de la marquesa.
Llegaron a conocer la luz eléctrica en las casas, no así el agua que además lo tenían un poco retirado del pueblo, había que ir a buscarla a una fuente con caballerías llevando cuatro cantaros y se almacenaba en las casas en tinajas de barro. Para lavar los cacharros iban al río y para lavar la ropa más lejos, al lavadero que se encontraba en la Ucecilla.
El cura venia a dar misa primero desde Jubera y luego desde Velilla de Medinaceli, de este pueblo venia también el médico cuando era necesario, de Velilla venia también el cartero todos los días que previamente había recogido la correspondencia en Jubera.
Para moler el grano para comida de los animales acudían al molino de Velilla y el grano para amasar pan se llevaba a la fabrica de harina de la estación de Salinas de Medinaceli.
Las fiestas patronales eran el 23 de enero dedicadas a San Ildefonso, el día 21 los mozos pedían el aguilando por las casas, el 22 comían y cenaban en la casa del alcalde y el día 23 era la fiesta propiamente con misa y procesión además del baile, donde los Albarquillas procedentes del pueblo de Somaen ponían la música para hacer bailar a todos los presentes, siendo otras veces Melchor y Tiburcio de Velilla de Medinaceli los músicos que acudían a las fiestas.
El señor Sixto de Velilla montaba un bar y un puesto de chucherías para estas fiestas de Lomeda, a las que acudía muchísima gente de los pueblos de alrededor.
Estas fiestas se repetían otra vez el 17 de septiembre, duraban dos días y se hacían porque la de enero hacia mucho frío y las inclemencias meteorológicas varios años no dejaban disfrutarlas como era debido.
Otra fecha muy celebrada también era la matanza. Acudían familiares a ayudar y por la noche se iba a la casa donde se había matado el cerdo a tomar café, pastas, jugar a las cartas y charlar.
En Nochebuena los mozos hacían una hoguera muy grande en mitad de la plaza. Sacaban turrón y bebidas y todo el mundo cantaba. Los niños pequeños iban pidiendo el aguinaldo y los mayores se lo quitaban para hacerles rabiar.
Todo tipo de transeúntes aparecían por Lomeda, desde vendedores ambulantes que traían pescados, tejidos, paños, utensilios de cocina, pasando por quincalleros, sogueros, cardadores de lana, compradores de pieles de corderos e incluso se daba la anécdota de los gitanos que venían vendiendo cestos que habían fabricado con el mimbre que habían robado previamente por los campos de Lomeda.
Además los lunes se iba a Arcos de Jalón donde había mercado a vender los productos como huevos, zanahorias, patatas, etc, y se compraba lo que fuera necesario.
Los domingos como no había bar ni sitio de reuniones la gente se juntaba en las casas a jugar a las cartas, oír la radio, charlar. Se acudía a las fiestas de los pueblos de al lado y también a Arcos donde había cine y baile.

"Aunque no eramos propietarios se vivía muy bien, no faltaba de nada (frutas, verduras, huevos, pollos, corderos, la matanza del cerdo), eran tierras muy fértiles, en la temporada de cosechas se contrataba mano de obra con segadores que venían de Aragón para las tareas de siega y recolección, para el ganado había contratados pastores para todo el año en las casas donde no tenían muchos hijos.
Como había de todo tipo de productos del campo venían estraperlistas en la época de la guerra y la posguerra a comprar harina, alubias, garbanzos, etc. Con esto del estraperlo había una anécdota muy curiosa de una mujer que venia desde Madrid (señora Julia), llevaba una faja de tela gruesa cosida a franjas por dentro de su ropa y se la llenaban de harina, con una cuchara se la iban llenando durante algunas horas hasta meterla unos cuatro kilos, como era una mujer entrada en carnes no la solían registrar y además entre su peso y el ¨peso extra¨ siempre la tenían que ayudar a subir al tren. Venia a Lomeda cada quince días y siempre pagaba con dinero".
ÁGUEDA PEREGRINA.


En los años 60 se fue marchando la gente del pueblo en busca de un mejor futuro, unos se fueron para Alcala de Henares y otros para Sagunto, la gente joven se había marchado y en muchos casos se fueron los padres detrás de ellos. Como por el tipo de contrato que tenían no se los podía expulsar del pueblo, la gente se fue marchando voluntariamente y firmando un papel con la renuncia para que pudiera ser arrendado a otras personas, lo que hizo luego el administrador con los nuevos ocupantes de Lomeda, pero eso ya es otra historia....

"Yo me fui en junio de 1962 a Barcelona a trabajar porque tenia una hermana allí. En esa fecha quedaban cinco familias en el pueblo y en diciembre de ese mismo año una vez terminada las cosechas y la matanza se fueron todos. En poco tiempo ya estaban labrando la tierra los nuevos arrendatarios".
ÁGUEDA PEREGRINA.


La marquesa quiso vender el pueblo pero no se puede hasta que no pase la quinta generación.
El pueblo en la actualidad no tiene habitante alguno pero es aprovechado para la ganadería lanar, siendo algunas de sus casas utilizadas como parideras.

Visita realizada en agosto de 2009.

PUBLICADO POR FAUSTINO CALDERÓN.

Llegada al pueblo de Lomeda.




Entrada al núcleo central, formado por una gran plaza cuadrangular.




La iglesia parroquial de la Asunción de Nuestra Señora.




Interior de la iglesia. Altar mayor y retablo al fondo.
"Estaba el patrón San Ildefonso, la virgen del Carmen, Santa Águeda, el Corazón de Jesús y María y un altar llamado de las Animas. Como el sacerdote solo venia a decir misa los domingos y no todos, mis amigas y yo rezábamos a las flores de mayo, en la Cuaresma rezábamos el Vía Crucis todos los viernes, el domingo que no venia el cura rezábamos el rosario a las cuatro de la tarde, acudía todo el pueblo y después a jugar a las cartas. Particularmente a mi hermano y a mi nos gustaba subir a tocar las campanas en las misas y oraciones".
ÁGUEDA PEREGRINA.




Entrada a la sacristía, confesionario y encima de este están los ex-votos (piezas normalmente de cera que solían representar alguna parte del cuerpo, generalmente extremidades que se colgaban ahí en agradecimiento de la milagrosa sanación que se había producido en algún enfermo) .



Interior de la iglesia, el coro al fondo y pila bautismal debajo.




Parte central de la plaza donde se realizaba el baile, años atrás había varios olmos y el frontón, de más de dos metros de alto en el desnivel del terreno apenas ya visible. Detrás la iglesia y a su izquierda el granero comunal donde antiguamente venia el administrador a cobrar la renta en especies. También servía como salón de baile en las fiestas cuando las inclemencias del tiempo no permitían hacerlo en el exterior. Era de todo el pueblo pero lo utilizaba un vecino que pagaba una pequeña renta a los demás.



Foto cedida por Rosa Ballano.

La misma parte de la plaza en 1986. Estaba presente el frontón hoy día ya desaparecido.



El ayuntamiento a la izquierda (puerta más pequeña), la escuela y la casa del maestro a la derecha. Don Joaquin Rodriguez fue uno de los maestros que estuvo impartiendo enseñanza en Lomeda durante 9 años.



Foto cedida por Rosa Ballano.

Escuela de Lomeda en 1986. Amplia sombra muy utilizada por los niños para jugar en los días de sofocante calor que daban los frondosos olmos (había uno en la puerta de cada casa).



Junto a la escuela estaba la casa de Jesús Peregrina y Juliana Peregrina. Aquí vivía el maestro de patrona.
"En casa eramos siete (mis padres y cinco hijos, aunque los hermanos mayores se fueron marchando), también estaba el maestro que vivía con nosotros y en verano además se llenaba de gente la casa porque venían unos familiares de Madrid a pasar el verano y mi hermano mayor que vivía en Arcos venia con su mujer y sus dos hijos. Todos cabíamos y había muy buena armonía, mis padres eran muy queridos por todo el mundo. En verano hacíamos la comida en el portal.
Los días de matanza eran muy amenos pues venían dos tíos míos que tocaban la guitarra y el laúd con lo cual había canciones y baile".
ÁGUEDA PEREGRINA.




La plaza vista desde el campanario de la iglesia.




Otra vista de la plaza desde la parte de abajo.




Vivienda bien conservada en su aspecto exterior.




Placa grabada en piedra, alusiva a la construcción de las viviendas (casi todas tenían una).
¨Por disposición del mismo Señor y siendo igualmente D. Mariano Benito quien cuidó de su cumplimiento, se edificó de planta la del Numero 9 en el año de 1850¨.



Otra imagen de la plaza.




Horno comunal y transformador de la luz. Los martes era el día de hacer el pan, cada semana le tocaba encender el horno a una familia, la víspera se amasaba el pan y muchas clases de pastas.



Cementerio.

20 comentarios :

  1. Impresionante pueblo,y más la iglesia,y mucho más que conserve la iglesia algo dentro.Una lástima.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante. Mi familia paterna eran de Lomeda, y se fueron marchando todos porque al igual que en Velilla no había futuro para nadie. No sabía nada de los pleitos con la marquesa, ni que tuvieran que ir todos los meses a Siguenza a pagar el alquiler. ¿En que año ocurrió esto? Sería antes de la Parcelación Agraria, o afectaría sólo a una parte del pueblo, porque en la actualidad, si van al regristro de la propiedad verán que las fincas están registradas a nombre de distintos propietarios, y si se han utilizado las tierras para cultivar cereales es porque hace años algunos propietarios las alquilamos para ello, y si se criaron ovejas. y se utilizaron las casas como parideras fué porque hubo una persona que se apropió, no legalmente, de lo que no le correspondía y los propietarios por estar lejos y no tener ganas de conflictos no le denunciamos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Faustino. Me has despertado la curiosidad sobre lo que realmente ocurrió con Lomeda. Lástima que toda mi familia está ya muerta y no me pueden informar. Me gustaria ponerme en contacto contigo para hablar de este tema sin que sea publicado.Voy a intentarlo.
    Saludos y espero que hasta pronto.

    ResponderEliminar
  4. Hola Anónimo, soy Montse, mi madre nació en Lomeda y vive en la Rioja y sus 4 hermanos, de los cuales viven 3 , este fin de semana lo hemos pasado muchos miembros de la familia en Arcos de Jalón y visitamos Lomeda,Mi abuelo era Jesus Peregrina y Mi abuela Juliana Peregrina, si quieres ponerte en contacto conmigo mi correo es malpernas@hotmail.com

    ResponderEliminar
  5. es un pueblo muy bonito y estoy contenta de haber vuelto otra vez despues de muchos años

    ResponderEliminar
  6. me ha gustado mucho la reforma del comentario que pena que mi madre ya no este con nosotros con la memoria que ella tenia seguro que nos habria contado alguna anecdota de lomeda un abrazo para mi tia agueda por lo bien que a relatado sus recuerdos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Prima Mari A qui la secretaria de tu tía fue un placer hacer de escribiente oír otra vez contar las historia de Lomeda, y el entrar y ver como están a qui.
      Gracias Faustino por todo tu tiempo en hacer este blog y poner todas las cosas que mi madre te ha ido contando un saludo.
      Y lo dicho cuando vengas por la Rioja dime que al pueblo que vienes esta muy cerca del mio

      Eliminar
  7. El tío de mi padre era de Lomeda: Nicolas Tarodo, casado con la hermana de mi abuela: Dionisia Algora Rodrigálvarez.
    Según escuché a mi familia, casado en Velilla por que sólo podían quedarse en el pueblo de Lomeda los hijos pequeños.
    Alguien me contó que se referían a los vecinos de Lomeda como "los escopeteros" dada su afición por la caza.
    Aquí os dejo una imagen del valle que baja hasta el pueblo:
    http://www.panoramio.com/photo/73043407

    ResponderEliminar
  8. María Jose Camachodomingo, 24 junio, 2012

    Antonio, es cierto que a los Lomederos les llamaban los escopeteros.Mi padre era el pequeño de los hermanos, pero el que se quedó en Lomeda, fué su hermano mayor Paco Camacho, casado con Marcelina, y se fueron de Lomeda a Velilla, en los años 60 porque se les quemó la casa.Yo no sé lo que pasó realmente con la propiedad de las tierras y casas de Lomeda, pero sí puedo decir que mi hermana y yo a la muerte de mi padre heredamos un terreno que estaba escriturado e inscrito en el Registro de la propiedad a su nombre, y estuvimos recogiendo las nueces de nuestra propiedad hasta que a finales de los años 70 nos impidieron el paso unas zanjas hechas en el camino de acceso. Según me dijeron éstas zanjas las hizo un tal Antonio apodado "El negeo", que encerraba sus ovejas en el pueblo.Yo no sé si el tal Antonio fué el que hizo las zanjas, pero quien las hizo, fué ilegalmente, porque en el Registro de la Propiedad se puede comprobar que mi hermana y yo somos las propietarias de una finca a la que nos impiden el paso unas zanjas, y como consecuencia de no poder entrar en nuestra finca, se han secado unas nogueras excelentes.Tus tíos Nicolás y Dionisia eran amigos de mis padres y mis tíos, como demuestra la foto que les hice sentados frente a la puerta de la residencia de Arcos que hay en el Facebook de Velilla.Yo conozco a las familias de Lomeda que como la mía nos fuimos a vivir a Alcalá de Henares,y a Juana y su marido Anselmo, pero nunca he oído lo que se cuenta aquí sobre la Marquesa. Todos nos fuimos porque ni en Lomeda ni en Velilla teníamos un buen futuro. Me parecen muy interesantes todas las aportaciones que se hagan al respecto, porque es la Historia de nuestras raices.Gracias a todos los que colaborais para que Lomeda no desaparezca del todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maria Jose me llamo Javier... soy un aficionado al patrimonio y estuve hace poco visitando lomeda... el camino de acceso esta en un estado lamentable y el pueblo entero tiene vallas para cerrarlo porque lo han convertido en un corral gigante... las casas y toda la plaza estan llenas de la mierda de las ovejas como si fueran tainas, y varias casas han sido ahuecadas para hacer en ellas lo que parecen cocheras para tractores... es una verguenza lo que le estan haciendo a este pueblo tan peculiar... os recomendaria que revisaseis los papeles y que denunciaseis en tal caso... que en soria ya ha ocurrido con conejares... que el ultimo señor que quedaba utilizaba el pueblo entero para guardar ganado... aprovechaba todas las tierras como si fueran sullas y intento hasta venderlo pero por suerte aparecio gente con viejos contratos de propiedad.... si sigue a el ritmo que va lomeda acabara quedandose en nada

      Eliminar
  9. Tanto la introducción como los comentarios anteriores han sido muy emotivos para mi padre, Eleuterio (hijo de Simón Vallano y Agapita Bravo). El recuerda perfectamente donde vivía cada una de las familias a las que se hace referencia, así como los datos de las costumbres y la leyenda de la placa. Su familia fué una de las que emigró a Alcalá de Henares, primero salió su único hermano Félix, ya fallecido, y a él le siguió el resto de la familia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que a tu padre le haya traído muchos recuerdos el reportaje. ¿su casa es alguna de las que sale en las fotografías?
      Saludos.

      Eliminar
    2. Mi padre no puede ver, pero recuerda que su casa era la numero 11 y tenia una placa con la inscripción que figura en tu página.

      Eliminar
  10. soy nieta de jesus peregrina la casa de eleuterio es la que se ve abierta en la tercera fotografia empezando por el final yo estuve el año pasado con mi hermano y pasamos la tarde en el pueblo me trajo muy buenos recuerdos ya que yo pase mis primeros seis años alli con mis abuelos y mi tia agueda un abrazo para todos los que recordais este precioso pueblo mis padres eran amigos de eleuterio y han estado en tu casa de alcala son pedro y tomasa seguro que tu padre los recuerda un saludo mari

    ResponderEliminar
  11. Hay alguien que en verano viva alli?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Faustino Calderónmartes, 20 agosto, 2013

      Es de propiedad privada y se usa como explotación ganadera.

      Eliminar
  12. ayer sabado estubimos mi familia y yo



    ayer sabado estubimos mi familia y yo en lomeda visitamos el pueblo y vimos que cada año que vamos esta mas derruido y abandonado ojala aguante muchos años en pie apesar de todo comimos unas buenas moras y bebimos una agua fresquisima en la ucecilla un saludo






    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el domingo estuvimos mi familia y yo en lomeda pasamos un buen dia escuchando los recuerdos de mi padre un hombre con una memoria excelente un abrazo para todos

      Eliminar
  13. Mi abuelo paterno nació allí en 1919. Ahora estoy intentando hacer un árbol genealógico y esta siendo complicado porque no tienen mucha relación los familiares. Mi abuelo se apellidaba Fernández García y fueron 7 hermanos/as, hijos/as de Gregorio y Francisca. Si por casualidad alguien fuese familiar me encantaría estar en contacto. alfep@hotmail.com

    ResponderEliminar
  14. Hola Alberto, yo nací en Lomeda y apenas me acuerdo de nada, pero he hablado con mi padre y el si se acuerda y me va a dar datos de algunos de tu familia hay unos que viven en Alcala de Henares, no se si tu eres uno de ellos

    ResponderEliminar