Entrevista a... Arturo González

El escritor Arturo González Rodríguez nos habla para PUEBLOS DESHABITADOS sobre el fenómeno de la despoblación en la provincia de Huesca.

Arturo González a la izquierda en la presentación de su libro.

Nacido en Gavilanes, Ávila, Valle del Tiétar, falda sur de Gredos. Desde pequeño sale a las montañas graníticas de su tierra. Desde muy joven se va a estudiar fuera recalando en Aragón a los 18 años. Desde entonces ha vivido en Zaragoza, Huesca, y desde hace 4 años en Aínsa, capital de Sobrarbe, comarca histórica del pirineo, y desde que está en Aragón se siente fascinado por Guara y el prepirineo central Aragonés, semidesértico pero muy habitado hace muchos años. En estas zonas le apasiona la obra del hombre en el medio, sobre todo las infraestructuras pastoriles y la arquitectura popular de la zona en sus cuatro elementos: piedra, barro, losa y madera. "La montaña Olvidada" es su primer libro. El relato que hay al final quedó segundo en un concurso de premios literarios con el tema "Pirene" a nivel de Aragón, y ya con 16 quedó también segundo en un premio literario a nivel de Castilla y León. Segundo siempre, pero primero en el amor a la montaña de Huesca. Pertenece a Amigos de Serrablo, Centro de Estudios de Sobrarbe, y a la Asociación de Amigos de los Caminos Tradicionales de Sobrarbe.


La montaña olvidada- Despoblados del alto Alcanadre es un impresionante y completísimo libro sobre la comarca del alto Alcanadre en el prepirineo central de Huesca. Imprescindible para los que quieran conocer la zona pues nos enseña todos los caminos de acceso de manera muy detallada a cada uno de los lugares que componen esta comarca, además de enseñarnos una serie de pueblos muy aislados y de difícil acceso (Biban, Torruellola de la Plana, Miz, Alastrue,etc), mostrándonos casa por casa hasta el más mínimo detalle y otra serie de construcciones en trance de desaparecer como pueden ser molinos, mallatas, parideras, pardinas, etc todo ello apoyado en un magnifico despliegue fotográfico con más de 1.000 fotografías.


¿Cómo surgió la idea de escribir el libro?
Digamos que nunca tuve la idea de "voy a escribir un libro sobre el alto Alcanadre" y me puse a recorrerlo. Fue al revés. Me considero un buen conocedor del prepirineo central oscense, Guara, Guarguera (val de Guarga), Sobrepuerto, etc etc etc..., y tras unos ocho años de recorrer prácticamente todos los fines de semana y vacaciones esta zona de la cuenca alta del Alcanadre, me di cuenta de varios asuntos: -que no había nada escrito salvo de la parte sur y siempre en temática deportiva (Guara es la meca del barranquismo en Europa). -que cada año se perdía un patrimonio arquitectónico inestimable, -que había cosas muy interesantes para un lego como yo debido precisamente a su abandono temprano y a la falta de estudios sobre la zona. Todo esto, unido a mis conocimientos, aún someros, de maquetación, hizo que poco a poco fuera elaborando el libro, que en este sentido es atípico, ya que los textos, las fotos (unas 1.200 de una base de datos de unas 7.000), los esquemas, el relato final, y la maquetación, son míos.


Como bien dice Severino Pallaruelo en el prologo, primero has disfrutado tu y luego harás disfrutar al lector. Pese a la dureza de las caminatas y a los condicionantes que surgen habrá sido una autentica gozada.
Claro que sí. Siempre solo, ha sido un placer andar tanto tiempo por allí, dormir también por allí, explorar cada rincón del monte, buscar, encontrar y seguir caminos semicerrados… Ese es el placer. Mucho más que sacar el libro, que ha sido, por ser obra casi de amanuense por lo explicado, duro y trabajoso, muchas horas con un portátil “de gasoil”.


A la mayoría de los pueblos que visitaste, volviste al cierto tiempo, ¿en pocos años se aprecia un deterioro impresionante de las viviendas?
Claro. Hay que pensar que el tipo de cubierta es de losa del país (arenisca), muy pesada, y las cubiertas ceden en cuanto entra agua. Eso hace que los tejados sin mantenimiento rápidamente vayan cediendo. Portaladas que se han caído (o expoliado)...; por ejemplo, de los 26 despoblados del recorrido, solamente dos templos tienen en pie la techumbre, el de Bagüeste (San Salvador, románico e impresionante atalaya del barranco del Mascún y del desfiladero del Balcéd) y el coqueto templo de Alastrué, con el suelo de canto rodado.
Es fácil observar ese deterioro al volver una y otra vez durante un plazo de tiempo suficientemente dilatado, como el indicado de 8 años.


El aislamiento de estos pueblos ha hecho que te encontraras con autenticas "obras de arte" en el interior de las casas, estaba tal como lo dejaron los vecinos cuando marcharon.Todos sin excepción han sufrido el expolio, hay que pensar que llevan muchos 50 años despoblados, sin ningún vecino. Primero sufrieron el expolio de algunos vecinos del mismo pueblo, o de otros vecinos con pocos escrúpulos. Luego de turistas y sobre todo de franceses, vecinos de Aínsa te cuentan cómo los veían pasar camino del túnel de Bielsa con un trillo en la baca… Incluso hoy prosigue la expoliación. De las 1200 fotos solamente una no se indicaba el lugar exacto, un precioso herraje, gozne de puerta. En la segunda edición ya se indicaba porque… desapareció.
En ocasiones sí se encuentran cosas interesantes, abandonadas, pero interesantes en el sentido de que nos ilustran el modo de vida. Pero yo tengo mucho respeto porque no hay nada abandonado, todo tiene dueño, no lo olvidemos. No dejemos huella de nuestro paso, no nos llevemos nada. Cada casa, aún “destripada” y semiderruída tiene su dueño. Una fotografía es suficiente.


El libro se apoya mucho en un fortísimo trabajo fotográfico.
En el libro hay como he dicho unas 1200 fotos. De calidad habrá unas 200, pero he primado la cantidad de información sobre la calidad, porque no es un libro de fotos. Muchas de ellas son fotografías analógicas con una Kodak de 24 euros, luego escaneadas. Otras ya son digitales. Tanta foto obviamente complica la maquetación y encarece la edición, que ha hecho el CES (Centro de Estudios de Sobrarbe) pero sin ningún ánimo de lucro (el libro vale 25 euros pero va destinado a cubrir el coste, se puede comprar en http://www.logi-libros.com/)


¿Qué pueblo te ha impresionado más de los que salen en este libro?
Alastrué (la portada del libro es casa Bara de Alastrué) me gusta mucho, su ubicación y su iglesia preciosa al borde de un abismo. Vuelvo una y otra vez.
También me gusta Bagüeste, su iglesia de San Salvador me impresiona, y su torre fuerte del XVI de casa Javierre, en buen estado, también vale mucho la pena.
Todos tienen su encanto. Todos, Y cada visita cada uno se muestra distinto a la visita anterior.


Haces unas descripciones muy completas de todas las casas por dentro y por fuera.
Sí. Pero no son exhaustivas. La exhaustividad se ha intentado dejar para los accesos, intentando describir siempre dando preferencia al camino más corto desde asfalto y siempre dando preferencia al “camino viejo”. Algunos pueblos describimos hasta siete accesos distintos por los cuatro puntos cardinales.
Por definición la descripción de los pueblos no puede ser exhaustiva. Sólo se describe lo más reseñable y obvio, pero cada visita se ven cosas nuevas. Recientemente descubrí cómo casa Otín de Abellada era antes de una reforma, también torre fuerte. Y he estado muchas veces. Cada persona que vaya verá cosas nuevas. Sólo me atrevo a pedir respeto y silencio. Y valoración de las posibilidades de cada uno, todas las excursiones son asequibles, pero cada uno debe valorar no sus fuerzas sino la habilidad en seguir o encontrar una senda. Para ello es aconsejable un buen mapa, pero lo más importante es la experiencia.


Cada pueblo tenía su casa fuerte, más poderosa, pudiente que las demás.
No siempre, pero en términos generales sí. Villanueva en Bagüeste, Giménez en Letosa, Nasarre en Bibán, Cebollero en Torrolluala del Obico… Hacendados rurales un poco más ricos que sus vecinos, con algunas cabezas más y con algo más de tierra. A veces la despoblación acabó con su riqueza porque desaparecieron los jornaleros baratos. No lejos estaba una de las casas más poderosas de toda la montaña de Huesca, casa Villacampa de Laguarta, poderosísima familia extendida por todo el Guarga, ribera de Fiscal y Val de Nocito.


El libro lo finalizas con un relato imaginario del último vecino de Alastrué, tuvo que ser impresionante la vida de los últimos vecinos de cada pueblo que se iban quedando solos, sin gente alrededor, aislados y con el pueblo más cercano a una o dos horas de camino.
Es una recreación de cómo pudo ser; es el único apartado del libro que tiene un afán literario, y quedó segundo en un premio de literatura a nivel de Aragón. Pienso que es un buen complemento al libro, y si alguien se quiere acercar a esta zona aconsejo que lea el relato antes, no después, porque contribuye a ambientar y a hacer apreciar detalles que si no pasan inadvertidos. Mucha gente ha estado años y años prácticamente sola, no hace falta recrearlo en un relato imaginario. Casa Molinero de Bara, capital del alto Alcanadre, prácticamente padre (fallecido hace un par de años) e hijo estuvieron solos muchos años, con unos accesos en invierno muy muy malos. Y muchos más lugares y personas.


El patrimonio cultural e histórico que se pierde con las ruinas de estos pueblos es impresionante, no solo son las viviendas, son las bordas, las mallatas, los molinos, los caminos, las fuentes, etc.
Particularmente siento un aprecio especial por los caminos. Vamos limpiando alguno de estas y otras zonas (Asociación de Amigos de los Caminos tradicionales de Sobrarbe), además las brigadas del parque de Guara también van limpiando algo...; siempre por el mejor lado, siempre del modo más cómodo, con desniveles que se hacen y no se sienten....; efectivamente, es una zona pobre pero la obra del hombre en el medio es admirable, con un alto grado de humanización, es curioso ver como las soluciones siempre eran prácticas, sencillas, y muy bellas. También me atraen mucho las infraestructuras pastoriles, muy numerosas para el ganado básicamente ovino, que era el ganado habitual en el Alto Aragón. En esta zona no bajaban los ganados en verano a Tierra Plana (al sur de las Sierras Exteriores ya en la depresión del Ebro) sino que lo movían dentro de la zona, que tiene zonas de cierta altura y zonas más resguardadas. También encontramos arnales o colmenares, al ser un clima continental pero de dominio mediterráneo, en general seco y caluroso en verano y bastante seco también en invierno. Por ello la devoción a San Úrbez en romerías y veneraciones a Nocito eran continuas, ya que San Úrbez era el Santo del Agua.


Hay que admirar las condiciones de vida tan dura que tenían estos pueblos de autoabastecimiento.
Claro. Bueno, la vida era de otra manera. Desde nuestra perspectiva actual era dura no, durísima, entonces era diferente, era... la que había. Se cultivaban ("articar" en la lengua aragonesa)campos en lugares inverosímiles, ya que todos los brazos hacían falta, la muerte de un macho era muchas veces igual o más sufrida que la de un vecino... En general se tendía al autoabastecimiento en los productos de primera necesidad, aunque el flujo de contactos y comercio era continuo y constante: aceite y vino del piedemonte de Guara, etc etc etc... Los caminos estaban frecuentados por sastres, arrieros, buhoneros, párrocos, basteros ("bastes" eran los abríos hechos con mimbre o salcera)... etc etc etc...


¿Qué papel jugaban las pardinas en estas montañas tan asperas y olvidadas ?
Agustín Ubieto Arteta estudió y describió el origen de las pardinas. Corresponde en origen a un método de poblamiento real. Son unidades de producción autónomas, formadas por campos de cultivo, bosques, ganado, y una casa con todos sus elementos auxiliares: herrería, pajares, bordas, corrales, “zolles” o cochiqueras, y en ocasiones con su propio templo incluso. Era un modo de explotación del territorio con origen en la repoblación del primitivo reino de Aragón, no fueron pueblos nunca en general, siempre fueron una sola familia. Estructuran el territorio.


¿Por qué Huesca ostenta el récord de pueblos deshabitados en España?
Son varios factores. El más popular es la construcción de pantanos y la repoblación con pino de la cuenca de los pantanos, pero numéricamente no es importante. La causa principal es la destrucción de la sociedad tradicional a partir del primer tercio del siglo XX, con el desarrollo de núcleos industriales cercano (Sabiñánigo, Monzón) y lejanos (Madrid, Barcelona...), lo que vacía los pueblos de los tiones en primer lugar (varones no herederos que se quedaban en casa trabajando) y del resto de la gente después. Las comunicaciones también jugaron un papel importante, es una zona de montaña o media montaña, dura, y salvo el alto Pirineo muy seca. Al no haber comunicaciones todo estaba muy lejos: servicios sanitarios, etc etc etc... El remate fue la guerra civil, con importantes frentes de norte a sur en Sobrepuerto, Guarguera, y la zona de Nocito.
Todas estas razones llevaron al triste record de Huesca.


¿Qué proyectos hay en el futuro?
Muchos. Sigo recorriendo la zona y otras, y ahora estoy realizando junto a un amigo un estudio muy interesante que abarca varios campos (entrevistas, investigación bibliográfica, excursiones sobre el terreno…) sobre un tema que en un par de años esperamos tener maduro. Pero como es algo compartido… por respeto mejor no digo más. Será algo que me dará gran satisfacción.
También tengo en mente una novela de otro tema que me apasiona mucho y del que tengo bastante base documental, aunque no tiene nada que ver: la II Guerra Mundial. Pero será después del estudio comentado.


Bueno Arturo, muchas gracias por darnos a conocer al detalle esta comarca, ¿y qué le dirías al lector?.
Gracias a ti, Faustino. Que la gente se anime a conocer la zona, desde Rodellar, desde Bara, desde Nocito, desde Laguarta, desde Paules de Sarsa, en todos ellos hay alojamiento. Que disfrute y admire como la naturaleza ha recuperado su terreno. Que no tenga prisa. Que no deje rastro de su paso. Como dice una pintura en la puerta de casa Monica de Matidero, “Dios te ve. Respeta y serás respetado”. Un abrazo y gracias de nuevo.

7 comentarios :

  1. Tengo el libro y tiene unas fotografias fantasticas (de Alastrue y Binueste especialmente para mi gusto), y unos textos muy trabajados que arrojan luz sobre como fue la vida de esas gentes de bien.
    Impresionante entrevista Faustino, el liston cada dia mas alto, si señor.

    Cristian.

    ResponderEliminar
  2. Fausino, soy Arturo, reiterarte mi agradecimiento por tu amabilidad. Dar a conocer los pueblos deshabitados facilita la comprensión de la vida de antaño. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. No me cansaré nunca de recomendar este libro. Si tengo que diferenciarlo con otros destacaría que destila sensibilidad, humanidad y cariño, mezclado con rigurosidad científica. Respeta tanto los paisajes, hombres y topónimos. Es de los mejores trabajos que he leído sobre el tema. Óscar L.

    ResponderEliminar
  4. Es tracta d'una magnífica entrevista que ens descobreix la cara més dura i amarga de la despoblació, amb retrats de la vida quotidiana. Enhorabona pel treball, Faustino; i a l'autor, pel que sembla un magnífic treball. Espere tindre'l prompte a les meues mans.

    Agustí Hernàndez Dolz

    ResponderEliminar
  5. Hola, no conocía de la existencia de este libro, debe haber tenido una edición muy limitada, pues aqui en Barcelona no lo había visto en librerias y como descendiente de oscenses de la parte de Ribagorza, me interesan estos temas y espero conseguirlo porque tiene muy buena pinta, ya la bonita portada anuncia algo interesante, pero si que me queda la duda de porque se ha escogido el título de la montaña olvidada, cuando en Huesca hay muchas zonas que están tan olvidadas o más que ésta.

    ResponderEliminar
  6. FAUSTINO AMIGO, TE SALUDA JOSE RAMIREZ DE EL SALVADOR, EN CENTRO AMERICA. COMO SIEMPRE DISFRUTANDO TUS FOTOGRAFIAS Y EXPERIENCIAS POR LOS PUEBLOS DE ESPAÑA. ME GUSTAN SOBRE MANERA LAS ENTREVISTAS QUE TU HACES A PERSONAS QUE TIENEN LA MISMA SENSIBILIDAD POR LOS PUEBLOS DESHABITADOS O ABANDONADOS . GRACIAS POR TU DEDICACION A TODAS ESAS COSAS QUE NOSOTROS TAMBIEN AMAMOS ALLENDE LOS MARES. SALUDOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose Abraham, sigues ahí fiel al pie del cañón. Pienso que las entrevistas enriquecen mucho el contenido del blog y aportan otro punto de vista diferente a la despoblación.
      Gracias por tu comentario amigo.
      Saludos.

      Eliminar