Cubillos (Soria)


Agradecimiento muy cordial para Ricardo Gómez Andrés, gran amigo y excelente colaborador a la hora de aportar datos y nombres en todo lo relativo al pasado. Autor de un sencillo y emotivo diario; "Camino del emigrante. Cubillos".

Cubillos es un despoblado perteneciente al termino de Cubilla en la parte sur de la Tierra de Pinares.
Alrededor de ochenta personas residían en las veinticuatro viviendas que componían esta población. Casas de sencilla construcción, todas ellas orientadas hacia el sur.
Cada casa tenía su horno, donde se hacía pan cada quince días.
Conocieron la luz eléctrica en 1947 con la instalación que realizó Iberduero por una linea proveniente de Cubilla. Costó 13.500 pesetas y se costeó parcialmente por los vecinos, más algunos trabajos vecinales y la venta de arbolado (sabinas) que pertenecían al común del pueblo. Atrás quedaron los candiles de aceite o petróleo, las velas y las teas.
Rigurosos inviernos se daban en Cubillos que se combatían con leña de roble, enebro, sabina y estepa. En el recuerdo de las gentes queda un crudo mes de febrero del año 54 donde durante todo el mes las calles estuvieron cubiertas por más de medio metro de nieve, con el problema que suponía para alimentar el ganado y para el abastecimiento de agua para consumo puesto que la fuente del pueblo permanecía helada y tenían que ir a buscar el preciado liquido a fuentes más alejadas.
Vivían principalmente de la agricultura con trigo, cebada, avena y centeno cosechados en sus campos y vacas, ovejas y cabras en lo que se refiere a ganadería.
Los corderos y cabritos se vendían al tío Bonifacio (residente en el pueblo) y él se encargaba de venderlos en los pueblos cercanos.
Eran muy abundantes en su termino las setas, muy solicitadas por gentes de otros lugares.
A moler el grano se desplazaban a la Harinera de Valdealvillo o a los molinos de Cantalucia y Talveila.

Las fiestas patronales eran el 18 y 19 de octubre en honor a San Lucas,
La víspera se hacía una ronda por las calles anunciando las fiestas.
Ya el día festivo comenzaba con una Diana mañanera por las casas, donde se obsequiaba a la comitiva con pastas acompañadas de anís o vino rancio.
La misa precedía a la procesión por las calles del pueblo donde se le iban cantando jotas a la Virgen.
A la hora de la comida se mataba un cordero, pollo, liebre o conejo para agasajar a familiares y allegados. Lo mismo ocurría con la cena, donde nadie se quedaba sin probar bocado, se compartía mesa y mantel con la juventud proveniente de pueblos cercanos.
Antes de cenar ya se había realizado la primera sesión del baile en una placeta situada al este del pueblo llamada La Carrera; la segunda sesión ya después de la cena se realizaba en la Plaza Mayor, frente al ayuntamiento y la escuela.
Los gaiteros de Fuentearmegil y en otras ocasiones los gaiteros de Fuentecantales eran los encargados de la música, músicos que se alojaban cada uno en una casa siguiendo un orden establecido por el ayuntamiento.
Bailes que eran muy concurridos por ser las ultimas fiestas del año en la comarca por lo que asistían en gran numero gentes de los pueblos vecinos. Así venían desde Cubilla, Cantalucia, Talveila y Fuentecantales y ya a última hora los de Muriel Viejo.
No faltaban a la cita los confiteros de Fuentearmegil y el Burgo vendiendo caramelos y almendras garrapiñadas.
El Corpus era la otra gran fiesta de Cubillos, aunque ya de manera local sin la presencia de forasteros, de ellas se acuerda muy bien Ricardo Gómez:
"Por la mañana temprano sacábamos el ganado para que pastase unas horas y sobre las diez lo encerrábamos de nuevo en el corral hasta el día siguiente.
Sobre las doce y al aviso del volteo de campanas ibamos todos bien aseados y vestidos a la iglesia donde participabamos de la misa solemne y de la procesión. Terminada dicha ceremonia, acudía una persona de cada casa al ayuntamiento a recibir una jarra de vino que la Corporación municipal repartía para que la comida resultase más agradable. Por la tarde nos reuniamos todos en la Plaza Mayor, tanto jóvenes como mayores y cada uno participábamos de distintas diversiones. Así los hombres se decantaban por la calva, la tanguilla y el guiñote y las mujeres por los bolos y la brisca. Todo ello dentro de un ambiente de gran armonía y con gran alegria puesto que el ayuntamiento seguía repartiendo vino en porrones. Después de cenar era el turno del baile con músicos nativos del pueblo que tocaban la guitarra y la bandurria (Domingo y Pablo)".

Estos mismos músicos amenizaban el baile que se efectuaba los domingos por la tarde en los bajos del ayuntamiento para la juventud del pueblo.
Acudían a la romería que celebraban los llamados pueblos de la Concordia (Talveila, Cubilla, Cubillos, Abejar, Muriel de la Fuente, Muriel Viejo, Herrera y Cabrejas del Pinar) a la ermita de la Virgen de la Blanca en el termino municipal del ultimo pueblo citado. Cada pueblo acudía con su estandarte parroquial y a los de Cubillos les tocaba un recorrido de más de 12 kilómetros hasta llegar a la ermita. trayecto que lo solían hacer a pie o en burro. Romería que se dejó de hacer en los años 50 por las gentes de los pueblos vecinos debido a que había emigrado mucha población, solo quedó a nivel local para los de Cabrejas.
Algunos vecinos acudían a la romería de San Bartolo en el cañón del río Lobos en termino de Ucero que se hacía cada año el 24 de agosto, la gente iba andando o en caballerías y se hacía una comida campestre junto a la ermita.

El cura venía andando desde Cantalucia a oficiar la misa. Años más tarde pasó a ser el de Cubilla el que acudía andando a la iglesia de Cubillos a celebrar el acto religioso.
El medico venia desde Talveila, había que ir a buscarle con una caballería para que se desplazara a Cubillos a visitar al enfermo. Ya en los últimos años era Don Saul el que acudía desde Talveila pero motorizado.
Para la compra de medicinas se tenían que desplazar a las farmacias de El Burgo de Osma o de Rioseco de Soria.
El veterinario venía desde Cabrejas del Pinar.
El cartero (Faustino) residía en Cubilla y se desplazaba andando hasta la estación de Cabrejas del Pinar donde recogía la correspondencia y la repartía por los pueblos del contorno, posteriormente empezó a hacer los desplazamientos en bicicleta.
El herrero venía de Aylagas para en los últimos años realizar tal oficio uno del mismo pueblo de Cubillos (Doroteo).

Para abastecerse de los productos que no tenían en el pueblo aprovechaban los sábados que era día de mercado en El Burgo de Osma a donde se desplazaban en caballerías.
Para compras de menor calibre se valian de la tienda que había en Cubilla, cuyo propietario iba periódicamente por Cubillos vendiendo pescado, arroz y otros alimentos.
Para suministrarse de vino y aceite hacían desplazamientos más largos hasta Alcubilla del Marqués y San Esteban de Gormaz.
El pan cuando ya se dejó de hacer en los hornos caseros iban a comprarlo a Cantalucia.
Llevaban a vender terneros y vacas a las diversas ferias provinciales que había, como era la de Soria capital el 17 de septiembre, El Burgo de Osma el 12 de octubre, San Esteban de Gormaz el 11 de noviembre o Berlanga de Duero el 8 de diciembre. En años más antiguos se hacía dicho desplazamiento con el ganado andando para en los años 60 hacer el mismo recorrido en camiones transportando los animales.

En los años 60 el campo y el ganado ya no daba trabajo para todos en familias donde había varios hijos. puesto que los bienes a repartir no eran muy amplios, por lo que los más jóvenes fueron emigrando en busca de una mejor calidad de vida a las grandes ciudades, principalmente Barcelona, otros se fueron para Madrid y otros se establecieron en Soria capital y distintos lugares de la provincia, si a ello se le añade que los más mayores fueron falleciendo en el pueblo pues Cubillos estaba abocado a quedarse vacío, así en el año 1970 las tres ultimas familias que quedaban se fueron a vivir a Cubilla y aunque siguieron trabajando las tierras, el termino municipal fue absorbido por el de Cubilla por lo que desapareció administrativamente.
Los cuatro hermanos Molinero, hijos de Toribio y Celedonia fueron los últimos de Cubillos. Se marcharon a vivir al cercano Cubilla y desde allí acudían diariamente al pueblo a trabajar la tierra y atender el ganado.


Visitas realizadas en febrero de 1996 y en junio y octubre de 2009.

PUBLICADO POR FAUSTINO CALDERÓN.

Cubillos. Año 1996.



Entrada al pueblo desde la carretera.




La iglesia parroquial de La Asunción de Nuestra Señora. En el otro lateral tiene adosado el cementerio.



Altar mayor y capillas laterales. La talla de San Lucas se conserva en la iglesia de Cubilla.




Interior de la iglesia. El coro alto de madera, la espadaña resiste firme. Las campanas se salvaron del expolio y se encuentran en el Museo Diocesano de El Burgo de Osma.



Escuela (izquierda) y ayuntamiento (derecha). Esta era la Plaza Mayor de Cubillos.
Mucho frío en el interior del aula en los días invernales. Cada mañana dos alumnos iban casa por casa con un brasero recogiendo brasas para subir un poco la temperatura ambiental en la clase.
Ricardo Gómez considera el apartado de la enseñanza el punto negro de la vida cotidiana en Cubillos por lo menos en su años de infancia y adolescencia:
"No tuvimos suerte esos años con los maestros, porque raro era el año que terminaban el curso completo, por unas causas u otras se ausentaban temporadas largas, cualquier vecino del pueblo que tenía algún conocimiento se hacía cargo de la escuela durante ese tiempo para que los niños no estuviéramos sin hacer nada y permanecieramos recogidos. Para colmo de males uno que tuvimos varios años casi era mejor que no hubiera venido. Era de la parte de Belchite en Zaragoza y no enseñaba nada. nulo aprendizaje el que tuvimos durante su estancia en Cubillos. No quería vivir en la vivienda habilitada para los maestros por lo que había que acogerle en las casas. Mi padre como tenía casi todos los hijos en la escuela en esa época se sintió moralmente obligado a darle alojamiento y así de paso pensaba que al tener el maestro en casa podíamos aprender más allá de lo que estudiáramos en la escuela. Pero craso error. Nunca nos corrigió un solo escrito ni nos enseñó ninguna regla ni nada de nada, ya nos podía ver haciendo deberes que nunca se interesó por ver como lo desarrollábamos, es como si no estuviera en casa. Se limitaba a ser un huésped y punto. Para colmo no tenía un comportamiento muy civilizado que digamos pues entre otras cosas fumaba en pipa acostado en la cama, lo que exasperaba a mi madre. Con estas mi padre acabó por comunicar al alcalde que en su casa no iba a estar más, que se alojara un mes en cada casa.
Y cuando acabé mi etapa escolar más de lo mismo, Hubo una maestra cuando yo contaba dieciséis años de cuyo nombre no me acuerdo ni quiero acordarme que fuimos toda la juventud (sobre una docena) a hablar con ella para que nos diese clases de adultos, clases que se las pagábamos cada uno. Se hizo bastante de rogar, pero al fin cedió a nuestra petición. Estando en la primera clase, al llegar a las matemáticas e intentar explicarnos el resumen de un problema que para nosotros resultaba muy fácil a pesar de nuestro escaso conocimiento, no fue lo mismo para ella, se atascó y no tuvo capacidad para aclararlo. Ello motivó que al día siguiente nos comunicara que no iba a seguir dando clases de adultos porque se sentía indispuesta. ¡Solo un día duraron las clases para mayores!

Pero no todos iban a dejar un amargo recuerdo en la memoria colectiva de los jóvenes de Cubillos.
La excepción fue el caso de Palmira Tello natural de Ólvega.
"Yo pasaba ya de los veinte años de edad y en unión de otros dos jóvenes le propusimos que nos diera clases de adultos en el invierno a lo que accedió gustosamente. Nos dio clases desde las ocho de la tarde a las diez de la noche durante cuatro meses pero fueron los meses más rentables e instructivos de nuestros años de enseñanza. Con ella aprendimos lo que no habíamos aprendido en todos los años anteriores. Prueba de ello es que los tres gracias a los conocimientos que de ella habíamos recibido nos presentamos a distintas oposiciones públicas y conseguimos plaza a la primera. Siempre le tendremos que agradecer mucho a aquella mujer".




Calle Alta o de la Iglesia.




Calle Baja o de la Fuente. La casa del tío Gervasio, la primera a la izquierda. Tuvieron siete hijos. El matrimonio falleció en el pueblo y los hijos emigraron parte de ellos a diversos lugares de la provincia, otro a Guadalajara y otro a Bilbao.




El ayuntamiento visto desde la fuente. La sala de reuniones estaba en la planta de arriba quedando en la planta baja un salón de baile. Transformador de la luz al fondo.




Y la fuente vista desde el ayuntamiento.




La casa del tío Frutos. Quedó viudo en el año 1967, a raíz de lo cual se trasladó a vivir con una de sus hijas a Vadillo. El resto de sus cinco hijos emigraron a Barcelona, El Burgo de Osma y Huesca. La vivienda constaba de dos plantas, quedando distribuida la primera por tres habitaciones, cocina con su respectivo horno, salón, despensa y portal en la entrada. La segunda planta constaba de una habitación y el resto como almacén para los cereales. A la izquierda de la casa estaba la cuadra para los distintos animales (caballerías, vacas, cerdos, gallinas, etc).



Casa en buen estado exterior. Ladrillo y mampostería con argamasa. Propiedad del tío Frutos, se construyó en 1955. Solamente se habitó unos cinco años, por medio de su hija Leonor, su marido Pablo y alguna de las cuatro hijas del matrimonio, ya que Pablo al ser empleado de Iberduero fue trasladado a Ucero y posteriormente a El Burgo de Osma.



La casa del tío Bonifacio. Aquí estaba el único comercio que hubo en el pueblo, una carnicería. Aunque prácticamente no ejercía como tal pues casi todas las casas del pueblo tenían suministro propio de carne. El amo de la casa iba con una caballería vendiendo genero por los pueblos de Cubilla, Talveila y Muriel Viejo donde había bastantes familias que trabajaban en los pinos y no tenían animales de cría. Más tarde esta labor la realizaba su hijo David con una moto. El tío Bonifacio tuvo cinco hijos, los cuales residieron en la misma provincia excepto el menor, Edmundo, el cual ingresó en la orden de los jesuitas. Toda su vida la ha pasado en varios países de Sudamerica. A sus 83 años solamente ha vuelto a España de visita en contadas ocasiones.



Buen ejemplar de arquitectura popular. Mampostería tosca en la primera planta y entramado de varas de avellano con adobe en la segunda planta. Fue la última casa que se cerró en Cubillos. Eran sus propietarios el tío Toribio y su esposa Celedonia. Ambos fallecieron en el pueblo y fueron sus cuatro hijos los que habitaron la casa al final. Se marcharon a Cubilla y desde allí acudían diariamente al pueblo para cuidar las tierras y atender el ganado lanar que tenían.



La casa del tío Juan (Juanete). El matrimonio falleció en el pueblo. Tuvieron seis hijos, los cuales emigraron en su mayoría a Cataluña.




Vivienda que también era propiedad del tío Juan (Juanete). Su acabado interior no se llegó a terminar. Nunca estuvo habitada. Ricardo Gómez si guarda recuerdos de un acto que se realizó en ella;
"En el año 1950, se escenificó en su interior una obra de teatro, cuyos actores fueron en parte la juventud del pueblo. Estaba dirigida por la maestra que ejercía aquel año en el pueblo, de la cual no recuerdo su nombre, como tampoco el titulo de la obra, a pesar de escribir de mi puño y letra casi todos los guiones por ser uno de los alumnos mayores. Fue muy divertida y acudieron gentes de todos los pueblos de alrededor, posteriormente hubo de representarse la misma obra en los pueblos cercanos con los mismos actores".



La casa de Alejandro Moreno y Antonía Garcia. Tuvieron cuatro hijos. Emigraron a Soria capital. Fue una de las últimas familias en marchar.




El lavadero, engullido por la vegetación. Al igual que la fuente se construyó en 1933.

38 comentarios :

  1. Impresionante reportaje, y como siempre muy bien documentado.

    Cristian Laglera.

    ResponderEliminar
  2. La semana pasada estuve de vacaciones por Soria y pasamos por este pueblo. No llegamos a entrar, lo vimos desde la carretera, así que no sabiamos a ciencia cierta si estaba del todo abandonado o no, aunque por su aspecto todo indicaba a eso. La imagen de la iglesia con el techo caido y árboles creciendo de su interior era bastante impactante. A mi perwsonalmente me hubiese encantado entrar al pueblo y pasear por sus calles, pero a mi pareja la idea no le hacia demasiada gracia...jeejejje. Gràcias por esta entrada, porque me habia quedado con ganas de saber un poco sobre la historia de este lugar.

    Esther.

    ResponderEliminar
  3. el pasado 2 de septiembre tuve la suerte de pasear por las calles de este pueblo, la verdad es que el aspecto impresiona,,imaginas tantas vidas e historias...ahora viendo tus fotos he podido recordar mi paseo hace poco, la vegetacion esta mucho mas alta, y es impresionante el silencio que hay, la imagen de la iglesia por dentro y una vista al cementerio, pudimos ver 3 tumbas, seguro que sí descansan en paz...pero contrariamente a muchos otros despoblados, yo si veo algo de futuro en este pueblo, esta al lado de la carretera, paisaje espectacular de bosques a un paso, tierras que se ven labradas alrededor (vimos un sembradora en un corral a la derecha de la calle real), tenian luz, agua, situacion inmejorable en un alto...ojala por sus callespuedan volver a oirse las historias de los mayores y las risas de los niños...gracias por tu blog

    ResponderEliminar
  4. Hola ! Lo primero, felicitar al creador del blog. Me parece fantástica la idea de sacar del olvido a los pueblos deshabitados.

    Viví mis primeros años de mi vida en este pueblo. Cuando paso por la carretera, no puedo por menos que parar. Aunque no sepa exactamente para qué. Volver a andar por las mismas calles que uno anduvo en su infancia, tras muchos años ausente, es un "subidón" impresionante.

    Del pueblo, me quedo con la fuente. Tengo una foto de mi hermano, de chaval, bebiendo agua del caño, que para mi es especial.

    En fin, podría escribir muchas líneas. Sin embargo, como para mi y muchos más, está vivo, lo que sí pediría a los visitantes, es RESPETO. Que se visite, que se disfrute del paisaje,..., pero que se respete lo que queda en pie, porque detrás de las paredes, de las pertas, de las ventanas, hay muchas historias vividas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Estuvimos elviernes 14 de octubre. Al pasar nos llamó la atención porque parecía abandonado. Entramos hicimos fotos, pero salimos por piernas, porque nos asustamos al ver unas "ensaimadas" de vaca o toro frescas y por si las moscas, subimos corriendo al coche. La verdad es que este blog me ha gustado mucho y me imagino hoy día del patrón San Lucas la procesión etc. como dices. Que casualidd que haya descubierto precisamente hoy el blog del patrón. Sin conocer a nadie que haya vivido allí, me imagino sus vivencias y me gusta.

    ResponderEliminar
  6. Hola! que recuerdos, mi madre es de Talveila y cuando éramos pequeños íbamos a Cubillos ya deshabitado por entonces en aquellos primeros 80 y pasábamos ratos explorando por sus calles y en la iglesia, etc. también he ido multitud de veces a coger setas en sus praderas. Buen reportaje, cuando vaya la próxima vez yo también haré un reportaje fotográfico.

    saludos

    ResponderEliminar
  7. Este fin de semana estuvimos por la zona y, cuando nos dijeron de la existencia de este pueblo abandonado nos acercamos a verlo y quedamos maravillados imaginando las historias que albergaban esas casas, calles... o quien había sido la persona que había vivido allí...

    Después, ya de vuelta me encontré este blog con la información y disfrutamos leyéndolo en el coche.

    Gracias al autor por recuperar nuestra historia

    ResponderEliminar
  8. Me encanta este blog.

    Los despoblados son un interesante modo de conocer nuestra geografía y nuestra historia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste Paloma.
      Si es un buen modo de conocer nuestra historia y de salvaguardar que se pierda, porque perder esto no nos lo podemos permitir.
      Gracias por tu comentario.
      Saludos.

      Eliminar
  9. Estuvimos una noche en Catalañazor y al día siguiente pusimos rumbo a Sepúlveda ( Segovia ) a través una carretera secundaria, de camino nos encontramos con este pueblo el cual nos fascinó y como bien hna dicho otros blogueros te podías imaginar la vida en esos pueblos, la Iglesia, la fuentes, cuadras, hasta en una de las casas todavía se podía ver un horno de asar.

    Fenomenal blog y como ha dicho otro bloguero RESPETO por estos pueblos, por qué en Cubillos en ciertas casas y en la fuente podías encontrate latas de cerveza y no creo que precisamente este pueblo esté patrocinado por Mahou.....

    ResponderEliminar
  10. No sé si podré hacerme entender porqué soy francesa y no hablo bién espanol.
    En el mes de mayo 2012, mi marido y yo nos quedaron unos dias en Navaleno,andando por senderos y visitando pueblos cercanos. Paremos en un pueblo deshabitado que me do mucha emocion. La iglesia, el horno, me pregunté porque fue abandonado tan un hermoso pueblo ...
    Tomemos fotos que ya me alteran hoy.
    Tenia la idea un poco loca de venir cuando estara jubilada para reconstruir unas casas con los de mi familia o amigos quienes accepterian, y vivir en este lugar tan hermozo.
    No me recordaba el nombre de este pueblo y hoy, gracias a este blog, sé que se llamaba Cubillos.
    DE seguro no tendré la oportunida de ralizar este sueno, pero me siento muy proxima de los que han escrito en este blog y que aman este poblacion cuya historia es cargada de histiria humana.
    Catherine
    Bayonne
    France

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se te entiende perfectamente Catherine, es lógico que tuvieras el sueño de rehabilitar un pueblo tan bonito y que impresiona pero la realidad es otra y cuando los que allí vivían se marcharon sus motivos habría. A nosotros solo nos queda disfrutar con respeto paseando por sus calles y admirar a los que aquí habitaron.
      Saludos.

      Eliminar
  11. Hola mi nombres es Maxi, soy de Aranda de Duero( Burgos), pero mi madre nació y creció en Cantalucia, un pueblo que está al lado de cubillos. Cuando era pequeño los veranos los pasaba en cantalucia, y los del publo me contaban historias de cubillos. Me ha hecho gran ilusión ver este blog y mi madre se ha emocionado al ver fotos de cubillos.
    Enhorabuena Faustino por este blog y por explicar la historia de los pueblos deshabitados.
    Para acabar voy a contar una anécdota, este pueblo ( cubillos) por el día impresiona pero por la noche da un poco de miedo, yo siempre he pensado que es un sitio idóneo para hacer una película de miedo.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maxi, gracias por tu comentario.
      La verdad es que los pueblos vacíos impresionan de día, así que imagínate de noche, cualquier mínimo ruido te pone a mil.
      Saludos.

      Eliminar
  12. Hola!! Acabo de parar en Cubillos, he paseado por sus calles con mi pareja y me ha impresionado mucho! Te doy las gracias por acercarnos esta información, porque el paseo ha creado en mí bastante curiosidad que se ha visto satisfecha gracias a tu trabajo. Muchas gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es un pueblo que impresiona bastante. Me alegra que haya sido placentera vuestra visita al pueblo y que la información sobre Cubillos te haya dejado satisfecha.
      Gracias por tu comentario Cristina.
      Saludos.

      Eliminar
  13. Las siete de la tarde de un agosto inusalmente caluroso. Vamos adrede a conocer el pueblo. Paseamos, sentimos, imaginamos, nos dolemos. Respeto. Cómo se respeta una ruina reciente que no es monumento ni tan siquiera local? Lo acabarà cubriendo la maleza. Tal vez dentro de 200 años algún etnografo se interese por él. El respeto a los pueblos debería empezar por evitar las causas de su despoblación. Por procurar que sus habitantes pudieran ganarse dignamente la vida sin tener que emigrar, para en muchas ocasiones acabar en el desempleo. Son tan hermosos estos parajes! No ignoramos la dureza de sus inviernos, la de las labores del campo y el bosque. Pero sin duda generaciones enteras han sido felices aquí. Enhorabuena por el blog y también a quienes vivieron y amaron este lugar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con tus reflexiones. Las suscribo punto por punto.
      Gracias por dejar tu comentario.
      Saludos.

      Eliminar
  14. RICARDO
    Muchas gracias FAUSTINO por el Blog y sus gratas fotos de las viviendas y paisajes que nos vieron nacer y crecer, puesto que algunas viviendas fueron construidas con mi esfuerzo y sudor ya que nací y me crié en mi querido pueblo de CUBILLOS,hasta la edad de 25 años que hubo que emigrar. Concretamente un 1º de Marzo del año 1963, con destino primero a Zaragoza,Cataluña y afincarme definitivamente en la provincia de Hueca desde el 1º de julio del mismo año y que espero finalizar hasta que Dios nos ordene el cambio de residencia. No se si verás este comentario, si así fuese y lo contestas, en el próximo contaré bastante información del pueblo y su vecindario. Saludos a todos los participantes que han intervenido con sus visitas por el pueblo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ricardo, muchas gracias por tu correo.
      Me gustaría que te pusieras en contacto conmigo de manera privada para hablar largo y tendido de Cubillos, creo que tienes muchas cosas que contar y que servirían para ampliar la historia del pueblo.
      Si eres tan amable escríbeme a este correo electrónico; morcat4@gmail.com
      O si no tienes correo escribe un numero de teléfono en un comentario y yo te llamo para hablar sobre Cubillos (el numero de teléfono no se verá públicamente solo lo veré yo).
      Saludos.

      Eliminar
  15. En el verano de 2013 me acerqué a Cubillos. Qué pena, qué desolación. Si las piedras pudieran hablar.............Conservo 4 espigas (las únicas que quedaban) que recogí de un campo segado, junto a la casa más alejada, Los pájaros fueron testigos.

    ResponderEliminar
  16. Buenas. Mi abuelo era Jose Moreno Moreno-Fernandez y nació en Cubillos. Fue pastor hasta que decidió ir a Madrid e ingresó en la Guardia Civil. Los avatares del destino y la Guerra Civil,0 le llevaron a Galicia y allí se casó. No se nada del resto de mi familia aunque se que fueron la mayor parte para El Burgo de Osma. Me gustaría contactar con alguno o si alguien sabe algo respecto a mi familia... Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respecto al último comentario publicado el el Blog sobre el pueblo de Cubillos por una señora residente en Galicia, en el cual manifiesta que, hace tiempo, perdió el contacto con la familia de su abuelo, nacido en Cubillos y que se llamaba José Moreno Moreno, y está interesada en saber algo de ellos, a dicha petición quiero notificarte lo siguiente:

      Soy Ricardo y también nacido en Cubillos, la cual por circunstancias similares, todos tuvimos que emigrar. No quisiera equivocarme, pero con los datos que te doy ya me confirmarás si estoy en lo cierto. Yo solamente vi a tu Abuelo una sola vez y creo que también a tu madre cuando aun era muy pequeña. Fue sobre el año 1956 aproximadamente, supongo que en algún permiso, tu abuelo con toda su familia regreso a su pueblo natal Cubillos. No estoy muy seguro pero quiero recordar que tenía tres hijas, sin embargo, de lo que si estoy seguro es que dos de ellas eran gemelas y una de ellas se llamaba Fina. Recuerdo todo esto porque había cierta relación consecuente a que un hermano mio estuvo de marinero en el Ferrol y visito la casa de tu abuelo con frecuencia y, gracias a esas acogidas, mis padres los obsequiarón con una comida. Por estos motivos son la razón por los que los recuerdo desde hace tantos años.

      Volviendo a tu pregunta y a lo que a ti te interesa. Suponiendo que es la misma persona que yo me imagino, he de decirte que tengo bastante información sobre la familia de tu abuelo. Eran cinco Hermanos, tres varones y dos mujeres, todos ellos ya fallecidos. Los varones fallecieron en el pueblo sin dejar descendencia y la mujeres en el Burgo de Osma, las cuales se llamaban María y Rufina. María no dejo descendencia y Rufina tuvo varios hijos. Ignoro si todos viven por Madrid o si alguno de ellos reside en el Burgo, pero con toda certeza se que visitan con frecuencia su casa natal, ya que se halla muy cerca de la residencia de mi familia que vive en el Burgo. Por tanto, bien por mi familia o yo, personalmente que en este próximo mes de Agosto me desplazaré unos días al Burgo, con toda seguridad que los veré personalmente, por lo que te envío mi correo electrónico para que me envíes una dirección donde contactar.
      rigoan38@hotmail.com

      Eliminar
    2. Hola. Gracias por la información. Me suenan Maria y Rufina de las que hablaba mi abuelo. De sus hermanos apenas hablaba porque murieron después de la guerra (creo que combatieron en el bando republicano). Mis tias hablaban de Angelines como su prima y que alguna vez vino por Pontevedra cuando yo era pequeño. Te enviaré un correo a esa dirección. Gracias por todo

      Eliminar
  17. Hola. Soy Angel Moreno, hijo de Alejandro Moreno y Antonia Garcia que no tienen 3 hijos sino 4, mi padre aun vive va a cumplir el 10-3-16 los 92 años creo que es el mas mayor de los nacidos en el pueblo y tengo entendido que soy el último en nacer en Cubillos cuando ya todo el mundo se habia ido

    Saludos a todos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Corregido queda el dato.
      Mucha salud para tu padre. 92 años. ¡que maravilla! ¡una enciclopedia viviente!
      Gracias Angel por dejar tu comentario.
      Saludos.

      Eliminar
    2. Hola Angel Moreno,en primer lugar enviarte un afectuoso saludo, tanto para ti como para toda tu familia,en especial para tu Padre en el que tantos ratos pasamos juntos por nuestro pueblo natal.
      En segundo lugar pedirte disculpas por omitir el cuarto hermano, ya que en realidad, la culpa es mía, ya que fui yo quien facilite los datos. En cierto modo, también te ignoraba, ya que no recuerdo habernos visto, como con toda seguridad de que cuando yo marche del pueblo tu no habías nacido, como comprenderás que nuestros contactos con el pueblo y sus habitantes se fueron desvaneciendo, no por falta de interés, sino por la lejanía de cada uno. Hechas las aclaraciones oportunas, me gustaría que siguieran nuestros contactos.
      Como comprenderás, el significado de este blog, es simplemente no olvidar las raíces de nuestro pueblo natal y que en el futuro, nuestro descendientes tengan unas pequeñas nociones de lo que fue el pueblo de sus antepasados. Por tanto, te agradecería que por mediación de tu Padre, que como muy bien dices es el más anciano de los nacidos en Cubillos y con un historial superior al nuestro, y con un poco de tu ayuda te pueda contar lo que nosotros no sabemos, como la procedencia y límites de nuestro montes etc. Todo lo que puedas escribir en este blog será bien recibido, ya que nuestro amigo Calderón y fundador con mucho gusto lo publicará, al cual le envío un afectuoso saludo. En este blog ya figura mi correo electrónico por si quieres consultarme algo o informarme sobre la situación y paradero de tu familia, ya que lo recibiría gustosamente,un fuerte abrazo en especial para tu Padre Alejandro de RICARDO.

      Eliminar
  18. El día 9 de marzo de este año (2016) pasé por Cubillos y por fin entre por pura curiosidad. Fui profesor en el Burgo de Osma, durante 9 años y durante los 9, viajé desde mi pueblo de Pinares; normalmente la ruta elegida era la Galiana, pero en muchas ocasiones opté por hacer el recorrido por Badillo hasta Vadeavellano, al paso por Cubillos siempre me picó la curiosidad pero nunca entré a conocerlo. El pasado día 9 de marzo y de vuelta del Burgo, decidí parar y conocelo.
    No fué el día más aparente, llovía aguanieve y mi ropa no era la más apropiada para pasear por las calles abandonadas.
    La sensación de soledad, el frío, las casas undidas la iglesia destartalada calaron en mi ánimo más que la lluvia. Pude imaginar las calles llenas de gente, las mujeres en el lavadero o los pastores con sus ganados por los carrascales que rodean la aldea, pero la tristeza volvía pronto a invadirme, porque me imaginaba yo mismo abandonando mi pueblo dejando en el mi alma.
    Hice fotos antes de que desaparezca por completo porque no quiero que se me olvide nunca esa experiencia aunque me propuse volver algún día con buen tiempo aunque no será igual, el agua y el frío hicieron su trabajo ese día.

    ResponderEliminar
  19. Hace 10 dias pasé por Cubillos por casualidad. Cuatro amigos de Madrid estábamos haciendo el Anillo Celtiverico, una ruta de MTB (Bici de Montaña) de más de 300km, que empieza y finaliza en Soria.
    Yo que soy de un pequeño puebo de Teruel a punto de quedarse deshabitado, quedé impactado al pasear los las calles de Cubillos.
    Siempre uno se imagina quién y cómo vivian las gentes de estos Pueblos.
    gracias por tu Blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena ruta os hicisteis pedaleando por tierras sorianas.
      Impresiona y mucho pasear por las calles de Cubillos.
      La quietud y el silencio se han apoderado del lugar.
      La imaginación no puede menos que retroceder cincuenta o sesenta años en el tiempo.
      Gracias por dejar tu comentario.
      Saludos.

      Eliminar
  20. Fantastico blog y fantasticas imágenes. Que pena y que alegría al mismo tiempo. Que alegría porque esta es una de las pocas formas que se podra dejar constancia de todos esos hermosos pueblos que han desaparecido y que pena porque no solo pueblos como este, si no provincias como Soria estan condenadas a desaparacer sin que a nadie le importe!! Pero que se le va a hacer, yo tengo una casa en un pueblo cercano La Cuenca, nostoros hemos tenido mas suerte... gracias al esfuerzo de los dueños de las casas del pueblo hemos conseguido que el pueblo no desaparezca... a pesar de que las instituciones, politicos y demas no muestren el mas minimo interes... 2 diputados en el congreso es demasiado poco para que algun politico muestre interes.... que pena!!!

    ResponderEliminar
  21. Buenas tardes,
    Me parece extraordinario el trabajo que has realizado. Te felicito.
    Me llamo M Carmen y mi padre es de Talveila. Todos los veranos pasamos por Cubillos, es para nosotros como rendir homenaje a esas familias que tuvieron que abandonar ese pueblo tan bonito.
    Nati( de Cubillos) se casó en Talveila con Ismael y nos ha hecho varias veces el recorrido por el pueblo.
    No se si sabes que, en Talveila tenemos un Museo etnologico desde hace 2 años y estam,os trabajando en recuperar la memoria de los maestros que por allí pasaron. Me han dolido los comentarios que has hecho dela mayoría de tus maestros. Siento que tengas tan mal recuerdo.
    Encantada de contactar contigo.
    M Carmen de Andrés

    ResponderEliminar
  22. También hay que señalar que hace unos años se hizo un reencuentro de hijos de Cubillos. Se reencontraron mucha gente que no se habían visto en años.
    También hay que señalar que el grado de amistad de los antiguos vecinos y descendientes de este pueblo es inmenso. Te encuentras con cualquiera y le dices de quien eres hijo, nieto o hermano y la verdad es que te tratan como si fueras de la familia.
    UN ABRAZO A TODOS LOS QUE TENEMOS RAICES EN ESTE PUEBLO.

    ResponderEliminar
  23. Hola M.Carmen de Talveila, respecto a tu escrito del pasado 13 de Septiembre, debo de decirte que me alegra ver comentarios de mi pueblo natal, en particular siendo de personas tan cercanas al mismo.
    Respecto a mis comentarios sobre los maestros de mi infancia, debo de decirte que en general tengo una gran admiración por todos ellos, por su labor y paciencia que en toda su carrera es demostrada, pero te diré pequeñas anécdota o dichos que se utilizaban en los pueblos, que se decía, que cada uno contaba de la feria según le fuese,yo a pesar de salir bastante joven del pueblo, pase por las diferentes ferias de ganados, unas veces vendiendo y otras comprando y que aún recuerdo las fechas.
    La primera, Soria capital 17 de Septiembre, segunda Burgo de Osma 12 de Octubre día del Pilar,que me desplacé des de Jaca para acudir a la feria y vender la última vaca que aún tenían mis padres en el año 1967, tercera en Almazan 1 de Noviembre día de todos los Santos una feria de las más importante de toda España, cuarta San Esteban de Gormaz 11 de Noviembre San Martín y quinta y última, Berlanga de Duero 8 de Diciembre día de la Purísima y como casi siempre íbamos un grupo del pueblo y a su regreso nos preguntaban que como nos había ido la feria, unos contestábamos que muy bien, otros que regular y otros que muy mal, por tanto comprenderás que la vida de cada uno es un mundo diferente.
    Por tus comentarios veo que tienes buenas relaciones con Nati García nacida en Cubillos, creo haberla visto el día que nos reunimos en el pueblo el día 22 de Agosto del 2009 pero no tengo nociones de su residencia ni de su familia y como sigo con tanto afecto y aprecio de todos mis paisanos y convecinos, me gusta saber y si fuese posible contactar con todos ellos, ya que cuando programé la reunión antes mencionada, me costo bastante tiempo hasta conseguir el paradero de bastantes familias, por tanto si no te es molestia y quieres informarme de todo ello te lo agradecería,en especial de su tía Feli, que como buena emigrante se fue al otro extremo del mundo a Ustralia y nunca más he vuelto a tener noticias de ella, la recuerdo bastante ya que en nuestra época de pastores y también de juventud, pasamos muchas horas de tartulia.
    Por tanto te agradezco tus comentarios al igual que todos que puedas hacer en el futuro de nuestras tierras Sorianas.
    recibe un afectuoso saludo de RICARDO y también va dirigido este saludo a nuestro gran amigo Calderón y su familia, que gracias a el podemos comentar nuestras aventuras del pasado y presente.

    ResponderEliminar
  24. Un fin de semana de la ultima primavera llegamos en bicicleta y nos encontramos con este bonito e intrigante pueblo abandonado. A mis hijos (7 y 10 años) les encantó pasear por las calles desiertas y asomarse a alguna ventana. Con este blog sin duda que visitaremos alguno más. Muchas gracias Faustino por tu trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay de que Cicletos.
      Cubillos a pesar de su aire derrotado y agotado, tiene mucho encanto y un pelín de misterio como bien dices porque entras a él por detrás, no vas viendo las edificaciones hasta que no te vas adentrando en su interior.
      Para un niño tiene que ser intrigante pasear por un pueblo y ver casas en ruinas, no ver a nadie y no oír voces. En su tierna infancia no llegan a asimilar completamente porque un lugar se ha quedado sin vida.
      Gracias por dejar tu comentario.
      Un cordial saludo.

      Eliminar
  25. Hola, por casualidad pasamos cerca del pueblo está Semana Santa y
    no pudimos resistirnos, algo nos obligaba a pararnos ....Dimos un paseo y nos pareció encantador, nos sirvió para detenernos en el tiempo e imaginar la vida de las personas que vivían en esas casas, acudian a misa en su pequeña iglesia o simplemente charlaban al lado de la fuente.Tanto a mi marido como a mi nos dio pena, pero mi hijo de 14 años ( urbanista a tope ) le pareció toda una aventura imaginar como serian las personas y como poco a poco se fue quedando abandonado.
    La curiosidad ha ganado y tras regresar de estas mini vacaciones por Soria ( aconsejable), nos alegró encontrar tu blog.
    Tengo que reconocer que me lleve una teja rota de un tejado totalmente desplomado, no me pude resistir... parecerá una tontería pero pensé que de esa manera el espiritu del pueblo no desaparecerá.

    Un saludo de estos viajeros de Barcelona




    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que Cubillos tiene un algo especial que atrae a los viajantes que pasan junto a la carretera.
      Pasear por sus calles, escuchar el silencio que allí se siente, imaginar a sus gentes en sus quehaceres diarios, hacen de este pueblo un decorado perfecto.
      Me gustan tus palabras porque demuestran sensibilidad. No os limitasteis a ver unas ruinas sin más, sino que fuisteis más allá dejando trabajar la imaginación sobre quienes serían las gentes que lo habitaron y como sería su modo de vida.
      Más que aconsejable recorrer la provincia soriana de sur a norte y de este a oeste. Una belleza inigualable y rincones a cual más sorprendente.
      Gracias Paqui por dejar tu comentario.
      Un cordial saludo.

      Eliminar