Mongay (Huesca)


Mongay es un pueblo recostado en unos farallones rocosos que le sirven de cobijo en la sierra del mismo nombre.
Se componía de seis viviendas sometidas a un aislamiento severo, con malos accesos y alejado de vías de comunicación, por lo que tenia que tener una autentica compenetración con el medio físico del entorno para sobrevivir y sacarle el mayor rendimiento posible.
Estos obstáculos de aislamiento y dureza del modo de vida supusieron que en la década de los 60 el pueblo quedara completamente abandonado por sus habitantes, que marcharon en busca de un mejor futuro a Barcelona, Monzón,Camporrells y Tamarite de Litera entre otros sitios.
Aprovechaban los inclinados terrenos para cultivar trigo, cebada, olivos y viñas y utilizaban la zona de monte para el pastoreo de las ovejas.
Algunos vecinos subían en cuadrillas a segar a los pueblos del Pirineo para ayudar en la economía de la casa.
El medico subía cuando era imprescindible desde el Puente de Montañana y desde Chiriveta lo hacían el cura y el cartero, y los niños de Mongay hacían el camino inverso para bajar a la escuela de Chiriveta (viendo el camino de acceso que hay entre los dos pueblos es de admirar el sacrificio que tenían que hacer los niños a diario para asistir a clase a veces con unas condiciones meteorológicas adversas).
Celebraban la fiesta mayor para San Salvador en agosto.
El pueblo ha estado muchos años abandonado y en progresiva ruina, aunque actualmente esta en manos de particulares que compraron todo el pueblo y su termino y están llevando a cabo una restauración del pueblo que se aleja un poco de la fisonomía antigua de las viviendas, por lo que parece que Mongay va a perder su identidad y se va a transformar en .....

Visita realizada en noviembre de 2009.

PUBLICADO POR FAUSTINO CALDERÓN.

Santa María de Mongay.




Interior de la iglesia. Altar mayor. Arado por delante fuera de lugar. Huella en la pared reflejando donde estaba colocado el retablo. Hornacina donde estaba situado algún santo. Acceso a la sacristía.




Interior de la iglesia. Doble puerta de entrada (de hierro y de madera). Coro alto de madera, buen estado de la escalera para acceder a él. Azulete en las paredes.



Casa Pere Antoni, la primera vivienda llegando por el camino de Chiriveta, de su primitiva fisonomía nada queda.




Casa Coixet. La única que permanece inalterada. Apoyada en la roca. Horno a la derecha.




Casa Coixet. Puerta de entrada y poyo.




Casa Coixet. Mirando por la ventana.




Casa Coixet. Habitación donde se observa la roca en estado puro que servía de pared al estar adosada la casa a ella.



Casa Coixet. Bodega. Toneles donde se encubaba el vino.




Casa Ivars. Fachada que sobrevive de la vivienda antigua.




Entrada al patio de Casa Pociello. Lo único que queda de ella.




Construcciones auxiliares (cuadra y pajar) adosadas a la roca.




La fuente de Mongay.




Desde las alturas de Mongay los vecinos tenían unas vistas inigualables, como esta donde se ve la torre de Chiriveta y al fondo la sierra del Montsec en el lado catalán.

5 comentarios :

  1. Pueblo de situación privilegiada,como la de los que lo han adquirido,seguramente...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. ¿Pero qué están haciendo en este pueblo? Las nuevas construcciones que están levantando en Montgai no tienen nada que ver con lo que era este núcleo único. Deberían promocionar-lo como uno de los pocos con construcciones dentro de la roca, ése es su encanto. Las nuevas casas que se están levantando rompen el encanto y el entorno. ¿Cómo se puede permitir semejante ejercicio de mal gusto? Me parece una pérdida, una gran lástima que no tiene vuelta a atrás.

    ResponderEliminar
  3. Montegaudio es el antiguo nombre de este lugar, al parecer se lo dio la orden militar... fue encomienda de esta orden cisterciense que termino por ser... digamos, unida de una forma un tanto ilicita a la del temple a la que se le atribuye,incorrectamente ya que se apropio de ella tras quedarse con los bienes de Montegaudio en Aragon, la encomienda... como algunas otras pertenecio a la orden de Montegaudio, que entre otras cosas fue la unica de la peninsula que participo en las cruzadas en tierra santa... ahi queda eso...

    ResponderEliminar
  4. Era un enamorado de Mongay y en los ultimos años había subido al pueblo varias veces, hasta que la ultima vez quede desencantado v¡con las nuevas construcciones que estaban sustituyendo a las antiguas casas, en principio no habria nada que objetar a que un pueblo deshabitado se reconstruya de nuevo, pero en Mongay la sensacion es de que alguna especie de asociación o secta se había quedado con el pueblo, si alguien tiene conocimiento que lo comunique

    ResponderEliminar
  5. te dare respuesta a la pregunta: sera un espantajo mas, de los muchos a los que nos tienen acostumbrados.

    ResponderEliminar