El Meüll (Lleida)


Agradecimiento para Ramón Porta de Casa Ramonet y Josep Belart de Casa Castell. Auténticos enamorados de su pueblo, del que hablan con verdadera pasión y por el que luchan con todos los medios posibles para que vuelva a ser lo que un día fue.
Magníficos informantes de toda la vida y costumbres de El Meüll.

Agradecimiento para Natividad Gil Garcia, hija de la última maestra de El Meüll, a través de sus recuerdos de infancia en el pueblo podemos conocer más detalles de las costumbres y de la vida cotidiana de este hermoso pueblo del Pallars Jussá.


El Meüll es el pueblo más alto del municipio de Castell de Mur y un esplendido mirador sobre toda la Conca de Tremp (el balcón de la Conca).
Es un núcleo de gran belleza agrupado alrededor de una plaza, compuesto de ocho viviendas y siete masías dispersas en su término, entre las que se encuentran Falset, Hereu, Farmicó, Sellemana, Cumons, Condó y Eloy.
Nunca conocieron el agua y la luz eléctrica en las casas (los candiles de carburo fueron su iluminación).
Un pueblo ganadero principalmente, con rebaños de ovejas como principal recurso. Ovejas que desde el principio de verano se subían en la trashumancia hacia el Coll de Cantó entre Sort y la Seu d´Urgell regresando al pueblo para el otoño. Más tarde se dejó de realizar la trashumancia porque disminuyó el número de ovejas y se mantenían en el pueblo. Aumentó entonces la cría del cerdo.
En la agricultura el trigo y la cebada eran sus principales cosechas, grano que se llevaba a moler primero al molino de Mont-rebei y años más tarde a la harinera de Tremp.
Eran también buenos productores de carbón aprovechando las abundantes encinas que hay en su término. Carbón que se llevaba a vender a Tremp los lunes que era día de mercado, adonde llevaban también para su venta pollos que criaban en las casas, así como los conejos y perdices que cazaban en el monte y que vendían a los remasadores que se encargaban de comprar estos animales para luego llevarlos a Barcelona.
Muy aficionado a la caza era Mosén Joan, el cura del pueblo, que primero vivió en la rectoría y luego bajó a vivir a La Guardia de Tremp.

"Cuando subía a El Meüll a oficiar la misa, por el camino ya aprovechaba para practicar la caza, llegaba al pueblo con la escopeta al hombro y las piezas que hubiera cobrado, después de dar la misa se tomaba un caldo en Casa Castell y se iba otra vez por el mismo camino a seguir afinando la puntería".
RAMÓN PORTA.


El médico subía cuando no había más remedio con caballería desde Tremp, en caso contrario les tocaba a los vecinos bajar o incluso llevar entre varios vecinos al enfermo en una manta hasta la carretera donde lo pudiera recoger un vehículo.

"En febrero del 44 bajó mi padre con la mula a Tremp a avisar al médico por partida doble (parto y enfermedad) con dos palmos de nieve que había que apenas podía caminar.
Cuando llegó el doctor yo ya había nacido y mi abuelo había fallecido. En el mismo día ocurrieron los dos sucesos. Apenas tuvieron tiempo de decirle a mi abuelo que había sido un niño antes de que falleciera". RAMÓN CUBERES.


El cartero bajaba a Tremp a por la correspondencia y la repartía por los pueblos del municipio de Castell de Mur.
Natividad García Rodríguez fue la última maestra que impartió enseñanza en la escuela de El Meüll antes de que esta se cerrara definitivamente.

"Mis padres fueron trasladados de Málaga a Cataluña en 1952, aquí nos vinimos mis hermanas Mercedes, Mari y yo, mi hermano el mayor se quedó en Málaga. Cambiamos el cielo azul, las casitas blancas y un mar maravilloso por un pueblo de montaña magnifico (los Pirineos siempre a la vista) pero donde hacía mucho frío y carecíamos de algunas comodidades. Cuando llegamos al pueblo nos recibieron muy bien todos los vecinos. Mi madre (Natividad García Rodríguez) era la que daba clase en la escuela y mi padre (José Gil Gil) iba por las masías dando clases a los niños que ya habían acabado la escuela. Mi padre se recorría andando los caminos de una masía a otra impartiendo enseñanza a los niños que allí vivían. Los masoveros fueron siempre muy agradecidos, le regalaban muchas cosas y el siempre volvía a El Meüll cargado como un mulo.
Para nosotras era toda una aventura, nos parecía todo bonito, nos adaptamos muy bien, incluso hablábamos el catalán, pero a mis padres les costó más adaptarse, sobre todo por la dureza del clima y por la incomodidad de tener que ir andando a todos los sitios, y no veas que caminatas, siempre por sendas, aunque los del pueblo les dejaban algunas veces una mula para bajar a Tremp, pero se llevaba mucho tiempo en los desplazamientos y con malas condiciones climatológicas.
En El Meüll estuvimos hasta 1960, año en que se cerró la escuela porque ya no quedaban niños. A mi madre la destinaron al pueblo de Valdepinillos en Guadalajara. La despedida fue muy triste, fueron ocho años de nuestra vida allí, toda la infancia. Mucho pesar de tener que despedirme de mi amiga Dominica de Casa Joaquim y de Angeleta de Casa Castell, que me hizo un vestidito a cuadros para la ocasión, del cual conservo una foto". NATIVIDAD GIL.


El patrón de El Meüll era Sant Martí al que celebraban fiesta el 11 de noviembre, aunque la Festa Major se realizaba el 24 de septiembre para la Mercè una vez que se habían terminado las faenas del campo. Para ese día se comían dulces típicos como los pestiños y las almendras garrapiñadas acompañados de un buen moscatel. En la comida se solía matar un pollo para la ocasión y ya por la tarde empezaba el baile en la plaza amenizado primero por el acordeonista de Eroles y luego años más tarde subía el acordeonista Vicens de Casa Claverol de Palau de Noguera. Si hacía mal tiempo se hacia en el interior de la escuela o en el salón de Casa Batllevell.
Acudía la juventud de Castellnou, Castissent, Vilamolat, Figols, Eroles...

"Como yo era un poco inquieta, sin querer al pasar junto al músico le di una patada al tambor con el que tocaba y se lo dejé hecho añicos. Menuda la que armé, vaya disgusto y encima un severo castigo el que me pusieron mis padres".
NATIVIDAD GIL.


Participaban también el primer domingo de mayo en la fiesta de las banderas. Acudían todos los pueblos del municipio hasta la iglesia de Mur. Las gentes de El Meüll salían a las 10 de la mañana y tardaban una hora en realizar el recorrido. Cada pueblo iba encabezado por su bandera que solía ser llevada por un mayordomo, normalmente era algún mozo que entrara en quintas ese año. Se hacia una misa para dar gracias por el buen año que habían tenido y pedir que fuera bueno el siguiente, luego hacían una comida todos juntos en la explanada y por la tarde regreso cada grupo hacia su pueblo.
El día 3 de mayo iban de romería a la ermita de la Mare de Déu
d´Arbull.
En los ratos libres la gente se dedicaba a la caza, también se juntaban a jugar a la butifarra (un juego de cartas típico en Cataluña) en los poyos de la calle o en alguna casa.

"En mayo salíamos los niños con mi madre y recogíamos flores silvestres por el campo, con ellas se hacia un altar precioso en la iglesia, donde todas las tardes de mayo se rezaba el rosario a cargo de algunos vecinos y de los niños.
En algunas ocasiones se hacía teatro, así se intentaba que los niños tuvieran más soltura y más expresión, a la gente les gustaba mucho, venían de las masías y de un pueblo cercano.
En verano nos montábamos en los trillos en la época de la trilla".
NATIVIDAD GIL.


En los años 50 y 60 se fue produciendo una fuerte emigración de los vecinos en busca de una mejor calidad de vida donde hubiera más servicios y posibilidades de prosperar.

"La vida en El Meüll era muy dura. No había más que caminos de caballería para desplazarse, las incomodidades eran muchas para realizar los trabajos del campo. No había luz ni agua. Se habían ido casi todos. Mi padre había fallecido unos años atrás, así que cuando yo regresé del servicio militar nos marchamos toda la familia". PEPITO PARISI, de Joaquim.

"Mi padre como no era de aquí no estaba apegado al pueblo. Todo era muy duro. Tenía que hacer todas las faenas él solo porque nosotros eramos pequeños. Todo hacerlo a mano. Mis padres decidieron que nos bajáramos a Tremp que era terreno más llano para trabajar la tierra". RAMÓN CUBERES, de Llució.

El pueblo se mantuvo con vida hasta el año 1973 en que Josep Belart de Casa Castell con su esposa Agustina y sus cuatro hijos cerraron su casa y se marcharon a Tremp.

"Yo no es que me quisiera marchar de aquí, pero ya nos habíamos quedado solos y no era tampoco agradable la situación, además el cierre de la escuela nos empujó a marcharnos porque ya teníamos que dejar a los hijos internos, así que nos bajamos a vivir a Tremp y desde allí yo podía subir a diario a atender las faenas agrícolas". JOSEP BELART, de Castell.

El pueblo pese a no estar habitado permanentemente desde entonces, se ha conservado en relativo buen estado. Algunos de los hijos del pueblo no lo han dejado caer en el olvido y con su constante y diaria presencia han mantenido encendida la llama de la recuperación. Actualmente cuentan con luz eléctrica y agua en las casas, lo que unido a la mejora del camino de acceso y a la rehabilitación de alguna vivienda (hasta en número de cuatro) hace que El Meüll vaya levantando cabeza y como quiera que está en un entorno privilegiado pueda volver a recuperar el encanto y esplendor que tuvo en el pasado. Se ha rehabilitado la escuela y la casa de los maestros para turismo rural (L´Estudi) con lo cual es posible alojarse en ella.

Visitas realizadas en septiembre de 1997, noviembre de 2009, septiembre de 2014, septiembre de 2015 y septiembre de 2017.

PUBLICADO POR FAUSTINO CALDERÓN.

Punto y aparte. Conocí de la existencia de este pueblo en 1997 gracias a Tonet Gasset, el último habitante de Claramunt. Estando allí en su pueblo me habló de algunos pueblos que se habían quedado vacíos en la Conça y entre ellos me nombró El Meüll. Así que como me pillaba cerca me decidí a hacerle una visita. Quedé prendado de la ubicación y la belleza de este pequeño núcleo.
La primera impresión nada más entrar a la plaza es algo que no se me olvidara nunca. Allí se agrupaban varias viviendas, la iglesia y la escuela, dando un encanto tremendo a la plaza. No había un alma por las calles y solo una casa se mostraba en buen estado (casa Joaquim). El silencio era apabullante. Recorrí tranquilamente todos sus rincones, admirando la belleza de Casa Batllevell. Subí hasta el castillo que todavía no estaba rehabilitado. Las vistas desde allí de toda la comarca eran fabulosas. Me marché de El Meüll con una sensación indescriptible, me había enamorado este pueblo, tanto es así que cuando empecé a hacer el blog tenía claro que era uno de los primeros pueblos que tenía que volver a visitar para incluirlo en mi trabajo.
En esa segunda visita en 2009 el pueblo había cambiado poco salvo el castillo que ya había sido rehabilitado de una manera muy personalizada. Otra vez que no vi un alma por las calles y el mismo encanto y la misma sensación de tranquilidad que la primera vez. Sentado en el poyo de casa Batllevell me quedé un rato contemplando lo que mis ojos veían y dejando que el silencio hiciera el resto.
Mi tercera visita a El Meüll se ha producido con motivo de la invitación que me realizó Ramón Porta para asistir a un hecho histórico para El Meüll como era la inauguración de la luz eléctrica. No podía faltar al evento en un pueblo que me traía tan gratos recuerdos de mis visitas anteriores.
Allí se dieron cita casi doscientas personas para celebrar el día, la ocasión lo merecía porque no es nada fácil el logro conseguido, pero el empeño de sus gentes lo hicieron posible.
Fue un día inolvidable y particularmente para mi también lo fue. Mi mujer y yo nos sentimos muy a gusto y muy halagados por sus gentes con un trato exquisito hacía nosotros, por lo que no podíamos menos que estar enormemente agradecidos.
Mil gracias por su trato y su hospitalidad a la familia Porta al completo, a la familia Belart al completo, a Enric y Mercè, a Antoní y Pepita.
Un día memorable en mi recuerdo, para no olvidar.


Foto cedida por Marta Porta.

El Meüll, año 1949. (Fotografía hecha por un grupo de cazadores que estuvieron pasando unos días por la zona)..



El Meüll, año 1997.




Foto cedida por Antonia Galera.

Marzo de 2017. Preciosa estampa invernal. El paso de la nieve convierte a El Meüll en una imagen de postal.



"El balcón de la Conca". Vista panorámica de El Meüll en su privilegiada ubicación.



Llegando a El Meüll.




Entrada a la plaza. Casa Batllevell al fondo, la escuela a la derecha.




Sant Martí de El Meüll. Construida sobre la pura roca. De planta rectangular y ábside orientado al norte. Tejado de losa de pizarra a dos vertientes. Contrafuertes reforzando la fachada lateral. Espadaña con dos vanos verticales. De mayor tamaño el inferior (para campana) y más pequeño el superior (para campanillo). La rectoría adosada a la izquierda.



Interior de la iglesia. La maleza y los escombros se han apoderado de ella. Amplio boquete en el techo. La talla de Sant Martí se conserva en un baúl en la iglesia de Mur. La custodia y un cáliz se conservan en Santa María de Valldeflors en Tremp.



Foto cedida por Ramón Cuberes.

Interior de la iglesia. Año 1949. Altar mayor. (Fotografía hecha por un grupo de cazadores que estuvieron pasando unos días por la zona).



La escuela de El Meüll.

"La planta baja era la escuela, a la cual se entraba por una puerta que hay a la izquierda del pasillo. Al lado de la ventana estaba el sillón y la mesa, sobre la cual había una carpeta granate, el plumier, un tintero de tinta china y el sello de la escuela. La pizarra en la pared de enfrente y a la espalda de los niños un mapa que pintó mi madre con todas las regiones de España, cada una con sus bailes típicos y sus trajes. En las paredes de cada lado había unos paisajes que pintó mi madre.
Cuando nosotros llegamos aquí, había unos veinte niños y niñas aproximadamente, que luego lógicamente con la emigración fueron mermando cada vez más.
Mi madre era sorda, pero para dar clases era maravillosa, controlaba muy bien a los niños y era muy respetada, mi padre era más severo con ellos cuando sustituía en alguna ocasión a mi madre, a menudo los castigaba poniéndolos de cara a la pared y les daba con la regla, cosa que disgustaba mucho a mi madre, como comprenderás los niños estaban como locos porque fuera mi madre la que los diera clase.
Subiendo la escalera, en la primera planta estaba el salón a la izquierda, una habitación y el retrete. Junto al balcón había una mesa redonda y dos sillones que fabricó mi hermano, donde acostumbraban a ponerse mis padres y donde entre añoranza y melancolía se ponían a recordar sus lugares de origen, él de Madrid y ella de Málaga. Desde aquí se veía la plaza y parte del camino que va a la fuente.
Mis padres eran más bien caseros, él si se relacionaba más con la gente del pueblo, ella con eso de no poderse comunicar trataba menos, aunque no era impedimento para estar siempre dispuesta para lo que hiciese falta, tan pronto ayudaba a sanar alguna enfermedad como enseñaba a coser y bordar a las niñas. La gente era muy agradecida y cuando hacían la matanza les obsequiaban con buenos presentes.
En la última planta había otra habitación y la cocina donde estaba la chimenea con bancos de madera a cada lado.
En verano al acabar las clases, nos bajábamos a Tremp para cambiar de aires, alquilábamos dos habitaciones con derecho a cocina y allí estábamos hasta que tocaba volver de nuevo a El Meüll".
NATIVIDAD SAN MARTIN.


"A pesar de tener cinco años no me dejaban entrar a la escuela, se ve que era pequeño todavía. Así que estábamos toda la mañana por la plaza jugando la Neus de Batllevell y yo. Me acuerdo de asomarme por el ventanal que hay junto a la puerta y ver a un señor con un bigote muy grande. Era el maestro". RAMÓN CUBERES.

Escuela actualmente rehabilitada por sus propietarios, Enric y Mercè y dotada de todos los servicios. Está dedicada al turismo rural. Es posible alojarse en ella y poder disfrutar de un lugar privilegiado, un remanso de paz, con unas vistas espectaculares y uno de los cielos más estrellados que se pueda encontrar.
A la izquierda de la escuela estaba casa La Xisca, se entraba a ella tras pasar un pequeño patio (en proceso de formar parte también del complejo de turismo rural).




Foto cedida por Ramón Cuberes.

Año 1949. Niños y niñas de El Meüll posando para la foto delante de casa Joaquim. (Fotografía hecha por un grupo de cazadores que estuvieron pasando unos días por la zona).



Casa Batllevell, la más pudiente del pueblo.
Vivió en ella el matrimonio formado por Martín y Montserrat (natural de Alsina) con los cuatro hijos que tuvieron (Pepito, Martí, Ramón y Neus), además de Montserrat (hija del primer matrimonio de Martin).
Preciosa portada en arco de medio punto con las dovelas pintadas en azulete. Poyete lateral a la puerta. El dueño de esta casa era tratante de ganado (caballos y mulas). Fue la antepenúltima vivienda en cerrarse. Se marcharon para Lleida.



Casa Batllevell. Amplio patio adonde daba la vivienda y las edificaciones auxiliares. Vista de la casa por su parte trasera. Doble juego de galerías solaneras (falta la superior izquierda) construidas en arco de medio punto con barandillas de madera buscando el sol de mediodía. Preciosa edificación ya derrumbada. Algún año se celebraba en el salón de esta casa el baile de las fiestas patronales, así como bailes locales los domingos por la tarde. La espadaña de la iglesia asoma por detrás.



Casa Castell, la ultima vivienda en cerrarse en El Meüll. Vivía en ella Josep Belart y su esposa Agustina, natural del cercano Mas de L´Hereu. Tuvieron cuatro hijos. La emigración los llevó a Tremp.
"Junto con la de Batllevell eran las dos casas más grandes del pueblo. Cerca de aquí pasaba una cabañera por donde transitaban los rebaños que hacían la trashumancia desde las montañas a las tierras más bajas. En casa pernoctaban los pastores y ganaderos cuando les pillaba por aquí, también la pareja de la guardia civil cuando estaba de ronda lo hacía. Como no teníamos luz nos alumbrábamos con lámparas de camping gas y anteriormente con candiles y velas".
JOSEP BELART.


"Angeleta, la madre de Pepito Castell (Josep Belart) siempre fue muy especial con toda nuestra familia. A mi hermana pequeña y a mí nos quería mucho y siempre la hemos recordado con mucho cariño. Hacia unas cocas con azúcar en el horno comunal para la fiesta de San Martín que eran para chuparse los dedos.
Por las tardes nos hacia unas yescas de pan con miel, jamón y unas olivas. Cuando le cogíamos hierba para los conejos siempre nos daba chocolate y caramelos. La recuerdo mucho cosiendo en la galería. A mí me hizo un vestido de cuadritos muy bonito. Era muy buena persona, lo mismo que el resto de su familia".
NATIVIDAD GIL.




Casa Castell. Los primeros rayos solares del día van dando diferentes tonalidades a la fachada. Casa Lluis a la izquierda.



El autor del blog escuchando a los que saben (Josep Belart de casa Castell).



Casa Lluis. Vivió en ella el matrimonio formado por Ventura y Consuelo. Tuvieron dos hijos (Jaume y Josep). Emigraron a Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona).



Plaza de El Meüll. De frente Casa Joaquim, con celler (bodega) a la derecha donde se encubaba el vino y se ponía a secar las cebollas y los productos de la matanza. Fue la penúltima casa que se cerró en El Meüll.
Vivió en ella el matrimonio formado por Berenguer Parisi y Dominica Rocamora. Tuvieron tres hijos (Fermín, Josep y Dominica). En 1966 se marcharon a Lleida. Años después la compró Ramón Porta de Casa Ramonet.

"En la plaza jugábamos los niños en verano, al pilla pilla sobre todo, mientras los mayores estaban sentados en el poyo, aquí también se prensaba el mosto y me acuerdo mucho de la animación que tenía el día de la fiesta, por no contarte de los inviernos cuando nevaba que siempre hacíamos un muñeco de nieve muy gordo, le poníamos ojos de carbón, una manzana de nariz y un tomate seco, que por cierto eran unos inviernos muy crudos, cuando nevaba lo hacía a lo grande, teníamos que abrir camino de casa a casa". NATIVIDAD GIL.

"Una tarde de domingo estaba jugando aquí en la plaza con otros niños y tuve una mala caída, con lo cual me rompí el brazo. Tuvo que bajarme mi padre en la mula hasta Tremp para que me lo sanara el doctor". RAMÓN CUBERES.



Casa Joaquim y la entrada a la rectoría vistas desde la puerta de la escuela. La rectoría la usaban los de Batllevell para guardar forraje.




Casa Fillat de Baix a la izquierda y Casa Nofre de frente.
Los últimos que vivieron en la de Fillat fueron Montserrat y su marido (?). Se marcharon a Suterranya. La de Nofre llevaba muchos años sin ser habitada. La compraron los de casa Llució para guardar animales.



Casa Llució. Tenía cuatro habitaciones, cocina, salón, pastera para amasar el pan, despensa, pajar y cuadra.
Vivió en ella el matrimonio formado por Ramón Cuberes (natural de Montsó) y Generosa Balagué. Tuvieron tres hijos (Josep, Ramón y Carme). Cerraron la puerta de la casa en 1951. Se marcharon a Tremp y en una segunda emigración lo hicieron años más tarde a Manresa (Barcelona).

"Se me quedó el recuerdo grabado de ver a dos maquis comiendo en nuestra casa con aquellas metralletas que llevaban entonces. Como mi padre era el alcalde pedáneo tuvimos que darles de comer. Después se marcharon. Como eramos un pueblo bien avenido nadie denunció nada.
Nos bajamos a vivir a Tremp donde estuvimos de masoveros. A los diez años de estar allí hubo un incendio en el pajar que teníamos con lo que se nos quemó todo lo que había en el interior. Mis padres ya consideraron la opción de marcharse. Me fui yo primeramente a Manresa donde teníamos unos parientes lejanos y a los seis meses ya se vino el resto de la familia". RAMÓN CUBERES.





Calle hacía la plaza. Portada tapiada de casa Nofre y al fondo puerta de Fillat de Baix.



Casa Ramonet. En el año 51 cerraron la casa y se marcharon a Palau de Noguera.
Vivió en ella el matrimonio formado por Miquel Porta Sorigué y María Juanchich Montsou, además de dos hermanos solteros de Miquel (Josep y Carme) , los abuelos (Miquel Porta Carreras y Dolors Sorigué Camps) y tres de los cinco hijos que tuvo el matrimonio (Pepito, Enriqueta y Ramón), los dos últimos (Miquel y Dolors) nacieron ya en Palau de Noguera.

"Cuando era niño tengo recuerdo de un personaje que paraba siempre en nuestra casa: el santero de la ermita de la Mare de Déu d´Arboló, recorría periódicamente todos los pueblos de la comarca pidiendo un donativo para el mantenimiento de la ermita. Llevaba una capillita pequeña con la imagen de la santa en su interior y debajo tenía un pequeño cajón con una ranura donde la gente le echaba dinero (capilla limosnera). Cuando venía por El Meüll siempre se quedaba a dormir en nuestra casa. Recuerdo a mi padre y a él sentados en la cocina hasta las dos o tres de la mañana hablando de todo lo que acontecía en la comarca". RAMÓN PORTA.




Horno comunal. Cada semana una casa diferente se encargaba del mantenimiento, les tocaba poner la leña y calentar el horno, cuando estaba listo para cocer el pan, el alguacil tocaba la trompeta para hacérselo saber a los vecinos.

"Hacían aquí las mujeres unos panadones de espinaca deliciosos. Lo mismo que las cocas". PEPITO PARISI.



Foto cedida por Marta Porta.

Año 1949. Vecino del pueblo llevando las mulas a la cuadra. Junto a la puerta de la escuela se gira para observar con curiosidad al fotógrafo que le está retratando. (Fotografía hecha por un grupo de cazadores que estuvieron pasando unos días por la zona).



Castillo de los señores de Sullá, familia nobiliaria muy poderosa en la Conca de Tremp. Lo compró Josep Belart de casa Castell y lo utilizaba para guardar cerdos. Posteriormente lo adquirieron unos particulares de Tremp y lo rehabilitaron añadiéndole una barandilla de acceso y la última planta acristalada.
"Antes no era como se le ve ahora, tenía una torre que sobresalía por encima, se veía incluso desde Tremp.
La puerta siempre la conocimos cerrada pero tenía un agujero por el que se veía un salón muy grande en el interior. Por fuera era uno de nuestros lugares preferidos para jugar, allí íbamos mi hermana Mari, mi amiga Dominica y una perrita que teníamos, se llamaba Viola y nos la regaló Pepito de Casa Castell. Por allí hacíamos nuestras ¨casitas¨ y cogíamos caracoles". NATIVIDAD GIL.




La fuente de El Meüll situada a unos 200 metros del pueblo. En verano escaseaba el agua y lo tenían que racionar: dos cántaros diarios por familia. Abrevadero para los animales a la izquierda.



Cementerio.



La excepcional vista que tenían los habitantes de El Meüll de toda la Conca de Tremp. El pueblo de Tremp en el centro, el pantano de Sant Antoní por detrás y el pueblo de Talarn a la izquierda sobre una elevación del terreno como lugares más visibles de los más de una docena de pueblos que se divisan desde aquí.




Foto cedida por Pepita Baldomà

A veinte minutos andando desde El Meüll se encontraba la masía Sellemana. Producían trigo y cebada y poseían un rebaño de ovejas. La masía era autosuficiente. Tenían horno para el pan y prensa para el vino, en las cercanías había una fuente de agua natural.
Tras la desaparición de dos hermanos y el exilio a Francia de un tercero durante la pasada guerra civil, María Fillat pasó a ser la heredera de la masía. Se casó con Agustín Berga, vecino de Alsina. Del matrimonio nació un hijo en 1950 (Antoni Berga).
Debido al despoblamiento que se estaba dando en la zona y a las ganas de Antoni de prosperar y aprender un oficio, en 1967 cerraron la puerta de la casa y se marcharon a Balaguer.



27 de septiembre de 2014. Acto de inauguración de la luz eléctrica en El Meüll.



Preparativos de la comida popular. Festa major 2014.



Foto cedida por Mercè Pons

Volvieron a celebrarse bailes en El Meüll. Festa major 2015.




La fiesta va tocando a su fin pero el ánimo no decae.
Festa Major 2017.

36 comentarios :

  1. es muy interesante vuestro trabajo, vuestra web, hoy por hoy , quisiera encontrar un lugar para volver a la naturaleza , con sus pros y contras.
    ojala mi sueño pueda ser real.
    muchas gracias por este pequeño-gran rincon
    tate

    ResponderEliminar
  2. Me gusta tu pagina,gracias por tu contibucion
    un abrazo .

    ResponderEliminar
  3. Muy completo y hermoso el trabajo relizado...felicitaciones

    ResponderEliminar
  4. Us felicito , Ramon Porta i Josep Belart, de EL MEÜLL Sé per experiencia propia que el que esteu fent es molt dur i fins i tot pot ser desgraït , pero es posible ...yes we can !.
    Una forta salutació des d'ANTIST - La Vall Fosca (LLeida), un càs similar que un dia us explicaré.

    Agustí Hereu

    SALUDOS A TODO EL EQUIPO DE ESTE BLOG. UN TRABAJO EXTARORDINARIO . YA ERA HORA !!

    ResponderEliminar
  5. Espectacular ha quedado el castillo rehabilitado!enhorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo. Todo es cuestión de gustos. Eso pensaron los que rehabilitaron el palcio de los marqueses de Ugena para el Ayuntamiento y la verdad, da pena la aberración que han hecho. Como he dicho todo es cuestión de gustos. Un saludo

      Eliminar
  6. Felicidades por la documentación. Un apunte, los Sullà de Tremp antiguos señores del Meüll no eran condes. Eran señores de Sapeira, el Meüll i Auberola, tenían el rango de nobleza y sus privilegios pero ninguún condado.

    ResponderEliminar
  7. seguir, no lo dejeis, vuestro esfuerzo y trabajo hace que no se olviden nuestros origenes

    ResponderEliminar
  8. Es un trabajo magnifico el que estais realizando.He visitado pueblos de les Valls d'Aguilar i tambien de la Vall Fosca, que hace unos treinta años estuvieron a punto de desaparecer i ahora se han recuperado felizmente.
    Seguid con vuestro afan y entusiasmo, soy de la vuestra opinion.
    Adelante

    ResponderEliminar
  9. Natividad 31 de agosto 2013 Soy la hija de los últimos maestros que estuvieron allí los felicito los felicito por el buen reportaje que han hecho tan detallado es precioso me ha traído muchos recuerdos de mi niñez y les doy la enhorabuena no dejen de hacer cosas tan bonitas como estas olé olé y olé no lo dejen de hacer, aunque ustedes no lo crean lloré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Natividad, ya lo creo que puedas haber llorado. Los sentimientos viendo estos recuerdos son muy fuertes y no es fácil controlar las emociones.
      Gracias por tu comentario y si quieres dejar el nombre de tus padres para que quede constancia de ello en la historia de El Meüll, así como alguna otra cosa que creas de interés bien puedes hacerlo.
      Saludos.

      Eliminar
  10. Hola Natividad, me llamo Enric y soy el actual propietario de la escuela (l´estudi) que estamos rehabilitando con mucha ilusión y esfuerzo intentando mantener el caracter propio del aula con su mapa y sus dibujos en las paredes.Te invito a que vengas a vernos cuando quieras.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. He descubierto este blog a través de Facebook, es muy hermoso e importante tener presente la memoria de los pueblos. Me ha encantado.

    ResponderEliminar
  12. Hola, yo soy nieto de los últimos profesores que estuvieron allí. Es muy bonito saber de tu pasado, aunque no los llegué a conocer ya que mis abuelos murieron antes de que yo naciera, aunque mi madre siempre me ha contado estas historias que mi tia Natividad, nos recuerda con tanto cariño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miguel como bien dices no hay que olvidar nunca las raíces y el pasado, mira por donde vuestra familia tenéis algún vinculo emocional con este lejano y pequeño pueblo del que a lo mejor no habríais oído nunca hablar de él sino es porque el destino llevó allí a tus abuelos.
      Tus abuelos dejaron un buen legado sentimental, que dejó huella en sus hijas y que estas a su vez sabrán transmitir a vosotros.
      Gracias por dejar tu comentario.
      Saludos.

      Eliminar
    2. Hola Faustino. Soy Maricarmen , la nieta de los últimos maestros,le leí a mi madre vuestro trabajo y lloro de la emoción,pues añora mucho los tiempos felices de su infancia junto a su querida hermana Natividad,que por cierto es mi segunda madre... Gracias de corazón.. Y felicidades por un trabajo, excelente..saludos

      Eliminar
    3. Pues si tu madre ha llorado de la emoción es prueba de que el trabajo esta bien hecho. Pero ha tenido un buen motivo para llorar porque es un sencillo homenaje a tus abuelos, es fácil de emocionarse leyendo estas historias de nuestros antepasados, los sentimientos se disparan.
      Gracias Maricarmen por dejar tu comentario.
      Saludos.

      Eliminar
  13. Mis felicitaciones por el blog, estáis haciendo un trabajo excepcional, seguid así. Los relatos de mi tia Nati han conseguido transportarme en el tiempo y en el espacio, sentir el encanto y la pureza de vivir en un entorno rural inmerso en la naturaleza. Espero que un futuro no muy lejano este pueblo recupere su vida y poder ir a visitarlo. Salud para todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un buen viaje al pasado y a la infancia de una niña en un pueblo perdido de las montañas a través de los recuerdos de tu tía Nati.
      Gracias por dejar tu comentario y tus felicitaciones,
      Una pequeña rectificación: solo hay una persona detrás de este trabajo.
      Saludos.

      Eliminar
    2. Entonces, enhorabuena por tu trabajo. Saludos.

      Eliminar
    3. Gracias nuevamente Cristina.
      Saludos.

      Eliminar
  14. Yo también me emociono...Soy Agueda, de Cartagena.Nati me ha comentado lo de este blog, esta misma mañana y al verlo puedo decir que es un trabajo verdaderamente importante tanto para los antiguos moradores de este o cualquier otro pueblo abandonado, como para los que somos testigos del reencuentro de una persona con su infancia, sus recuerdos, y sus vivencias.
    Un trabajo excelente, Faustino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Agueda, me alegra que te haya gustado el trabajo, gran parte del merito es de Natividad por aportar unos recuerdos tan enriquecedores.
      Si es verdad que es un trabajo que ahí quedara para generaciones venideras para que sepan como era la vida en el pueblo de sus antepasados y en el caso concreto de Nati pues ahí dejará un legado sentimental impresionante en torno a sus recuerdos de infancia en un pueblo lejano a donde fue a parar por culpa del destino.
      Un cordial saludo.

      Eliminar
  15. Buenos días Faustino. Gracias por este reportage. A mis suegros y a mi marido les ha gustado muchísimo leerlo.
    Mi suegro es José Belart, hijo de Angeleta de casa Castell, de la que tan buenos recuerdos guarda Nati, así como último habitante, junto su família.
    Mi suegra es Agustina, procedente del Mas del Hereu, masia agregada que también mencionas en el reportage.
    Me han pedido que escriba para decir que Nati y su família estan invitadíssimos a visitar el pueblo cuando les sea posible, que les haría mucha ilusión volver a verla, puesto que guardan un vivo y grato recuerdo de ella y su família.
    Añadir que la escuela y casa Castell han sido restauradas y en estos momentos hay obras en 2 más. El camino de acceso está muy bien en estos momentos.
    Como inciso final precisar que mi marido vivió 2 años en el pueblo, así que cuando se mudaron a Tremp, él también iba con ellos. Gracias otra vez por este pedazo de melancolía y emoción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario y por la aclaración final.
      Le haré llegar a Natividad tu invitación y se alegrará muchísimo de tener noticias vuestras.
      Yo por mi parte me alegro mucho de que El Meüll vaya hacia adelante y se haya podido recuperar. Buena noticia es que casa Castell ha sido rehabilitada. Era una buena casa, en buenas condiciones para que hubiera languidecido de tristeza.
      Me satisface que os haya gustado el reportaje a toda la familia. Gran parte del merito es de tu suegro, de Ramón Porta y de Natividad que son los que aportaron todos los datos.
      Gracias por dejar tu comentario y un saludo para toda la familia de casa Castell.

      Eliminar
  16. Hola faustino en hora buena por el reportaje tan precioso y que gracias a ti y al bloc me en terado que El Meüll se esta resusitando y no que da en el olvido pues como te con te llevo muchos recuerdo en mi corazón por años que pase a una no se le olvida las cosas de la niñez y a todos los vecinos y por su puesto a la familia de casa castell por su puesto nos gustaria ir y visitar el pueblo pues a que mando mi coreo Natividad Jilgarcia@gmail.com por si sequieren poner en con tato con migo .Muchisimas gracias Faustino por el trabajo que hace que porcierto es muy umanoy bonito un saludo

    ResponderEliminar
  17. Pepita Baldomàjueves, 03 julio, 2014

    Hola .
    Deciros que al leer el escrito de Nati por sorpresa, un día encontrándolo a través del Diari Pallars Digital.
    , decidi buscarla para tener una relación . Con sorpresa me contesto i ahora el día 4- 7-2014 nos encontraremos .
    Con su esposo, hermana i cuñado
    Tenemos previsto encontrarnos en el Meull el día 5-7-2014 por la tarde con los que revitalizan el pueblo , podremos visitar la escuela . Agradecemos el interes de todos los que hemos contactado
    Josep de Vilamolat Alcalde
    Josep i Agustina (Casa Castell)
    Ramon Porta ( Casa Ramonet)
    Enric Cardona ( Casa de l´escola )
    Marti ( Casa Miravet d´Erbull)
    Dominica, Pepito ( Casa Jequim)
    Maria, Nuria, Adelina (Masia Falset)
    Marina (Masia Auberola)

    Muchas gracias Pepita Baldomà – Antoni Berga (Masia Sellemana)

    ResponderEliminar
  18. Mi agradecimiento a Faustino Calderón que gracias a sus reportajes de los pueblos des habitados e podido volver a El Meull el cual nos hicieron un recibimiento estupendo en memoria de mis padres últimos maestros que hubo .;y A pepita baldomar y Antonio de casa senemana doy la gracias porque ellos se preocuparon de llamar a la gente todo fue precioso y nos dedicaron un libro de josep castells de vilamolat de las costunbres de los pallesos . bueno lo pasamos engrande . conocí a Ramo Porta y A Enrig el cual nos a cordomos mucho de ti . Faustino como siempre tedigo heres fantastico y que dios te bendiga portodo lo que haces de los pueblos des habitados a ver silos de mas pueblos hacen lo mismo que este: no dejarlo morir asta pronto y un a brazo grande

    ResponderEliminar
  19. Buenas tardes Faustino. Soy Marta, hija de Ramón Porta del que tu bien declaras enamorado de su pueblo. El Meüll poco a poco deja de ser un pueblo deshabitado, este año por fin y después de mucha batalla por parte de mi padre y de Josep Belart ha llegado la luz eléctrica, atrás van a quedar ya tantos años, primero con las luces de petróleo, campingas y después con los generadores eléctricos. Yo tengo casi cuarenta años y ahora se me hace muy extraño poder encender una bombilla sin oír el generador....Mi hermana y yo hemos pasado muy buenos momentos en nuestra infancia junto con las nietas de Josep Belart, eramos las reinas del pueblo...no había nadie más.
    Y ahora después de muchos, muchos años el día 27/09/2014, el Meüll volverá celebrar su FIESTA MAYOR, bajo el lema "ENDOLLA´T AL MEULL, festa major sense espelmes"
    ( Enchúfate al Meull, fiesta mayor sin velas).
    Ni que decir tiene que todos los que tenemos que ver con el Meüll estaríamos encantados de contar con tu presencia.
    Un abrazo en nombre de toda mi familia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marta.
      Recibí el cartel anunciador de las fiestas por medio de Pepita Baldomâ.
      Ya le comenté a tu padre por teléfono que me encantaría ir a la fiesta, pero por motivos de trabajo hasta uno o dos días antes no lo sabré. haré todo lo posible por asistir aunque esta un poco difícil.
      Muchas gracias por vuestra invitación.
      Ya lo creo que tiene que ser un momento especial después de tantos años el poder disfrutar de la luz eléctrica en el pueblo. Es un logro muy importante para El Meüll y como tal se merece una celebración y eso dice mucho de las personas que han luchado por ello.
      Sea como sea espero que paséis un día inolvidable, que disfrutéis mucho de un día para la historia de El Meüll en su segunda etapa y que se repita otros años.
      Un abrazo para toda la familia y muy especial para el amigo Ramón.

      Eliminar
  20. Me parece admirable la labor de todas aquellas personas que contribuyen a la recuperación de pueblos deshabitados. Tan importante es la puesta en marcha de este tipo de proyectos (frecuentemente poco comprendidos y apoyados por las competencias municipales), la restauración material de casas e infraestructuras, como la recuperación de la memoria histórica. Por este último motivo, me gustaría felicitar a Faustino, por su gran labor documental, y por dar forma a ese testimonio tan emotivo y entrañable de Natividad, consiguiendo un minucioso retrato de la fisonomía, el ambiente rural y familiar, las costumbres y, en definitiva, el día a día de El Mehüll de los años 50 y 60. Enhorabuena.
    Alicia Zaplana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo diría que casi nunca apoyados por las administraciones, salvo contadas excepciones.
      Muchos pueblos con ganas de salir adelante languidecen por la falta de ayuda y apoyo de las instituciones competentes. Así que lo conseguido por las gentes de El Meüll tiene un merito enorme.
      En lo que a mi respecta te doy las gracias por saber valorar mi trabajo, algo que hago con mucho placer y me alegro de aportar mi pequeño granito de arena a que se conozca un poquito más este bellisimo pueblo del Pallars Jussá.
      Lo de Natividad simplemente era escucharla, es una persona que tenía muchas cosas por contar y su testimonio ha enriquecido mucho el reportaje.
      Gracias por dejar tu comentario Alicia.
      Saludos.

      Eliminar
  21. Faustino no tengo mas remedio de dejar mi mensaje pues me e llevado una sorpresa que no me pasaba por la cabeza ; note puedes imaginar lo que me a gustado como as preparado el bloc de el MEÜLL pues las nuevas fotos son genuinas y el castillo como te dije lo recordaba con su toreon medio caído bueno le faltaba un trozo , <<<<pero que eso que tu dices que as puesto tu granito de arena , De eso nada as puesto una montaña por que gracias a ti el meull sea dado a conocer .y a su jete en cantadora y luchadora como yo las recordaba siempre trabajando y tratando de su perarse . Solo te boy a con tar un de talle por que las fotos antuguas no se si tela abran en seeñado ´pero recuerdo que cuando las chicas se ponian ya mocitas las mandaban a trep ,para que a prendieran a corte y confecion y iban a la ul tima moda te estoy a blando de los años 50 bueno faustino que quiere que te cuente cosa que tu no sepas , que a quedado todo precioso y el de talle dela placa y el cartel de las fiestas asido un detalle estupendo como siempre te doy la en ora buena un a brazo para La llen del EL ELMEÜLL y para ti a migo mio como dicen los catarlas una Abrasada y UN petonet mag

    ResponderEliminar
  22. Buenas tardes ¡ Faustino nose si es apropiado que le mande unas letras A la gente del ELMEÜLL pero quisiera decirle que meda mucha alegría que sigan haciendo la fiesta mayor pues a sin de muestran que su pueblo va hacia de late y que no queda enel olvido : gracias a ti mi a migo a tu trabajo des interesado as hecho que muchos pueblos des habitados se es tan res restaurado y iban cogiendo vida ? por eso quiero felicitar a todo el pueblo el cual le tengo mucho cariño y lo yebo en mi corazón ¡¡ y recuerdos de mi infancia como tu sabes ¡¡ moltes grasies a tos pues tan la megua llermana co yo los recordem mol y los estimen una abrasada pertos y parati un petonet gran per ser bona persona ¡¡mil beces gracias FAustino ¿ felices fiestas ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga Nati claro que es apropiado y bien recibido tu mensaje hacía El Meüll y sus gentes. Es señal de que aunque no vas a poder estar en la celebración de la fiesta no los olvidas y los tienes en tu mente. Tienes el corazón partio (como la canción) entre dos pueblos tan lejanos entre sí pero que marcaron tu infancia y tu adolescencia.
      Los dos los tienes bien presentes en tus escritos y tus conversaciones lo cual es de alabar porque otras gentes habrían cerrado esa etapa de su vida como algo del pasado y sin embargo para ti es pasado y presente. Pasado muy entrañable y presente muy esperanzador de poder compartir más tiempo junto a esas gentes que tan bien os acogieron.
      Las gentes de El Meüll se alegraran mucho al leer estas letras tuyas y al que no tenga ocasión de leerlo ya se lo comentaré yo.
      En cuanto a mí pues que te voy a decir; muy agradecido una vez más por tus cariñosas y emotivas palabras hacía mi persona. Compartí un día contigo en uno de tus pueblos de infancia y me gustaría haberlo hecho también en el otro, pero ya que esta vez no puede ser otro año será.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  23. Gracias Faustino eres especial como en tiendes al ser humano y es verdad lo que dices de los dos pueblos ¡¡¡ como no te voy a lavar si eres fantástico y muy humano por mi parte te aria un monumento a la persona con un corazon gradeeeeee ; tu palabras son muy e motivas y me as hecho llorar de emoción mucha gracias ¡¡ por supuesto que nos veremos otro año en nel ELMEÜLL con tu encantadora esposa ¡¡ asta otra queridos a migossss una a brasada com diu los catalas

    ResponderEliminar