Quintanas-Olmo (Cantabria)


Quintanas-Olmo se encuentra situado en un espeso robledal en las alturas del valle de Valderredible.
Fueron en sus mejores tiempos dieciocho viviendas que vivían del cultivo de cereal (trigo y centeno), y de patatas (que aparte de para consumo propio, las llevaban a vender a La Puente del Valle).
En la ganadería tenían un poco de todo pero predominaba la oveja, dedicada a la cría del cordero, los cuales venían a comprar los carniceros de Polientes.
Hay luz eléctrica desde el año 1954 suministrada por la compañía Eléctrica de Viesgo desde una minicentral ubicada en el pantano del Ebro.

Las fiestas patronales en honor a la Purisima Concepción se celebraban el 8 de diciembre. Al ser en pleno invierno el tiempo era muy desapacible y fueron varias las veces en que una nevada impidió la celebración de la fiesta por lo que el Concejo tomó la decisión de trasladarla al 8 de septiembre aunque contaron con la opinión adversa del cura. Se celebraba una misa y una procesión alrededor de la iglesia, en la comida había la costumbre de sacrificar una machorra (oveja vieja que ya no servía para la cría) quedando para el final del día el baile con los músicos que venían desde Los Carabeos (flauta y tambor).
Acudía a participar de la fiesta la juventud de Arantiones, Salcedo, Otero y Polientes entre otros pueblos, sin olvidar tampoco los familiares que estaban fuera, en Reinosa, Torrelavega, Madrid o Bilbao.

El cura venia primeramente desde Arantiones y más tarde desde Bustillo del Monte (don Daniel Martín). Daba misa semanalmente. Solicitó una caballería pues tenía que dar misa cada domingo en tres pueblos distintos.
En 1949 se cambió la fiesta patronal del ocho de diciembre al 18 de septiembre por decisión del concejo, a lo que don Daniel se opuso diciendo que no daría más misas en Quintanas-Olmo si no se devolvía la fiesta a su fecha original (8 de diciembre, la Purisima).
Años más tarde subiría a oficiar las misas correspondientes, don Bertin, el cura de La Puente del Valle.
El medico subía a caballo desde Polientes, entre otros don José García Rodríguez.
Los vecinos pagaban al doctor por el sistema de iguala. En 1938 abonaban 6,30 pesetas, en 1943 abonaban 875 pesetas al año y en 1947 abonaban 810 pesetas al semestre.
El cartero también acudía desde Polientes a repartir la correspondencia.
La maestra vivía de patrona en alguna casa del pueblo.
El herrero (Jaime González) subía desde Polientes a realizar algún trabajo de forja.

Los matorrizos (así se les conocía a los habitantes de Quintanas-Olmo), tenían que bajar al valle para casi todo por los antiguos caminos de caballería que había entonces, tardaban 40 minutos andando a Polientes, su ayuntamiento, adonde también bajaban el ultimo sábado del mes a la feria de ganado a comprar o vender terneros.
A La Puente del Valle bajaban a moler grano.
A Barcena de Ebro bajaban a coger el coche de linea de la empresa Rodríguez que hacia el recorrido Polientes- Reinosa, y ya en contadas ocasiones se desplazaban a coger el tren hasta la estación de Los Carabeos.
A Reinosa apenas solían ir, si acaso para las ferias de ganado por Santiago y San Mateo y alguna vez se desplazaban hasta el pueblo palentino de Aguilar de Campoó sobre todo para comprar vino.

En verano y con el fin de poder comer carne fresca al no haber frigoríficos ni otras formas de conservación, se mataba una oveja a la semana entre siete familias y se repartía equitativamente. Esta costumbre era conocida como "el adra".
Los domingos y los ratos libres se jugaba a los bolos en el carrejo, se echaban partidas de cartas en la cocina de alguna casa o se iba a la cantina del pueblo de Arantiones.

La emigración en los años 50 y 60 fue sacudiendo a Quintanas como lo estaba haciendo en otros pueblos de la comarca y la gente empezó a marchar fue buscando una mejor calidad de vida. El País Vasco y más concretamente Bilbao estaba en auge en aquellos años por ser un potente foco industrial y para allá se fueron yendo las primeras familias lo que produjo un efecto dominó en las demás que acabaron marchándose también para la capital bilbaina. Otro grupo de matorrizos buscaron acomodo en Reinosa. También para los pocos vecinos que fueron quedando la repoblación forestal que se hizo en los montes y que prohibía el pastoreo de las cabras y las vacas fue un gran inconveniente que acabó desanimando a los ganaderos.
En el año 1963 se quedó vacío Quintanas-Olmo cuando el matrimonio formado por Gregorio Garrido y Teófila Herrero, además del hijo (Mateo) que vivía con ellos cerraron la ultima vivienda que permanecía abierta. Con la marcha de esta familia a Reinosa el pueblo se quedó sin población permanente, pero aún así algunos vecinos seguían subiendo en temporadas y se siguieron manteniendo y cuidando algunas casas, por lo que nunca Quintanas llegó a considerarse como un pueblo abandonado.
El pueblo en la actualidad va recobrando algo de vida, sobre todo en verano con la vuelta de los hijos del pueblo que han ido rehabilitando algunas casas y por la excelente labor que está llevando la asociación allí instalada, que ha mejorado las calles y caminos, han recuperado algunos edificios y están en permanente actividad para la mejora del pueblo.

Visita realizada en noviembre de 2009.

PUBLICADO POR FAUSTINO CALDERÓN.

Viviendas situadas a la entrada del pueblo. A la izquierda la casa de la tía Juliana (Juliana Garrido Pérez), a su fallecimiento pasó a ser propiedad de Visitación Corada Garrido. La casa de la derecha era del matrimonio formado por Luciano Corada García y Ciriaca Garrido Pérez. Tuvieron seis hijos, Felicitas, Soledad, Visitación, Rosa, Casimira y José. La emigración los repartió por Valladolid, Madrid, Bilbao y Valencia.



Entrando al núcleo central de Quintanas-Olmo.




La ultima vivienda que se cerró en Quintanas-Olmo. Era la casa de Gregorio y Teófila.



Fuente y pilón.




La casa-concejo donde se reunían los vecinos para tratar temas comunes, la planta de arriba estaba destinada a escuela.



La casa de Saturio Barrio Alonso y Agustina Barrio Pérez. Tuvieron seis hijos (Heliodoro, Elena, Esperanza, Florencio, Eutimio y Natividad). Emigraron a Vizcaya y Reinosa.



La casa de la tía María (María Saiz Pérez).




Vivienda rehabilitada, en su primitiva configuración pertenecía al matrimonio formado por Dámaso Herrero Garrido y Consolación Herrero Hernández. Tuvieron una hija, Laura, casada con Eufronio de Arantiones. Emigraron a Reinosa.




Precioso edificio destinado a granero, con unas curiosas ventanas geminadas.



A unos 200 metros del pueblo esta la iglesia de La Concepción. De planta rectangular y tejado a dos vertientes. Adosada en su lado oeste se encuentra la torre-campanario, coronada por tejadillo a cuatro aguas y un pináculo en cada extremo. A la derecha el cementerio.



Puerta de entrada a la parroquial mediante arco escarzano. Cruz latina sobre el dintel e inscripción en letras de molde con el nombre de la iglesia y la frase AVE MARIA PURISIMA.



Interior de la iglesia. La pila bautismal fue trasladada a la colegiata de San Martin de Elines.



Vista del pueblo desde el campanario de la iglesia.


32 comentarios :

  1. Como siempre, muy interesante.

    Agustí

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por el reportaje y las fotografías. Me ha encantado.

    Javier

    ResponderEliminar
  3. hola,me llamo andrés catena.estoy emocionado de ver quintanaolmos,yo estube allí en el 2001restaurando las casas de los chicos de la asociación Aldebaran.tengo 42 años y una nueva vida...gracias"

    ResponderEliminar
  4. hola soy luichi y estoy en quintanas olmo y se esta de lujo,,un saludo

    ResponderEliminar
  5. Enhorabuena por la labor, tanto de elaboración de este reportaje como de las personas que se encargan de que este pueblo siga adelante.

    Alberto

    ResponderEliminar
  6. Es un pueblo precioso, seguro lo visitare dentro de poco.

    ResponderEliminar
  7. He tenido la oportunidad de conocer este blog viendo un reportaje en televisión, y la verdad, viendo estos pueblos deshabitados me he emocionado, sobre todo pensando en el mío que está en Orense, el cual por fortuna, está habitado. Los hijos de emigrantes gallegos, gracias a nuestros padres, seguimos llenando sus calles. Las casas se han rehabilitado de mala manera, o se han hecho nuevas, perdiendo así la autenticidad. Gracias por el blog. Cuando pueda haré una ruta por esos pueblos.

    ResponderEliminar
  8. Me ha emocionado ver estos pueblos deshabitados, porque me recuerdan las raices de mis padres, su vida. Yo he pasado vacaciones con mis padres en el pueblo donde nacieron, no teníamos ni agua, ni luz ... pero que bien lo pasé! Eramos urbanitas, con todas las comodidades, y llegábamos al pueblo, donde no había agua corriente, teníamos que ir a la fuente. Gracias por el blog. Marisa

    ResponderEliminar
  9. Hola , a primeros del 2012 conoci Quintana Olmo , la bisabuela de mi hijo nacio allí , fallecio a la edad de 98 años y quería ser parte de su querido pueblo .Va por ti amama Sole .
    Los chicos que viven allí son majísimos y super amables . Animo a que vayáis a conocer el pueblo , es especial .

    ResponderEliminar
  10. Curiosamente era maestro de Quintanas-Olmo en los años 30 Joaquín Seró Sabaté, autor de un libro escolar llamado "El Niño Republicano" que hoy han reeditado y se puede encontrar en toda España.

    ResponderEliminar
  11. HOLA , EN RECUERDO DE UNA FAMILIA DE QUINTANAS OLMO .
    Familia CORADA .
    Rosa Corada, nacida en Quintanas Olmo ,fallecida en Madrid .
    Citas Corada , nacida en Quintanas Olmo , fallecida en Valladolid .
    Visi Corada , nacida en Quintanas Olmo , fallecida en Valencia .
    Sole Corada , nacida en Quintanas Olmo 6 de octubre 1913 , fallecida en Bilbao 24 de enero 2012 .
    De los hermanos que estas vivos son :
    Casimira Corada , que vive en Madrid y Pepe Corada que vive en Bilbao .
    Muchos besos para toda la familia .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantaría saber quien eres!!. Yo soy hija de pepe corada y veo que conocer bien a mi familia. En cualquier caso, gracias por este homenaje.

      Eliminar
  12. Hace poco fuimos a conocer este pueblo para estudiar un proyecto pero nos quedamos con las ganas de ver la iglesia por dentro alguien sabe quien podra tener las llaves de la iglesia ? 1 saludo !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy posible que las llaves de la iglesia las tenga el sacerdote de Polientes. Un saludo.

      Eliminar
  13. Super intrugante, cuantas historias habra de gente que ha pasado los ultimos momentos de su vida en ese pueblo, historias de amor, de buuff.. De muchas cosas bonito lugar

    ResponderEliminar
  14. Yo conozco muy bien Quintanasolmo. Incluso asistí como alumno a su escuela en los años cuarenta. Doy razón de casi todas las personas que se citan en los comentarios. De hecho, soy descendiente de la familia Herrero.
    Hasta hace tres años lo he visitado todos los años, una o más veces. Siendo pariente de Tomás, y visitándonos a menudo.
    Es una lástima que un pueblo tan ameno cuando estaba habitado, que era como una familia haya quedado en este estado de abandono.

    ResponderEliminar
  15. Creo que este pueblo correrá mejor suerte que otros. La existencia de camino asfaltado y luz eléctrica, sumada al hecho de esa Asociación que está trabajando para recuperar sus construcciones, hará que seguramente sea un lugar de temporada para algunos de sus antiguos habitantes. Sin duda es un magnífico lugar para pasar unos días en contacto don la naturaleza.
    Enhorabuena por el trabajo. Un abrazo desde Huelva, Faustino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo expones a la perfección en tu comentario. En Quintanas Olmo se dan todos los condicionantes para que el pueblo cada vez vaya a más.
      Es un lugar de retiro maravilloso, para desconectar del bullicio de las urbes y para contactar con los placeres de la naturaleza.
      Un abrazo Antonio.

      Eliminar
  16. Hola soy Javi y soy uno de los chicos que estaba allí rehabilitándose y aquello es una maravilla yo hace años que estuve y gracias por que ahora llevo una buena vida y saludos a todos los de allí y ya e visto LUIGI que también has comentado

    ResponderEliminar
  17. Hola, navegando sobre Arqueología de la Guerra Civil he entrado en este blog, la verdad es que me ha gustado y creo que es un esfuerzo que bien merece un comentario como mínimo, tengo que seguir leyendo, pero Gracias por permitirme viajar desde mii teclado a tantos sitios desconocidos. Manuel Liñán

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues se agradece que te hayas tomado la molestia de escribir unas palabras para hacer un reconocimiento hacia el blog.
      Sigue leyendo que tendrás ocasión de descubrir historias muy interesantes y lo que es más importante: muy humanas.
      Gracias por dejar tu comentario Manuel.
      Saludos.

      Eliminar
  18. Olá Boa Tarde:

    Hoje por acaso encontrei o seu blog, Muito interessante e recomendável. Dou-lhe os meus mais sinceros parabéns pelo seu fabuloso trabalho.

    As fotos e os textos que testemunham a sua passagem por muitas aldeias desabitadas são de nota dez: magistrais.

    Receba um forte abraço pela sua grande cultura, sensibilidade e carinho com o que fez este blog que me tem emocionado.

    Muitos Parabéns e Muito obrigado Faustino!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me siento muy halagado por estas preciosas palabras y por tu buena sensibilidad a la hora de valorar el trabajo de este blog. Me han emocionado.
      Alexandre, muchísimas gracias por tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Buenas noches ¡ Me a sorprendido mucho este post, pues uno de los que construyeron la casa que se puede apreciar con color amarillo, ese fui yo ,, y toda la carpintería que se construyo pasaron por mis manos,,, cuanto me gustaria de que alguien de la asociación que por lo visto sigue allí, se pusiese en contacto conmigo, dejo mi correo ,, aalbertlondon@gmail.com un saludo a todos y por cierto el pueblo es maravilloso, que gran labor hicimos con Aldebaran¡¡

    ResponderEliminar
  20. Muchas gracias sr. Faustino Calderón por este post tan impresionante¡¡ Un saludo¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay de que. Me alegra que te haya gustado y de que tengas tan buenos recuerdos de tu estancia en Quintanas-Olmo.
      Gracias por dejar tus comentarios.
      Saludos.

      Eliminar
  21. Soy de las adictas a Quintanas lo conozco desde bien pequeña y mi madre fue la que reavivo el pueblo por el cariño que le tenía.

    ResponderEliminar
  22. Buenos días, a tod@s:
    Me llamo Floren, soy familiar del último habitante permanente de Quintanas-olmo (tío Gorio y familia).
    Tomás, el último alma del pueblo, conocedor de todos sus entresijos y pasado, falleció en Febrero de
    2011, y con él, se fue una de las memorias de Quintanas-olmo, dejándonos huérfanos de sus conocimientos.
    Quintanas-olmo sigue vivo. No está abandonado. Si pasáis por allí seréis bien recibidos.
    El día de la fiesta, ya no podremos tañir y voltear la campana, porque nos ha sido robada este pasado otoño. Qué falta de respeto por parte de quién haya sido. Era un elemento importante en el día a día del pueblo.
    Agradecido por el trabajo de Faustino, muy correcto y claro.
    Saludos, desde este rincón de Cantabria, de un matorrizo de Quintanas-olmo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desconocía el fallecimiento de Tomás y por lo que veo han pasado unos cuantos años ya.
      Ya lo creo que fue una de las memorias de Quintanas-Olmo puesto que todo lo que escribo en este reportaje me lo contó él.
      No quiso que figurara su nombre y prefirió dejarlo en el anonimato.
      Escribo mi pesar por su falta y mi agradecimiento por la colaboración impagable que hizo para dar forma a este reportaje.
      Lo de la campana repugnante y vomitivo. Hubo un expolio cruel y dañino en el siglo XX y llegados al siglo XXI seguimos con la misma lacra.
      Floren, muchas gracias por dejar este sentido comentario.
      Si eres tan amable me gustaría que me escribieras al correo electrónico para comentarte una cosa.
      Un cordial saludo.

      Eliminar
  23. Buenos días,
    soy luis Cuena, el apellido es un topónimo de Valdeolea (Cantabria) de donde proviene mi familia paterna. Quisiera comentarle que hay un par de pueblos abandonados, algo más al oeste de Quintanas-Olmo, son Candenosa y Moroso, accesibles por pista forestal desde Hormiguera, junto a la autovía A-67, que si tuviera interés por visitar estaría encantado de acompañarle.

    Aprovecho para hacerle una precisión sobre el origen de la electricidad de Quintanas-Olmo (y de casi todos los pueblos del Sur de Cantabria): desde los años 50 hasta nuestros días, el suministro provenía de la empresa Electra de Viesgo (no existe ninguna central en Puente Viesgo) que seguramente generaba con minihidraulica proveniente de la minicentral situada en el Embalse del Ebro, inaugurado por esa época.

    La desaparición de varios pueblos por las aguas del pantano es otra historia de pueblos deshabitados en aras del progreso de otros lugares, que tantas veces se ha repetido durante el s. XX en la España del interior.

    reciba un cordial saludo

    Luis Cuena
    Somarriba (Pámanes)
    Cantabria

    M: 606906997

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente lo copié yo mal cuando me facilitaron los datos sobre el suministro de la energía eléctrica. Ya queda corregido.
      Conozco la existencia de Candenosa y Moroso pero nunca he llegado a ir a conocerlos.
      De hecho una vez que estaba por la zona estuve a punto de hacer la caminata para visitarlos pero las cosas se torcieron (lluvia abundante) y lo dejé para otra ocasión, que hasta el momento no se ha producido.
      Muchas gracias por dejar su comentario, por su corrección y por el ofrecimiento a acompañarme a visitar esos dos despoblados. Lo tendré en cuenta cuando vaya por esa zona.
      Un cordial saludo.

      Eliminar