Chiriveta (Huesca)


Chiriveta es un pueblo situado en los confines de la Ribagorza, en los limites con las tierras catalanas, perteneciente en la actualidad al municipio de Viacamp-Litera.
Unas 10 viviendas, todas ellas de mampostería, componían este núcleo que padecía un aislamiento muy acentuado como todos los de la parte aragonesa de la sierra del Montsec, con malos caminos de caballería hacia Puente de Montañana y Litera, sus dos salidas más naturales.
Aprovechaban las tierras con el cultivo de trigo y cebada, además de viñas y en los animales era el ganado lanar el que predominaba.
Celebraban dos fiestas al año. La fiesta grande para la Asunción en agosto, donde hacían misa y romería a la ermita de Nuestra Señora del Congost, se mataba un cordero para la ocasión y se hacia baile en la plaza animado normalmente por músicos del propio pueblo. La fiesta pequeña era el tercer domingo de septiembre.
Tenían cura residente en el pueblo, así como la maestra y el cartero, mientras que el medico venia cuando la ocasión lo requería desde Puente de Montañana.
En la década de los 50 y primeros de los 60 se produjo la emigración masiva de los chirivetanos, debido al aislamiento anteriormente mencionado, y la búsqueda de un futuro mejor en las ciudades, así como el cierre de la escuela perjudicó a las ultimas familias que residían en el pueblo, al tener que mandar a sus hijos a estudiar fuera, decidieron irse con ellos. La gente marchó principalmente a Barcelona y Lleida, alguna familia a Alguaire y a Tamarite de Litera.
Después de partir los de Casa Borrás en los años 60, se quedó la familia de Casa Sarramona como únicos habitantes del pueblo durante todos estos años. Actualmente el hijo de esta casa (Ramón Turmo) es el único morador permanente del pueblo, dedicado a mantener ganadería ovina. Aunque Chiriveta esta viendo como se recuperan algunas casas y seguramente va a ir cada vez a más pues cuenta con infraestructuras básicas como luz y agua corriente, el camino de acceso al pueblo esta muy mejorado a lo que se añade estar situado en un paraje de mucha belleza y tranquilidad.

*Deshabitado desde 2011*

PUBLICADO POR FAUSTINO CALDERÓN.

Visitas realizadas en noviembre de 2009 y en septiembre de 2014.

Entrada al pueblo viniendo por el camino de Mongay.




Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Piedad.




Escuela de Chiriveta. Acudían también a ella los niños de las masías cercanas y los del pueblo de Montgay, que realizaban un trayecto de una hora y media desde su pueblo para asistir a clase. A la derecha, lo que se ve abierto era la pequeña oficina de correos.



Casa Borrás, la más pudiente del pueblo. Se marcharon para Lleida en 1966.




Prensa de vino en un lateral de Casa Borrás.




Casa Sarramona, Casa Puyané y Casa Capdevila sobre un montículo en la parte alta del pueblo.



Casa Sarramona, la última que se cerró en Chiriveta.




Casa Puyané, mampostería en estado puro.




Fachada lateral de la escuela, la iglesia a continuación.




La abadía vista desde la puerta del viejo cementerio.




Casa Teixidó.




Bordas, era, fachada lateral de casa Juan, al fondo la escuela.




La subterránea fuente de Chiriveta.




Pilaret de advocación desconocida a 300 metros del pueblo.




Impresionante ubicación de la ermita románica de Nuestra Señora del Congost en un cantil sobre el Noguera Ribagorzana. Se encuentra situada a 40 minutos de Chiriveta.



Interior de la ermita, fue restaurada en 1996. La talla original de la virgen se encuentra en la parroquia de Puente de Montañana.



Vista del Noguera Ribagorzana desde la ermita, antes de entrar en el imponente congosto de Mont-rebei.

11 comentarios :

  1. Muy guapas las fotos de Chiriveta,me alegra que te gustase;déjame añadir por lo que me toca en proximidad,que el entorno es precioso,y muy digno de hacer una visita.
    Una curiosidad:a 800 metros más allá de Chiriveta,existe un antiguo camino enlosado,que nos hará alcanzar la cota de un cerro denominado "El Mas";donde hay varias edificaciones sólo usadas por pastores.Dicho camino,está flanquedado por sendos muros de "opus spicatum",y debe de ser antiquísimo,según lo ví yo en su día.Podemos verlo desde el visor Sigpac,donde se aprecia como parte de la pista totalmente recto hasta lo alto del cerro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado la última foto, es de libro.

    ResponderEliminar
  3. Maravilloso pueblo, como muy bien sabes tuve el placer de visitarlo por primera vez recientemente y esta practicamente igual.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Hola a todos!
    Cierto es que Chirivieta, montgai... son lugares maravillos, pero la proxima vez que visitéis la zona, no os olvideis de los que están en la cara sur de la sierra: L'Estall, donde la historia de Santiago Pena os sobrecojerá, Finestras y su gran muralla china, Fet... y por supuesto Montfalcó, enclave privilegiado de la sierra, encarado completamente al congost de Montrebei y sobre Canelles.
    Son visita obligada, también os recomiendo el albergue de montaña que se encuentra allí, Casa Batlle (la única casa que queda en pié y hoy en día convertida en refugio)
    http://www.guiasdelmontsec.es/casa-batlle.html

    Gracias y un fuerte abrazo!
    Toño.

    ResponderEliminar
  5. maria isabel chirivetesábado, 25 enero, 2014

    Me encanta saber que hsy un pueblo con ese nombre.yo me apellido chirivete y a veces me dicen CHIRIVETA.me gustaria ir alguna vez.

    ResponderEliminar
  6. es una pena que se hayan perdido estos pueblos,yo soy hijo de montañana
    hace años que me marche,pero en verano siempre vamos a pasar el dia y comer.

    ResponderEliminar
  7. el sábado pasé por chiribeta, yo ni sabía que existía, íbamos a cazar el jabalí en mongay y pasamos por allí. Vi que el pueblo está en ruina, solo vi dos casas restauradas, la demás todas al suelo, y parece que hace ya muchos años por que en algunas había unos árbloes bien crecidos, saludos, espero volver a estar a este pueblo mínimo otra vez en mi vida ya que me apasionó, el hecho de vivir en un lugar tan aislado del mundo tiene su mérito

    ResponderEliminar
  8. Pues mas me encanta a mi, que soy de Chiriveta, unos parajes de ensueño, en primavera es precioso, todo verde, los riachuelos llevan agua, los pájaros cantan dia y noche, el dia se hace mas largo y soleado, las vistas maravillosas, eso sí un poco abandonado, aunque a lo mejor ese es el encanto, solo, tranquilo y silencioso, un pueblo medieval de lo mejor de la comarca, con sus lindes, caminos y huertos ballados con paredes de piedra, cuando yo nací parecia un belen, todo conservado, piedra que se caia, priedra que se reponia, los huertos estaban a rebosar, con árboles frutales por doquier, las conservas, adobos, legumbres, animales de corral, jamon, cordero y buen vino casero eran nuestro sustento, apenas se necesitaba reponer con productos externos, salvo la sal los arengues, platanos, sopas etc. - yo por suerte aún poseo una de las pocas casas restauradas, para disfrute de sus paisajes y añoranza de los viejos tiempos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si verdaderamente es uno de los lugares existente en la denominada zona de la Franja, donde parece que el tiempo se haya quedad estacado, su naturaleza y su entorno aun virgen, su caminos vallados con piedras y sus vistas son maravillosas.
      Visito es te pueblo varias veces durante el años, es un lugar excelente para despejar los trajines de la ciudad.

      Aconsejo visitar el castillo y la ermita de Ntra. Sra., del Congost y para aquellos mas atrevidos y sin vértigo les aconsejo que hagan el "Pass la LLua", disfrute gratuito y con una vistas maravillosas de "L'estret de Monrebei" y la coba del Maquí..

      Saludos

      Eliminar
  9. Bien hay que felicitar al,Sr. Faustino Caldero, por su aportación, tanto en sus comentarios como sus fotos, son únicas y extraordinarias. Aunque debo corregir al Sr. Caldero en algunos de sus comentario, puesto que comenta que el pueblo se quedo vacío a partir de los 70s y 80s, no siendo así, pues la penúltima familia que abandono el pueblo, fueron los de Casa Borras y estos se marcharon hacia Lleida, en el verano de 1966, quedado únicamente en el pueblo la familia de Casa Ventura, los cuales han residido en el pueblo hasta el 2007, y desde entonces, el único perteneciente a esa familia vive en Benabarre.
    El abandono de este pueblo comenzó mediados del siglo pasado hacia los años 50, por las causa que sufrieron otros igual de esa comarca y otras. Todo lo que el pueblo hoy guarda de belleza y encanto, en tiempos pasados fue todo lo contrario pobreza y mucha miseria y esa fue la única realidad del abandono, pero este abandono lo sufrieron otros como; Mongai, Lestall, Litera, Montfalco, Finestres y otros,

    Riba

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Corregidos quedan los errores en las fechas.
      Gracias Geni por los nuevos datos que aporta sobre Chiriveta y en concreto sobre Casa Borrás.
      No acabo de entender lo de Casa Ventura como la última casa que se cerró en el pueblo, según mis datos es Casa Sarramona, como así me lo contó Ramón cuando estuve allí en 2009, donde ya solamente vivía él en el pueblo aunque con intención de marchar próximamente.
      ¿Sería la misma casa pero con dos nombres distintos al transcurrir de los años?
      Gracias por dejar su comentario.
      Saludos.

      Eliminar