Las Casillas de Bezas (Teruel)


Agradecimiento a Ramiro de la pagina web http://www.bezas.org , por su desinteresada colaboración y por ponerme en contacto con las personas adecuadas y a Marcial Martinez del pueblo de El Campillo por ejercer de informante con tan buena predisposición.

Las Casillas de Bezas es una aldea turolense enclavada en el termino municipal de Albarracin.
A 1180 metros de altitud, se sitúa en un montículo sobre la rambla del Cabello.
Nueve viviendas  conformaban la población, dedicadas a la ganadería, con ganado de ovejas y cabras y al cultivo de trigo y cebada.
Nunca tuvieron agua en las casas, la cogían de un pequeño manantial que había por debajo de la masada, ni tampoco tuvieron luz eléctrica, por lo que los candiles fueron su única fuente de iluminación.
Había una pequeña ermita junto a las eras para los oficios religiosos.
No había escuela por lo que los niños se desplazaban a la de El Campillo recorriendo diariamente 5 km.
El cura procedía del pueblo de Bezas, lo mismo que el médico.
De El Campillo acudían vendedores ambulantes ofreciendo productos de cacharrería y comestibles.
Algunos jóvenes iban a Bezas los domingos a disfrutar del cine y del baile que allí se celebraba.
En el año 1984 aproximadamente el señor Apolinar con su mujer y su hijo cerraron la ultima casa que estaba abierta con lo que se apagó para siempre el ultimo rayo de luz que mantenía con vida la masada.
Una de las causas principales de la marcha de la gente fue la repoblación forestal de pinos que prohibió el pastoreo de las cabras, con lo que se acabó con uno de los principales recursos de Las Casillas. A ello se le añade la falta de infraestructuras que había en la aldea y la llamada de las grandes ciudades por los alicientes que allí se daban. La gente emigró a Teruel, a Barcelona y alguna familia a Francia.

Visita realizada en mayo de 2009.

PUBLICADO POR FAUSTINO CALDERÓN.

Entrada a Las Casillas de Bezas.




Foto cedida por Roberto Tartaj

La ermita de San Antonio. De una sola nave y planta rectangular. Sin cubierta. Viga de madera haciendo las veces de dintel en la puerta. Ruina total.



Delimitación de esquinas conformando la calle. Vivienda de tres pisos. Escasez de ventanas. No había que dejar pasar el frío.



Portalón de acceso al patio de la vivienda que protegía de la intimidad de la calle.




Viviendas en buen estado. Son mantenidas por sus dueños para evitar el derrumbe



Vivienda sin cubierta. El derrumbe parece próximo. Puerta de madera de doble hoja, dintel hecho de viga de madera. Minúsculos vanos en las ventanas, para proteger la entrada de frío al interior.



¡Cuantas tardes sentad@ a la sombra de la sabina!




Camino de la ruina definitiva.




Saliendo de Las Casillas por el camino de Bezas.

4 comentarios :

  1. mi padre nacio en una de esas casas y el quiso q las vieramos y hemos dormido varias veces en ella, es una sensacion inexplicable la q sientes.

    ResponderEliminar
  2. Hola Faustino,gracias a tu blog supe de la existencia de Las Casillas de Bezas,tengo casa cerca de Albarracín hace más de 20 años y no había oido hablar de esa aldea,fuí a visitarla hace un par de semanas y la verdad es que se te cae el alma al suelo al ver esas casas en estado de ruina,otra véz,gracias por tu blog y compartirlo,saludos

    Roberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Roberto pero en las ruinas esta también el encanto, es otra manera de contemplar la belleza, solo nos queda disfrutar de ellas mientras que sigan en pie e imaginar y admirar como era la vida alli.
      Gracias por tu comentario amigo.
      Saludos.

      Eliminar
  3. yo e estado alli hace muxos años...mi padre fue nacido alli...tambien hemos visto las trinxeras...akello es maravillo...

    ResponderEliminar