Beroiz (Navarra)

Antiguo lugar de señorío del valle de Izagaondoa. Se encuentra en una elevación del terreno sobre la carretera que atraviesa dicho valle.
Consta de dos viviendas y una iglesia. Cultivaban trigo,cebada y avena principalmente complementado con la ganadería (vacas y ovejas).
Celebraban su fiesta patronal en noviembre (San Martin). A pesar de ser el pueblo pequeño era una fiesta muy concurrida pues acudía gente de los pueblos cercanos. Los hijos de Javier Martinez que era el amo tocaban la guitarra y la bandurria.
Iban hasta Ardanaz el día del Corpus pues allí era celebrado y había una procesión.
Al cercano pueblo de Iriso acudían a oír misa dado que la parroquial de Beroiz solo se abría el día de la fiesta o en alguna fecha muy especial, cuando esto sucedía era el cura de Ardanaz el que acudía a Beroiz a celebrar la ceremonia religiosa.
En los carnavales era costumbre que los niños se disfrazaran y bajaran al pueblo de Iriso, al igual que la víspera de Reyes llegaban a Iriso haciendo ruido con esquilas y pucheros.
A la capital del valle (Ardanaz) iban los niños a la escuela junto con los de Iriso. Mientras que los adultos acudían a visitar al herrero y a echar un trago en la taberna.
Santos Martinez y su familia fueron los últimos de Beroiz. En el año 1962 en compañía de su mujer, un hijo y los abuelos, se marcharon a vivir a Pamplona.
Después todo el pueblo se vendió al Marques de Jaureguizar que incluso tuvo una niña al poco tiempo y la bautizó con el nombre de Maria Beroiz.

Fernando Hualde muestra toda la rica historia de Beroiz en dos excelentes reportajes:
Beroiz: Dos casas y una iglesia.
Beroiz: Al otro lado de la puerta.

Visitas realizadas en marzo de 2009 y mayo de 2017.

PUBLICADO POR FAUSTINO CALDERÓN.

Subiendo a Beroiz.




Los edificios que conforman Beroiz: la iglesia y las dos viviendas.



La iglesia de San Martin.




Portada de acceso a la parroquial. Impostas sujetando el arco de la dovela. Cruz latina esculpida en la clave.



Interior de la parroquial. Cabecera de la nave con el altar mayor. Puerta de la sacristía.



Casa Nueva o casa Enrique. Los amos vivían en esta casa por encontrarse en mejores condiciones que la casa Palacio, la cual quedaba para el pastor.



Horno de pan en el interior de la masadería de la Casa Nueva.




Casa Palacio.




Vista lateral de casa Palacio. De forma rectangular.




Vista de Beroiz desde las alturas.

13 comentarios :

  1. Ayer fuí con mi hijo a recorrer tres lugares deshabitados de Izagandoa por ver in situ, todos estos sitios que con el paso de los años se han ido abandonado y la verdad es que fué alucinante recorrer las calles y casas de Mendinueta, Beroiz, Urbicain y por último Eransus.
    Invito a que la gente disfrute con el trabajo de investigación del autor de este recorrido a nuestra historia, una manera distinta de pasar una tarde y de disfrutar en familia.
    Lastima del palacio de Beroiz que lo tienen como una cuadra para las ovejas y de Urbicain que se adueñado una ganadería de él, han hecho dos mostruos de naves que afean lo que ha sido una preciosidad de pueblo.
    Gracias por acercarnos lo que realmente tenemos cerca por historia, tiempo y distancia.

    ResponderEliminar
  2. Pikatxu, gracias por tu comentario, se agradecen estas palabras de apoyo. Urbicain, es muy bonito, una delicia a pesar de lo que comentas de las naves ganaderas, si uno se olvida de esto y pasea por el pueblo disfrutara en silencio porque el pueblo a pesar de estar vacio esta muy bien conservado, esta pendiente para un futuro reportaje en el blog. Mendinueta esta muy caido y si tuvo que ser un lugar muy bonito por lo que dejan ver sus muros y Eransus no tengo el placer de conocerlo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Soy un chaval de Izagaondoa y este reportaje me parece que es de los mejores. Tiene alguno mas sobre Izagaondoa, Faustino Calderón? Me gustariía que me respondieras en damian19081@hotmail.com
    Gracias

    ResponderEliminar
  4. Excelente blog. Mi madre nació y vivió en Beroiz hasta su boda. Era hija de los dueños del caserío y se casó a Ardanaz, Desde la cocina de su casa de Ardanaz veía como se iba deteriorando el caserío a partir de la compra del mismo por parte del Marqués de Jaureguizar. De ser un lugar con vida, dos viviendas habitadas y todo en su sitio a pasado a ser un lugar desolado y en ruinas.
    ¿Quién tuvo la culpa? Mi abuelo por vender o el marqués por comprar algo que no tenía la menor intención de mantener?
    Todos los años voy varias veces y compruebo como se va deteriorando irremisiblemente. Una pena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu abuelo no creo que pensara nunca que Beroiz iba a acabar así y el marqués lo compraría con algún motivo que luego no llevó a la practica.
      Ha sido el sino de muchos pueblos, que unos por otros los han dejado caer.
      Por lo menos que se mantenga viva la memoria de una aldea que tuvo vida y que los que tenéis vuestras raíces allí no lo olvidéis, como es tu caso visitándolo siempre que tienes ocasión.
      Gracias Felix por dejar tu comentario.
      Saludos.

      Eliminar
  5. Soy de Zamora y según me an dicho siempre mi abuelo nacio en Beroiz y que mi apellido es del pueblo pues a mi abuelo no lo conoci si a alguien le suena el apellido Berodas por favor que conteste muy agradecido de ante mano y muchas gracias

    ResponderEliminar
  6. Felix Otano, si tu miraba tanto por la ventana es de extrañar que no hubiese visto como los beneméritos Marqueses de Jaureguizar restauraron la iglesia de beroiz. A su costa sin desembolso alguno por parte del Obispado. Y si tanto miraba por la ventana....¿cómo pudo no advertir cuando fue violentada la puerta de la iglesia recién restaurada y robados sus contenidos, tallas y retablo? Tu madre también habrá sido testigo cuando los marqueses repoblaron el monte, siendo después alevosamente quemado. Tanto que miraba y resulta que no vió nada.

    ResponderEliminar
  7. Para los comentarios sobre el pueblo de Beroiz-Berois, si de algo vale aportar , en la emigración a sudamérica de mediados del siglo 19 hubo familias con dicho apellido que se radicaron en Partido Magdalena (Provincia de Buenos Aires-Argentina) y también en Uruguay.

    ResponderEliminar
  8. El último habitante de Beroiz, Santos Martínez, con su mujer, un hijo y sus padres, se fue a Pamplona a vivir, no a Grez como ha escrito el autor, aunque sí es cierto que su mujer era de este último precioso pueblo. Por lo demás una pena el abandono de estos pueblos tan pequeños y entrañables. Orgulloso de tener las raíces en esta zona de Navarra.

    ResponderEliminar
  9. Falso lo de que Santos Martínez fue a vivir a Grez. Más rigor informativo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario sobra, por lo menos las formas.
      Si yo lo escribo de esta manera es porque así me lo contó el informante.
      El no creo que se lo inventara, pudo tener una fuente equivocada o confundirse a la hora de comentar el destino.
      Me parece que un comentario haciendo ver el error con buenas palabras es más instructivo. Lo corrijo y ya esta pero no hay que sacar punta.
      Creo que puede tener más valor el que alguien se haya preocupado de sacar a Beroiz del olvido que el hecho de que un destino de la emigración este mal escrito.

      Eliminar
    2. A pesar de que no viví más que nueve meses en Beroiz , antes de ir con mis padres a Pamplona , mis sentimientos más emotivos , salen cuando voy allí un par de veces al año.

      Eliminar
  10. Nuestro apellido es Beroiza. Los Beroiza se avecinan en la region sur de Chile por allá por el 1875, en Santa Barbara (Provincia de Bio-Bio)

    ResponderEliminar